Portada :: Colombia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 29-01-2018

En campaa electoral, entre el cielo y la tierra
Con serenidad democrtica

Fernando Dorado
Rebelin


Todos sabemos que la vida del planeta tierra est complicada, que el mundo quelegaremos a nuestros hijos y nietos no es el ms agradable. Un mundo de obsesin consumista y de insatisfacciones no reconocidas, de apariencias banales y de miserias escondidas, de sueos menores y objetivos muy limitados, de frustraciones ocultas y de ideales que se quedaron a mitad de camino. Una humanidad frustrada que se ahoga en un mar de mercancas y calma la conciencia en la nube del entretenimiento digital.

Todo ello se traduce en una civilizacin deshumanizada, amenazada por la crisis ambiental y el cambio climtico, desorientada frente a la crisis global de valores, sumida en violencias planeadas e instrumentalizadas (como la nuestra, la de Colombia), mientras el afn desenfrenado de ganancias y de acumulacin de capital sume a millones de personas en la desesperanza y en las ms terribles tragedias aumentadas por las economas criminales que han surgido por todas partes.

En medio de la aparente abundancia que se observa por las pantallas de televisin y de telfonos inteligentes, una gran cantidad de gente no entiende por qu se desencadenan tantos conflictos sociales, econmicos, polticos y culturales; guerras planeadas y controladas; agresiones provocadas y ataques planificados; y tampoco comprenden por qu millones de personas abandonan el Sur (frica, Asia y Amrica Latina) para irse al Norte a convertirse en migrantes discriminados y humillados. Algo definitivamente no funciona bien.

Al contrario, funciona muy mal. No convence la figura de un Trump racista y xenfobo querindonos hacer creer que es el adalid de la libertad y de la democracia frente al amenazante presidente norcoreano Kim Jong-un o al venezolano Maduro, que parecen muecos inflados desde Occidente para seguir asustando a la gente con los supuestos ogros comunistas que hace rato estn fuera de escena. En fin, no es el mejor mundo ni es bueno el momento de nuestra humanidad.

Para salir de esa situacin tan terrible, que muchos quieren negar para no enfrentarla, tenemos que revisar y evaluar nuestros anteriores esfuerzos. Muchas cosas hicimos mal y por ello parece que el capitalismo es invencible. Si no identificamos esos errores y equivocaciones no podremos legar la tarea a las nuevas generaciones que no conocen muchos pormenores de esas experiencias parcialmente triunfadoras pero que, a la larga, terminaron absorbidas por la dinmica del gran capital y de los intereses supuestamente nacionales (o tnicos, culturales, de gnero, o de clase).

Siempre hemos luchado por cambios estructurales y hay que seguir hacindolo. Por derrotar el imperio de la ganancia individual que entierra y niega el bienestar colectivo. Por superar las economas basadas en destruir la naturaleza y la misma humanidad. No podemos doblegarnos y hay que legar a nuestra juventud la utopa de que un mundo mejor es posible, pero claro, estimulndolos a que nos superen y abran nuevos caminos.

Hoy en Colombia hacemos esfuerzos por clarificar el camino. Al lado de la Coalicin Colombia y de Sergio Fajardo intentamos rectificar uno de los errores ms comunes: Querer superar el neoliberalismo (capitalismo) con base en voluntarismos individuales y golpes de mano ocasionales. Hoy llamo a ir despacio, a unir y a movilizar a la gran mayora de colombianos que quieren el fin del conflicto armado pero sin demagogia y sin falsos triunfalismos. Hoy convoco a utilizar la serenidad democrtica para derrotar a corruptos y guerreristas en las elecciones presidenciales de 2018.

Ser todava un pequeo paso pero hay que darlo bien. Con pausa y paciencia porque vamos para lejos. Con sentido democrtico y tica ciudadana. Y s que es posible hacerlo.


Blog del autor: https://aranandoelcieloyarandolatierra.blogspot.com.co/2018/01/con-serenidad-democratica.html#.WmyVArzibIU

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter