Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 24-01-2018

Ley de seguridad interior, ley contra la organizacin

FRAGUA


Ao difcil para nuestro pueblo. Todas las llamadas reformas estructurales han terminado de convertirse en leyes, asegurando lo que en la prctica se vena dibujando aos atrs: Mxico, en la lgica del capitalismo en su fase imperialista, tena que reafirmarse como un pas dependiente de Estados Unidos, principalmente, exportador de materia prima, territorio dispuesto para transnacionales y sus capitales, y mano de obra barata que garantiza la acumulacin y centralizacin del dinero en unos cuantos burgueses, nacionales y extranjeros. Consecuencia de esto, los crmenes de Estado contra las clases explotadas se han recrudecido. En nmeros pasados de FRAGUA habamos platicado de cmo la burguesa desde su nacimiento, ha echado mano de la violencia sistemtica, estatal y paramilitar, para aplicar sus leyes y someter al pueblo trabajador, por lo que la pobreza, las desapariciones forzadas, las ejecuciones extrajudiciales, los desplazamientos forzados, las detenciones arbitrarias y la tortura se han vuelto el pan de cada da.

Y si decimos que 2017 ha sido un ao complicado, su cierre no poda ser menos. Hace unos das las cmaras de diputados y senadores aprobaron con modificaciones la propuesta de Ley de Seguridad Interior, que presentaron el senador Roberto Gil Zuarth (PAN) y los diputados Csar Camacho y Martha Sofa Tamayo (PRI). Esta Ley ha sido ya expedida por el presidente en un momento en el cual la burguesa ve necesario usar sus mejores arsenales para seguir aplicando a diestra y siniestra la poltica que desde la llamada guerra contra el narcotrfico ha venido implementando: el terrorismo de Estado. M ediante esta Ley, se pretender legalizar el control social a travs del miedo para garantizar la explotacin de nuestro territorio y el sometimiento y opresin hacia nuestros hermanos de clase. Es as que buscan que la resistencia ante el despojo y la caresta se vea mermada por la violencia en la que estamos sumergidos. No es casualidad que esta Ley se apruebe a la par de una propuesta de reforma a la Ley Federal del Trabajo, la cual afecta an ms nuestros derechos laborales; a la implementacin de tres Zonas Econmicas Especiales (ZEE); y a la aprobacin de la Ley de Biodiversidad que permite la explotacin de reas Naturales Protegidas.

A poco ms de 10 aos de la supuesta guerra contra el narcotrfico, debemos ver bajo distinta luz el papel que juegan los crteles del narcotrfico en la configuracin econmica y poltica de nuestro pas. No nicamente son una de las principales economas, considerando las ganancias que deja para los empresarios que lo administran (s, los burgueses tambin pueden ser narcotraficantes de traje y corbata), si no al mismo tiempo son estructuras paramilitares que sirven como mtodo de contrainsurgencia mediante el cual la burguesa, bajo la justificacin de combatirlo, ha aplicado una poltica de exterminio y sometimiento hacia el pueblo que resiste y se organiza: segn cifras oficiales, en poco ms de diez aos hay ms de medio milln de desplazados, ms de 33 mil desparecidos y ms de 230 mil ejecutados.

Aunque desde el ao 2006 el Ejrcito mexicano asumi tareas de seguridad civil en respuesta a la estrategia de seguridad que la Iniciativa Mrida dictaba, es con esta nueva Ley que las fuerzas armadas gozarn de total impunidad y tendrn el camino legal libre para realizar todas las actividades de contrainsurgencia, sin impedimento alguno. Segn la propia Ley, las fuerzas armadas tendrn la facultad de investigar crmenes, llevar a cabo actividades de inteligencia y espionaje, perseguir delitos, repeler o neutralizar actos de resistencia y participar permanentemente en tareas de orden interno como retenes, bases de operaciones, puestos de vigilancias y patrullajes. Todo esto en un marco en el cual el presidente de la repblica tendr la facultad de pedir, de manera unilateral, que se incremente la participacin de los militares en tareas de seguridad civil. En pocas palabras, pretenden que vivamos en un Estado de excepcin permanente, es decir, que las garantas individuales que la constitucin nos garantiza, aunque muchas veces sea slo en papel, sean suspendidas por un riesgo mayor. Sin embargo, en este punto es importante sealar que el Ejrcito y la Marina mexicanos ya realizan stas y otras actividades desde hace ms de 10 aos, la nica diferencia es que ahora pretenden legalizar lo que en la prctica la historia nos ha enseado: las fuerzas armadas son la mano dura del gobierno que le permite reprimir y socavar la organizacin popular a travs de distintas estrategias, militares y polticas, por ejemplo la guerra de baja intensidad, con el objetivo de seguir resguardando los intereses econmicos de la burguesa y del imperialismo.

Por esta razn, a aquellos que exclaman a gritos que esta Ley slo pretende normar las actividades que las fuerzas armadas llevan haciendo desde hace aos, les decimos que el pueblo organizado sabe que no, que su origen tiene una razn de clase y que es una respuesta a la crisis poltica y econmica por la que est pasando nuestro pas, consecuencia de sus polticas de dominacin y explotacin. Sin embargo, tambin les decimos que este mismo pueblo organizado ser el que no cejar para que cada vez ms personas, ms pueblo, asuma y sienta la necesidad de organizarse, porque donde ellos ven cifras de una guerra inevitable nosotros vemos a nuestros hermanos de clase que dejaron sueos, corazn y vida en el camino de la organizacin popular y a quienes honraremos con nuestra lucha tenaz. Desde la Organizacin de Lucha por la Emancipacin Popular te invitamos a conocer y sumarte a las actividades que tenemos, a conocer nuestro Programa Mnimo de Lucha el cual, hoy ms que nunca, enarbola las demandas ms sentidas por nuestro pueblo.

Juicio y castigo a los responsables materiales e intelectuales del uso del terror contra el pueblo, como una poltica sistemtica de violencia y control social! Juicio y castigo a los responsables de los crmenes de Estado! Alto a la represin por motivos polticos!

NOTA: Este artculo fue publicado en el No. 31 de FRAGUA, rgano de prensa de la Organizacin de Lucha por la Emancipacin Popular (OLEP), Enero-Febrero 2018.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de los autores mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter