Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 25-01-2018

Fina y Manu

Mikel Arizaleta
Rebelin


Me acord de aquel poema de Luis Cernuda:

Esper un dios en mis das / para crear mi vida a su imagen, / mas el amor, como un agua, / arrastra afanes al paso.

Me he olvidado a m mismo en sus ondas, / vaco el cuerpo, doy contra las luces; / vivo y no vivo, muerto y no muerto; /ni tierra ni cielo, ni cuerpo ni espritu.

Soy eco de algo; / lo estrechan mis brazos siendo aire, / lo miran mis ojos siendo sombra, / lo besan mis labios siendo sueo.

He amado, ya no amo ms; / he redo, tampoco ro

Pens que era sueo, pero no, era determinacin de jueces y fiscales de la audiencia de Bizkaia: El primer juicio por la muerte de igo Cabacas por un pelotazo de la Ertzaintza no ser para dirimir responsabilidades sino para sentar en el banquillo a la abogada de la familia, Jone Goiricelaya, y a Gara. Hace ya casi seis aos que un pelotazo de la Erzaintza mat a igo Cabacas, pero el juicio para dilucidar responsabilidades sigue sin fecha. Por el contrario, este mircoles a las 930, arrancar el juicio derivado de la demanda del Ugarteko contra la abogada de la familia y contra el director de Gara y el priodista Iaki Iriondo. A todos ellos el mando que orden entrar con todo al callejn en el que perdi la vida Cabacas les pide 250.000 euros por daos y perjuicios por publicar la grabacin de sus rdenes y su identidad.

Pues s, tras mentira, tergiversacin y engao de erzainas, mandos y polticos al frente del operativo por fin, mediante gara nos enteramos de lo qu ocurri: una encerrona, una venganza poltica, un disparate, un Ugarteko de Franco y Turka, un hijo de puta al frente de escopeteros. Una muerte de un tiro en la calle, que pudieron ser ms. Y luego niebla, mentira y silencio. Una mafia siciliana en nuestra vida y en despachos policiales con su omert. En retaguardia El Correo de Franco emitiendo baba.

Fina, Manu he sentido, he vivido de cerca vuestro dolor inmenso. Esas flores siempre frescas en la placa de aquel forofo del Athletic, vuestro hijo. Y esa distancia fra de Urrutia y palco. El desamparo de fiscales y jueces, el silencio de polticos, de alcalde, lehendakari y erzainas, que con frecuencia nos piden colaboracin para esclarecer los hechos. A otro perro con ese hueso! Que cuadrilla de sinvergenzas, pero qu apoyo de ese grupo de amigos nobles! Asco y envidia!

Al Ugarteko, que pide indemnizacin por recriminarle su accin, por escuchar sus palabras y sus rdenes de muerte grabadas, por gritar su nombre en plazas y descubrir su cara cobarde, por callarse ante vuestro dolor y retirar su mano, he sentido ganas de partirle la cara. Y me he acordado de aquel verso que hace aos escribiera el gran poeta Erich Fried al ajusticiamiento del fiscal general alemn Buback: Hubiera sido mejor que un hombre as no hubiera vivido.

Fina, Manu un beso y un abrazo ante esta afrenta de un hombre que orden una bestialidad, la muerte de vuestro hijo Iigo, y hoy pide indemnizacin y amparo por, en definitiva, ponerse el pasamontaas de guerra y muerte ante semejante fechora: Por ser descubierto cuando quera ser cebolla embozada de indignidad.

Fina, Manu he sentido, he vivido de cerca vuestro dolor inmenso: la muerte de vuestro nico hijo Iigo, esperanza y futuro en vuestras vidas, de un tiro de escopeta impune de unos ertzainas con pasamontaas ordenada desde un micrfono por el Ugarteko, que hoy pide indemnizacin por su fechora ennieblada.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter