Portada :: Amrica Latina y Caribe
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 19-01-2018

A propsito de Cruzando fronteras de Sylvia Marcos
Una mirada transfronteriza: mujeres indgenas y feminismos abajo, a la izquierda

Ignacio Andrs
Rebelin


En la primera versin de la Feria Internacional del Libro de Valparaso (FILVA) tuvo lugar el lanzamiento de Cruzando Fronteras: mujeres indgenas y feminismos abajo y a la izquierda de Sylvia Marcos, a una semana del realizado en el Barrio Yungay (Santiago), durante el "Yo me Libro de las Fronteras".



Del mismo modo que en el Barrio Yungay, la mesa de presentacin fue conformada nicamente por compaeras. En este caso contamos con Dana Seplveda y Patricia Lpez Pereira, ambas pertenecientes a Quimant y a la Escuela Pblica Comunitaria de Las Caas/Las Huaitecas, as como tambin con Alejandra Milena, ilustradora del libro, y por ltimo, con la lamngen Marjorie Huaiqui, mapuche, madre, poetiza y profesora de Historia y Geografa. La jornada comenz con una ancdota. Horas antes, una seora que haba asistido la FILVA, a propsito del libro de Sylvia Marcos, consult a quienes se encontraban en el puesto de venta de Quimant, cmo era posible convocar a las mujeres a realizar su propia revolucin, y del mismo modo, por qu deban los hombres atenerse a esta, reconstruyndose de paso, pues segn ella, el machismo era culpa de las mujeres. Sabemos que esta situacin, ms all de ser una mera ancdota, es una lectura comn en los espacios sociales donde nos relacionamos, inclusive en aquellos en donde nos organizamos. Del mismo modo, estamos al corriente de que la concepcin de la asistente anteriormente expuesta, forma parte de todo un imaginario fuertemente arraigado en las sociedades contemporneas, el cual no ser fcil erradicar. Las propias experiencias feministas dan cuenta de ello.

Con todo, puede que para quienes comnmente desarrollamos nuestra vida en los suburbios, surja una interrogante: Por qu acercarnos al feminismo indgena trazado por Sylvia Marcos? Para empezar, concebir solamente el planteamiento del feminismo indgena es simplificar mucho. En primer lugar, porque Sylvia no aborda tan slo la experiencia de un pueblo indgena, sino la de decenas de stas. A saber, en el Primer Congreso Nacional de Mujeres indgenas en donde particip Sylvia y reuni parte de las citas presentes en el libro, las congresistas provenan de comunidades tzotziles, tzeltales, tojolabales, zapotecas, por tan slo citar algunas. Adems, por el contrario de lo que podramos suponer, tampoco estudia exclusivamente las pertenecientes o relacionadas de algn modo al movimiento zapatista, puesto que tambin presenta anlisis y testimonios de experiencias lejanas en principio de pases tales como Irn, Turqua, lugares como el Neguev de las beduinas o territorios como Jerusaln, esto es, Palestina e Israel. Es preciso sealar tambin, como aclara Sylvia, que el libro consta de tres partes. La primera parte alberga sus ltimas producciones tericas, las que por cierto se alejan del formato acadmico, pues toda teora redonda, cerrada, se desmorona ante el primer viento de realidad como bien sostiene el Subcomandante Insurgente Galeano, aludido por la misma autora. La segunda parte es un conjunto de sistematizaciones, abundantes en citas y referencias. La tercera parte es una suerte de crnica de diversos encuentros con mujeres en resistencia del Medio Oriente, conforme sealamos anteriormente.

Para la autora, [Cruzando fronteras] es un libro hecho de retazos de insurreccin en diferentes mbitos. S, sobre las mujeres; s, sobre las indgenas; s, sobre las cosmologas otras; s, sobre mis andares por el mundo conociendo y re-conociendo experiencias de vida y rebelda semejantes a las mas, a las de las zapatistas, de las feministas, de las acadmicas comprometidas con la creacin de sociedades justas, s, pero no en abstracto sino enlazadas y enfocadas desde otro lugar. A propsito de las cosmologas otras, cabe comentar que durante la presentacin, se sostuvo que la espiritualidad no era sino otra forma de defensa ante los Estados que se suponen laicos, pero que no dudan en demostrar sus fundamentalismos a la hora de legislar sobre el aborto, por citar tan slo un caso. Ahora bien, tambin se precis lo fundamental de realizar tal espiritualidad por fuera de los esencialismos que frecuenta la lectura de las realidades indgenas, esto es, efectuarla crticamente. Ya que como fue manifestado, en lo que respecta al pueblo mapuche, no se puede hacer la vista gorda ante la baja participacin de sus mujeres en el mbito poltico, ya sea en un rol dirigente o de demandante en la agenda poltica, por ejemplo. Esto sin obviar la importante contribucin de las machis a la espiritualidad cabe subrayar que esta no es su nica funcin de las comunidades mapuche, lo mismo que en algunos sectores del pueblo chileno, segn qued demostrado en las diversas jornadas solidarias por Francisca Linconao realizadas a lo largo del pas. Son estas ltimas las que demuestran de manera concreta el valor de abordar el feminismo desde una perspectiva de lucha transfronteriza, al decir de Sylvia, sobre todo si cobramos conciencia de las distintas arenas que nos ofrece la globalizacin desde abajo, con toda la posibilidad de apoyos mutuos que stas nos permiten. ​

Por otro lado, vale la pena referirse a dos intervenciones hechas durante el dilogo. Primero, al testimonio que relataba como una mujer de izquierda, se vea forzada a dejar en su hogar a otra mujer indgena por cierto de empleada domstica, mientras se dedicaba a su vida pblica, la misma en donde trataba cuestiones referentes a la poltica, y paradjicamente, a la emancipacin de la mujer. Segundo, a una demanda de instruccin en torno al feminismo realizada por hombres asistentes. Al respecto, consideramos que hasta cierto punto, la orientacin femenina es ms que un aliciente y los espacios de dilogo son indispensables. Pero sin embargo, el tema de fondo en este caso, es asumir la necesidad de nuestra autoformacin al respecto. Existe una necesidad profundamente poltica en ello, y por cierto, urgente, en abrir aquellos puentes, al decir de Sylvia, que aunque inestables, nos produzcan vrtigo y a veces temor, nos permitan imaginar una vida nueva, otro camino y otro mundo con nuestras compaeras. Por ltimo, creemos importante mencionar que el lanzamiento de Cruzando fronteras supuso no slo un debate de ideas, sino que anlogamente y de forma espontnea, fue un espacio de naciente sororidad, en donde presentadoras y asistentes pudieron entregarse amor, alegra y complicidad, algo que a pesar de lo breve fue igualmente significativo, si tomamos en cuenta la aguda violencia de un sistema que cada da cobra ms vidas de mujeres, asesinadas o torturadas por el mero hecho de serlo. A decir verdad, para Quimant, la sola posibilidad de facilitar instancias fraternas como la anteriormente expuesta, le otorga un especial sentido a la publicacin de libros, sino es que en resumidas cuentas, se admite como uno de los motivos fundamentales de su existencia como editorial.

* Sylvia Marcos es una comprometida investigadora feminista, editora y compaera de la Sexta Internacional del EZLN, autora de nmeros artculos, investigaciones y libros, entre los que se encuentran Dilogo y diferencia: retos feministas a la globalizacin (2008), Mujeres indgenas, rebeldes zapatistas (2012), Senti-pensar el gnero (2013, junto a Georgina Mndez, Xuno Lpez Intzin y Carmen Osorio) y Mujeres indgenas y cosmovisin descolonial (2014), entre otros.

Ignacio Andrs - Amrica Latina desde Abajo

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter