Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-01-2018

[Crnicas sabatinas] Por la fraternidad, contra las nuevas y viejas variantes del pujolismo!
Un ao sin reyes, sin oligarquas y sin falsas repblicas secesionistas-excluyentes!

Salvador Lpez Arnal
Rebelin


Para Marta Puyuelo Arnal (oscense, barcelonesa y mallorquina), Jos Navarro Cataln (turolense, barcelons y mallorqun) y Jos Manuel Navarro Puyuelo (mallorqun, barcelons y londinense por gusto y vocacin). Por nuestra diversidad, unidad y fraternidad.

(Placa conmemorativa situada en la residencia de Juan Negrn en Pars, donde vivi desde 1947 hasta su fallecimiento en 1956. Se habla de l como presidente del gobierno de la II Repblica Espaola desde 1937 hasta 1945)


Los resultados en Vic y Cornell, dos municipios emblemticos de la Catalunya independentista y constitucionalista, nos servirn para ilustrar esta extrema dicotoma social, cultural e identitaria. La participacin fue semejante en ambas localidades, del 82,57% en Vic y del 81,93% en Cornell, pero si en la primera el aumento de la participacin fue del 2,57%, en la segunda subi 5,32 puntos porcentuales. Como ya ocurri en los comicios plebiscitarios del 2015, el proceso soberanista ha roto con la abstencin dual y selectiva de la Catalunya pujolista cuando, en los barrios obreros y en las elecciones autonmicas, se registraba un ndice de abstencin muy superior al de los distritos de voto nacionalista. De este modo, ha saltado por los aires la hiptesis del abstencionismo de asentimiento de los hermanos Strubell, segn la cual era posible conseguir la independencia en un referndum de autodeterminacin por la abstencin de los electores de los barrios no independentistas.

Antonio Santamara (2017)


[Sobre la memoria que estn robando a las mujeres] Salimos como madres; robaron los hijos. Y como siempre, al decirlo, has de ir explicndote. Alguien seguro que te ladra en la cara que es cierto que los robaron. Algo que no se niega pero que no es suficiente. Porque tambin violaron, cortaron pechos, raparon cabezas, emplumaron, pegaron en la DGS, se les neg el trabajo a las viudas y a las que no lo eran. Y no obstante, eso es de segunda clase. Implcitamente te dicen que tu sufrimiento no es sufrimiento, que t sufres el padecimiento del hombre, y que es eso y no otra cosa lo que te hace desdichada. Y pueden decirlo porque tienen palmeras, con plural femenino, que aceptan su rol y aconsejan la inclusin en la escuela de verdades as, verdades mutiladas.

M. Cruz Santos Santos (2017)


Pero quien acta ha de saber arriesgar el equivocarse, y por otra parte los que por temor a error son inactivos, en su inaccin pueden equivocarse siempre.

Juan Negrn (1939)


Se va a estrenar uno de estos das un documental sobre el 1-O. Habr que verlo. Ningn rechazo de entrada. En todo caso, no conozco ningn documental sobre las actuaciones policiales de los Mossos estos ltimos aos. Ni cuando el 15M en Barcelona (form parte de los agredidos). Ni cuando el asesinato del empresario Bentez en Ciutat Vellla. Ni cuando se hablaba, urbi et orbe, de las torturas en la comisara de Les Corts. Ni cuando las detenciones de varios jvenes (dos de ellos amigos de mi hijo) durante la huelga general de 2012. Ni tampoco ningn balance-panormica sobre Felip Puig, amigo ntimo de Mas y de los Pujol, cuando fue un temible y terrible conseller de Interior. Ni incluso sobre las reales actuaciones de los Mossos tras los atentados de agosto en Barcelona. Pero seguro que estoy muy desinformado y ya se han hecho tres o cuatro aproximaciones cinematogrficas sobre estos temas.

La primera cita es de un periodista imprescindible; lo leemos todos, esperando siempre sus nuevas aportaciones. La segunda es de una historiadora (feminista, sin que lo anuncie con luz, foco televisivo y taqugrafos) de la que siempre se aprende. La tercera es de un presidente (de gobierno) republicano que crece y crece con el tiempo, uno de los grandes nombres de la historia democrtica de nuestro pas, un cientfico y poltico cuya praxis y reflexiones (ms all de algunos comentarios desafortunados en momentos de alta tensin poltica) prueban que en la historia de Espaa, digan lo que digan los secesionistas y sus intelectuales orgnicos, no todo ha sido naufragio, imperio, zafiedad, autoritarismo, fascismo, servilismo, expolio y desastre. Lo ha habido, desde luego; tambin aqu.

(Conviene recordar tambin estas palabras de Negrn, 12 de febrero de 1939, poco antes de la traicin-golpe de Casado-Mera-Besteiro. Recomendacin: Paul Preston, El final de la guerra. La ltima pualada a la Repblica, Barcelona, Debolsillo, 2014. De este libro estn extradas:

O todos nos salvamos o todos nos hundimos en la exterminacin y el oprobio Solo si todos y cada uno de vosotros, ejrcito, hombres, mujeres, organizaciones sindicales, partidos, prensa, todos, os confunds en un comn esfuerzo y dais de s cuanto podis dar, le ser posible al Gobierno dirigir la resistencia hasta lograr los fines por los que viene luchando el pueblo espaol, y que no son otros que el asegurar la independencia de Espaa y el evitar que nuestro pas se sumerja en un mar de sangre, de odio y de persecuciones que hagan imposible por muchas generaciones una patria espaola unida por algo ms que la dominacin extranjera, la violencia y el terror.

No le hicieron caso. Se estaba preparando la ltima pualada contra la II Repblica, contra la ciudadana heroicamente resistente. Contra un Madrid, contra una parte de Espaa que no se renda. Una reflexin, que suscribo, del historiador Jos Luis Martn Ramos:

No s de ninguna calle Juan Negrn en Catalua. Es un nombre maldito para los nacionalistas catalanes, tambin para el PSC; el PSUC tampoco lo reivindic como tendra que haber hecho. Pero tampoco en Espaa. Hay apenas una docena de poblaciones que le han dedicado alguna calle; no en Madrid, que yo sepa. Una muestra de los graves errores de la izquierda en la poltica de memoria, que ha centrado en la del trauma, en la represin, olvidndose de la memoria del antifascismo y as nos va.

Por lo dems, y salvo error por mi parte (y con ayudas de amigos de Espai Marx), slo cuatro calles espaolas llevan su nombre. En Legans, Puerto de Sagunto, Elche y Telde. Una vergenza? Una vergenza que nos concierne a todos).

Cuatro regalos de Reyes no borbnicos: las tradiciones son las tradiciones! El primero: del Libro de los abrazos del Eduardo Galenano: https://www.youtube.com/watch?v=kmQr9nuAhPc&feature=youtu.be. El segundo: "El Pueblo Unido Jams Ser Vencido" en la Festa Do Avante! 2016. https://www.youtube.com/watch?v=Fx7CCWEMYKg. El tercero: Franz Schubert, String Quintet in C major, D. 956 - 2. Adagio. https://mail.google.com/mail/u/0/#inbox/160b2297bcb1c752?projector=1 El cuarto: John Berger: El hombre desgreado https://www.youtube.com/watch?v=oBv9b5h4puQ&feature=youtu.be.

Hoy no hay tema propiamente. Toca hablar de finalidades, de objetivos, del nuevo ao, de deseos (Luis Cernuda: No deca palabras, /acercaba tan slo un cuerpo interrogante, /porque ignoraba que el deseo es una pregunta/ cuya respuesta no existe,/ una hoja cuya rama no existe,/ un mundo cuyo cielo no existe Un roce al paso, /una mirada fugaz entre las sombras, /bastan para que el cuerpo se abra en dos, / vido de recibir en s mismo/ otro cuerpo que suee; / mitad y mitad, sueo y sueo, carne y carne,/ iguales en figura, iguales en amor, iguales en deseo./ Aunque slo sea una esperanza/ porque el deseo es pregunta cuya respuesta nadie sabe). As, pues, pensamiento desiderativo, no descriptivo. Lo real, por el momento, se ubica en otras coordenadas.

Vamos a fijar en nuestra memoria, recordando a Goethe (detente instante!), los grandes (y buenos) momentos de este ao. Tambin de 2017. Los ha habido; los habr.

Vamos a mirar el mundo desde abajo, desde los y las que estn muy abajo (como nos ense Francisco Fernndez Buey).

Vamos a mirar tambin el mundo desde la situacin y consciencia de las clases trabajadoras en sentido amplio (como nos ensearon Manuel Sacristn y Paco Tllez).

Vamos a mirar el mundo igualmente desde la desesperacin (lucha y resistencia) de mujeres perseguidas, aplastadas, violadas, dominadas y, en muchos casos, asesinadas (como nos han enseado, entre otras, Lidia Falcn, Giulia Adinolfi, Empar Pineda o Mara Jos Aubet por ejemplo).

Vamos a mirar el mundo, en el siglo de gran prueba, con ojos antinucleares y ecologistas documentados (como nos ensearon y ensean Eduard Rodrguez Farr, Jorge Riechmann, Miguel Muiz y Jordi Foix)

Vamos a ponernos en la posicin de los otros si es justo y razonable la posicin que mantienen esos otros.

Vamos a admitir -aunque cueste, aunque cueste mucho en ocasiones- que ser de izquierdas no es garanta de pensar bien ni de tener un pensamiento slido.

Vamos a comprobar existencias de entidades que hasta ahora nos parecan muy reales y acaso no lo fueran tanto. Como, por ejemplo, la casilla catalanismo integrador o el eidos catalanismo no secesionista.

Vamos a pensar, con toda la temperanza del mundo de la que seamos capaces, si para algunos ser cataln o formar parte de Catalua exige ser un asimilado y aceptar toda la cosmovisin que rodea a los varios nacionalismos realmente existentes en .Cat.

Vamos a chillar -gritos en el cielo que en la tierra sern actos- cuando se nos insulte y se nos tache de botiflers al defender argumentos contrarios a lo polticamente correcto en la cosmovisin nacionalista.

Vamos a recordar a los compaeros que lo afirmaban que la cosa no iba del derecho a decidir sino de algo muy distinto aunque vinculado: la secesin. Pura y dura. Si se quiere, la lucha por ms poder sea como fuere.

Vamos a confeccionar, cuando tengamos ocasin, una lista comentada del pensamiento conservador y reaccionario cataln, incluyendo el de Jordi Pujol y el de una parte importante del catolicismo ultraconservador cataln, tan parecido en muchas ocasiones a otros pensamientos conservadores y catlicos.

Vamos a hacer un esfuerzo necesario -que no es fcil- y vamos a extraer de nuestras mentes todas las historias -son muchas- que se nos han ido contando a lo largo de aos y dcadas desde el mundo secesionista (no toda son falsas, desde luego que no, pero muchas s lo son). Las comprobamos una a una, con toda la temperanza y espritu crtico del mundo. No aceptemos nada de entrada. Que no nos engaen ms.

Vamos a no dar por buenos argumentos o tesis que lleven la firma de la izquierda slo porque lleven esa firma. Un ejemplo: vindicacin del derecho de autodeterminacin de todos los pueblos de la tierra.

Vamos a olvidarnos de una palabra para siempre: rendicin y sus campos semnticos afines: ya est, lo dejamos, no vamos a conseguir nada,, son muchos, es imposible... No surrender! https://www.youtube.com/watch?v=lNEDb2hT0wg

Vamos a expulsar de nosotros nuestro peor Trump, nuestro peor Rajoy, nuestro peor Puigdemont, nuestro peor Mas-Pujol-Puig-Mas Colell-Mund. Hay listas interminables de nombres que merodean por nuestras mentes y corazones.

Vamos a seguir tan solidarios como hasta ahora. No vamos a olvidarnos de este valor esencial para cualquier persona de izquierdas, para cualquier colectivo de izquierdas. Estamos unidos por millones de lazos familiares, culturales y de amistad con los ciudadanos de nuestro pas (y de otros pases cercanos o no tan cercanos).

Vamos a seguir aprendiendo de las aproximaciones poltico-econmicas de gentes como Antonio Santamara, Xavier Pardo o Juan Francisco Martn Seco.

Vamos a olvidarnos de sesgados e insolidarios clculos sobre aportaciones al estado e inversiones del estado, sobre dficits mal contados, sobre historias -validadas por economistas de gran prestigio- de 16 mil millones.

Vamos a denunciar las mltiples y permanentes trampas poltico-culturales que se cometen en nombre de una aritmtica elemental, una hermosa disciplina que no merece esa perversin ideolgica.

Vamos a permanecer fuera del armario. Nunca ms dentro de l y callados. Tomando nota de ello, sin olvidarnos, grabando la promesa en nuestras mentes, sin miedo, sin permitir que habite el olvido en esta promesa que nos hacemos.

Vamos a gritar bien alto que hacemos nuestros a Garca Lorca y a Joan Salvat Papasseit, a Merc Rodoreda y a Rosa Chacel, a Jaime Gil de Biedma y a Gabriel Ferrater, a Josep Ferrater Mora y a Javier Muguerza, a Raimon y a Luis Pastor. Nuestra diversidad se escribe y se canta en varios idiomas.

Vamos a no dejar que nos engaen (unos y otros) por palabras, hermosas palabras en algn caso, que esconden estrategias de separacin, manipulacin, enfrentamiento y destruccin: nacin, ptria, terra, germ, llengua.

Vamos a decir bien alto -para que se nos oiga- que no queremos, que no vamos a ser extranjeros en nuestro pas.

Vamos a vomitar, una y cien veces ms, sobre cualquier atisbo de supremacismo. Por parte de quien sea.

Vamos a obrar -y sentir- del mismo modo sobre cualquier cosmovisin nacionalista que se presente como especial, nica, mejor que las dems, ms interesante, ms democrtica, ms vctima, ms culta, ms moderna-

Vamos a no admitir ninguna consideracin (unilateral) de Espaa como un pas de zafios, brutos, autoritarios, sinvergenzas y cabrones.

Vamos a establecer puentes con quiera establecer puentes pero sin renunciar a nada, sin escondernos, sin traicionar lo que somos o pensamos por llegar a falsos acuerdos que no son realmente acuerdos ni nada sustantivo. No volvamos a caer en el mismo error en el que hemos cado mil veces-

Vamos a hablar como conviene hablar, con nuestro lenguaje, no con el lenguaje de los otros. Ellos, si quieren, que hablen con el suyo. Hay riesgos, ciertamente, de inconmensurabilidad (como dira Kuhn). Conviene estar atentos.

Vamos a organizarnos. Vamos a organizarnos. Vamos a organizarnos. Repito: vamos a organizarnos. Recordemos a Jos Agustn Goytisolo: un hombre slo, una mujer / as cogidos de uno en uno....

Vamos a intentar estar en todos las instancias e instituciones de nuestra sociedad, como es razonable, como es normal, como es justo, llevando a cuestas nuestro pensamiento y sentimientos. Sin esconder nada; sin escondernos. Nunca ms.

Vamos a hablar de Catalua cuando haya que hablar de Catalua y de Espaa -no de Madrid ni del Estado espaol- cuando haya que hablar de Espaa. Jams ya Estado espaol o afines para contentar a los nacionalistas. Llueve en Huesca, no en el estado espaol.

Vamos a sealar, siempre que podamos, las contradicciones u ocultamientos de la que se presenta como indiscutible, a veces tambin inmaculada, concepcin del mundo nacionalista. Por ejemplo, no han existido fascistas en Catalua, muchos empresarios catalanes colaboraron con el franquismo porque no les qued otro remedio, todo el pueblo cataln fue anifranquista.

Vamos a romper con el tpico de que Barcelona es una ciudad europea y que las otras poblaciones espaoles se ubican en coordenadas africanas (entendidas como un insulto).

Vamos a dejar de ver TV3 -en serio- y sistema de inculacin ideolgica afines mientras persigan su apuesta poltico-cultural (que no ha cesado) por el secesionismo excluyente.

Vamos a considerar el flamenco y a Miguel Poveda (o Ginesa Ortega o Mayte Martn) como parte sustantiva de la cultura catalana.

Vamos a hablar de la Corona de Aragn cuando haya que hablar de la Corona de Aragn.

Vamos a dejar de sentirnos mejores o ms europeos que los dems.

Vamos a pensar con calma asuntos, temas, smbolos, palabras, expresiones, que tomamos como postulados indiscutibles. Por ejemplo, El Bara s ms que un club, La nica llengua prpia de Catalunya s el catal, etc.

Vamos a sentirnos heridos cuando nos hieran; vamos a sentirnos molestos cuando nos molesten; vamos a enfadarnos cuando nos hayan enfadar.

Vamos a creer de verdad que nuestra diversidad, que no debe excluir a nadie, nos enriquece.

Vamos a pensar con calma los lemas de nuestras formaciones de izquierdas. Vamos a ser crticos tambin con nosotros otros. No vamos a dar por buena la supuesta radicalidad anticapitalista de las CUP porque ellas y ellos se digan de s mismos que lo son.

Vamos a calibrar bien los argumentos de los otros, aunque sean personas ubicadas en la derecha o en el centro derecha. No tienen razn por ello, por supuesto que no, pero tampoco sinrazn en todo lo que dicen.

Vamos a decir, porque es as, que Ciudadanos es una formacin que apuesta por el neoliberalismo. Lo mismo que han apostado CDC, PDCat o ERC.

Vamos a decir, sin miedo, que el proyecto poltico de los Pases Catalanes es una barbaridad, que hara encender Espaa y Europa, inspirada en momentos imperiales de la historia de Catalua.

Vamos a decir que no basta con haber sido militares o caudillos al servicio de la Corona de Aragn para que nuestras calles lleven (orgullosamente) sus nombres. Son legin en las zonas cntricas de Barcelona. Vamos a decir, porque hay que decirlo, que la estatua de Camb en una calle cntrica barcelonesa es un insulto democrtico.

Vamos a decir, porque es justo decirlo, que hemos sido muy injustos con luchadores antifascistas de largo recorrido. El ejemplo antes citado: cmo es posible que ninguna calle de Barcelona lleve el nombre de Juan Negrn? Cmo es posible que Santa Coloma de Gramenet no tenga un calle en honor de Alejo o Paco Tllez?

Vamos a ser lo que somos y lo que queremos ser. Ni ms ni menos que los dems.

Vamos a decir que nos sentimos mucho ms cercanos a los trabajadores andaluces o gallegos que a la familia Pujol, Mas, Millet, Carulla o tantas otras.

Vamos a querernos Suena cursi? Pues vale, rectifico. Vamos a apreciarnos, vamos a cuidarnos. No hay tan dulce como una habitacin para dos si es nuestra, si es de todos nosotros. Hasta el tiempo, la justicia y la fraternidad son ahora, en este 2018, partidarias de nuestra felicidad! Como quera y escriba nada menos que Jenny Marx. Nuestra musa?

Las recomendaciones (recuerden: seleccin de esta seleccin, no se agoten, no usen su precioso tiempo. Tienen cosas ms interesantes que hacer):

1. Un artculo con argumentos y tesis nada usuales. Conviene una lectura atenta: Joaqun Arriola, De la crisis del Rgimen a la crisis de representacin. El Viejo Topo, n. 359, diciembre de 2017, pp. 8-17. Una de sus reflexiones:

El problema no tiene fcil solucin, como se manifiesta en la incapacidad para interpretar los movimientos sociales realmente existentes en el contexto de la restauracin autonomista en marcha en Catalua. As, la manifestacin del 8-O [en Barcelona] tuvo un efecto catrquico, al abrir una oportunidad a la expresin poltica de los sectores sociales populares habituados hasta entonces a su exclusin del cuerpo poltico cataln, salvo en el mbito municipal, en particular a los trabajadores productivos (esto es, los productores de bienes y servicios que se distribuyen circulando como mercancas que se entregan para su consumo contra el pago de una cantidad de dinero).

Al cuestionar la legalidad que dot de hegemona al nacionalismo local, guerra de banderas incluida, amplios sectores de los trabajadores catalanes reaccionaron y se alinearon mayoritariamente con la legalidad vigente, tambin con las banderas que representan al estado y a la comunidad autnoma. Pero lejos de analizar esta situacin, y dar la batalla por la representacin poltica de esos sectores sociales -lo que exigira de paso romper con la cultura de la exclusin poltica de lo espaol, incluido el idioma, e integrar dicha dimensin en un nuevo proyecto de emancipacin popular- el conjunto de la fuerzas polticas anti-78 han recurrido a la mitologa tradicional antifranquista, para negar el carcter liberador de los smbolos del estado e identificarlos por el contrario con posiciones reaccionarias o ultras, claramente marginales en dicha movilizacin.

Hay algo ms... aunque duela:

Que la bandera de la segunda repblica espaola haya tenido menos presencia que la franquista en la manifestacin del 8-O, o que las banderas del Bara en las manifestaciones independentistas, indica que se smbolo ha dejado de existir en la poltica espaola como expresin de proyectos de futuro. De modo que antes la indiferencia de las organizaciones de izquierda, lo que poda ser la oportunidad de que la clase obrera adquiera expresin orgnica en Catalua, en el mejor de los casos lleva camino de expresarse como una nueva modalidad de subalternidad en el rgimen constituido de las autonomas que apunta en el horizonte.

2. Un artculo de inters, como todo lo suyo, del vicepresidente y activista incansable (persona honesta donde las haya) de ACP: Pedro Fernndez, Pijoprogres o el juego a la equidistancia. https://www.cronicapopular.es/2017/12/pijoprogres-o-el-juego-a-la-equidistancia/

3. Una aproximacin que conviene estudiar: Ral Snchez/Arturo Puente, Las elecciones del voto 'rufin': as creci el independentismo en el cinturn obrero de Barcelona. http://www.eldiario.es/politica/revancha-rufianes-independentismo-cinturon-Barcelona_0_723028101.html. Ms an: Gracias a ese aumento pudieron compensar la bajada en sus feudos tradicionales y en las ciudades de rentas medias por encima de los 39.000 euros anuales. Sus palabras de obertura:

Castellanohablante, del cinturn obrero barcelons e independentista. Es el perfil de Gabriel Rufin, el popular diputado de ERC en el Congreso, y un tipo de votante que el independentismo ha tratado de seducir durante aos. Ahora los datos apuntan a los 'rufianes' como principal bolsa de crecimiento independentista en las pasadas elecciones del 21D, unos comicios en los que la participacin fue histrica precisamente gracias a la movilizacin de los feudos anti independentistas. En el conjunto de Catalunya, las listas partidarias de la secesin sumaron el 21D 105.000 votos ms que en 2015, aunque el aumento de la participacin tradujo esos resultados en una prdida neta de dos dcimas en el porcentaje del independentismo. Mientras, los partidarios de que Catalunya siga en Espaa convencieron a 140.000 personas ms que en 2015. Adems la participacin creci ms en las zonas que al independentismo se le dan peor. Ahora bien, si se observa a la distribucin territorial de las ganancias y prdidas de cada bloque, fue el aumento del cinturn barcelons lo que hizo que el independentismo mantuviera el tipo, ante la bajada de apoyos en los graneros tradicionales del nacionalismo cataln, que se han situado histricamente del interior del territorio, en los barrios ms acomodados de Barcelona o en el centro de las grandes ciudades.

4. De una luchadora, referencia de tantas y tantos, inagotable: Lidia Falcn ONeill, El engao como arma poltica. https://www.cronicapopular.es/2017/12/el-engano-como-arma-politica/ Sus palabras finales:

Pero nadie con cierta lucidez puede afirmar que ese es el triunfo de la izquierda en Catalua y que su voto corresponde a las clases ms cultas, urbanas y avanzadas. Porque no se pueden falsificar o ignorar los datos ni identificar a Junts per Catalunya con la izquierda, a menos que se haga un retorcimiento de la ideologa de la izquierda que no nos merecemos. A menos que con una simpleza sin igual se identifique la reclamacin de esa repblica catalana que se han inventado los Mas, los Puigdemont y los Junqueras con la izquierda, en un planeta en que la mayora de las repblicas carecen de toda credibilidad democrtica. Despus de haber visto la conducta de los partidos independentistas en el Parlament en septiembre para aprobar la declaracin de independencia y las leyes de desconexin, marginando, silenciando y despreciando a la oposicin, despus de conocer el contenido de esas leyes, que suspenden todo examen de democracia, da espanto imaginar el gobierno y los fondos del Estado en manos de semejantes demcratas. Quin puede identificar a los Pujol, los Ferrusola, los Mas, los Cullell, los Montull, los Millet, los Mas, los Puigdemont, con la izquierda, por el slo hecho de que reclamen una repblica catalana?  Los republicanos que dieron su libertad y su vida por la II Repblica espaola, entre los que haba miles de catalanes, no se merecen la comparacin.

5. Una nueva aportacin, rigurosa como todas la suyas, de Vicente Serrano: El sistema electoral espaol otorga la mayora absoluta al nacional-secesionismo en Catalua (y 2). https://www.cronicapopular.es/2017/12/el-sistema-electoral-espanol-otorga-la-mayoria-absoluta-al-nacional-secesionismo-en-cataluna-y-2/. Otra ms de Paco Futos: 21D estancado. Cuatro notas sobre el asunto. https://www.cronicapopular.es/2017/12/21d-estancado-cuatro-notas-sobre-el-asunto/ Una de sus consideraciones sobre dos de los temas estrella del secesionismo:

Espaa tiene un rgimen capitalista-neoliberal como en todos los pases a su alrededor, que se debe denunciar y combatir desde la izquierda para producir cambios sociales profundos, pero Espaa no es franquista; lo ms parecido al franquismo son los mtodos de los secesionistas, incluidos los de sus medios de propaganda, TV3 y Cat.Radio, entre otros, y los de los malos payasos tipo Toni Alb. En Espaa no hay presos polticos, hay provocadores que juegan con la poltica, presos. No se puede insultar a los presos polticos reales, que se la jugaban durante el franquismo en defensa de la libertad y los derechos laborales y sociales, mientras los independentistas estaban en sus madrigueras. En Espaa no hay exiliados, hay fugados con los bolsillos llenos de lo que han robados estos aos.

En la lnea de lo sealado por Serrano: Ivn Gil, Iglesias y Rivera se alan para sumar al PSOE a la reforma electoral previa a las generales. Podemos y Cs han establecido una alianza tcita para redoblar la presin sobre los socialistas y sumarlos a un proyecto de reforma electoral que haga ms proporcional el voto. https://www.elconfidencial.com/espana/2017-12-30/reforma-ley-electoral-podemos-ciudadanos-psoe-pp_1499499/?utm_source=facebook&utm_medium=social&utm_campaign=BotoneraWeb

Podemos y Ciudadanos coinciden en la necesidad de reformar la ley electoral y hacerlo antes de que finalice 2018. La modificacin de la LOREG (Ley Orgnica de Rgimen Electoral General) es uno de los pocos intereses compartidos de la nueva poltica que, de forma soterrada, ha establecido una alianza tcita para redoblar la presin sobre las formaciones clsicas , que se resisten a su modificacin. Primero fue Pa blo Iglesias quien urgi a PP y PSOE para llevar a cabo una reforma que haga la ley ms proporcional, convencido de que Cs estara de acuerdo , y en las ltimas horas se ha sumado a las presiones Albert Rivera , quien cuenta a su favor con el impulso de los resultados en Catalua y la negociacin de su apoyo a los presu puestos generales de 2018 como moneda de cambio.

Carolina Bescansa ha insistido y ha argumentado en repetidas ocasiones sobre este punto. Casi como condicin previa para seguir adelante. Tambin Alberto Garzn. En mi opinin, con acierto aunque no todo se resuelva con la modificacin de la ley electoral por supuesto.

6. Del pasado 30 de diciembre en El Pas: Guillermo Altares, Por qu hay que tomar Tabarnia en serio, p. 19; Margot Molina, Los hereus de Felipe V (Un investigador -Enrique Tapias- revela cmo los informes de Jos Patio, ministro de Felipe V, mantuvieron el derecho privado cataln), p. 26 (https://elpais.com/cultura/2017/12/29/actualidad/1514565837_775433.html) y un sorprendente, cada vez ms sorprendente, Josep Ramoneda, El inmovilismo y la izquierda, El Pas-Catalua, p. 2. Un fragmento de la segunda referencia:

Patio asumi la opinin de Ametller, quien le advirti de que si eliminaba esos derechos desestructurara la sociedad catalana. El sistema de acceso a la tierra no era algo nuevo, sino que vena del siglo XV, de la revuelta de los Remences. Un sistema que tiene su origen en la sentencia de Guadalupe, una resolucin firmada por Fernando el Catlico en 1486 y que liberaba a los payeses de sus obligaciones feudales a cambio de pagar una renta. A partir de entonces, los campesinos catalanes comenzaron a tener ciertas aspiraciones de poder progresar gracias a los frutos de su trabajo, comenta Joaquim Albareda, editor de El declive de la monarqua y del imperio espaol. Los tratados de Utrecht (Crtica, 2015). Para Albareda, el crecimiento econmico cataln del siglo XVIII se fundamenta tanto en la figura del hereu como en la enfiteusis. Fue entonces cuando la renta que pagaban los campesinos a los propietarios de las fincas se fij, lo que permiti a los payeses un acceso casi ilimitado a la tierra sin que aumentara la cantidad a pagar, lo que acab convirtindose en un contrato de arrendamiento en el XIX.

7. Las cosas van subiendo de tono: Guilleries: grups de mossos sorganitzen per a resistir al 155. VilaWeb publica, en exclusiva, els comunicats del grup clandest que lidera, dins (dentro de los) els Mossos, la reacci a les conseqncies del cop d'estat. https://www.vilaweb.cat/noticies/guilleries-grups-de-mossos-sorganitzen-per-a-resistir-el-155/. Tambin sobre los Mossos: Jaume Reixach: Los misterios de la UCRO, la polica secreta de los Mossos. Empiezan a emerger datos que confirman la existencia de una unidad de los Mossos d'Esquadra dedicada al espionaje de rivales del soberanismo. http://www.eltriangle.eu/es/notices/2018/01/los-misterios-de-la-ucro-la-policia-secreta-de-los-mossos-9801.php. Unl asunto que no tiene por qu ser una especulacin delirante, ms bien lo contrario.

Segn se ha filtrado a los medios de comunicacin, en esas 30 cajas habra pruebas documentales que confirman la existencia y el funcionamiento de la misteriosa Unidad Central de Recursos Operativos (UCRO) de los Mossos, a la que se atribuye tareas de polica poltica a las rdenes de la cpula jerrquica del gobierno de la Generalitat. La UCRO no figura en el organigrama oficial de los Mossos d'Esquadra, donde, en cambio, s que existe la Comisara General de Recursos Operativos, de la que dependen los escoltas de los altos cargos, la brigada mvil, el Grupo Especial de Intervencin, el de desactivacin de artefactos y el rea penitenciaria. A este ltimo departamento estaba adscrito el mosso acusado de provocar dos masivos pinchazos de ruedas de camiones en la autopista AP-7, un extrao suceso que est bajo investigacin judicial. Por lo que ha trascendido, la UCRO no dependa de la Comisara General de Recursos Operativos, sino de la Comisara General de Informacin, que dirige Manel Castellv, el responsable de los Mossos que fue alertado por la polica belga, en 2016, sobre las actividades jihadistas de la imn de Ripoll, Abdelbaki Es Satty, y que recibi el aviso del consulado de los Estados Unidos sobre la inminencia de un atentado en "las Ramblas" de Barcelona pocas semanas antes de que se produjera.

Hay mucho ms: desde cundo?, quin la organiz?, con qu finalidades? Algunas respuestas:

La misteriosa UCRO se habra organizado con la llegada de Artur Mas a la presidencia de la Generalitat y bajo las rdenes del entonces consejero de Interior, Felip Puig. En su inicio, estaba formada por una docena de agentes pata negra, de probada fidelidad a la causa nacionalista, y, con posterioridad, sus efectivos, que visten de paisano, habran llegado hasta la cuarentena.

8. De Manuel Cruz, un filsofo republicano y diputado en el Congreso siempre de guardia: Ftima y las disonancias cognitivas https://elpais.com/ccaa/2017/12/30/catalunya/1514652641_910693.html. Sus palabras de cierre:

No pretendo llevar a cabo una sumaria valoracin de todo un sector de votantes. Me interesa ms bien llamar la atencin sobre la forma concreta en que dicho sector ha gestionado en los ltimos meses determinadas afirmaciones. Me limitar en lo que sigue a dos. En primer lugar, la de que la candidata de Ciudadanos, Ins Arrimadas, lo era en realidad de Jos Mara Aznar (afirmacin tambin, dicho sea de paso, muy del gusto de Podemos). A quienes tanto han defendido dicha tesis les tocara ahora extraer la consecuencia correspondiente: el primer partido de Catalua en votos y escaos es el que est en la misma longitud de onda que el expresidente del gobierno espaol, a su vez a la derecha del actual, M. Rajoy. Pero, parece razonable pensar, no haban repetido hasta la extenuacin los portavoces del oficialismo cataln que el PP era una mquina de generar independentistas? No habra que decir entonces, aplicando la misma lgica discursiva, que el independentismo es una mquina de generar partidarios de Aznar? Los independentistas no haban cado en la cuenta de ello o era exactamente lo que perseguan? Y qu decir, en segundo lugar, del tpico segn el cual el procs no poda ser entendido a la vieja manera, como una movilizacin dirigida por una lite o minora, sino que surga de abajo arriba, absolutamente al margen de cpulas de ningn tipo. Sin embargo, la sbita paralizacin de todo gnero de movilizaciones a partir de un determinado momento (precisamente cuando ciertas cpulas fueron detenidas) parece certificar, bien a las claras, que en realidad tales movilizaciones siempre funcionaron como aquel que dice a toque de silbato. O es que alguien se va a creer que unas multitudes que, segn el relato oficial, se lanzaron, valerosas, a las calles el 1 de octubre pasado para votar en el referndum hasta sumar ms de dos millones de personas, desafiando la represin de la polica espaola, ahora se han vuelto miedosas de un da para otro y no se atreven a manifestarse? En fin, hay alguien ah para responder?

9. Tabarnia sigue viva... y se anuncia un referndum para 2019! Manifestacin en Barcelona el 20 de enero a favor de Tabarnia. https://cronicaglobal.elespanol.com/politica/manifestacion-en-barcelona-el-20-de-enero-a-favor-de-tabarnia_109946_102.html En cuatro das, han recogido ms de 50 mil firmas!

Insisto: en mi opinin, vale como stira poltica, como inversin -en su contra- del falso y derechista argumentario secesionista. No de otra forma.

10. Sobre los apoyos de Puigdemont y la cada en desgracia de Comn hijo: Mara Jess Caizares, Los independentistas dejan solo a Comn. Sin los apoyos de Puigdemont en Bruselas (Matamala, Bagus, la extrema derecha flamenca) y cada vez ms alejado de Junqueras, el ex consejero de Salud pide trabajo en medios de comunicacin. https://cronicaglobal.elespanol.com/politica/independentistas-dejan-solo-comin_110483_102.html

El exilio belga est haciendo estragos entre los dirigentes independentistas que optaron por huir de la Justicia espaola. En unos casos ms que en otros. Para el exconsejero de Salud Toni Comn la estancia en ese pas comienza a resultar difcil. A diferencia de Carles Puigdemont arropado econmica y moralmente por sus allegados, Comn ha sido abandonado por ERC. Puigdemont cuenta con el apoyo del empresario Josep Maria Matamala , histrico dirigente de CDC, y de Joan Oliveras Bagus , uno de los dueos de la joyera de lujo Bagus y 65 de la lista de Junts per Catalunya. Asimismo, el ex presidente ha sido acogido por la extrema derecha flamenca. De hecho, Puigdemont pas la Nochebuena en un palacete de lujo situado en la localidad flamenca de Sint-Pauwels, propiedad de Walter Verbraeken, un millonario independentista vinculado al partido nacionalista Nueva Alianza Flamenca (N-VA).

Por sus amistades y su estilo de vida les conoceris!

11. Sobre la palabra del ao: Aporofobia y esta vez en serio, muy en serio. Ramn de Espaa, Hay que zurrar a los pobres. https://cronicaglobal.elespanol.com/pensamiento/manicomio-global/zurrar-pobres_110447_102.html Sus palabras finales:

En las recientes elecciones catalanas, el tema se trat de pasada porque lo importante, lo guay, era decidir si queramos seguir siendo espaoles o no. El asunto ms importante de cualquier pas lo solucionamos recurriendo a la caridad, con esas campaas consistentes en que quien acude al supermercado compre de ms para drselo a los desafortunados. Quien as lo hace se siente mejor y se quita el problema de encima hasta el ao que viene. Fundu ha elegido este ao una palabra muy pertinente , pues la aporofobia oscila entre la incomodidad social, el mirar hacia otro lado y el crimen. Teniendo en cuenta que hasta el pobre se odia a s mismo, la aporofobia no puede hacer otra cosa que crecer y extenderse, ya que los pobres son feos, sucios, problemticos y hacen sentir mal a las buenas personas. Y como tampoco son muy dados a votar, los polticos pasan de ellos en vez de tratarlos como lo que son, el principal problema de nuestra sociedad aparentemente prspera y moderna.

12. Una entrevista de la que, ms all de acuerdos y desacuerdos, se aprende mucho. Ramn Lobo, entrevista Jos Mara Mena: Entre unos y otros, parece que se ha buscado lo peor de cada casa. http://www.eldiario.es/politica/parece-buscado-peor-casa_0_720578320.html. Una de las reflexiones del ex fiscal:

Hablar de Estado autoritario es un concepto muy literario. Si llamamos autoritaria a la Italia fascista o al franquismo, incluso al tardofranquismo, lo de ahora no es equivalente. En Catalunya se utilizan con frecuencia las equiparaciones con el franquismo, pero no es lo mismo, en absoluto. No es justa la equiparacin y los que la hacen no tienen datos referenciales de lo que pas o no quieren saberlo. Si aquello era un Estado autoritario, esto de ahora no lo es. Que la posicin del Gobierno del Partido Popular es menos tolerante que la de gobiernos anteriores, pues no lo s, es posible. Que lo del 155 es discutible, pues s, es cierto. Hay un cierto autoritarismo en el modo de interpretar los marcos de aplicabilidad del 155? Pues obviamente. Pero decir que estamos en contra o a favor del 155 es una chorrada porque el 155 es un artculo que est en la Constitucin. El problema es cmo se aplica.

13. Siempre es bueno conocer los anlisis de Samir Amin -Catalua, Espaa, Austria, Europa la deriva. http://www.elviejotopo.com/topoexpress/cataluna-espana-austria-europa-la-deriva/- aunque, en mi opinin, cometa algn(os) error(es) de peso en sus reflexiones. Una de sus consideraciones centrales, ms que oportuna:

La ideologa dominante ha conseguido sus objetivos: sustituir la prioridad de una conciencia social (la lucha de clases) para dar la primaca a otras identidades, en el tema nacional. Se trata de una deriva trgica.

Una observacin crtica, bien enfocada en mi opinin, del profesor Miguel Candel:

Los que tenemos la suerte de haber recibido formacin marxista corremos dos peligros de signo opuesto, uno de incoherencia y otro de pseudocoherencia. El primero consiste en encubrir el ms rastrero pragmatismo poltico con rimbombantes declaraciones sobre la lucha de clases, la maldad del capitalismo y la necesidad de la revolucin; el segundo nos lleva a confundir los principios con la prctica y a renunciar a la tctica en aras de la estrategia. Parafraseando a Kant podramos decir que la tctica sin estrategia es ciega, pero la estrategia sin tctica es huera. El anlisis de Samir Amn sobre la situacin de Catalua cae un poquitn en lo segundo, supongo que por culpa de esa visin desde la lejana de que adolece tambin la izquierda de "Madrid", y parece olvidar experiencias como la gran alianza contra el nazifascismo durante la Segunda Guerra Mundial. Churchill era muchsimo ms anticomunista que el ms neoliberal dirigente de Ciudadanos, pero tuvo claro que deba aliarse con la Unin Sovitica para parar al enemigo principal del momento, que era Hitler (recordemos una de sus muchas frases clebres: "si Hitler invadiera el infierno, no dudara en aliarme con el diablo"). Se nota que Iceta no ha ledo mucho a Churchill. Nunca digas que no te aliars con el diablo. Limtate a saber romper la alianza en el momento oportuno.

14. Feliz ao de parte de El lobo feroz de mientras tanto: Las catalanas, el anlisis del lobo. http://mientrastanto.org/boletin-164/el-extremista-discreto/las-catalanas-el-analisis-del-lobo

Si algo han puesto en claro las elecciones del 21 de diciembre de 2017 es que los catalanes se dividen en dos clases: los creyentes y los no creyentes. Los creyentes disponen de (o estn dispuestos por) un credo que se ha constituido muy rpidamente a partir de elementos diversos vehiculados por la tradicin. No me refiero al gorro frigio, que a diferencia de cualquier otro tipo de cubrecabezas tiene la virtud de calentarlas, adems de caer hasta los ojos para que slo haya que ver lo que est cerca. Tampoco a las historias de Pau Claris o Rafael de Casanova, que no resisten un examen serio. No. Me refiero, sobre todo, al nosaltres. El nosaltres no es para el creyente propiamente un pronombre personal, sino el nombre de la propia ecclesia. Y lo esencial del nosaltres es que seala a los dems, que no son com nosaltres. El nosaltres tiene algunos alias menores, p.ej. el Bara. Y adems tiene a Messi: el rosarino es el profeta principal de la iglesia catalana. En esta religin no es necesario predicar o razonar. Bastan los gestos. O los smbolos: a diferencia de los cristianos, no tiene el que se obtiene del gesto ms simple, la cruz; pero el lazo amarillo lo sabe dibujar cualquiera. Parece que van a ahorcar con ese lazo durante algn tiempo. La capacidad discursiva e inventiva de los creyentes independentistas es fantstica, y supera a los que antao hicieron de Catalua un centro intelectual e industrial. Su lgica es modernsima, pues logra prescindir del principio de contradiccin. Lo hemos visto estos das: a los huidos les llama 'exilados'; a los delincuentes polticos presos les llama 'presos polticos'; a la desobediencia la llama "desobediencia civil", a su minora social, "mayora" o "Catalunya".

Y sigue:

Resulta que los catalanes no creyentes son mayoritariamente plebe. Ya no parece haber clase obrera, y lo que fue el cinturn rojo de Barcelona ha votado en clave catalana a la ultraderecha neoliberal. No es que la racionalidad brille gran cosa por esta parte, la verdad. Tampoco Els Comuns parecen haber valorado que lo que para ellos es una clientela poltica se ha pasado a Ciutadans. Aaden al fracaso en las urnas el fracaso intelectual. Ay, ay, ay, que no hay!

15. De Juan-Ramn Capella y sobre un tema de candente actualidad, Un poder Judicial no enteramente independiente. Nota para una reforma constitucional". http://www.mientrastanto.org/boletin-164/de-otras-fuentes/un-poder-judicial-no-enteramente-independiente. Una de sus reflexiones:

Una observacin final, quiz muy personal: la proteccin de los jueces en su actividad profesional es una necesidad real. Los y las jueces y fiscales son personas que viven en el mismo entorno social que las personas a las cuales han de enjuiciar en el mbito penal y dems. Sus hijos van al colegio, como todos. Y se observa cierta tendencia fascistoide a manifestarse ante los tribunales. A veces lo han hecho incluso alcaldes enarbolando sus varas de mando (un residuo del pasado); en otras ocasiones, han sido autoridades polticas que han pretendido obtener decisiones para alguno de los suyos en el mbito de lo contencioso-administrativo. Pues bien: eso es justamente un ataque a la divisin de poderes. El derecho de manifestacin, que es bsico, se puede ejercer, ciertamente, contra decisiones reales o previstas de los tribunales. Pero ese derecho debera dejar de existir a menos de medio kilmetro a la redonda de donde se administra justicia, y se debera perseguir penalmente a quienquiera que acosara a quienes prestan el extraordinario servicio a la sociedad de decidir los conflictos segn las leyes y el espritu de Justicia.

16. Una carta De Alberto Garzn a las ms de 60.000 personas militantes y simpatizantes de IU. Pide en ella felicidad, fraternidad y esperanza para afrontar los retos de 2018. http://www.tercerainformacion.es/articulo/actualidad/2018/01/01/garzon-dirige-una-carta-a-las-mas-de-60000-personas-militantes-y-simpatizantes-de-iu. Una de sus observaciones:

Con esta caja de herramientas, llena de historia, compromiso, lucha y futuro, queremos construir una Espaa mejor. Una Espaa de la que sentirnos an ms orgullosas. Una Espaa que no slo cumpla los derechos humanos sino que tambin los promueva en todas partes del mundo. Una Espaa unida en la diversidad, federal y plurinacional, y que entienda que lo que nos separa est en la cartera y no en el idioma. Renunciamos al nacionalismo y abrazamos una causa universal an pendiente: la emancipacin de las mujeres y hombres de nuestras situaciones de opresin y explotacin a las que estamos sometidos diariamente. Esa causa no entiende de fronteras ni de odio entre pueblos. Esta causa es una causa republicana y socialista, y no la abandonaremos en ningn momento.

Conviene aclarar de qu hablamos cuando hablamos de plurinacionalidad. No digo que no, pido una explicacin. Para no confundirnos de nuevo.

17. Sobre adoctrinamientos: Ana Delgado, Las 10 falsedades ms habituales con las que se adoctrina a los nios catalanes. https://www.elespanol.com/espana/sociedad/20180102/falsedades-habituales-adoctrina-ninos-catalanes/273722853_0.html. Uno de los ejemplos:

En el libro La meva histria de Catalunya [Toni Soler es el autor] se explica que en 1931, "despus de unas elecciones, Catalua recuper su gobierno propio: la Generalitat". Despus se cuenta que en la Guerra Civil los "ganadores eran militares" y fusilaron al presidente Companys por el simple hecho de ser cataln. "Muchos otros catalanes murieron o tuvieron que huir del pas". Ojo, del pas cataln.

Por el simple hecho de ser cataln! Qu cosas que se escriben! Otro ejemplo:

Jaime I de Aragn fue uno de los grandes reyes de la Casa de Aragn y se le conoce como el Conquistador ya que bajo su reinado tom Mallorca, Menorca, Ibiza, Formentera, Valencia y Murcia. Sin embargo, segn los libros nacionalistas que proliferan en Catalua se habla abiertamente de Jaume I como rey de Catalua -no de Aragn, Valencia y Mallorca y conde Barcelona, como es la realidad-, y se explica que l "emprendi la expansin de Catalunya por tierras hispnicas". As queda reflejado, por ejemplo, en Petita Histria de la Naci Catalana . Jaume I se presenta como un rey cataln. Entre otras manipulaciones histricas se afirma que Alfonso II de Aragn es el cataln que proyecta la "creacin de un Estado" y, adems, se habla una y otra vez de la "confederacin catalanoaragonesa", nunca de la Corona de Aragn. Es llamativo que en los libros analizados prevalezca la idea de que Catalua fue la que conquist Aragn y Valencia.

18. De Vctor Lenore: Marx sobre Espaa: Contra el nacionalismo y los borbones, a favor de la revolucin. Constantino Brtolo y Alberto Santamara publican dos antologas de rabiosa actualidad sobre el autor de 'El capital'. https://www.elconfidencial.com/cultura/2018-01-02/marx-espana-nacionalismo-revolucion_1498999/ Sacristn tradubo a finales de los cincuenta del siglo pasado muchos de esos textos. Uno de sus comentarios:

Cul es el texto que ms ha sorprendido al antlogo? Es complicado escoger solo uno. De Espaa revolucionaria, por ejemplo, me sorprende la habilidad con la que se enfrenta a la Constitucin de 1812. Es una lectura a la que Gramsci retorna en sus Cuadernos de la crcel. Marx ensalza un proyecto que fracasa y que observa como v erdadera posibilidad para un cambio , pero que ni liberales ni el pueblo supieron asentar o aceptar. Su idea es que aprovechando que se expulsa a Napolen -mostrando un fuerte impulso revolucionario popular-, habra sido el momento idneo para deshacerse tambin de los borbones. Esta posibilidad hubiera cambiado por completo la historia espaola.

19. Lo dice nada menos que Endavant, el partido de la ex diputada Anna Gabriel: L'organitzaci poltica Endavant opina que, desprs del 21-D, no hi ha la " correlaci de forces suficient", ni respecte a l'Estat ni en el si de l'independentisme, per transformar la "victria electoral" i la "majoria social" en una "Repblica independent". https://www.elnacional.cat/ca/politica/endavant-correlacio-de-forces-republica_225897_102.html. Lo increble, eso s, es que afirmen que Endavant considera que desprs del 21-D hi ha una majoria social "contrastada" partidria de l'independentisme. Qu mayora social contrastada?

20. Lo mismo que el ao pasado, la eterna repeticin de la misma historia: Reyes de Oriente a favor del proceso. Las entidades soberanistas llaman a ir con el lazo amarillo. http://politica.e-noticies.es/reyes-de-oriente-a-favor-del-proceso-114875.html Las territoriales del Bages y Manresa de la ANC y mnium Cultural han hecho un llamamiento a travs de las redes sociales a recibir la cabalgata de los Reyes de Manresa con ropa o complementos de color amarillo. Con el mensaje: 'Recibimos la Cabalgata de Reyes de amarillo', las entidades quieren aprovechar que TV3 ha escogido la capital del Bages para hacer la retransmisin en directo de la fiesta.

De hecho eso es poco si lo comparan con este video -https://www.elcatalan.es/el-humorista-que-llamo-sarnosos-y-cabrones-de-mierda-a-los-espanoles-dio-las-campanadas-en-tv3/- donde el presentador de las campanadas de TV3 de este final de ao, Quim Masferrer, habla de sarnosos y cabrones de mierda (y ms cosas) al referirse a Espaa y a los ciudadanos espaoles.

21. La valoracin de Miquel Iceta de los resultados electorales del PSC en las elecciones del 21D: https://diaridemiqueliceta.wordpress.com/2017/12/29/intervencio-al-consell-nacional-del-psc/. El comentario del profesor Miguel Candel:

El empate de impotencias ser eterno mientras el PSC no coja la bandera de una izquierda digna de tal nombre e inequvocamente no nacionalista (sin componendas con el denominado y casi extinguido catalanismo moderado). Mejor dicho, mientras no la coja ni l ni nadie ms con capacidad y prestigio.

22. De Jos Antonio Prez Tapias (que ha dejado su militancia en el PSOE estos das), Ritos desfondados en el choque de los nacionalismos. El traspaso de pretensiones de absoluto o las tentaciones para incurrir en planteamientos fundamentalistas son fuentes de catastrficas recadas en la antipoltica. http://ctxt.es/es/20171227/Firmas/16979/perez-tapias-catalu%C3%B1a-21-d-elecciones-independentismo.htm#.WkoBXxDLHoY.facebook. El artculo ha sido muy discutido en las redes. Sus palabras de cierre:

Dir, para concluir, que el invento de Tabarnia, como esa hipottica comunidad autnoma que podra escindirse de Catalunya aduciendo motivos supuestamente similares a los esgrimidos por el independentismo para separarse de Espaa, me parece, aun con sus pretensiones satricas y con la intencin de ser espejo en que los secesionistas vean su caricatura, un mal truco. Su puesta en circulacin no oculta su origen en el resentimiento de un nacionalismo espaolista que se ve adems impotente para ofrecer una alternativa al soberanismo que sea consistente y creble. En este caso, los significados que se articulan a travs de la fantaseada Tabarnia no corren a favor de la reconstruccin de la mediacin simblica que el conflicto de Catalunya reclama, sino en direccin contraria. La parodia, en este contexto, es broma de mal gusto que redunda en la reafirmacin identitaria unilateral, alejando posibilidades de reconocimiento de la alteridad.

No es fcil ver a qu se refiere Prez Tapias cuando habla de la reconstruccin de la mediacin simblica que el conflicto de Catalunya reclama. Sabe el autor que el secesionismo ha ubicado la senyera (ellos, no el neofranquismo) en el bal de los trastos intiles y trasnochados y que entre las manifestaciones que han mostraron ms senyeres en los ltimos aos fueron la dos manifestaciones no secesionistas del octubre pasado celebradas en Barcelona?

Una conjetura-pregunta: ser Prez Tapias un nuevo invitado en las tertulias nacionalmente homogneas de TV3?

23. De Albert Recio Andreu: "De elecciones, procesos y comunes http://mientrastanto.org/boletin-164/notas/de-elecciones-procesos-y-comunes. Su tesis sobre los Comunes:

Los ayuntamientos del cambio, Barcelona en Com en particular, han significado un paso adelante, modesto pero claro, en cuanto a transformacin social. Y ahora la polarizacin impuesta por el procs, y los errores y dificultades propios, generan una amenaza que no puede pasarse por alto. Hay una base de partida que no puede ignorarse. En todas estas zonas obreras el voto no ha bajado del 9-10%, lo que indica que persiste una base social obrera progresista que ha sido capaz de entender que hay otras alternativas a considerar. Que esta base se convierta en una fuerza decisiva depende de tres cuestiones que hasta ahora Els Comuns no han acabado de desarrollar: a) realizar propuestas que superen la dinmica de los dos bloques en una sociedad, la catalana, que empieza a estar agotada por un proceso sin salida; b) plantear con fuerza la agenda de transformacin social, algo que pasa inevitablemente por el apoyo a dinmicas y movimientos sociales que van ms all del propio universo organizativo, y c) articular en serio un modelo organizativo que pase por encima de los viejos ncleos que han participado en las confluencias, poniendo especial atencin a la organizacin de las capas sociales que son su principal soporte (sin perder de vista la necesidad de reformular una nueva relacin entre estratos sociales enfrentados por el procs).

24. Un excelente artculo de J. Mart Valls que habla de temas que solemos olvidar siendo, como son, de importancia esencial: Efectos de la calidad del aire sobre la salud http://www.fmc.es/es/efectos-calidad-del-aire-sobre/articulo/S1134207217301299/#.Wk4msEtG35Z. Sus palabras iniciales:

El objetivo de este artculo es hacer visible la epidemia invisible que representa la contaminacin atmosfrica para la salud. Como decan los autores del libro Nuestra contaminacin interna Los profesionales de la medicina y de las ciencias de la salud tienen la obligacin tica y la oportunidad clnica de hacer visible y ayudar a controlar un proceso que muy a menudo es excesivamente invisible: la conexin causal entre determinadas enfermedades graves y ciertos agentes qumicos ambientales. Queremos que este artculo sea un instrumento de sensibilizacin, de conocimiento y buena praxis de los profesionales de la salud, fundamentalmente los clnicos que dedican su prctica a atender a personas en la atencin primaria, para que puedan dar respuesta, con evidencia cientfica cuando la haya, a los problemas y las preguntas de sus pacientes y orientar su tarea de formacin o investigacin.

Una de sus consideraciones centrales:

Existen varios trabajos que, ya sea a travs de modelos o a partir de estudios epidemiolgicos poblacionales, nos aportan medidas de los beneficios sobre la salud a partir de varios indicadores. Ya hemos visto un trabajo, el del grupo del CREAL de Barcelona, que cuantifica a los muertos y a los afectados por distintas patologas que podramos evitar si en el rea Metropolitana de Barcelona pasramos de los niveles actuales de PM10 (un solo contaminante) a los 20μg/m3, que es el nivel recomendado por la OMS. Este grupo cuantifica la mejora en esperanza de vida en 14 meses con estas medidas. En un trabajo publicado en 2009, Pope todava describe ms beneficios por lo que respecta a la esperanza de vida: hasta 7,3 meses por cada descenso de 10μg/m3 de partculas finas. En el ao 2000, Samet publicaba que, por cada descenso de 10μg/m3 de PM10, la mortalidad general de la poblacin expuesta descenda en un 0,51% y la mortalidad por causas cardiorrespiratorias, en un 0,68%. El estudio se refera a 20 ciudades de Estados Unidos de Amrica. De los estudios del proyecto APHEIS en 19 ciudades de la Unin Europea se concluye que, bajando la media de PM10 en estas ciudades a 20μg/m3 disminuiran las muertes prematuras en 43 por 100 000 habitantes. Mientras que, con el mismo proyecto APHEIS en cinco ciudades espaolas (con medias de PM10 > a 50μg/m3) las muertes prematuras evitadas, bajando a 20μg/m3, seran 68 por 100 000 habitantes. En 2009, Mailing publica sus resultados en 15 ciudades del estado de California (EE. UU.), y los beneficios en salud por nivel de mejora ambiental ya eran mayores que los descritos nueve aos antes por Samet. Por cada disminucin de 10μg/m3 de PM10 se da un descenso de la mortalidad para todas las causas del 0,70% y para causas cardiorrespiratorias un descenso de 1,30%. (la cursiva es ma)

25. Sobre el 1-O y la no suspensin del partido del Bara: El asedio poltico al Bara se incrementa despus de las elecciones del 21-D. Carles Puigdemont ya advirti al presidente del club que pagara las consecuencias de no haber suspendido el partido del 1-O http://www.eltriangle.eu/es/notices/2018/01/el-asedio-politico-al-barca-se-incrementa-despues-de-las-elecciones-del-21-d-9808.php

26. En la bsqueda de apoyos internacionales: "El Govern desvi casi un milln a su 'lobby' en EEUU y pag parte tras entrar el 155. Carles Puigdemont destin en la recta final del 'procs' ms de 800.000 euros a la embajada de la Generalitat en Nueva York para intentar conseguir que EEUU respaldara su plan independentista. https://www.elconfidencial.com/espana/2018-01-04/el-govern-desvio-casi-un-millon-a-su-lobby-en-eeuu-y-pago-parte-tras-entrar-en-vigor-el-155_1500932/. Sin poderlo evitar me viene a la memoria la cancin de Raphael -perdn, perdn, estoy perdiendo las buenas costumbres musicales-: Escndalo, escndalo!

27. Los anlisis materialistas de Marx (y de otros autores) no parecen estar muy equivocados: Miquel Noguer, Los fugados negocian garantas para renunciar a las actas de diputado. Los cuatro exconsejeros debaten con sus formaciones sobre qu papel jugar cada uno en un hipottico ejecutivo cataln. https://elpais.com/ccaa/2018/01/04/catalunya/1515099364_898333.html. Eso s, la CUP a lo suyo: Pere Ros, La CUP empuja de nuevo a la ruptura unilateral para dar su apoyo en la investidura. Los antisistema admiten que nadie les ha pedido formar parte del nuevo Ejecutivo cataln. https://elpais.com/ccaa/2018/01/04/catalunya/1515062468_906751.html. Por cierto: por qu les seguirn llamando o considerando una fuerza antisistema? Respecto a qu sistema son antisistema los hasta hace poco aliados de Junts pel S-3%?

28. Sobre la universidad espaola (con apuntes sobre las catalanas): De Rosa Ana Alija, Acredtenme, por favor http://mientrastanto.org/boletin-164/notas/acreditenme-por-favor. Un paso de su reflexin:

Entre todos los frentes abiertos para acabar con ella [la universidad pblica], la poltica de profesorado ocupa un lugar destacado. La crisis econmica ha sido la excusa perfecta para darle en la lnea de flotacin. Sirva de ejemplo el plan que hace aos se marc la Generalitat de CiU y Mas, y que cont con la inestimable ayuda del gobierno del PP y su restriccin de la oferta de empleo pblico: reducir la plantilla docente funcionaria a un 49% del total e incrementar el personal con contrato laboral hasta un 51%. La cuestin es que esta poltica de sustitucin no necesariamente se traduce en una reduccin del gasto en salarios, puesto que al personal laboral se le paga sueldos similares al funcionario, as que la razn de base parecera ser otra. La ms probable apuntara a una mayor flexibilidad para poder decidir quin se queda y quin se va. Y es que, de esa forma, como quien no quiere la cosa, el grueso de la universidad estara integrado por docentes cuya libertad de ctedra ya no sera tan libre, ya que se reducira a menos de la mitad el personal con un estatuto que le permitiera actuar de manera independiente sin importar el color del gobierno de turno.

La ltima vuelta de tuerca, prosigue la autora, se ha dado este otoo, con el endurecimiento de los criterios de acreditacin para poder acceder a concursos de plazas de profesor/a titular y catedrtico/a.

Desde hace ya tiempo, el sistema de evaluacin de la actividad del personal docente (que, en realidad ha pasado a ser principalmente investigador, pues es la parte de su labor que ms se valora) para obtener el marchamo oficial de calidad que le permita participar en los concursos a puestos funcionariales se basa en criterios esencialmente cuantitativos. Lo que importa es tener muchas publicaciones, preferiblemente en revistas de marca, como criticara en 2013 el premio Nobel Randy Schekman; tener muchas citas (aunque sea a travs del intercambio de cromos con colegas: ctame y te cito); presentar ponencias en muchos congresos (promocionando la figura del profesor turstico que Juan Ramn Capella incisivamente caracteriz en su obra El aprendizaje del aprendizaje [1995] y del que afirmaba que los estudiantes no suelen reparar en ellos como docentes). Las cifras ingentes de produccin que se exigen para obtener una A o una B (puntuaciones con las que se puede obtener la acreditacin) son tan absurdas que, por poner un ejemplo muy grfico, Peter Higgs, descubridor del bosn que lleva su nombre, y otros premios Nobel no podran ser catedrticos en Espaa. Salta a la vista, entonces, que si esta es la va para que la investigacin espaola aspire al Nobel (premio por antonomasia en todos los rnquines internacionales para rubricar la excelencia de una universidad), las universidades locales lo llevan crudo, porque el sistema espaol no deja tiempo para pensar, reflexionar, innovar (si es que lo deja para respirar) gracias a su afn por confundir cantidad con calidad.

La opinin del profesor, catedrtico de la UAB, Jos Luis Martn Ramos:

Lo que explica Rosa Ana es lamentablemente exacto, 100x100. Adems, ese curso individual, individualista, contribuye a destrozar los equipos de trabajo y reducirlos al coto privado del catedrtico. la superchera del discurso de la excelencia se ha extendido en todo el sistema educativo, que- significativamente- es cada vez menos excelente

La opinin del profesor jubilado Manuel Martnez Llaneza:

Totalmente de acuerdo con Jos Luis, pero aado que los problemas de la Universidad no son slo los del profesorado: coste para los alumnos, financiacin, privatizacin directa o encubierta, confusin y profusin de ttulos... la cara fosca de Bolonia.

Me olvidaba (y no conviene olvidarse): 1. Comunidad autnoma con los precios de la vivienda nueva ms altos al alcanzar los 3.452 euros por metro cuadrado construido seguida de Madrid, 3.167 euros, y el Pas Vasco, 2.506 euros): Catalua. 2. Capital de provincia con los precios ms altos (3.865 euros por metro cuadrado de vivienda): Barcelona. 3. La inversin pblica se sita en 2017 en mnimos de 50 aos. Las Administraciones invirtieron el ao pasado en torno al 1,9% del PIB. La partida pierde unos 30.000 millones de euros respecto a los mximos anotados en 2009. https://elpais.com/economia/2017/12/31/actualidad/1514737934_319548.html. Educacin cae a la mitad y Sanidad un 37%. 4. De los 21,5 millones de contratos laborales firmados en Espaa en 2017, casi 20 millones -ms del 90%- son contratos temporales. 5. Espaa desoye las advertencias anticorrupcin del Consejo de Europa. El pas incumple todas las recomendaciones sobre independencia judicial y buenas prcticas parlamentarias. Entre las tareas pendientes: el sistema de nombramientos del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), el rgano de gobierno de los jueces, y de los presidentes de tribunales (provinciales, autonmicos, Audiencia Nacional y TS). https://politica.elpais.com/politica/2018/01/03/actualidad/1514968246_979335.html 5. Y conviene, por supuesto, no olvidar las cuestiones de fondo, la disyuntiva de Luxemburg o formulaciones enriquecedoras posteriores, en este inicio del ao. Con palabras de Jean Ziegler (La plutocracia contra el pueblo https://elsaltodiario.com/fondos-buitre/naciones-unidas-plutocracia-contra-pueblo).

Este expolio [de los pases del Sur por el Norte] an se vio agravado, durante estas ltimas dcadas, con la aparicin de los fondos buitre, llamados as por su caracterstica de rapaces y carroeros. Son fondos de inversiones especulativas, registrados en los parasos fiscales y que estn especializados en la compra de deudas, que desde hace largo tiempo se venden por debajo de su valor nominal, con el fin de obtener mximos beneficios. Estos fondos especulativos son propiedad de individuos extremadamente adinerados que se cuentan entre los ms terribles depredadores del sistema capitalista. Logran disponer de botines de guerra de miles de millones de dlares. Comandan batallones de abogados capaces de abrir procedimientos en los cinco continentes, durante diez o quince aos, si fuese necesario. Los fondos buitre matan. Un ejemplo: en 2002, y debido a una sequa espantosa, el hambre provoc la muerte de decenas de miles de seres humanos en Malawi. De los 11 millones de habitantes de ese pas del sudeste de frica, 7 se encontraban gravemente subalimentados. El Gobierno era incapaz de ayudar a las vctimas porque algunos meses antes haba tenido que vender en el mercado los stocks de reserva de maz (40.000 toneladas!) para pagar a un fondo buitre. Ese fondo haba obtenido de un tribunal britnico la condena de Malawi a pagar varias decenas de millones de dlares. El editorialista del Financial Times, Martin Wolf, quien no es realmente lo que se puede llamar un revolucionario, sin embargo, escribi: "Dar el nombre de buitres a esos fondos es un insulto a los buitres, ya que stos desempean una valiosa tarea". Y tiene razn: los buitres limpian los esqueletos de los animales muertos en las sabanas y evitan de ese modo la difusin de epidemias

Recordemos las sabias palabras de Max Horkheimer de 1939 si no quieres hablar del capitalismo entonces es mejor que te calles acerca del fascismo. Las patas y aristas oscuras siempre estn al acecho.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter