Portada :: Ecuador
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-01-2018

El derecho a la esperanza

Jaime Galarza Zavala
La Cometa




En algn lugar de Noroccidente de Pichincha, en la noche del 31 de diciembre, un grupo de festejantes del Ao Nuevo se aprestaba a quemar al Viejo en la efigie del Vicepresidente de la Repblica Jorge Glas. Por qu l justamente? La respuesta la dio uno de los jvenes presentes: Porque este sinvergenza nos rob a todos los ecuatorianos, a lo cual una mujer de edad agreg: A este ladrn deberan quemarlo vivo, no en mueco, en tanto un hombre maltrajeado remat: todos los polticos son ladrones.

En estas frases se podra sintetizar un estado de nimo corriente en los ltimos tiempos en el Pas de la Mitad del Mundo. Un estado de nimo que refleja una profunda desesperanza, fruto de la campaa de odio que nos inunda, envuelta en una maraa de verdades y medias verdades, rumores y calumnias, acusaciones de traicin y deslealtades, descalificacin de cualquier logro social o poltico alcanzado en los ltimos diez aos, en la que para unos fue una dcada ganada y para otros todo lo contrario: una dcada irremisiblemente perdida.

Una de las causas principales para esta situacin de amargura sin duda extendida, es la divisin y drstica ruptura de Alianza Pas, el movimiento que suscitara tanta esperanza en aos anteriores por los avances a favor del pas, de su soberana, de los derechos de la gente, y que comenz a declinar severamente con la derrota que sufriera la organizacin en febrero del 2014 durante las elecciones municipales.

Las voces que se alzaron entonces para exigir rectificaciones jams fueron escuchadas: Sigue campante el sectarismo, la ausencia de autocrtica, la falta de rectificaciones, los compadrazgos. Hasta que llegamos a las elecciones presenciales y enseguida la mencionada ruptura, adobada con el juicio contra el vicepresidente y el tsunami de oportunismo desatado a todos los niveles, con asamblestas que se acostaban correstas y amanecan morenistas por arte de magia (o por arte de maquiavlicos magos).

Quiere esto decir que todo est perdido para siempre? No, en modo alguno. Nuestro pas es de grandes resurrecciones despus de que ha cado en el abismo y en las derrotas. Ahora mismo, en los ltimos meses, en varias provincias cuando menos Pichincha, Guayas, Manab, Santa Elena, El Oro, Los Ros, Azuay, Loja, Chimborazo, Tungurahua surgi una corriente de izquierda unitaria en base de movimientos sociales, colectivos culturales, lderes diversos, siempre alejados de cualquier sectarismo y que levant una inmensa bandera, desgraciadamente abandonada por correistas y morenistas: la Segunda Independencia. Esa bandera flotar en nuevos vientos de esperanza. xitos para todos los que seguimos en la lucha!

E-mail: [email protected] Twitter: @jaigal34

Blog del autor: http://galarzajaime.blogspot.com.ar


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter