Portada :: Argentina
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 09-01-2018

Se desinfla el globo
La realidad hace crecer la desaprobacin de Macri

Aram Aharonian
Rebelin


Si hace cuatro meses se hablaba de una fcil reeleccin del presidente neoliberal argentino Mauricio Macri, hoy el humor social sobre el gobierno es muy diferente, gracias a una suba de precios del 27% en 2017 -superando ampliamente la inflacin programada-, lo que oblig a recalibrar las metas de 2018, con cambios en materia laboral y profundizando el tarifazo en los servicios pblicos (gas, luz y transporte).

Tres consultoras (Tendencias, CEOP y DAlessio Irol), coincidieron -con pequeas variante- en todos los tems: crecimiento de la desaprobacin del gobierno baja de la imagen positiva de sus principales dirigentes (la de Macri cay al 40%), pesimismo sobre el futuro prximo del pas, rechazo a las reformas previsional y laboral. En los sectores populares y tambin medios de la poblacin.

Todos los indicadores empeoraron notablemente en los dos ltimos dos meses de 2017, despus de que Macri lanz su "reformismo permanente", que bien se puede traducir como "ajuste permanente": recorte a los jubilados, pensionados y beneficiarios de la Asistencia Universal por Hijo, una reforma fiscal propatronal, y el despido de ms de dos mil trabajadores del Estado.

Los actuales niveles de desaprobacin son similares a los de mediados de 2016, cuando el macrismo encar sus polticas de "sinceramiento", con tarifazos y paritarias con los sindicatos, por debajo de la inflacin. Pero en 2017 volvi el "gradualismo" y el oficialismo se impuso en las elecciones de medio trmino de octubre.

Todo indica que en 2018 este "gradualismo" ser dejado de lado por el gobierno, que preferir ceder capital poltico en 2018 para tener nuevamente margen en 2019, ao electoral. El gobierno sabe que no domina una de las principales variables de su programa econmico: la deuda externa.

No queremos seguir tomando deuda y obligar a nuestros hijos y nietos a pagarla, dijo el presidente Mauricio Macri el martes ltimo. Solo 48 horas despus, el gobierno coloc ttulos por 9 mil millones de dlares y ampli el objetivo del ao en 15 mil millones.

Macri, agobiado por los resultados, est pegando un giro en los instrumentos de su poltica econmica y defini que esas medidas tienen que estar en marcha en el primer trimestre, a sabiendas que ellas afectarn a los sectores mayoritarios, produciendo un alto nivel de descontento. Por eso juega su futuro tratando de amortiguar los efectos tomndolas en el momento de menor actividad, en los meses de vacaciones de verano.

Hasta ahora el principal instrumento del conjunto de su poltica econmica fueron las altsimas tasas de inters del Banco Central, confiando que ello producira una drstica baja de la inflacin y a partir de all una mejora en las dems variables econmicas. Dos aos de gobierno con esta poltica mostraron su rotundo fracaso.

La casi desierta city portea se llen este fin de semana de rumores de renuncia del presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger. El fracaso de la poltica monetaria en el control de la inflacin y el cambio en las metas de precios para este y los prximos aos anunciado la semana pasada desnud las diferencias en el equipo econmico que ahora sigue los consejos de un economista poco conocido, Vladmir Werning.

Siguiendo sus consejos ha decidido profundizar el ajuste estatal, que tiene sus lmites en la protesta gremial y callejera que el gobierno ya sabe que no puede ignorar y en la presin de su partidarios y aliados, que piden ms cargos y con mejores sueldos a cambio de apoyos.

En los dos aos de gobierno de Macri, Argentina tom deuda en moneda local y extranjera por 121.588 millones de dlares. De ellos, 98.185 millones los emiti el Tesoro y el resto provincias y empresas. A su vez, del conjunto de la deuda emitida, 85.167 millones son ttulos en dlares en poder de acreedores externos, segn el Observatorio de la Deuda de la Univ ersidad Metropolitana y del Trabajo. Es ms: 84 de cada 100 financiaron la fuga de capitales, financiar la remisin de utilizadas y dividendos de las firmas extranjeras, cubrir la demanda de dlares para turismo y cancelar los vencimientos de deuda.

La contraparte de ese proceso no fue la inversin en infraestructura ni el financiamiento de proyectos industriales estratgicos. El Banco Central acumul una porcin de esos dlares en las reservas internacionales pero el grueso fue destinado a cubrir los desequilibrios en la cuenta corriente y la cuenta financiera.

El estreno de 2018 de la Argentina en los mercados internacionales se distribuy en tres tramos: 1750 millones a 5 aos, otros 4250 millones a 10 aos y 3000 millones a 30 aos. Los bonos a tres dcadas tienen un cupn de 6,875 por ciento anual y, como se vendieron por debajo de su valor nominal, el rendimiento asciende a 6,95 por ciento (48% superior a la reconocida por Mxico). Esos ttulos terminarn de pagarse en 2048. O no.

En la primera semana del ao, algo desacostumbrado para un enero vacacional, los trabajadores del Estado hicieron una huelga nacional: es que solo en diciembre, la administracin macrista despidi a 1200, para alcanzar los dos mil y se anuncian 1400 ms para este mes- con el objetivo de bajar el dficit fiscal: fueron dados de baja tras un perodo de evaluacin tcnica y de control de presentismo, dijo el oficialista y ultraconservador diario La Nacin.

El gobierno argentino se ha embarcado en un proceso de apertura comercial y financiera, tratando de convencer a la opinin pblica que son beneficiosas para el pas, y que lo sacarn del aislamiento, que segn ellos fue la caracterstica de la poca kirchnerista. Por eso el lamento por no cerrar el tratado de libre comercio Mercosur-Unin Europea que Macri quera mostrar como un triunfo.

Pero pese a todas las concesiones, funcionarios de la cancillera argentina sealan que la falta de acuerdo se debi los persistentes reparos de la UE sobre volmenes de cuotas de algunos productos agrcolas y de biocombustibles, la cuestin de la propiedad intelectual, las compras gubernamentales y ciertos temas de servicios financieros y martimos.

Esta es la realidad, escondida detrs de los globos amarillos y las declaraciones de futuros brillantes y las mentiras de la posverdad de los medios hegemnicos. Juan Domingo Pern sola decir que la nica verdad es la realidad

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter