Portada :: frica
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-01-2018

No hay una sola frica: el continente camina en muchas direcciones diferentes

Jason Burke
El diario/The Guardian


- El objetivo de la Unin Africana es que el continente avance hacia un territorio "pacfico, prspero e integrado", lo que puede ser un sueo muy lejano

- La economa, el terrorismo, el cambio climtico y las relaciones con las potencias extranjeras son los puntos que diferenciarn el avance de los diferentes pases

Policas municipales en la Place des Cineastes en Uagadug, Burkina Faso. EFE

Los lderes africanos se reunirn en Ads Abeba a finales de enero para debatir sobre las buenas y malas noticias que se han producido en el continente. La 30 cumbre de la Unin Africana se celebrar bajo el lema: "Hacia una frica pacfica, prspera e integrada". El objetivo es loable, pero todava muy lejano.

Alex Vines, del think tank de Londres Chatham House, cree que la consigna para frica de 2018 no ser "frica en alza", que ahora se ve excesivamente optimista, sino "frica divergente", poltica y econmicamente.

"Los diversos caminos que las diferentes partes del continente estn tomando sern cada vez ms evidentes. De este modo, encontraremos cosas bastante descorazonadoras en frica central y trayectorias ms positivas en el sur y en la zona occidental del pas. Una tendencia que se repetir es la cada de los lderes tradicionales", apunta el experto.

Cuando Yahya Jammeh se neg a aceptar el resultado de unas elecciones que ponan punto y final a sus 21 aos en el poder en 2016, la presin por parte de Senegal, Liberia y Nigeria le oblig a apartarse. Este ejemplo continu en otros pases: la cada de Robert Mugabe despus de 37 aos en el poder y la salida de Angola de Jos Eduardo Dos Santos despus de cuatro dcadas.

Cada vez parecen ms frgiles muchos otros dirigentes que han estado en la cspide del poder durante mucho tiempo.

En la Repblica Democrtica del Congo (RDC), donde seguramente las revueltas, las necesidades humanitarias y el declive econmico se intensificarn en 2018, Joseph Kabila, que lleva 16 aos en el poder, puede ser forzado a celebrar elecciones e incluso a dimitir.

"Puede que a final de ao se haya ido o est a punto de hacerlo. Es un hombre rico, pero no es un hombre fuerte. En parte est en el poder porque la lite de Kinsasa no ha decidido quin va a ser su sucesor", apunta Vines.

El lder del partido ANC, Cyril Ramaphosa (izquierda), posa junto con su predecesor y actual presidente de Sudfrica, Jacom Zuma (derecha) y un miembro del partido (centro) durante la celebracin de la victoria de Ramaphosa.

Una de las primeras cadas inesperadas podra ser la salida prematura del poder de Jacob Zuma como presidente de Sudfrica en su segundo mandato. Aunque tericamente debera permanecer en el puesto hasta 2019, la eleccin a finales de 2017 de Cyril Ramaphosa como lder del partido gobernante Congreso Nacional Africano, despus de una disputada votacin en el congreso del partido, puede que le obligue a hacerse a un lado.

En cuanto a seguridad, decenas y posiblemente cientos de miles de personas siguen en riesgo de padecer hambruna o enfermedades asociadas como el clera, mientras que grandes masas de poblacin probablemente vayan a ser desplazadas. Una de las mayores crisis humanitarias que sacuden al mundo es la de Repblica Democrtica del Congo.

En lugar de mayor estabilidad, se espera que la perspectiva de elecciones en Libia y Sudn del Sur exacerbe las tensiones y alimente la violencia, segn indica un informe reciente de Acaps, una organizacin sin nimo de lucro que apoya a trabajadores humanitarios en la supervisin y el anlisis en 150 pases.

"Si en 2017 las cosas no fueron bien, las predicciones para 2018 no son mejores. La violencia y la inseguridad seguramente sigan deteriorndose en Repblica Democrtica del Congo, Libia, Etiopa, Mal y Somalia", escribi el director de Acaps, Lars Peter Nissen.

Pero incluso en los pases en los que se est luchando contra crisis humanitarias masivas hay lugares a menudo ciudades que lo estn haciendo cada vez mejor. El noreste de Nigeria ha sido devastado por la persistente insurgencia de Boko Haram, el movimiento radical yihadista. Aun as, Lagos est floreciendo.

Lucha antiterrorista

Otra tendencia clave que se est produciendo, y que parece que incluso se reforzar durante 2018 es la consideracin de frica como primera lnea de batalla contra el extremismo yihadista.

El Ejrcito estadounidense ha aumentado su presencia en una franja del continente que va desde la cuenca del lago Chad hasta el Cuerno de frica, y tambin ha intensificado sus operaciones. Esto probablemente se saldar con el aumento de muertes en todos los bandos implicados: fuerzas especiales estadounidenses, civiles y rebeldes.

Las tropas francesas y decenas de miles de personas que operan bajo la autoridad de las Naciones Unidas o de la Unin Africana tambin continuarn con las operaciones que, en el mejor de los casos, estn a punto de contener la propagacin de grupos vinculados tanto a Al Qaeda como a ISIS.

Pocos se muestran optimistas con la idea de que tales esfuerzos vayan a hacer que la situacin mejore de una manera sustancial.

Los grupos yihadistas se aprovechan de las oportunidades que dan los gobiernos dbiles, explica Stephanie Wolters, directora del programa de investigacin sobre paz y seguridad del Institute for Security Studies en Pretoria. "La insurgencia, las migraciones, el trfico o el vandalismo. Todo ello es el resultado de la ausencia de un Estado fuerte capaz de servir a su pueblo", asegura Wolters.

La violencia poltica y tnica, as como la religiosa, que recorren todo el continente ha estado aumentando desde los mnimos histricos que se registraron hace aos.