Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 29-01-2018

Los hroes y los escaos parlamentarios

Milena Recio
OnCuba


Desde 1998 cinco cubanos estuvieron presos en Estados Unidos en circunstancias que conmovieron a casi todo un pas. Solo dos de ellos cumplieron sus condenas completas. La libertad de los otros tres se consigui durante la negociacin secreta e inesperada entre los gobiernos de Ral Castro y Barack Obama, que incluy la liberacin del contratista Alan Gross prisionero en Cuba durante cinco aos y el trazado de un rumbo de normalizacin entre ambos pases en 2014. Tamaa importancia tuvieron.

En ms de una dcada la mayor parte del pueblo cubano fue activado para solidarizarse, junto a incontables personas en el mundo, en funcin de reclamar la reparacin de lo que haba se consideraba una gran injusticia.

Cinco hombres cubanos que se resistieron a pactar con el gobierno de Estados Unidos y mantuvieron su alegato de inocencia fueron elevados en Cuba a la categora de Hroes.

Mientras la fiscala los acusaba de espionaje y a uno de ellos de conspiracin para asesinar los Cinco y sus abogados mantuvieron la idea de que eran agentes no registrados, s, pero que haban actuado a favor de su pas, en su defensa legtima frente a las acciones de terrorismo contra Cuba que fraguaban y cometan organizaciones asentadas en Miami.

El tema se convirti bien lo sabemos los cubanos en prioridad uno en la agenda de comunicacin y propaganda que el gobierno disemin por toda Cuba durante ms de una dcada. Hasta en el ltimo confn, en el ms remoto mural, en el ms imprevisto acto pblico, en los frontis de prefabricado y cal de las ms lejanas cooperativas agrcolas, en los lobbies de los hoteles, en las vidrieras de las tiendas, en los tanques de los camiones cisterna las cinco cabecitas de ellos y la estrella acuaron nuestro paisaje.

En Cuba y por decenas de pases, sus mujeres, sus madres, sus hijos, pidieron, lucharon, exigieron y se convirtieron en una sola entidad que los altavoces definieron como los familiares. No hubo distincin para narrar la proeza de quienes tuvieron que soportar aislamientos, amenazas, incomunicacin. Todas las historias de los diversos amores truncados fueron contadas con igual gravedad y conmovieron a la mayora de nosotros.

Por casi veinte aos aos los cubanos aprendimos algunas cosas muy valiosas sobre ellos: son leales, inteligentes, tenaces y tiernos. Su mrito principal era representarnos. Ellos se parecan mucho a quienes queramos ser.

Con todos esos atributos, mientras estuvieron en Estados Unidos fueron como superhombres muy admirados en la distancia. Cuando llegaron a Cuba, siendo ya una realidad fsicamente constatable, estos hombres se convirtieron en lderes potenciales. Unos con ms aptitudes evidentes que otros, pero todos con un tremendo acumulado de simpata popular, la misma de la que carece una buena parte de los jefes formales que hoy absorben la actividad poltica en Cuba.

***

Ren Gonzlez Sehwerert, uno de ellos, sali de Cuba con 34 aos en 1990. Rob un avin cubano y aterriz en la base de Boca Chica en Key West. Haba aceptado la misin de infiltrarse en grupos de cubanos del exilio, activos en la subversin. En 1998 fue detenido y luego condenado a 15 aos. En septiembre de 2011, despus de 13 aos, le fue impuesta otra condena adicional de tres aos de libertad supervisada en Florida. En mayo de 2013 la jueza le permiti hacer un viaje por motivos personales a la Isla (su hermano estaba muy enfermo). Al cabo, Ren debi renunciar a su ciudadana estadounidense y con ello pudo quedarse en Cuba y gozar de plena libertad. Fue el primero en llegar.

En septiembre de 2012 lo conoc personalmente y me dediqu a estudiar sus formas. Yo deba entrevistarlo junto con otros colegas de la revista Progreso Semanal en la que trabajaba. Conseguir la entrevista nos haba sido muy fcil. l actuaba como un amigo, sin recelos, de la mano de Olga Salanueva todo el tiempo.

Queramos saber ms sobre la campaa de la cinta amarilla y contribuir a divulgarla.

Ren estuvo con nosotros ese da en la Plaza de Armas. At una gran cinta amarilla en el tronco ancho de la ceiba del Templete. Estaba decidido a convertir el suceso de las cintas en un movimiento multitudinario que resonara en Estados Unidos, que llegara al nimo de las personas que despus de tanto tiempo no haban sido alcanzados por reiteradas campaas de comunicacin e ignoraban por completo el caso.

Fue lcido, cordial y ms que eso Nos pidi con una humildad impresionante ayuda para hacer un spot de televisin que impulsara ms an la movilizacin dentro de Cuba. No contbamos con la tecnologa para hacerlo, pero intentamos ayudarlo.

Ese da me llam la atencin verlo llegar solo a un acto que poda ser icnico, til para la campaa, portada de un noticiero o de un diario digital. No haba ms prensa, no haba ms cmaras.

***

Al fin el 17D se reunieron los Cinco en La Habana. El 17 de diciembre de 2014 fueron recibidos por Ral Castro en su despacho. 73 das despus, el 28 de febrero de 2015, por Fidel Castro en su casa. Fui feliz durante horas ayer. Escuch relatos maravillosos de herosmo del grupo presidido por Gerardo y secundado por todos, escribi Fidel.

Al final de sus notas sobre este encuentro el lder de la Revolucin cubana dej una especie de adivinanza colocada en la imaginacin de muchos. Dispongo desde ayer, afortunadamente, del tiempo suficiente para solicitarles que inviertan una parte de su inmenso prestigio en algo que ser sumamente til a nuestro pueblo. Qu poda ser el algo sumamente til? Muchos supusieron una nueva tarea herclea. Hasta hoy no se resolvi el acertijo.

Este fragmento de la Red Avispa que antes fue tan coordinado ahora en Cuba se desenvuelve en distintos mbitos: Gerardo Hernndez es vicerrector del Instituto Superior de Relaciones Internacionales; Fernando Gonzlez es presidente del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos; Ramn Labaino es vicepresidente de la Asociacin Nacional de Economistas de Cuba; Antonio Guerrero es vicepresidente de la Organizacin Superior de Direccin Empresarial (OSDE) de Diseo e Ingeniera de la Construccin; y Ren Gonzlez es vicepresidente de la Sociedad Cultural Jos Mart.

***

Un hecho inesperado ha encendido un chispeante debate en redes sociales al menos. Al finalizar el proceso de nominacin de candidatos a diputados a la Asamblea Nacional para la prxima legislatura, se ha sabido que de los Cinco, solo dos han sido seleccionados. Ni Ramn, ni Antonio, ni Ren integran las listas.

Ojal un da encuentre a alguien de la Comisin Nacional de Candidaturas de mi pas que me responda: Por qu Fernando Gonzlez Llort y Gerardo Hernndez Nordelo son elegibles, y Ren Gonzlez Sehwerert, Antonio Guerrero y Ramn Labaino NO? Siento que estamos renunciando a esos hombres en tiempos en que escasean los paradigmas. As coment en su cuenta de Facebook Rosa Amaro Prez, joven periodista de Cubavisin Internacional (CVI).

El propio Ren Gonzlez respondi a la periodista con cierto humor, dando a entender que a l tambin le haba sorprendido el hecho de no ser elegible para un escao en el prximo parlamento: Rosy, y yo que pensaba invitarte al Capitolio pero bueno.

Pocas horas despus, Olga Salanueva, esposa de Ren Gonzlez escribi una larga respuesta en la que rechaza categricamente la especulacin sobre si Ren estara o no en disposicin de ser parte del parlamento cubano.

A la oficina de Ren un da lleg un representante del sindicato de Cultura, al cual l pertenece por ser vicepresidente de la Sociedad Cultural Jos Mart. Le dejaron una planilla a llenar con sus datos personales alegando que haba sido propuesto por este sindicato a candidato a diputado. El la llen y la entreg. Al resto de los cinco les sucedi de igual manera propuestos por diferentes lugares.

Hasta ah lo que sabemos, nunca ms fue consultado, ni llamado, ni nadie se le acerc para pedirle ni opinin ni otra disposicin.

Ren sigui trabajando como siempre lo ha hecho y lo he visto hacer desde hace 35 aos en cada tarea que se le ha asignado, entregado en cuerpo y alma, con tremenda alegra y optimismo que todo el que lo conoce bien sabe que siempre lo acompaan, con su tremenda transparencia y acometida contra lo mal hecho. Todo a pesar de que esta tarea no tiene nada que ver con su vocacin, y de que ni siquiera puede ejercer la profesin que ama.

Hasta ah lo que s, ayer de pronto el listado de los candidatos y la avalancha de preguntas.

Mi respuesta: Pregntenle por favor a la comisin, yo no encuentro razn alguna para que los cinco no sean diputados. Se lo merecen en primer lugar, estn ms probados que el chocolate, Cuba los necesita tambin a ellos. Es muy de mal gusto tratar de establecer diferencias entre los cinco, cuando el imperio lo intent con todo su podero se cogi el c con la puerta. Siempre sern hermanos y revolucionarios probados.

Una amiga en facebook manifiesta: Dudo que alguna comisin de candidatura los haya excluido porque s, esas comisiones estn integradas por gente de bien. Dudo que alguien pueda obviar a los Cinco, porque son el corazn mismo de esta Isla. Alguna otra razn debe haber, supongo

Compaera, siento decirle que no hay error alguno. Tres de los cinco fueron obviados por la comisin, en lo que representa, en mi opinin, una nueva y gran injusticia contra los cinco hroes de la Repblica de Cuba.

Es provocadora la libertad con que Olga Salanueva expresa su desconcierto que obviamente debe ser compartido, al menos, por su esposo. Y esta ltima frase es bastante apremiante y cobija una denuncia: una nueva y gran injusticia contra los cinco hroes de la Repblica de Cuba.

Pero esta vez no viene del gobierno de Estados Unidos.

***

La Comisin Nacional de Candidatura, encargada de nominar hasta el 50 por ciento de los candidatos al parlamento es una de las estructuras ms controvertidas del actual sistema electoral cubano.

Se trata de un grupo de trabajo integrado por representantes de organizaciones polticas y de masas que ante la ONU se presentan como la sociedad civil cubana.

Ellos tienen el encargo legal de completar la lista de candidatos que emergen de las asambleas barriales en las circunscripciones.

Su legitimidad se argumenta en el hecho de ser un summum de representacin: las organizaciones representan al pueblo y la Comisin representa a las organizaciones.

Dicen trabajar con las biografas de los postulados y decidir solo a partir de los mritos. Pero ya se sabe que es muy probable que predominen en estas selecciones prioridades y cotejos polticos que no van siempre de abajo a arriba, sino ms bien todo lo contrario. Se asegura as la satisfaccin y salvaguarda del poder real actual.

En un listado de 605 cubanos que representan al pueblo de este pas no hay lugar para tres hombres que estuvieron 15 aos encarcelados en Estados Unidos precisamente por defender el derecho de este pueblo a elegir su destino??? Si hay un error creo que debe corregirse cuanto antes. Esos son los lderes que necesita el proyecto social cubano hoy, hroes de carne y hueso. Cmo explicar a este pueblo que se lanz a las calles en forma multitudinaria a pedir su regreso, que Ren, Ramn y Antonio no estn entre sus representantes?, ha escrito tambin la periodista de CVI Daily Prez Guilln en Facebook.

Al ser una representacin secundaria o terciaria del soberano en la que este no interviene directamente, el resultado de la Comisin Nacional puede como se ve conllevar a errores que habitualmente no se evidencian y mucho menos se publican en Cuba. Por eso este caso resulta muy ejemplar.

Lo primero que el pblico querr saber es bajo qu criterios esta vez tres de cinco hroes de esta envergadura no alcanzan el score necesario para estar en la lista de candidatos.

Transparentar las razones caso por caso sera til para conocer tambin, por carambola, por qu otras personas con otros mritos tampoco quedan incluidos tras la criba.

Es un problema de mtodo. Es un asunto vital de la democracia cubana que como se sabe incluso el gobierno lo ha admitido espera una reforma electoral que no acaba de llegar.

Por el momento esta situacin anmala en la que algunos de los hroes al parecer no han sido suficientemente hroes ante el rgano nominador, ha dejado a muchos con la boca abierta.

Formar parte del parlamento no es, por otra parte, o no debera ser, solo un tema de distincin social. Un diputado no es alguien a quien se le otorga un diploma, sino alguien que se somete a un mandato.

Esta vez, no se podr negar, la incertidumbre se ha colado por la puerta delantera.

Fuente: http://oncubamagazine.com/sociedad/los-heroes-los-escanos-parlamentarios/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter