Portada :: Cultura
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 10-01-2018

Pueblos afrodescendientes
A golpe de dcima

Juan Montao Escobar
Rebelin

Los afrodescendientes acudieron al llamado de Eloy Alfaro el mismo da que empez la lucha armada por modernizar el Estado y continuaron peleando hasta ms all del triunfo de la Revolucin Liberal del 5 de junio de 1895. Ellos creyeron que se cumpliran las quimeras socialistas de equidad y libertad.


El secreto de la dcima esmeraldea est en la economa de palabras (44 versos, incluida la glosa), de tiempo (por precisin en el flow) e historicidad (narracin del hecho histrico a volandas de verba). Es en golpe de dcima, porque se cuenta por contar la realidad vista y pensada con el ejercicio de la palabra suelta. El decimero, mujer u hombre, no sufre su creacin ni anda en crisis existenciales, narra aquello que debe narrar para el odo colectivo comunitario. Al decimero se le antoja el ritmo y halla la rima al instante del decir. La dcima es originaria de costas o tierras adentro africanas. Invencin all y reinvencin ac de los griots, como una segunda oportunidad, en la costa pacfica colombo-ecuatoriana. Con la dcima espaola se relaciona por el idioma. El eurocentrismo acadmico tiene dificultades para entender esta descomplicada verdad, una razn se desgrana de la mata: colonialidad de saberes. Las mujeres y los hombres hacedores de dcimas esmeraldeas (muchos tambin son contrapunteadores [1] ) apenas estuvieron en escuelas estatales de una semana no y en otra de ya veremos, de lo que se sabe nadie les ense mtrica, trucos lingsticos o reglas de versar; pura oralidad ancestral, herencia de mayores. Pura tcnica de memoria colectiva.

La ley de las dcimas -de Costa Arriba (Esmeraldas, Ecuador) y Costa Abajo (Colombia), los viejos la cantaban a cada rato, porque ellos tenan la costumbre de cantar las cosas de la ley y de la tradicin para que l que quera las aprendiera ms fcil [2] , el entrecomillado es de Aparicio Arce Rodrguez, un legendario decimero de Esmeraldas. El compositor nace con su don [] a m me naci el don de las dcimas. Adems que esto de componer a m nadie me lo ense, yo solito lo aprend [3] .

Venga, as pues, el golpe de dcima cimarrona: Yo me embarqu a navegar, en una concha de almeja, a rodear el mundo entero, a ver si hallaba coteja. As como el arrullo tiene dos destinos, a lo humano y a lo divino, con las dcimas es igual y los versos anteriores constituyen una glosa dedicada a lo humano. Es annima y tiene sus cambios segn quien tome la palabra e incorpore asuntos y humor. Prestada la palabra decimos con dcima, algo que empecina, y si no tiene rima, al menos pide retina.

Yo me embarqu a navegar

(Descolonizar la historia nuestra)

El ttulo del parntesis perteneci a Al Musa Iye, exjefe de la seccin del Dilogo Intercultural de la UNESCO. Y es muy actual para el Pueblo Afroecuatoriano. La Manumisin de los esclavizados, ocurrida el 25 de julio de 1851 y rememorada en pocas memorias, obliga a que se revise ese equvoco que se empea en que negro es igual a esclavo o asocia siempre a la gente negra con la esclavitud. No se trata de una revisin o negar que el capitalismo, tal como ahora lo conocemos, fue uno de los inmensos aportes de los africanos y sus descendientes en trabajo jams remunerado. Mucho se habla del trabajo fsico y muy poco de la plusvala de la produccin intelectual. Por eso y otras causas se mantienen ciertos estereotipos basados en el uso de la fuerza bruta.

Una rpida mirada a nuestra historia. No incluyamos a los obreros calificados de Jamaica que construyeron el ferrocarril, obra cimera de la Revolucin Alfarista, de 1 895. O como escribi Mervyn Claxton, ex funcionario de la UNESCO y antiguo diplomtico de Trinidad y Tobago: Las pruebas realizadas en los residuos de hierro, excavados en 1980, muestran que ya se trabajaba el hierro al menos unos 1500 aos A. de JC en Termit, en el este de Nger. Material excavado en Egaro, al oeste de Termit, ha sido fechado entre 3 000 y 2 500 A. de JC, est publicado en la revista Alai, de junio de 2 011. Muhamed Ziadah, en Correo de la UNESCO, 2 009, nmero 8, hace esta correccin al sealamiento muy extendido que las fuentes histricas africanas son exclusivamente orales. Y no es as. Existen centenares de miles de documentos escritos llamados ajami, que documentan la historia de frica, en particular la poca medieval (paralelismo con Europa, JME). Ajami es derivado de a jamiyy que significa no rabe. Estos documentos fueron hallados en Tombuct, Mal, y son del siglo XIV.

El antroplogo ingls Robert Sutherland Rattray, en su Ashanti Law and Constitution, 1929, dice que hall una semejanza muy remarcable entre la constitucin de la antigua Grecia y la de los Ashanti. Jean- Pierre Tardieu, en El negro en la Real Audiencia de Quito, habla sobre las habilidades mineralgicas de los africanos de la costa occidental: Se valieron de la ayuda tcnica de un negro minero comprado para el efecto, lo cual permite deducir que exista tal clase de esclavos en el mercado cuyo valor se relacionaba con su alto grado de calificacin, pg. 157. En referencia al prestigio de los astilleros de guayaquileos indica: Los barcos construidos en Guayaquil tenan asevera el autor, una esperanza de vida de 60 e incluso de 70 aos, pg. 262. No solo se deba a la madera, la estopa o la brea utilizada, ms bien era la mano de obra afrodescendientes que mejoraba la calidad de las embarcaciones. Por eso los esclavizados para los trabajos navales se cotizaban tan alto que algunos aprovecharon su propia habilidad para conseguir la libertad propia y de algn familiar. Yo me embarqu a navegar,

 

En una concha de almeja

(Fighting for survival)

En marzo de 1845, las lites guayaquileas, incluyendo a Olmedo, lograron reunir un ejrcito para marchar contra las fuerzas de Flores en Babahoyo: su ejrcito estaba conformado casi con toda seguridad por muchos hombres que haban sido esclavos, o estaban emparentados con esclavos o con ex-esclavos. En mayo, la ciudad costera de Esmeraldas, mayoritariamente negra, se uni a la revuelta, y hasta los conservadores que asuman haber tomado firmemente las riendas del poder comenzaron a temer el derramamiento de sangre y la destruccin de la propiedad. Tomado de Nineteenth Century Ecuador , pg. 37 , Fairfax, Virginia: George Mason University Press, 1987, compilado por Carlos Aguirre para La abolicin de la esclavitud en Hispanoamrica y Brasil: nuevos aportes y debates historiogrficos.

La manumisin de de los esclavizados fue gritada a los cuatro vientos el 21 de julio de 1825, pero el Decreto presidencial, firmado, en la Casa de Gobierno de Guayaquil, por Jos Mara Urbina, fue publicado el 25 de julio de 1825. Por el decreto se formaron las Juntas Protectoras de la Libertad de los Esclavos en cada capital de provincia. Para esa fecha, Esmeraldas ya haba sido elevada a provincia. Esas Juntas deban liberar a una persona esclavizada una vez que se reunieran 200 pesos del impuesto a la plvora.

De la misma compilacin de Carlos Aguirre: Finalmente, el 27 de setiembre de 1852, la Asamblea vot 19 a 17 en favor de abolir la esclavitud a partir del 6 de marzo de 1854 (en honor a la fecha de la Revolucin de Marzo), se hubiese compensado a todos los propietarios o no. Entretanto, a modo de compromiso, incrementaron la renta fiscal disponible para la indemnizacin, pg. 17. Apenas dos votos de diferencia. Esa diferencia se evidenci en la sociedad ecuatoriana, de aquellos aos y en los que vendran despus, igual que un insalvable abismo social. As haba sido desde que los Ancestros pisaron estas costas gritando su llegada, como en Bufallo soldiers, la cancin de Bob Marley, fighting on arrival, fighting for survival (luchando al arribar, luchando por sobrevivir) y as continuara por dcadas su cimarronaje de liberacin la gente de origen africano.

Los afrodescendientes acudieron al llamado de Eloy Alfaro el mismo da que empez la lucha armada por modernizar el Estado y continuaron peleando hasta ms all del triunfo de la Revolucin Liberal del 5 de junio de 1895. Ellos creyeron que se cumpliran las quimeras socialistas de equidad y libertad. El entrecomillado proviene de una carta de Gabriel Garca Moreno, en 1852, para condenar la rebelin de un esclavizado. Cuando la construccin del ferrocarril, la obra civil ms importante del alfarismo, languideca, Archer Harman, contratista del proyecto, trajo obreros afrojamaiquinos y ya no hubo contratiempos. Y ocurri el alzamiento montonero del 24 de septiembre de 1913, los historiadores con un simplismo desventurado la llaman guerra de Concha. La verdad, toda la verdad: fighting for survival. Yo me embarqu a navegar, en una concha de almeja.

A rodear el mundo entero

(Alexandre Ption)

Es una regin escarpada, casi inaccesible, se llama el Bosque del Caimn (Bois-Caman), ah empez a trabajarse el 24 de mayo de 1822, batalla del Pichincha, triunfo militar que confirm la primera independencia de lo que despus sera la Repblica del Ecuador. El lugar estaba al norte de la isla que an se llamaba Saint-Domingue, ahora est dividida en dos pases. La noche del 14 de agosto y la madrugada del 15 de 1791, un inmenso cielo de tambores son, son festivo y premonitorio. El catolicismo celebraba la Ascensin de la Virgen y los africanos la libertad que empezaba, as se descubra en las seales teofnicas de las deidades que animaban las sacerdotisas. Ah estaba la ms famosa de todas: Cecile Fatiman. Cimarrones y esclavizados recin huidos fueron convocados por el mtico y mstico sacerdote (hougan) del Vud Dutty Boukman, para el ceremonial de las prximas batallas. Sin desmayar el tuntuneo, fue l quien seal a los tres generales que dirigiran la insurreccin y los danzantes renovaron el vigor del baile al grito de: libertad o muerte! El 23 de agosto de 1791 se iniciara el levantamiento general de los esclavizados en la isla y solo tuvo algo de paz el 1 de enero de 1804, con la independencia del pas. Doscientos siete aos ms tarde la UNESCO exhort a los pases a conmemorar esta fecha como el Da Internacional del Recuerdo de la Trata de Esclavos y de su Abolicin.

No fue una sino fueron dos veces las que el general Alexandre Ption, presidente de la Repblica de Hait, a nombre del pueblo haitiano apoy a Simn Bolvar con soldados, dinero y naves para continuar la lucha libertaria. En la segunda, en un gesto de mgico simbolismo, le alcanza su espada utilizada en la guerra contra los franceses. No tena ningn adorno especial y a simple vista no se la distingua de otras, quizs el peso adaptado al brazo de Ption, el escudo haitiano en la empuadura de bronce y la calidad del acero permita perpetuar el filo mortal. Esto ocurri el 21 de diciembre de 1816, en el puerto de Los Cayos de San Luis, el Libertador se emocion hasta las lgrimas: Perdida Venezuela y la Nueva Granada, la Repblica de Hait me recibi con hospitalidad, el magnnimo presidente Ption me dio proteccin y bajo sus auspicios form una expedicin de trescientos hombres comparables en valor, patriotismo y virtud comparable a los soldados de Leonidas. Gracias al pueblo de Hait mis compatriotas sern libres. Desde ah se vean las naves francesas, espaolas y britnicas que hostigaban a la naciente repblica.

Algo presenta Ption, porque repiti la recomendacin: pido a Usted, que cuando llegue a Venezuela, su primera orden sea la Declaracin de los Derechos del Hombre y la libertad de los esclavos . Simn Bolvar durante nueve aos llev la espada consigo por miles de kilmetros, la us en 300 combates y la obsequi al general espaol Pablo Morillo durante la firma definitiva de la paz. Los esclavizados no fueron gratificados con la libertad ni le otorgaron los merecidos derechos en ninguno de los pases liberados por el ejrcito bolivariano. Era un imposible: tenan que rodear el mundo entero. Yo me embarqu a navegar, en una concha de almeja,

 

A ver si hallaba coteja

(Kinshasa, ao 60)

Kinshasa, 30 de julio de 1960. Apenas haba cumplido 35 aos, estaba frente a expectantes delegaciones venidas de los confines del Congo y sentado en la primera fila el rey belga, Balduino I. Y tambin se hallaban presentes aquellos que unos meses despus se alegraran de su muerte. Patricio Lumumba estaba ante los micrfonos, vesta impecablemente para esa ocasin nica, medit unos segundos que parecieron interminables, observ por ltima vez al monarca de Blgica y empez. Quin podr olvidar las masacres de tantos de nuestros hermanos, o las celdas en que han metido a los que no se someten a la opresin y explotacin? Hermanos, as ha sido nuestra vida, dijo en algn momento. Insoslayable pasin en las palabras para relatar dcadas de infinitos sufrimientos del pueblo congols. Quienes esperaban agradecimientos por la independencia se sintieron decepcionados, entre ellos la burguesa blanca duea absoluta de lo que creca sobre el suelo y se guardaba en el subsuelo. Se dice fcil y sin exageracin ideolgica.

Patricio Lumumba haba nacido el 2 de julio de 1925 y era uno de los poqusimos congoleos con ttulo universitario; no eran ms de 100 en millones de personas. Todava algn despistado habla del Congo belga, antes de ese gentilicio colonial fue propiedad personal del rey Leopoldo II. En 1 885, las potencias europeas aprobaron el regalo a su majestad y la crueldad lleg a extremos tal que todo el pas (una superficie equivalente a los territorios de Francia, Alemania, Inglaterra, Espaa e Italia juntos) se convirti en una plantacin de caucho y quien no cumpla con la cuota de ltex perda las manos, de 25 millones la poblacin se redujo a 15, en menos de 20 aos. Las continuas rebeliones del pueblo congols seguidas de masacres de los colonialistas, logr el cambio de dueo del rey a todo el pas. Aquello sucedi en 1908 y fue cuando se le llam Congo belga.

La noche del 17 de enero de 1 961, los faros de automviles de la polica belga no podan con la oscurana de la sabana katanguea y en ese breve espacio se creaba una neblina irreal, un oficial tom por el brazo a Lumumba y debi ser ayudado, porque apenas se mantena en pie despus de largas sesiones de tortura. Lo asesinos admirados por su elegante valenta, mirando en otra direccin, dejaron la iniciativa criminal al pelotn de fusilamiento. Cavaron con premura una fosa y se marcharon a informar a los dueos de las mineras belgas y tambin a la CIA estadounidense. Das despus, un grupo de policas belgas desenterraron el cadver y lo disolvieron en una mezcla cidos fuertes. De los asesinos l que ms tiempo vivi fue Mobutu Sese Seko, con los otros se cumpli aquello de el crimen no paga. Un da la historia nos juzgar, pero no ser la historia segn Bruselas, Pars, Washington o la ONU sino la de los pases emancipados del colonialismo y sus tteres", as escribi profticamente el revolucionario a su esposa el 14 de enero de 1961.

Notas:

[1] Desafos de improvisacin versificada y rimada de decimeros o sea jams-verba.

[2] Los guardianes de la tradicin, compositores y decimeros, compilador Juan Garca Salazar, Ediciones Gnesis, 2002, p. 65.

[3] P. Cit., p. 32.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter