Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: Kurdistn, un pueblo sin derechos
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 24-01-2018

La batalla de Afrin y el dilema kurdo

ngel Ferrero
El Salto


El 20 de enero, la Fuerza Area Turca iniciaba una ofensiva contra el enclave kurdo de Afrin, al norte de Siria, que ha provocado la muerte de al menos 18 civiles. Turqua ve la Federacin Democrtica del Norte de Siria (antigua 'Rojava') como un riesgo a su seguridad e integridad territorial.

Ms de setenta cazas de la Fuerza erea Turca bombardearon el 20 de enero el enclave kurdo de Afrin, en la gobernacin de Alepo. Segn la agencia de noticias Anadolu, la aviacin turca bombarde un total de 100 objetivos de las milicias kurdas, incluyendo una base area. En paralelo, el Ejrcito de Turqua y el Ejrcito Libre Sirio apoyado por Ankara y que en la prctica funciona como fuerza proxy penetraban cinco kilmetros en territorio kurdo.

El domingo, el Ejrcito de Turqua, siempre de acuerdo con las informaciones de Anadolu, tomaba el control de 11 posiciones kurdas los municipios de Shankal, Qorne, Bali, Adah Manli y las zonas rurales de Kita, Kordo y Bibno y bombardeaba dos posiciones desde las cuales las milicias kurdas haban realizado ataques con cohetes. El lunes la operacin se extenda al distrito de Azaz, en el este de Afrin. Segn el primer ministro turco, Binali Yildirim, la meta es crear una zona segura de 30 kilmetros de profundidad. La cifra de civiles muertos en esta ofensiva, segn las Fuerzas Democrticas Sirias (FDS), es de 18.

El objetivo detrs de la bautizada como Operacin Rama de Olivo no necesita de muchas explicaciones, en parte porque sus responsables polticos y militares son claros al respecto. Comenzando por el oeste, paso a paso, aniquilaremos el corredor hasta la frontera con Iraq, declar el presidente turco, Recep Tayyip Erdoğan. La existencia de la Federacin Democrtica del Norte de Siria (DFNS) el nombre de 'Rojava' fue abandonado a finales de 2016, bajo control de las FDS, formadas mayoritariamente por kurdos sirios, es vista por el Gobierno turco como un riesgo a su seguridad e integridad territorial.

La existencia de esta entidad, que cuenta con estructuras polticas, militares y administrativas slidas, as como con una Constitucin propia, incomoda a todos los pases que cuentan con un importante nmero de poblacin kurda Turqua, Siria, Irn e Iraq, pero tambin a las autoridades que gobiernan la regin autnoma del Kurdistan iraqu, que rivalizan con frecuencia con el Partido de la Unin Democrtica (PYD) y el Partido de los Trabajadores del Kurdistn (PKK), ambos de orientacin socialista.

Segn comunic el Ejrcito de Turqua, la operacin militar incluye acciones contra el Estado Islmico aunque la agencia Associated Press apunt rpidamente que el Estado Islmico no tiene presencia en esta zona de Siria y se lleva de acuerdo con el derecho internacional y las decisiones del Consejo de Seguridad de la ONU, y respetando la integridad territorial de Siria. Cuestiones que en todo caso no parecen preocupar demasiado al jefe de Estado. Ocurra lo que ocurra, no nos importa afirm Erdoğan; nos importa solamente lo que ocurra sobre el terreno. Ankara considera al PYD y el PKK como organizaciones terroristas y los acusa de organizar ataques contra la provincia oriental de Hatay desde el territorio sirio bajo su control.

La Operacin Rama de Olivo puede tambin obedecer a cuestiones de poltica domstica y tener como fin reforzar internamente al Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP) de Erdoğan, quien ha cosechado varios fracasos y humillaciones a lo largo de su intervencin en la guerra siria: desde las revelaciones de la prensa del trfico de petrleo procedente de zonas controladas por los yihadistas hasta las sanciones econmicas impuestas por Mosc luego que un F-16 de la Fuerza Area Turca derribase un Sukhoi Su-24 en noviembre de 2015 que haba violado su espacio areo, pasando por las sospechas de que el Ejrcito relaj su vigilancia en la frontera para permitir la entrada de yihadistas en Siria con el fin de desestabilizar el pas.

Por su parte, las FDS pidieron a travs de un comunicado a Turqua el cese inmediato de la operacin. Si se nos ataca no tendremos otra opcin que defendernos y defender a nuestro pueblo, declararon. Las fuerzas kurdas sirias aseguraban no abrigar ninguna intencin hostil hacia Turqua y recordaban que esta agresin debilita la lucha general contra el Estado Islmico. Segn The New York Times, las FDS debatan estos das izar banderas sirias en los edificios gubernamentales para evitar su bombardeo e incluso si deban permitir a las tropas gobernamentales retomar Afrin para poner fin as a la ofensiva turca.

La operacin de Turqua fue inicialmente criticada por Washington, que apoya a las FDS mediante un polmico acuerdo militar que los kurdos sirios califican como tctico. Damasco present objeciones basadas en el derecho internacional: adems de su apoyo al Ejrcito Libre Sirio al que se suman las simpatas y el apoyo informal a las milicias turcomanas por parte de grupos de ultranacionalistas turcos, y a diferencia de las tropas de su aliado ruso, el Ejrcito de Turqua se encuentra en territorio sirio sin la autorizacin de su gobierno (las tropas turcas entraron en Siria en agosto de 2016 con la Operacin Escudo del ufrates). Por su parte, Mosc expres su preocupacin y retir a sus tropas de la zona para evitar cualquier conflicto. Francia ha reclamado una reunin del Consejo de Seguridad de la ONU y la vicesecretaria general de la OTAN, Rose Gottemoeller, lleg el lunes a Ankara para una visita de dos das en la que se reunir con altos funcionarios turcos. En varias capitales europeas se han registrado protestas frente a las embajadas y consulados de Turqua.

El dilema kurdo En el puzle sirio, la Federacin Democrtica del Norte de Siria es la pieza clave. Aunque no ha sido reconocida por ningn otro Estado del mundo el paso conducira a alienar el apoyo de las potencias regionales arriba mencionadas, y todas ellas forman parte de un delicado equilibrio de alianzas y acuerdos internacionales, funciona en la prctica como una entidad autnoma, una realidad que es imposible de obviar.

Durante las negociaciones de paz en Astan ignoradas en general por la prensa occidental, un grupo de juristas rusos entreg a la delegacin siria una propuesta de nueva Constitucin. El texto, que fue difundido das despus por las principales agencias de informacin rusas, pareca redactado para adecuar las demandas de los kurdos sirios, al garantizarles una autonoma cultural aunque no poltica as como la cooficialidad del idioma kurdo en el norte de Siria. Simblicamente, cambiaba el nombre del pas de 'Repblica rabe Siria' y lo dejaba en 'Repblica Siria'. Con todo, la propuesta constitucional tambin declaraba el territorio sirio como indivisible, inviolable e integral. La medida fue congelada primero y rechazada por Damasco despus.

El Gobierno sirio probablemente considere ahora mismo tener la mano ganadora en esta partida: sus tropas han recuperado el control de la mayor parte del pas, aunque no de todo. Siguen en manos de la oposicin zonas en el sur, este y noroeste del pas, y en esta ltima regin hay una importante presencia de Tahrir al-Sham, una organizacin yihadista surgida de la fusin de diferentes grupos salafistas, entre ellos la rama regional de Al-Qaeda, que podra ahora ver engrosar sus filas con reclutas a medida que el Estado Islmico pierde prestigio, territorio y fondos. A pesar de sus protestas diplomticas, el Gobierno sirio seguramente permitir a Turqua actuar. Tras la derrota del Estado Islmico en Deir ez-Zor el pasado mes de noviembre, su existencia ha quedado asegurada, y para Damasco es ms conveniente dialogar con Ankara, de Estado a Estado, antes que con los kurdos sirios.

Rusia se ha desmarcado de esta cuestin. El martes pasado un grupo de oficiales militares turcos encabezado por el jefe del Estado Mayor turco, Hulusi AKar, vol hasta Mosc para informar de sus planes a sus homlogos rusos. Rusia no quiere importunar a su aliado sirio ni tampoco a Turqua, con la que recientemente ha reparado sus relaciones, y ha dado un paso atrs. El mensaje es claro: tras su acuerdo con EE UU, los kurdos sirios son cosa de los americanos, no de ellos. Pero Washington podra retirarles su apoyo en cualquier momento si se tiene en cuenta que Turqua miembro de la OTAN, aunque haya dado recientes muestras de distanciamiento acta con hechos consumados. Yildirim ya se ha atrevido a calificar los comunicados del Departamento de Estado estadounidense expresando su preocupacin como una muestra de confusin. Adems, el secretario de Defensa estadounidense, Jim 'Mad Dog' Mattis, fue el lunes claro al respecto. Turqua es un aliado de la OTAN, es el nico aliado de la OTAN con una insurgencia activa dentro de sus fronteras y Turqua tiene preocupaciones de seguridad legtimas, seal.

En suma, la situacin puede obligar a los kurdos sirios, que se juegan su existencia misma en la batalla de Afrin, a replantearse una reorganizacin de sus alianzas internacionales. La guerra en Siria, en cualquier caso, est lejos de haber terminado.

Fuente: http://www.elsaltodiario.com/oriente-medio/turquia-siria-batalla-afrin-dilema-kurdo


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter