Portada :: Feminismos :: Violencias
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 25-01-2018

Iglesia Catlica & Machismo
Ms de 4.000 millones pblicos para la educacin en el machismo

Cristina Fallars
www.publico.es

Sobre la ilegalidad de las subvenciones a la educacin catlica por razones de discriminacin de gnero.



Una clase formada por nias atiende las explicaciones de su profesora. EFE


UNO.
Cabe describir la mayor institucin machista de nuestro pas como aquella que prohbe a la mujer el acceso a los puestos de poder y de gobierno. Aquella que, adems, en su relato y su doctrina site a la mujer por debajo del hombre, y la retrate no solo como inferior sino como responsable directa, con su accin, de todo castigo y toda desgracia que pueda sufrir la especie humana. Y lo mantenga escrito. Aquella que, adems, impida a la mujer desarrollar libremente su sexualidad y alabe la virginidad frente a cualquier desarrollo. Aquella que describa a la mujer como ser al servicio del hombre. O sea, la Iglesia catlica.

DOS. Cabe suponer que dicha institucin (como cualquier otra que promueva el machismo no solo abiertamente, sino de forma indisociable a su esencia) jams recibir un euro de dinero pblico. Y mucho menos se le permitir, con dinero pblico, participar en el adoctrinamiento de menores. Esto, en Espaa, est adems regulado por Ley. Ms exactamente, en la Ley Orgnica 3/2007 para la igualdad efectiva de mujeres y hombres. En su artculo 35, bajo el ttulo Subvenciones pblicas, declara: "Las Administraciones pblicas, en los planes estratgicos de subvenciones que adopten en el ejercicio de sus competencias, determinarn los mbitos en que, por razn de la existencia de una situacin de desigualdad de oportunidades entre mujeres y hombres, las bases reguladoras de las correspondientes subvenciones puedan incluir la valoracin de actuaciones de efectiva consecucin de la igualdad por parte de las entidades solicitantes.". En su artculo 23, bajo el ttulo La educacin para la igualdad de mujeres y hombres, se lee: Asimismo, el sistema educativo incluir, dentro de sus principios de calidad, la eliminacin de los obstculos que dificultan la igualdad efectiva entre mujeres y hombres y el fomento de la igualdad plena entre unas y otros. En su artculo 24, bajo el ttulo Integracin del principio de igualdad en la poltica de educacin, se lee: Las Administraciones educativas garantizarn un igual derecho a la educacin de mujeres y hombres a travs de la integracin activa, en los objetivos y en las actuaciones educativas, del principio de igualdad de trato, evitando que, por comportamientos sexistas o por los estereotipos sociales asociados, se produzcan desigualdades entre mujeres y hombres. Este ltimo artculo aade, adems, que la Administracin proceder a la eliminacin y el rechazo de los comportamientos y contenidos sexistas y estereotipos que supongan discriminacin entre mujeres y hombres, con especial consideracin a ello en los libros de texto y materiales educativos.

TRES. Espaa destina, segn datos del Ministerio de Educacin, Cultura y Deporte y de las Comunidades Autnomas recabados por Europa Laica, 4.400 millones de euros pblicos a colegios privados concertados de ideario catlico. Son datos del curso 2014-15, en el que ms de un milln y medio de escolares estudiaron en dichos centros. De los alrededor de 4.000 centros privados concertados que existen en Espaa, los de ideologa catlica suponen el 65%, y aleccionan al 75% de los alumnos.

Obediencia al Vaticano

Preguntado al respecto, el magistrado Joaquim Bosch, de Jueces para la Democracia, admite: Est claro que hay una contradiccin entre las normas que impiden subvencionar a organismos que favorezcan la desigualdad y las subvenciones a la Iglesia Catlica.Sin embargo, Bosch alude a los acuerdos de Espaa con el Vaticano para explicar el panorama actual. La Ley Orgnica 3/07 est vigente, pero tambin estn vigentes los Acuerdos de Espaa con la Santa Sede, que tienen el rango de acuerdos internacionales, explica. Y, adems, han sido complementados por leyes orgnicas y ordinarias muy favorables a la Iglesia. Y concluye: Los Acuerdos con la Santa Sede son de dudosa constitucionalidad, pero no han llegado a plantearse esas cuestiones en el mbito judicial. Si hubiera voluntad de romper estas contradicciones, se tendran que revisar los Acuerdos con la Santa Sede, porque actualmente tambin tienen plena vigencia.

"No es admisible"

El pasado mes de septiembre, el grupo parlamentario de Unidos Podemos registr en el Congreso de los diputados una proposicin no de ley por la que insta al Gobierno a anular los acuerdos entre Espaa y la Santa Sede firmados en 1979 para acabar con los actuales privilegios de la Iglesia en todo el Estado. Fue Yolanda Daz, portavoz de En Marea y diputada de IU, quien firm dicha proposicin. Lo que tenemos claro es que el Estado incumple la legislacin vigente al financiar centros concertados que discriminan a la mujer, responde Daz a preguntas de este peridico. Nuestro sistema educativo tiene como principios fundacionales y como objetivos promover los valores democrticos e igualitarios. Es evidente que la propia organizacin de la Iglesia catlica es contraria a estos valores; a nuestro juicio no es admisible que la Iglesia reciba ayudas para centros que discriminan y mantienen referentes contrarios a los valores educativos bsicos de nuestra sociedad: libertad, igualdad y democracia.

Sera impensable e ilegal que una organizacin en Espaa negase el acceso a su direccin a una mujer y sin embargo la Iglesia, que s lo hace, recibe todo tipo de ayudas y subvenciones. Y concluye: Consideramos ilegales las citadas subvenciones pblicas a la educacin catlica y, por lo tanto, deberan retirarse. De hecho, IU lo tiene hace mucho en su programa: Para garantizar el derecho universal e igual a la Educacin, el Sistema Educativo ha de ser laico ().

No se subvencionarn, en ningn caso, centros educativos con ideario propio, ya sea de carcter religioso o de otra naturaleza ideolgica particular. Ms adelante se puede leer su apuesta por una denuncia y anulacin del Concordato de 1953 y de los Acuerdos concordatarios del Estado con la Santa Sede de 1976 y 1979, adems de aquellos que se han firmado con otras confesiones religiosas.

En cuanto a Podemos, Sofa Castan, portavoz de la Comisin de Igualdad en el Congreso y vocal de la Subcomisin de Pacto de Estado en materia de Violencia de Gnero, afirma: No hay ms que leer la propia ley y su articulado para constatar que la Iglesia catlica la incumple, y en tanto no se corrija ese incumplimiento, de ninguna manera se podra justificar dicha subvencin. Creo que es de pura lgica que se tengan que cumplir las leyes para recibir las ayudas de la Administracin pblica. Dicho esto, aade una puntualizacin: Veo fundamental diferenciar de esa Iglesia aquella a la que no le ponen mayscula, pero s compromiso y empeo: la de las personas que creen en la doctrina de Cristo, que desde organizaciones y desde su verdadero amor al prjimo, denuncian la situacin de precariedad, pobreza y miseria del pas de forma muy valiente, muy tenaz y muy valiosa.

Casi todos nos dan largas

Antonio Movelln, presidente de Europa Laica, recuerda que desde el 2013 el PSOE lo tiene en su programa [la revisin del Concordato], pero no lo propone en el Parlamento. Por su parte, Ciudadanos se declaraba un partido laico, pero en su ultimo congreso se ha transformado en partido aconfesional, y no dice nada sobre este asunto. En cuanto al resto, el propio Movelln asegura que ERC y los diversos nacionalistas de izquierdas en el Pas Vasco o Galicia estn claramente por la derogacin de los acuerdos con la Santa Sede. En la actualidad, Europa Laica se encuentra impulsando una campaa para derogar el Acuerdo de Educacin, de manera que el Pacto educativo, que se est negociando en el Congreso, no tenga el lastre de este Acuerdo. Sin embargo, afirma Movelln, casi todos nos dan largas.

O se es madre, o se es puta

En su libro La violencia contra las mujeres. Prevencin y Deteccin (Ed. Daz de Santos, 2004), dirigido por las especialistas Consuelo Ruiz-Jarabo y Pilar Blanco, se hace hincapi en el papel que juega la doctrina catlica en la construccin del machismo en nuestra sociedad, y en particular en la violencia contra las mujeres. Se puede leer lo siguiente: En el Antiguo Testamento dios habla a la humanidad. A la mujer le dijo: Multiplicar los trabajos de tus preeces. Parirs con dolor hijos y buscars con ardor a tu marido, que te dominar (Gnesis, 3, 16). Por si no quedase claro, en las aclaraciones a pie de pgina se especifica: La sentencia sobre la mujer responde a las penas que llevan consigo sus oficios de esposa y de madre.

En la tradicin catlica, aparece una nueva dicotoma con respecto a los arquetipos de mujer. O se es madre, o se es puta. La madre es la mujer afectiva, idealizada, buena, asexuada, como Mara. La puta es la mujer sexuada, que desea, seductora, real y mala, como Eva.

Fuente: http://www.publico.es/espana/4000-millones-publicos-educacion-machismo.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter