Portada :: Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 26-01-2018

Xenofobia anti-casta en la campaa italiana

Federico Larsen
Tiempo Argentino


El 2017 fue un ao electoral crucial para la Unin Europea (UE), marcado por el miedo, an no superado, a la consagracin a travs de las urnas de una nueva extrema derecha neo-fascista en el continente. En 17 pases distintas fuerzas polticas con estas caractersticas y una clara impronta xenfoba cuentan con representacin parlamentaria. En dos gobierna en solitario (Polonia y Hungra), y en siete son parte del Poder Ejecutivo o lo apoyan desde afuera.

Se trata de organizaciones con caractersticas comunes: el rechazo a la inmigracin y a la creacin de sociedades multiculturales -de las cuales la UE liberal sera ejemplo-; el reclamo por una mayor autonoma nacional, en detrimento de las polticas comunitarias europeas; el sostenimiento de medidas de proteccin de las economas locales y en contra del liberalismo; el rechazo a la casta, establishment o dirigencia poltica tradicional, culpable de la crisis econmica y la debacle social de sus pases.

De cara a las elecciones generales en Italia, previstas para el prximo 4 de marzo, todas estas caractersticas se pueden encontrar diseminadas en distintos partidos polticos. El que reanim muy recientemente la discusin sobre el racismo fue el candidato de la coalicin de centro derecha a la gobernacin de la poderossima regin de Lombardia, Attilio Fontana. Durante una entrevista radiofnica, sostuvo en referencia a inmigrantes y refugiados: Si los aceptramos a todos significara que ya no existiramos nosotros como realidad social, como realidad tnica. Tenemos que elegir: decidir si nuestra etnia, nuestra raza blanca, nuestra sociedad debe seguir existiendo o si nuestra sociedad debe ser eliminada: es una eleccin, remat en alusin a la votacin de marzo.

Fontana, quien lidera todas las encuestas en su regin, es militante de La Liga, otrora Liga Norte, partido que en el pasado promova la secesin del norte rico del sur de Italia por razones econmicas y racistas, y lleg a pedir el bombardeo de las barcazas cargadas de inmigrantes por parte de la marina italiana en el Mediterrneo.

En el voltil panorama poltico de Italia, La Liga, fundado en 1991, es el partido ms antiguo que competir en las prximas elecciones. A finales de 2017 su nuevo lder, Matteo Salvini, complet la renovacin de la organizacin con el cambio de nombre y logo. Un proceso que haba comenzado con la renuncia a la secesin -se present a elecciones en el sur cosechando inesperados xitos- y centrando su discurso en tres ejes: el xenfobo -fin de la inmigracin-, el anti-europeo -referndum sobre la continuidad del Euro-, y el anti-establishment -reduccin de los impuestos-. Un programa que lo posicion como la cuarta fuerza de Italia con una intencin de voto del 13% y un capital poltico suficiente como para pelear la conduccin de la coalicin de derecha que anunci hace pocas semanas junto con Forza Italia -del eterno Silvio Berlusconi que mide 16%- y los post-fascistas de Fratelli dItalia con un nada despreciable 5% en los principales sondeos.

Resulta llamativo que, ante la preocupacin europea por el crecimiento de la derecha xenfoba y anti-euro, haya sido el condenado e inhabilitado a ejercer cargos pblicos Berlusconi, el que asegur a las autoridades de Bruselas que l se encargara de mantener bajo su ala a Salvini. La alianza de derecha, que an no tiene un nombre oficial, sumara alrededor del 36% de los sufragios, no suficientes para formar gobierno, pero si para llegar primeros.

El otro gran partido que preocupa en Bruselas es el Movimiento 5 Estrellas (M5E). Fundado en 2007 por un comediante, Beppe Grillo, en medio de la crisis econmica, y la prdida de legitimidad de sindicatos e izquierda anti capitalista, el M5E se convirti en el polo de atraccin de jvenes, trabajadores precarios y quienes quieran rebelarse contra el sistema. Hoy es el partido poltico con la mayor intencin de voto del pas -35% aproximadamente-.

Tildado por la prensa y los polticos europeos de populista, jams fue claro en ciertas definiciones polticas por fuera de los problemas de corrupcin y mal gobierno. Rechaza las categoras de derecha e izquierda por considerarlas anacrnicas; en medio del resurgimiento de la extrema derecha y sus violentos ataques xenfobos, desestim a la categora fascismo, tambin por anacrnica; jams tom una posicin partidaria sobre inmigracin. Si bien no contemplan un claro eje xenfobo, son el gran partido anti-establishment, y profundamente crtico de la integracin europea, mientras an parecen dejar a conciencia de sus dirigentes la lnea poltica sobre todo el resto.

Un captulo aparte merece el movimiento abiertamente fascista CasaPund, que se plantea llegar al 1% en las prximas elecciones. Cierre de las fronteras, salida de la UE, rdito de nacimiento por cada hijo de italianos, son los ejes de esta organizacin que cobija entre sus filas buena parte de los responsables de golpizas, ataques y cuchillazos contra migrantes y militantes de izquierda. Hacia mitad de 2017 fue duramente criticado por la prensa por los continuos ataques y amenazas a periodistas. Pero Salvini, Berlusconi y parte de la dirigencia nacional defendieron su derecho a organizarse.

Cierta cuota de racismo serpentea tambin en la centro-izquierda. En tema de inmigracin, el Partido Democratico (PD) que gobern hasta ahora tras el pacto parlamentario de 2013 con Berlusconi, tom decisiones ms similares a las de sus colegas de derecha en el resto de Europa que a un programa socialdemcrata.

El pacto con el gobierno libio para que retenga a los migrantes en sus costas a cambio de cooperacin econmica y militar fue un duro fracaso para el ministro del Interior Marco Minniti. Especialmente luego de que se conociera que los migrantes bloqueados eran vendidos como esclavos con la complicidad de las autoridades locales. Y la discusin sobre la concesin de la ciudadana a los hijos de extranjeros nacidos en Italia, el Ius Soli, termin de abrir la crisis en el PD. Veintinueve de sus senadores se ausentaron para que no haya qurum y la ley cay.

Mientras en Bruselas esperan que los resultados electorales permitan recrear la gran coalicin entre centro-izquierda (PD) y parte del centro-derecha (Forza Italia sin La Liga) siguiendo el ejemplo alemn, la mayora de los italianos votar en marzo por alguno de los partidos que enarbola los ejes de la derecha anti-europea. Un dato que, de confirmarse, podra consolidar el corrimiento hacia lado del espectro ideolgico del bloque entero, para garantizar su continuidad.


Fuente: https://notasperiodismopopular.com.ar/2018/01/22/xenofobia-anti-casta-campana-elecciones-italia/

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter