Portada :: Venezuela
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 20-01-2018

Unos hablan de invasin, otros de reavivar el Grupo Boston

Alvaro Verzi Rangel
CLAE / Rebelin


Es evidente que en Venezuela hay una siembra permanente de pesimismo, con el fin de imponer en el imaginario colectivo de la poblacin la sensacin de que el pas est sumergido en un proceso de deterioro imparable; que se cae a pedazos.

Y por eso se insiste recurrentemente en temas como la seguridad, la inflacin, la escasez de alimentos y de medicinas, problemas innegables que se exageran al extremo, aun cuando el mismo problema se vive, tambin, en otros pases de la regin, pero que sus efectos son obviados, invisibilizados, silenciados por los medios hegemnicos y organismos como la OEA (recordar la reciente estafa electoral y la represin en Honduras)...

La siembra, bien elaborada y ejecutada es alimentada desde los medios nacionales y extranjeros, con el empleo de las ms audaces prcticas desestabilizadoras. La sensacin es que lo que busca la gente es salir a como d lugar del pas antes de que sea demasiado tarde, seala el exvicepresidente Jos Vicente Rangel.

Pocos hablan del petro (la nueva criptomoneda) o del dilogo que entre gobierno y oposicin- sigue (o no?) en Repblica Dominicana, mientras el gobierno anunciaba el desmantelamiento de una clula terrorista comandada por Oscar Prez, un expolica piloto que bombardeara el Tribunal Supremo de Justicia.

La ofensiva contra Venezuela tiene distintas aristas. El economista opositor Ricardo Hausmann, exministro de Carlos Andrs Prez y funcionario de organismos multilaterales, sigue en plena campaa a favor de la intervencin militar de Estados Unidos en Venezuela, y un cerrada crtica por el nombramiento de un oficial de la Guardia Nacional, el general Manuel Quevedo, para presidir una Pdvsa en plena crisis, lo que refuerza, dice, un proceso de militarizacin de la poltica.

Cuando el control de Washington no existe, como ocurre en Venezuela desde que la misin militar estadounidense fue expulsada del pas por Chvez, y con los cambios polticos e ideolgicos de los 18 aos de vigencia del proceso bolivariano, se recurre a la descalificacin global de la institucin castrense.

Pero eso no quita que el gobierno debe poner a funcionar Pdvsa, rescatar la produccin, lo que requiere una optimizacin organizacional, focalizacin en las actividades de extraccin y refinacin, licitaciones, delegar en muchos casos la gestin y separacin de la burocracia muchas veces corrompida- que no genera petrleo.

En medio de las fuertes tensiones que caracterizan las relaciones Washington y Caracas, pudiera verse como un sinsentido que prospere la iniciativa que se ha propuesto reemprender el Grupo Boston en 2018, dirigida a establecer puentes, generar puntos de contacto y a propiciar entendimientos entre ambos pases.

El Grupo Boston fue una comisin parlamentaria de la Asamblea Nacional de Venezuela financiada por la Organizacin de Estados Americanos (OEA) y creada por el grupo de amistad parlamentario venezolano-estadounidense, despus del golpe de Estado de 2002. Se trataba de que parlamentarios de ambos pases conversaran en un ambiente de menor polarizacin.

La mitad de los miembros venezolanos eran diputados opositores y la otra mitad oficialistas y la representacin estadounidense se reparta igualitariamente entre demcratas y republicanos. Entre los miembros del grupo se encontraba Nicols Maduro y John Kerry.

Quiz se sorprenda al conocer su comit ejecutivo (creado en 2000): Pedro Daz Blum, Calixto Ortega. Cilia Flores (esposa de Maduro), Luis Acua, el exministro y director del banco Central Jos Khan, la rectora del Consejo Nacional Electoral Tania D' Amelio, Elvis Amoroso, Enrique Mrquez y ngel Emiro Vera.

Por supuesto, las diferencias se han agudizado con el paso del tiempo, cada da las palabras son ms agrias y la insistencia de Washington de imponer sanciones econmicas y financieras a Venezuela hace ms difcil que se avance.

Es en este cuadro de acusaciones y reproches mutuos que el Grupo Boston se ha propuesto actuar para crear hilos de contacto que se vayan robusteciendo hasta recomponer de algn modo las relaciones, generar confianza, provocar cambios y establecer lazos de cooperacin. Un caso de realismo mgico?

Alvaro Verzi Rangel: Socilogo venezolano, codirector del Observatorio en Comunicacin y Democracia.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter