Portada :: EE.UU.
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 31-01-2018

EE.UU. financia unidades del ejrcito afgano que han cometido graves violaciones de derechos humanos

Javier Biosca Azcoiti
The Guardian / El Diario (Espaa)

Estados Unidos ha utilizado un vaco legal para saltarse la ley que le prohbe financiar a fuerzas de seguridad extranjeras responsables de graves violaciones de derechos humanos. El secretario de Defensa ha utilizado la 'clusula derogatoria' para seguir financiando algunas de las unidades implicadas, seala el informe recin desclasificado de una agencia gubernamental.


Oficiales de seguridad afganas marchan durante su ceremonia de graduacin celebrada en Herat (Afganistn). EFE

El capitn de las fuerzas especiales estadounidenses Dan Quinn peg una paliza al comandante de la polica afgana Abdul Rahman por encadenar a la cama a un nio de 14 aos y abusar de l fsica y sexualmente. Hoy Estados Unidos est investigando este caso destapado por primera vez en 2015 en un artculo de The New York Times porque, segn las leyes estadounidenses, Washington no puede financiar unidades de fuerzas armadas extranjeras que son responsables de graves violaciones de derechos humanos. Y el caso de Rahman no es una excepcin.

Aquella paliza le cost a Quinn su puesto como capitn de una unidad militar en Afganistn. El artculo de The New York Times describa el acoso sexual a menores como rampante entre comandantes armados y afirmaba que Estados Unidos haba ordenado a sus soldados ignorar estos casos de acoso sexual a menores por tratarse de una costumbre arraigada, conocida como Bacha Bazi.

Estas acusaciones desencadenaron una crisis poltica y el Congreso orden una investigacin independiente sobre los abusos y el cumplimiento de las conocidas como leyes Leahy, que prohben la asistencia y financiacin a unidades de las fuerzas de seguridad de un pas extranjero si existe informacin creble de que la unidad ha cometido graves violaciones de derechos humanos.

A pesar de que el resultado de esa investigacin, elaborada por la agencia del Inspector General Especial para la Reconstruccin de Afganistn (SIGAR, por sus siglas en ingls), no ha podido demostrar que los soldados recibiesen rdenes de ignorar graves violaciones de derechos humanos, sostiene que la cpula del Departamento de Defensa utiliz sus poderes excepcionales para seguir financiando unidades afganas a pesar de haber cometido estos delitos.

Aunque el Departamento de Defensa y el Departamento de Estado han confirmado que algunas unidades de las fuerzas de seguridad afganas han cometido graves violaciones de derechos humanos, el secretario de Defensa ha utilizado la 'clusula derogatoria' de la Ley de Apropiaciones del Departamento de Defensa para seguir financiando algunas de las unidades implicadas, seala el informe de SIGAR agencia del Gobierno creada en 2008 para supervisar el gasto de Estados Unidos en Afganistn.

El Congreso podra considerar prohibir al Departamento de Defensa aplicar la 'clusula derogatoria' si concluye que su aplicacin para seguir asistiendo a miembros de las fuerzas de seguridad afganas sobre los que existe informacin creble de graves violaciones de derechos humanos es contradictoria al propsito de la Ley Leahy, aade el informe.

El polmico informe, elaborado en junio de 2017, fue considerado secreto y no accesible para nacionales extranjeros. Adems, se recomend su clasificacin como secreto hasta junio de 2042 (25 aos despus de su elaboracin). Sin embargo, tras las peticiones de SIGAR, el documento fue finalmente desclasificado la semana pasada, aunque mantiene cierta informacin oculta.