Portada :: frica :: Congo, una guerra por el derecho a la explotacin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 09-01-2018

Sangre en las manos del gobierno del Congo

Americo Gomes
Liga Internacional de los Trabajadores- LIT-CI


El 2017 termin, en el Congo, con 8 muertos, varios heridos y ms de una centena de manifestantes apresados durante protestas contra el gobierno de Joseph Kabila, que se aferra al poder. Los aparatos de represin afirman que un polica fue muerto en medio del conflicto. Las fuerzas de seguridad congolesas establecieron puestos de control en Kinshasa, una ciudad de 10 millones de personas, que est militarizada. Adems de la capital, hubo protestas tambin en Beni, en la provincia de Kivu, del norte. El gobierno determino el bloqueo de todos los medios y redes sociales, alegando razones de seguridad de Estado.

En Congo vienen dndose protestas hace dos aos, contra la permanencia de Kabila en el poder. El 14 de diciembre, 42 personas fueron apresadas en Goma; tambin se realizaron protestas en la Universidad de Kinshasa. El 20 de diciembre, en virtud de manifestaciones contra el gobierno, las fuerzas de seguridad mataron a 19 civiles en Kinshasa, 6 civiles en Goma, 4 civiles en Matadi y 5 civiles en Lubumbashi, de acuerdo con las organizaciones de Derechos Humanos. Esto fue contra manifestantes que mostraban pancartas rojas y soplaban pitos por el fin del mandato de Kabila. De acuerdo con las Naciones Unidas, por lo menos 113 personas fueron apresadas durante estas manifestaciones. El 21 de diciembre, las protestas en la segunda mayor ciudad del pas, Lubumbashi, dejaron 10 manifestantes muertos y 47 heridos. Las protestas en ciudades de todo el pas dejaron cerca de 100 muertos y la detencin de centenas de manifestantes.

Kabila asesino, quiere permanecer en el poder

Kabila est en el poder hace 16 aos, cuando sucedi a su padre. Su segundo y ltimo mandato, de cinco aos, termin en el 2016. La Constitucin del pas determina que un presidente slo puede tener dos mandatos seguidos en el gobierno. El ao pasado, un grupo de obispos y sectores ligados a la iglesia catlica, negoci un acuerdo con Kabila, donde l se comprometa a realizar un gobierno de transicin, hasta finales del 2017, cuando debera salir y se realizaran elecciones.

Pero su plan siempre fue permanecer en el poder, por eso va postergando la eleccin por tiempo indeterminado. La ltima y ridcula excusa fue que las autoridades electorales alegaron que no conseguan organizar el proceso electoral y cumplir el cronograma. Por eso postergaron las elecciones para el 2019, con Kabila estando ms de dos aos.

Poder y riqueza

El motivo para tanta lucha por el poder no podra ser otro que sus intereses familiares y de su camarilla. Su familia y asociados estn presentes en ms de 90 empresas[1], en la explotacin de oro, diamantes y otros minerales y se calcula que sus ganancias, en cuatro aos, fueron de 335 millones de euros (US$ 403 millones). Slo dos de los negocios de la familia poseen permisos para diamantes, que se extienden a ms de 450 millas de la frontera sudoeste del Congo con Angola. Estas empresas gozan de la proteccin de una unidad de lite de las fuerzas armadas, la Guardia Republicana, que emplea en acciones de intimidacin contra los trabajadores, campesinos pobres (a quienes les usurpan las tierras) e, incluso, contra otros empresarios. Actan de manera tan mafiosa que la multinacional diamantfera, conocida por su brutalidad contra los pueblos africanos, la De Beers, afirm que no se senta confortable y suspendi sus operaciones en el pas en el 2009. De Beers tena un acuerdo de explotacin con una minera nacional, controlada por Olive Lembe, hermana de Kabila.

Su mujer, Gloria Mteyu, los dos hijos y ocho hermanos trabajan con bancos, explotaciones agrcolas, operadoras areas, construccin, hotelera, farmacuticas, combustibles, agencias de viaje, moda, restaurantes y discotecas. Detentan el 60% del Grupo BGFI Bank S.A., con sede en Gabao, que tiene emprendimientos en 11 pases. En el 2014, el BGFI de Congo, controlado directamente por Gloria, fue recapitalizado, aumentando el capital social a US$ 38 millones.[2]

La actuacin de la familia Kabila, en la economa, fue iniciada con su padre, Laurent Desire Kabila, ex guerrillero, que luch y conspir para derrotar a Patrice Lumumba y aMobutu Sese Seko. Cuando luego asumi la presidencia, en 1997, inici la creacin de empresas vinculadas al Estado. Seguidamente fueron utilizadas por el lder para acumular su fortuna personal. En contraposicin a esta acumulacin familiar ostentosa, signific que dos tercios de los congoleses vivan con el equivalente a 1.8 euros/da (US$ 2.16).

Para buscar una salida, el imperialismo norteamericano est proponiendo elecciones para finales del 2018, lo que comenz a ser aceptado por el gobierno, con la mediacin de la Unin Africana, con el ex primer ministro togols Edem Kodjo, como mediador pero, la oposicin, lo rechaza, pues l es aliado de Kabila. La ONU tiene cerca de 20 mil soldados en el Congo, la mayor misin, supuestamente de paz, en el mundo, que de verdad ayuda a mantener al gobierno y reprimir a la poblacin.

Para aparecer como independiente, el gobierno de Estados Unidos aplic algunas sanciones a algunos lderes militares congoleses. Para que se tenga una idea de la ineficiencia de esas medidas, el empresario Jean-Jacques Lumumba, de Pricewaterhouse Coopers[3], argument que eso no sirve para nada, pues no alcanza a la red de personas que dirigen los negocios privados de la familia.

Los trabajadores y el pueblo congols, mientras tanto, sufren da a da las consecuencias de este gobierno dictatorial y corrupto. Cada vez ms su aspiracin es, al contrario de esas negociaciones y maniobras, sacar a Kabila YA del poder.

Qu camino deben seguir los trabajadores del Congo?

Est demostrado que el gobierno del Congo presenta una serie de caractersticas parecidas a varios regmenes dictatoriales africanos: la construccin de una burguesa negra, fuertemente vinculada y parasitaria del aparato del Estado, incluso con la utilizacin de los aparatos de represin, para defender sus intereses, origin que, dirigentes que estuvieron al frente de la lucha de liberacin nacional, incluso de la guerrilla, estn entrando en crisis, en virtud de las aplicaciones de los planes exigidos por el imperialismo que, a pesar de las grandes riquezas nacionales, generan hambre y miseria en las poblaciones; son sostenidos por el imperialismo, cuando enfrentan procesos de movilizacin o grandes descontentos, intentando hacer algunos cambios cosmticos, en el marco de mantener al rgimen y a las camarillas dirigentes.

Los intentos de endurecimiento bonapartista existen en Ruanda, que cambi su Constitucin en el 2015, para permitir que el presidente Paul Kagame fuese candidato a las elecciones por tercera vez; en Burundi, donde el presidente Pierre Nkurunziza, abri camino para su tercer mandato en el cargo, luego de una eleccin boicoteada y un golpe fallido; en Uganda, donde el Parlamento elev el lmite de edad constitucional, que forzara al presidente Yoweri Museveni a retirarse despus de su quinto mandato; en Kenia, un fraude electoral garantiz a Uhuru Kenyatta en el poder.

Como el desgaste de estos gobiernos es monstruoso, en virtud de la situacin de miseria de la poblacin, crisis econmica y corrupcin en las clases dirigentes, muchos de estos gobiernos se enfrentan con movilizaciones y revueltas, entran en crisis y buscan hacer cambios dentro del propio rgimen, a travs de golpes palaciegos o acuerdos entre las camarillas dirigentes: es el caso de Angola, en donde Jos Eduardo dos Santos (en el poder desde 1979), tuvo que dejarlo, contra su voluntad; en Zimbabwe, donde Robert Mugabe (desde 1980) sigui el mismo camino, con una aprobacin por debajo de cero; Senegal, donde Abdoulaye Wade, retir su propuesta de alteracin de la ley electoral, que garantizara su reeleccin, despus violentas protestas.

Estos cambios tratan de evitar que las movilizaciones crezcan y, efectivamente, derroquen gobiernos y cambien los regmenes, como es el caso de Burkina Faso, cuando Blaise Compaore fue derrocado en una revuelta popular en el 2014, despus de su intento de alterar la constitucin, para que l pudiese reelegirse; y, adems, los casos anteriores de las revoluciones en el norte de frica, que derrotaron dictaduras en Tnez y Libia.

Nosotros apoyamos las movilizaciones, en la perspectiva de que la combativa poblacin del Congo, un pas rico en recursos, emprenda el camino de las grandes movilizaciones populares y obreras, para tomar en sus manos el derrocamiento de este dictador asesino y sanguinario.

Traduccin para LIT-CI de Laura Snchez

Notas:

[1] De acuerdo con el Congo Research Group (CRG) y el Centro Pulitzer, https://pulitzercenter.org/publications/congo-research-group .

[2] https://www.bloomberg.com/news/features/2016-12-15/with-his-family-fortune-at-stake-congo-president-kabila-digs-in .

[3] Una de las mayores prestadoras de servicios profesionales del mundo, en las reas de auditora, junto con KPMG, Ernst & Young y Deloitte, est comprometida en el escndalo financiero internacional, llamado Luxemburgo Leaks, en el que grandes empresas transnacionales retenan impuestos a travs de un artificio legal llamado evasin fisca.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter