Portada :: Bolivia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 10-01-2018

Vecinos y pasado tormentosos, futuro difcil

Sullkata M. Quilla
Rebelin


Bolivia, en el corazn de Sudamrica, es un pas mediterrneo, que se encuentra rodeado por tierra, es decir, que no tiene una salida al mar. Es un pas sin litoral, con un reclamo de acceso al ocano Pacfico ante Chile, que involucra tambin a Per, por razones no solo histricas sino tambin jurdicas.

Pero ms all de esa mediterraneidad que la marca en Sudamrica al igual que Paraguay, cuenta con cuatro de sus cinco vecinos gobernados por empresarios neoliberales. El gigante Brasil sufre a manos del golpista Michel Temer, mientras que Argentina, Per y Paraguay estn gobernados por empresarios (Mauricio Macri, Pedro Pablo Kuczinsky y Ricardo Cartes) caracterizados por expoliar las arcas del Estado en beneficio de una elite que integra, junto a los medios hegemnicos de comunicacin, el poder fctico. Y pronto se les sumar Chile, con Sebastin Pera.

Son quienes aplican los planes de planes de ajuste programados por los organismos multilaterales como el FMI y el Banco Mundial, y representan de los fugadores de divisas, especialistas en parasos fiscales, beneficiantes de socios y grupos concentrados, cmplices de genocidas, y un largo etctera txico para las grandes mayoras. Y a quienes no les temblar el pulso para ayudar a descarrilar el proceso de cambio boiliviano. El vecino menos txico es el gobierno ecuatoriano, en manos de Lenin Moreno.

Pero pese a este panorama poco alentador y el reclamo para una salida propia al mar en la Corte Internacional de Justicia de La Haya contra Chile, que limita la proyeccin de complementariedades e intercambios, en los ltimos doce aos el gobierno boliviano se esmer en mantener relaciones cordiales con sus vecinos, e incluso ha realizado buenos negocios con ellos, como la venta de gas natural licuado y fertilizantes a Brasil, Paraguay, Argentina y Per.

Es el problema de la mediterraneidad boliviana desde hace 148 aos, a la que Morales intenta dar otra solucin con la construccin junto a algunos vecinos de un tren biocenico (estuvo recientemente en pases europeos en busca de financiamiento de 10 mil millones de dlares para el proyecto), que unira el puerto atlntico de Santos, Brasil, con el puerto de Ilo, en el Pacfico peruano, pasando por Bolivia.

La comisin es el resultado de una ley que el mismo Morales aprob en 2016. Cuando hablamos de dictaduras y de golpes de Estado, hablamos de Estados Unidos y de todo un programa que obedece a una cuestin geopoltica de dominio y un dominio para saqueo de los recursos naturales, afirm Evo. El minero Ramrez, subray que la comisin de la verdad es para desentraar lo que verdaderamente ocurri en Bolivia, que ha sido lacerado por varias dictaduras. Con la ayuda de sus tormentosos vecinos, tambin.

Una interna difcil

En esta ltima dcada hubo una presencia indita y clara del pas en foros internacionales, denunciando al capitalismo y la doble moral de naciones centrales, aportando miradas crticas y soberanas, adems de nuevos conceptos como Buen Vivir o Derechos de la Madre Tierra, ideas que segn los crticos- no lograron materializarse en la vida cotidiana, pese a la presencia un Estado que valoriz el rostro plurinacional del pas y ejerci funciones bsicas de control sobre la economa e implementacin de polticas redistributivas, que llevaron a un crecimiento macroeconmico sostenido en la ltima dcada, del 4% al 6% anual.

Por segunda ocasin en la historia la ciudadana ejerci su derecho a elegir en las urnas nuevas autoridades del Tribunal Agroambiental, Consejo de la Magistratura, Tribunal Supremo de Justicia y Tribunal Constitucional Plurinacional

Algunos grupos identificados con el MAS-IPSP, la coalicin gobernante, indican que es hora de profundizar los cambios, habida cuenta de una suerte de apoltronamiento gubernamental, en momentos que emergen focos de descontento y protesta, que probablemente se agudizarn en el 2018. Dos fenmenos se han acentuado en lae clase media, con preferencia entre jvenes en el ltimo bienio y guardan relacin con procesos similares en pases vecinos (Brasil, Argentina).

La prensa hegemnica y sectores polticos de la derecha, prolficos en el uso de la redes sociales, se niegan en forma rotunda a reconocer aspectos positivos en la gestin de gobierno, mientras se agudizan posiciones racistas cada vez ms explcitas, de quienes an no son capaces de digerir la realidad de un presidente indgena o la emergencia de sectores histricamente postergados.

Se anuncia un 2018 tormentoso, y se hace necesario insisten incluso sectores del gobierno- identificar errores, tiempo y recursos desperdiciados, que se traducen en desgaste, desviaciones del Proceso de Cambio. Por eso, la tarea ms ardua, tal y como sugiere el exministro Hugo Moldiz, es nada menos que reenamorar a la gente que, por alguna razn, justificable o no, se ha distanciado del proceso en los ltimos aos.

lvaro Garca Linera, intelectual y vicepresidente seala que no se puede dejar ir a Evo, smbolo de la constitucin de lo popular, de la ruptura de la subalternidad, aun cuando reconoce que si uno se apegara estrictamente a las formas institucionales, correspondera dejarlo ir. En otras palabras: la lgica del poder constituyente sigue prevaleciendo en la candidatura de Evo, porque Evo es la personificacin de la unificacin de lo popular, dice.

Para el vicepresidente, quien seala que ha luchado todos estos aos para los que los indios llegaran al poder, lo ideal sera una renovacin generacional y colectiva de estos liderazgos fuertes pero que el objetivo es que en 2024, cuando haya nuevas elecciones, podamos tener lderes sustitutivos de Evo y una estructura colectiva mucho ms slida que la que tenemos.

Por su parte, el propio Presidente, reunido a fin de ao con su gabinete y movimientos sociales, advirti que en el 2018 hay que prepararse para una lucha ideolgica, poltica, partidaria y programtica, que garantice su reeleccin y la continuidad del proceso en 2019. Los pases vecinos, en manos de neoliberalescon ayuda de los amigos estadounidenses y algunos europeos-, harn todo lo posible para desestabilizar el pas y matar el sueo boliviano.

Sullkata M. Quilla. Antroploga y economista boliviana, analista del Centro Latinoamericano de Anlisis Estratgico (CLAE, www.estrategia.la)

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de la autora mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter