Portada :: Ecuador
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 31-01-2018

Los desafos histricos de una etapa que va ms all de Correa
No es traicin, es evolucin pragmtica y crisis?

Francisco Hidalgo Flor
Rebelin


En Ecuador el prximo domingo 4 de febrero se realizar la consulta popular convocada por el presidente Lenin Moreno cuyo objetivo principal es consolidar una base de apoyo institucional y social para su estrategia de conduccin de gobierno en ruptura y confrontacin con su ex correligionario Rafael Correa, proceso que ha llevado a la par a la fragmentacin del partido de gobierno Alianza Pas.

Es la culminacin de un transcurso trascendente y vertiginoso, pues en apenas ocho meses alter radicalmente aspectos sustanciales de la hegemona poltica que dio sustento a la eleccin de Lenin Moreno y mayora parlamentaria a Alianza Pas: Jorge no solo que ya no es el vicepresidente de la repblica, sino que guarda prisin y est condenado por asociacin ilcita en el entramado de corrupcin protagonizado por Odebrecht; el partido de gobierno se fractur en dos alas: la una, calificada de morenista, controla ahora el aparato oficial y la mayora del bloque parlamentario; la otra, calificada de corresta se ha desafiliado del partido, intenta formar otro, y significa la principal expresin de oposicin al rgimen.

El estudio de estos acontecimientos es complejo y requiere de una lectura integral, pero observamos que en los analistas internacionales, en especial aquellos ubicados dentro de la llamada tendencia progresista, predomina una lectura inmediatista y simplificadora de la traicin al lder y a la autodenominada direccin revolucionaria.

Para estos analistas en Ecuador estamos frente una situacin asimilable a la de un golpe de Estado, se trata de derechistas solapados e incrustados que se han tomado al asalto el poder, una nueva versin de los denominado golpes blandos.

Y no es as. Leer de la mencionada manera la situacin de Ecuador es un grave error, desconoce la complejidad del proceso poltico en sus niveles de larga y corta duracin, las tendencias y sectores en disputa, las debilidades y fuertes errores de los diez aos de una denominada revolucin ciudadana.

Actuar con dicha mirada ligera y ahistrica hace mucho mal, en primer lugar, al propio progresismo, en segundo lugar, al conjunto de sectores que luchan por una transformacin profunda en Latinoamrica.

Aspiramos a presentar una lectura diferente que intenta dar cuenta de los procesos de corto alcance: contexto poselectoral, las opciones de Moreno y el rol de la consulta de febrero; de mediano alcance: los lmites y contenidos reales de los gobiernos de Correa; una mirada de largo alcance: los desafos histricos de una etapa que va ms all de Correa y el progresismo.

ESCENARIO POSELECTORAL: LAS OPCIONES DE LA TENDENCIA MORENISTA

El primer aspecto a establecer es la fragilidad del triunfo electoral en primera y segunda vuelta electoral del binomio Moreno Glas y de la hegemona de Alianza Pas, fragilidad porque ese pequeo margen por encima del 50% fue fruto de ocultar al conjunto de la poblacin tres aspectos cruciales: la crisis econmica provocada por la cada precipitada de los precios de venta del petrleo crudo y en general de las commodities a partir del 2016, el involucramiento directo del rgimen en el entramado de corrupcin de Odebrecht en la ejecucin de la gran obra publica, y el fraccionamiento interno de Alianza Pas.

A Lenin Moreno en lo fundamental, en ese contexto de fragilidad, le quedaban solo dos opciones: i) ser ttere de Correa, sostenerse sobre el capital poltico del ex presidente y delegar en l las estrategias confrontativas, para tapar los escndalos de corrupcin, el endeudamiento externo, la fractura interna y la ausencia de consensos reales; o, ii) romper con el caudillo, escapar a su gida e intentar generar un espacio propio con una parte del partido de gobierno aadiendo alianzas con los sectores que haban sido confrontados por Correa.

Lo sorprendente fue que, en ese camino acelerado de distanciarse del caudillo, se alinearon a su alrededor las dos terceras partes del partido gobernante, y solo una tercera parte se mantuvo con el viejo lder.

Este fenmeno evidencia que era una agrupacin poltica construida alrededor del aparato gubernamental, pero tambin que la mayora era partidaria de una evolucin diferente a la planteada por Correa, que los supuestas cohesiones que aquel mostraba eran superficiales y frgiles.

En el Ecuador la mayora del agrupamiento del progresismo opt por una va de evolucin que implica alianzas hacia la derecha y hacia la izquierda, para as hacer frente a la situacin internacional de cierre del ciclo, y la situacin interna de inminente crisis poltica y econmica. La va evolutiva est marcada por ese pragmatismo ser eso suficiente?

EL ROL DE LA CONSULTA DE FEBRERO

La consulta popular del prximo 4 de febrero tiene por objetivo dar una base poltica y social propia al gobierno de Moreno en condiciones de ruptura con el viejo caudillo, por ello de las siete preguntas las centrales son dos: aquella que elimina la reeleccin indefinida (pregunta 2) y aquella que reestructura el consejo de participacin ciudadana (pregunta 3).

La evolucin de los dos planteamientos son decidores de los contenidos de construccin poltica planteados en la fase corresta y la posterior a la misma: en el proceso constituyente una de las tesis fundamentales fue el rechazo a la reeleccin indefinida y de esa manera qued plasmada en el texto de la Constitucin del 2008, pero luego fue reformada por la mayora de la Asamblea Nacional (nombre del poder legislativo).

Y el otro dato es que el llamado Consejo de Participacin Ciudadana y Control Social, que supuestamente asemejaba a lo que se pudiera llamar poder popular, termin conformado ntegramente por miembros cercanos al partido de gobierno e incluso familiares directos de parlamentarios o funcionarios gubernamentales.
Paradjicamente pudiera ser que un triunfo del Si en la Consulta genere condiciones para el cierre de la hegemona de Alianza Pas al resquebrajar la maquinaria de control poltico implantada en los diez aos anteriores.

MAS DE LO MISMO? CAUDILLISMO + EXTRACTIVISMO

Proponemos leer el desenvolvimiento actual del progresismo ecuatoriano como una confrontacin entre dos vas: la va pragmtica que opta por un nuevo juego de alianzas polticas y sociales que den sustento al gobierno de Moreno y le permitan gobernar cuatro aos; y la va ideolgica que pone acento en la lectura de traicin y apuesta por la quiebra inminente del rgimen vigente, para el retorno del viejo caudillo.

Pero el escenario nacional es mucho mas amplio que las tendencias a lo interno de Alianza Pas, y eso est cada vez ms claro. Los consensos anteriores eran un espejismo.

Para todos es indispensable una evaluacin de la dcada 2007 2017 y dos aspectos determinantes: una construccin poltica basada en el caudillismo y una construccin econmica basada en el extractivismo, como teln de fondo una va de modernizacin capitalista bajo planificacin y parcialmente inversin estatal.
La cohesin poltica gir alrededor del caudillo y gener un aparato tecnocrtico y propagandstico para asuma los roles de construccin que hubieran correspondido al partido. El desarrollo econmico combino un fortalecimiento del aparato estatal, merced al auge del precio de las comodities, mas alianzas con el agronegocio, modernizando y sosteniendo el patrn de acumulacin primario exportador, que se mantiene intacto.

Un progresismo construido sobre pilares de caudillismo y extractivismo es un progresismo con pies de barro.

DESAFOS HISTRICOS: UNA ETAPA QUE VA MS ALL DE CORREA Y EL PROGRESISMO

Una lectura adecuada sobre las evoluciones proceso actual en el Ecuador requiere una visin del largo plazo, que no empieza ni termina con el corresmo; debe ser ubicada en una etapa que inicia en el ao 1990 y que avanza hasta el momento presente.
1990 por el levantamiento indgena del Inti Raymi que propuso por primera vez al pas un programa de demandas que pone en cuestin el viejo modelo de estado nacin, que en el trayecto, con el desmoronamiento de los regmenes neoliberales (1996 2006), fue asumiendo nuevas reivindicaciones y nuevos movimientos sociales, que optaban por la va del proceso constituyente (2007 2008).

Si en verdad queremos hablar de una fase posneoliberal debemos remitirnos a los contenidos sustanciales del proceso constituyente.

Y esos elementos sustanciales son: plurinacionalidad, interculturalidad, economa social y solidaria, soberana alimentaria, y un horizonte de cambio que mira al sumak kawsay buen vivir.

Correa los trastoc bajo un programa desarrollista clsico denominado cambio de la matriz productiva, cuya principal vitrina fue la gran obra pblica y los subsidios.

Su sucesor ha renegado del padrino, pero mantiene la va de capitalismo guiado por la mano del Estado. Ahora la derecha pugna por asumir el control directo del programa econmico y retornar al neoliberalismo. La pregunta es: ser posible que emerja una izquierda que haga suyo el programa histrico constituyente?

La inminencia de una crisis poltica y econmica parece estar pospuesta, un probable triunfo del S en la consulta de febrero lo evidenciara, pero solo han ganado tiempo, los desenlaces determinantes estn por venir. Una fase de crisis no est descartada.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter