Portada :: Brasil
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-01-2018

Lula: el poder judicial se condena

Jeferson Miola
Centro Latinoamericano de Anlisis Estratgico (CLAE)


No es secreto que la aceleracin del juicio del ex presidente Lula en la segunda instancia del poder judicial es una carta marcada. No es seal de celeridad judicial y, menos an, de normalidad jurdica o de juicio justo. Es fraude bruto, es mero juego de apariencias del rgimen de excepcin para asegurar la continuidad del golpe y de la agenda de retrocesos.

Hasta los mrmoles del Tribunal Regional Federal de la Cuarta Regin saben que el simulacro de juicio del 24 de enero es, en realidad, una pantomima judicial para condenar sin pruebas y anular los derechos polticos del mayor lder popular de la historia de Brasil.

El propio presidente del TRF4, el juez que ahora hace sensacionalismo liviano sobre supuestas amenazas a jueces [sin presentarlas con objetividad, como debera], en agosto de 2017 ya anticipaba la condena del Lula: histrica e irrevocable.

Los jueces de TRF4 estn all slo para cumplir con el guin del golpe, que consiste en la condena de Lula para impedir su candidatura y posterior victoria en la primera vuelta de las elecciones 2018.

El comando del terrorismo meditico-judicial contra Lula dise este resultado de antemano, an en el nacimiento de la Operacin Lava Jato en 2014. La guerra legal persistente y sistemtica la guerra legal era el arma por excelencia.

La duda es si Lula ser condenado por 2 votos a 1 o por 3 votos a cero. La nica certeza, sin embargo, es que Lula comienza el juicio ya condenado por anticipado, incluso sin pruebas y sin comisin de crimen.

El guin del golpe, que depende de la expulsin del Lula en 2018 para poder continuar, fue escrito por las manos de O Globo en sociedad con todos los medios hegemnicos; por las manos del PSDB, PMDB, DEM, PP, PR, PTB y dems partidos conspiradores; y por las manos fascistas de comisarios tucanos, fiscales tucanos y jueces tucanos con la debida asistencia de los departamentos de Justicia y de Estado de EEUU y del gran capital rentista.

Despus de colaborar con el juicio poltico fraudulento dirigido por la banda de Cunha, Temer, Geddel, Padilha y asociados, la prohibicin de Lula pas a ser a razn existencial del Lava Jato.

Como no conseguir derrotar a Lula en la eleccin presidencial con ninguna de las candidaturas probadas incluso de animadores de auditorio no le qued alternativa a la clase dominante sino la de prohibir la candidatura de Lula en el proceso de eleccin soberana del pueblo.

br lula eleccionEl bloque dominante cree que la prohibicin de Lula no causar conmocin social; menos an, convulsin social y, ni remotamente, una revolucin social. Por eso decidi ir adelante para clavar ms profundo el pual del golpe.

La condena del ex presidente sin pruebas y en un proceso ntidamente casustico, que restringi el ejercicio del derecho de defensa, es un atentado contra la democracia y el Estado de Derecho. Esta decisin histrica e irreprochable condena al poder judicial e inocenta a Lula.

Esta aberrante condena no ser suficiente, sin embargo, para prohibir la candidatura de Lula. Ser un largo trayecto de discusin y disputa jurdica hasta la eleccin de octubre. En las calles, con el pueblo en resistencia democrtica, Lula ver restaurado su derecho civil y poltico.

Habr de llegar el da en que los bastardos de la democracia debern ser juzgados por los crmenes y desvos que cometen hoy. Habr de llegar el da en que la respuesta de la sociedad brasilea ser menos complaciente que, por ejemplo, en relacin a los perpetradores del golpe de Estado de 1964 celebrados en el editorial Resurge la democracia del diario O Globo del 2 de abril 1964.

Ms temprano que tarde la verdad saldr a la luz y el fraude del juicio de Lula ser revelado, y entonces los canallas con toga y uniformados no quedarn impunes. Procesar y juzgar a aquellos que atenten contra el Estado de Derecho es una obligacin republicana y democrtica.

Convicciones e intuiciones
En un rgimen de excepcin, convicciones e intuiciones son requerimientos suficientes para incriminar a petistas la fuerza. Por este criterio fascista, en la cruzada para cazar petistas queda extinto el debido proceso legal y la presuncin de inocencia.

Ante la ms absoluta inexistencia de pruebas e indicios para procesar al expresidente Lula, la Lava Jato decidi innovar el Cdigo de Proceso Penal brasileo. Lula fue entonces incriminado sobre la base de convicciones; es decir, en prejuicio ideolgico y poltico de los fiscales de la repblica y comisarios de la polica federal tucanes (se llama as a los miembros del Partido Social Democrtico) que acaparan las instituciones de Estado para aniquilar a enemigos polticos-.

En la eleccin de 2014, mientras fustigaban al gobierno y la candidatura de Dilma con la Lava Jato, todos estaban comprometidos sin ceremonia en la candidatura presidencial del tambin tucano Acio Neves.

Es inolvidable aquel espectculo burlesco armado por la fuerza de tareas de Curitiba y transmitido en vivo por la Red Globo, en la que el predicador fantico Deltan Dalagnoll present un powerpoint con Lula en el centro de la "organizacin criminal del PT.

Slo se olvidaron de presentar pruebas indiscutibles para incriminar a Lula como seran, por ejemplo, las maletas de los comparsas del Acio y de Temer con millones en propinas; o como los 51 millones de reales atesorados por la familia Geddel en nombre de la cuadrilla; o los flagrantes en audio y video de los golpistas combinando sobornos o, asimismo, los 450 kilos de cocana traficados en el helicptero del socio de Acio, el senador Zez Perrela.

En la estela de este derecho penal del enemigo, la Polica Federal produjo una nueva innovacin en el Cdigo de Proceso Penal, al margen del Estado de Derecho y del debido proceso legal. Para indiciar de cualquier manera y sin bases materiales al ex alcalde paulista Fernando Haddad, el delegado de la PF Joo Muniz Moraes Rosa apel a la intuicin.

En la ausencia de elementos objetivos para indiciar a Haddad de acuerdo con las leyes y la Constitucin de Brasil, el comisario Joo Muniz distorsion el contenido de un vdeo pblico, divulgado por el propio Haddad en su cuenta de facebook en diciembre de 2016, para indiciarlo por que supuesto desvo cometido en la eleccin de 2012.

En el informe final de la encuesta, el delegado-innovador escribe que "A travs de la investigacin en fuentes abiertas en Internet fue ubicado un video producido por Fernando Haddad, poco despus de las elecciones de 2016, en la que este investigado demuestr conocimiento sobre los costos incurridos durante la campaa, y pide contribuciones de los internautas para honrar los compromisos con prestadores de servicios".

Resultado de imagen para fernando haddadAunque dicho vdeo no contiene una prueba cabal de que Haddad tena conocimiento del importe total de los valores relativos a la prestacin de servicios de la empresa grfica LWC en los comicios de 2012, porque se refiere a la campaa de 2016, constituye un significativo elemento indiciario de que el candidato a Prefeito (alcalde, intendente) en cuestin tiene y as debe ser pleno conocimiento de quines fueron los prestadores de servicio de su ltima campaa electoral, as como los respectivos valores de los servicios contratados. Ahora, si as ocurri en relacin con las elecciones de 2016, es intuitivo que tambin hubiera ocurrido en relacin con las elecciones de 2012.

El comisario trat como crimen el llamado militante para la contribucin financiera de la campaa de 2016, e intuy que, como Haddad cometi el crimen de convocar a la militancia partidaria en la eleccin municipal de 2016, l tambin habra incurrido en el mismo crimen en la eleccin de 2012. Pattico!

Fernando Haddad es coordinador de la campaa de Lula, y eso explica el anhelo del comisario Juan Muniz en indiciarlo, aunque se en base en su ms pura intuicin.

De la manera que la cosa anda, procuradores, comisarios y jueces tucanes no vacilarn en incriminar a petistas tambin por premonicin, telepata, ocultismo, etc.

La obsesin enfermiza contra Lula y el PT rompi todas las barreras. La prctica fascista est consentida y diseminada en las instancias policiales y judiciales. Est lujosamente aceptada como algo normal en las investigaciones policiales y en las decisiones de fiscales y jueces.

Jeferson Miola es integrante del Instituto de Debates, Estudios e Alternativas (Idea) de Porto Alegre (Brasil), fue coordinador-ejecutivo del 5 Fro Social Mundial y Director de la Secretara Administrativa del Mercosur.

Fuente: http://estrategia.la/2018/01/17/lula-el-poder-judicial-se-condena/


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter