Portada :: EE.UU.
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 16-01-2018

Martin Luther King o el sueo que termin en pesadilla

Editorial de Revista Sudestada
Revista Sudestada


Mientras Trump despliega su retrica fascista y racista contra los pueblos de Latinoamrica, se multiplican hoy los homenajes a la figura de Marthin Luther King desde ciertos sectores que vacan de contenido su pensamiento: se homenajea una caricatura de Luther King, una visin sesgada, incompleta, edulcorada, que lo transforma en un intelectual "pacifista" y por la "no violencia" y lo limita a esa prdica, cuando su pensamiento revolucionario y contestatario es mucho ms profundo y controversial.


King fue quien defini con contundencia al gobierno de Estados Unidos como el mximo agente de violencia hoy en el mundo gastndose ms en los instrumentos de muerte y destruccin que en programas sociales vitales para las clases populares del pas, y en 1967 lleg a condenar los tres diablos que caracterizaban al sistema de poder estadounidense: "el racismo, la explotacin econmica y el militarismo, destacando que las mismas fuerzas que consiguen enormes beneficios a travs de las guerras son las responsables de la enorme pobreza en nuestro pas. 


Un ao antes del da de su asesinato, Martin Luther King dio un discurso en la iglesia Riverside de la ciudad de Nueva York, en el que anunci su rechazo moral a la Guerra de Vietnam: "Estamos tomando a los jvenes negros que han sido desvalidos por nuestra sociedad y los enviamos a 8.000 millas de aqu para garantizar libertades en el sudeste asitico que ellos no tenan en el sudoeste de Georgia o en el este de Harlem. As que hemos enfrentado repetidamente la cruel irona de observar a los chicos negros y blancos en las pantallas de televisin, viendo como ellos matan y mueren juntos porque una nacin ha sido incapaz de sentarlos juntos en las mismas escuelas".


T

ambin era profundamente anticapitalista, como deja en claro en uno de sus discursos: Deberamos denunciar a aquellos que se resisten a perder sus privilegios y placeres que vienen junto a los beneficios adquiridos de sus inversiones, extrayendo su riqueza a travs de la explotacin. Su ltimo discurso, en apoyo de las reivindicaciones de los trabajadores de los servicios de saneamiento que estaban en huelga, lo mostr crtico y escptico con sus propios dichos previos, hasta cuando cuestiona su famosa frase "Yo tengo un sueo": "Hace ya ms o menos dos aos, me par con muchos de ustedes frente al Monumento a Lincoln en Washington. Cuando llegu al final del discurso all, trat de decirle a la nacin sobre un sueo que tena... Debo confesarles esta maana que desde esa sofocante tarde de agosto de 1963, mi sueo se ha convertido, con frecuencia, en una pesadilla He visto mi sueo destrozado al caminar por las calles de Chicago y veo a los negros, hombres y mujeres jvenes, con un sentido de completa desesperanza porque no pueden encontrar ningn trabajo. ....He visto mi sueo destrozarse al recorrer los Apalaches y ver a mis hermanos blancos junto a los negros vivir en la pobreza".


Por ltimo, concluy con una famosa sentencia: La lucha central en Estados Unidos es la lucha de clases. 


Algunas semanas ms tarde fue asesinado por el mismo sistema que King se ocup de denunciar desde su rol de vocero por los derechos de los afroamericanos. Su crimen permanece impune, pero queda claro hoy, con Trump en el gobierno, que la prdica de Luther King no fue la que se impuso en su pas, sino la de quienes dispararon contra l de manera cobarde.



Seguinos en Instagram:https://www.instagram.com/sudestadarevista/
y en Twitter: @RevSudestada



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter