Portada :: EE.UU.
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 09-01-2018

La lotera, enajenacin de las masas indocumentadas

Ilka Oliva Corado
Rebelin


No existe en Estados Unidos el sueo americano ni el sueo dorado, ni ningn otro tipo de sueo que no sea el del cansancio fsico y emocional antes, durante y despus de las extenuantes jornadas laborales que vive el indocumentado.

Partiendo de ah, de una mentira, de la decepcin que queda al descubrir el montaje meditico y estructural que nos dice que en Estados Unidos los sueos se hacen realidad y que es el mejor pas del mundo para vivir, el indocumentado queda en un estado de desahucio perenne. Masas de moribundos que pensaron que en Estados Unidos encontraran techo, comida y oportunidades de desarrollo quedan en el limbo de los olvidados; como los afros y s, tambin, anglos que luchan su sobrevivencia en las alcantarillas de las grandes urbes. Parvadas que fueron engaadas y traicionadas por todos los que de una u otra manera alaban y hacen eco de una falsa realizacin y comodidad que brinda el pas.

Aparte de la religin y la fe, como manipulacin y sedativo constante que repican en las estaciones de radio y televisin con series como "La Rosa de Guadalupe" y las series de los libros de la biblia, estn el alcohol y las drogas que son insuficientes para la angustia que viven cada fin de mes las masas indocumentadas.

Vivir en Estados Unidos no es barato y si se habla de pagar los gatos de rentas y sobrevivencia en el pas y aparte ajustar para las remesas semanales, estamos hablando de una presin emocional que repercute fsicamente en los jornaleros. Un estado de alarma constante, depresin severa, estigma, fro, hambre; angustias que se convierten en enfermedades que no pueden curar en los hospitales porque no hay lugar para ellos. Se instalan pues en esos cuerpos cansados de tanto trabajo y de tanto dolor.

La lotera se presenta como la cura a todas las angustias y enfermedades, y en esto hacen eco los medios en espaol; una y otra vez invitan a la comunidad latina que en su mayora es indocumentada, a invertir en boletos de lotera porque el premio es millonario y como en un cuento de hadas tomado de Disneylandia recrean en reportajes de diez minutos en los noticieros, lo que le podra cambiar la vida a un paria si se gana la lotera. Todo en esos 10 minutos se convierte en magia, en alegra, en salud, en abundancia. Le inyectan al televidente el gen de la felicidad y la ilusin.

Es muy difcil mantenerse alerta y al margen de estos engaos, y son millones los que desesperadamente acuden a las tiendas a dejar lo de su comida en boletos de lotera, diariamente. No es un dlar, no son dos dlares, compran en boletos lo del pago de la luz, lo del agua, el dinero reservado para la comida de la semana. Fuera de s y orndole a sus dioses, muchon lloran de fe cuando reciben el boleto de las manos del cajero. Y orando y haciendo promesas regresan a los cuartos que alquilan en edificios en mal estado donde solo son capaces de vivir los latinos, por su situacin legal y econmica.

Y suean con comprar casas, comprar carros, sacar a sus familias de la pobreza, viajar por el mundo, poner negocios y darse la comilona que nunca se han dado en sus vidas, hasta reventar.

Muchos realizan rituales con los boletos, los llevan a bendecir a la iglesia, le pagan al pastor o al sacerdote para que vaya a sus casas y les d una bendicin especial, porque seguros estn que Dios es poderoso y que realizar los deseos de sus corazones, porque Dios sabe que han sufrido y que ya les toca ser felices, porque Dios sabe que son sus hijos de buena fe, porque Dios sabe, sabe, sabe todo lo que desde el patrn patriarcal les han inyectado para manipularlos desde la infancia.

Llega el da del sorteo y no ganaron la lotera, una estocada les pega en el corazn que sangra moribundo, se revuelcan llorando de decepcin, mientras ven el recibo de la luz, del agua y les repica el telfono con el dueo del edificio cobrndoles la renta. El caos se apropia de ellos, y muchos violentan a sus hijos, les gritan, les pegan, desquitndose con ellos por la mala suerte de no haber ganado la lotera.

Muchos otros se internan en el alcohol y las drogas y quienes tienen fe hacen de la iglesia su morada. Hasta que avista otra vez el sorteo y de nuevo la angustia por su miseria econmica y la ilusin por realizar el sueo americano y ser la envidia de sus amigos y familiares, los hace caer de nuevo en el abismo profundo de la compra de los boletos de la lotera. Una historia sin fin porque la lotera funciona gracias a la miseria creada por el sistema del capital que entre ms pobres las masas, ms ganan las mafias que trafican con la felicidad en nombre de la comodidad econmica en el pas del inexistente sueo dorado.

Audio: https://cronicasdeunainquilina.files.wordpress.com/2018/01/la-loterc3ada-como-enajenacic3b3n-de-las-masas-indocumentadas.m4a

Blog de la autora: https://cronicasdeunainquilina.com/2018/01/05/la-loteria-como-enajenacion-de-las-masas-indocumentadas/

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de la autora mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.






Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter