Portada :: Espaa :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 31-01-2018

El fascismo va calando en la poblacin espaola

David Cotilla Vaca
Rebelin


Alguien me explicaba ayer algunos smbolos del fascismo italiano de la era Mussolini y, por esa obsesa necesidad por tachar el independentismo cataln aunque no venga al caso, acab comparando dichos smbolos fascistas con el movimiento independentista de Catalua y de forma maliciosa me pregunt en pblico si no estaba de acuerdo con la igualacin.

Su sorpresa vino porque le apoy. Pero aad que en el fondo todos los nacionalismos tienen rasgos fascistas, incluido el nacionalismo espaol y que ah era donde discrepbamos: no en el carcter malicioso de los organizadores del procs, sino en la diferente visin sobre el otro bando. En ese momento algunos se sintieron muy ofendidos porque no entendieron que el hecho de colgar en masa la bandera espaola en sus balcones como necesidad de exaltacin contra el enemigo que quiere destruir la patria es un smbolo fascista.

La conversacin fue larga y se expusieron muchos argumentos y se desarrollaron mucho ms de lo que aqu procede. El colmo fue cuando intentaron justificarme que el movimiento cataln era ms fascista porque eran los herederos de Franco quienes lo alentaban, lo cual tambin apoye, pero me qued estupefacto cuando tuve que recordar que no hay mayores herederos de Franco que el gobierno actual y la aristocracia que le rodea (lase Grtel, Pnica, etc).

El caso es que entend con terror que el problema actual de Espaa, como de tantos pases europeos y de EEUU es que mucha gente (vecinos, amigos, familiares) ha asumido como normales en su vida elementos propios del fascismo de forma inconsciente. Muchos espaoles quieren hoy fuera a los inmigrantes, quieren un estado ms policial que los proteja, usan frecuentes smbolos nacionalistas (espaoles y catalanes) con un sentido fascista de disolucin del individuo en la masa patritica, defienden su partido y a los suyos en un sentimiento de la masa unida a pesar de que sean muy reprobables sus actos...

Entonces record que hace unos 8 aos afirm que nos acercbamos irremediablemente hacia 1933 y los ascensos del fascismo europeo y comprend aterrorizado, ayer tarde, que estbamos ya a escasos meses del momento decisivo en el que un hecho crucial, un acto cualquiera, derivar en la justificacin por parte de algn gobierno de elevar varios niveles el grado de fascismo ya latente y la masa que hoy no se reconoce en estas lneas acabar apoyando barbaridades olvidadas.

Ms vale que esta poblacin formada por amigos, familiares y vecinos se pare unos minutos a pensar sobre el asunto antes de que sea demasiado tarde y no valgan las lamentaciones. Pues la poblacin alemana no era consciente a principios del s.XX de que el odio al judo y a todo el no perteneciente a su raza acabara dando lugar a lo que todos conocemos.

David Cotilla Vaca. Profesor de Enseanzas Secundarias. Lengua Castellana y Literatura

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter