Portada :: Colombia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 02-02-2018

Se impone el cese al fuego bilateral y nacional

Carlos Meneses Reyes
Rebelin


Con la sigla CFBTN: Cese al Fuego Bilateral Temporal Nacional, se dio fin al Cuarto Ciclo de Negociaciones entre el Ejercito de Liberacin Nacional (ELN) y el gobierno de Colombia. Desde el 1 de octubre de 2017 hasta el 9 de enero de 2018, por un periodo de ciento doce das, se silenciaron los fusiles en cuanto a enfrentamientos entre las fuerzas armadas del Estado colombiano y la fuerza insurgente que opera en todo el territorio nacional. Con el propsito primordial de mejorar la situacin humanitaria de la poblacin, suspender acciones ofensivas y evitar incidentes armados entre la Fuerza Pblica y el ELN, rezaba el compromiso.

Siendo el primer cese al fuego pactado por el Ejercito de Liberacin Nacional (ELN) durante mas de 50 aos de accionar insurgente, represent un salto cualitativo en el aprecio de adelantar conversaciones para el fin del conflicto armado interno entre esa fuerza beligerante y el Estado colombiano; no al calor del conflicto, como ha sido la premisa impuesta por el Estado colombiano, sino con los fusiles silenciados , para que el traqueteo de la metralla se hiciere a un lado y se escuchare, en las conversaciones de la Mesa de Quito, la voz de los que nunca han tenido voz, en el segundo pas ms inequitativo del continente Iberoamericano.

Fue centrado como propsito primordial, un cese al fuego, no solo atinente a la suspensin de acciones armadas entre las partes, como en el propsito primordial de mejorar la situacin humanitaria de la poblacin; para lo cual, al suscribir las partes en conflicto ese acuerdo de cese al fuego, crearon el Mecanismo Nacional de Veedura y Verificacin (MNVV) integrado por el Gobierno Nacional, el Ejrcito de Liberacin Nacional (ELN), la Misin de Verificacin de las Naciones Unidas en Colombia(UNVMC) y la Conferencia Episcopal de Colombia. Este Mecanismo no surti eficacia por cuanto el ELN seal a 26 de diciembre de 2017 que posiciones intransigentes de los Delegados del gobierno no aceptaban ventilar situaciones de afectacin a ese cese al fuego bilateral al no aceptar que el gobierno nacional unilateralmente haba desplegado operaciones ofensivas contra el ELN, entre el 27 y 30 de octubre de 2017, contra campamentos del ELN en los Departamentos de Norte de Santander y de Choc justificando el cumplimiento de la Constitucin y la Ley; como tampoco reconocer responsabilidad en los asesinatos y atentados contra la vida de personas de la poblacin civil, puntualmente sealados como cometidos por la fuerza pblica; as como el escandalosos ataque a la Comisin de las Naciones Unidas en el escenario de la masacre en zona rural de Tumaco, donde la fuerza pblica del Esmad masacr a 9 campesinos y das despus con el asesinato, por ese mismo Escuadrn, de la periodista Ifigenia Vsquez del Resguardo de Kokonuko, Caldas. Por estas falencias la Delegacin del ELN decidi retirarse del Mecanismo de Verificacin, quedando sin aclararse esos puntuales casos; as como el del asesinato del lder indgena y reconocido en un Comunicado, por el ELN.

Si tomramos como punto de referencia un balance en cuanto al aspecto humanitario y de proteccin a los derechos humanos, deja de ser loable. No obstante, las bondades retributivas del cese al fuego pactado resaltaron en cese de acciones armadas en los municipios de presencia histrica de la Insurgencia (170 municipios). No enfrentamientos con la fuerza pblica en todo el pas. Cese a boicots econmicos a estructuras petroleras y de servicios pblicos, bajo control del capital privado y capital invasor extranjero y la no accin de retenciones (secuestros) con finalidades econmicas y/o polticas.

De la existencia de voluntad politica para continuar con el quinto ciclo de las conversaciones.

Concluido el plazo del cese al fuego bilateral, el pasado 9 de enero de 2018, conviene resaltar que las Altas Partes en conflicto han manifestado-por separado- en la necesidad de continuar con las conversaciones y en prolongar un cese al fuego bilateral, corrigiendo las falencias que el pasado cese al fuego bilateral trajo consigo. La existencia de los Negociadores de ambas partes y en el caso del ELN, su permanencia en Quito, Ecuador, as lo expresan.

De la esencia misma de un conflicto tan complejo y diferente al que se enfrent con las extintas fuerzas armadas revolucionarias de Colombia Farc- ep, resulta menester explicar que una orden presidencial de suspensin de las conversaciones en la Mesa de Quito no significa en modo alguno la debacle. Resulta propio de dos fuerzas encontradas y en permanente choque, el que, por la llamada ley o principio de las contradicciones, en relacin con el mismo objeto, una cosa (las conversaciones) sufran el impacto de cosas contrarias con respecto a lo mismo. Para los curtidos en el manejo de los asuntos de poltica estatal y entreveres de la diplomacia; aquello que resulta confuso en un momento dado, por el mismo juego de las contradicciones, siempre asoma una ventana como algo nuevo. En esto juega aplicar el racionamiento del anlisis concreto de la situacin concreta.

Partiendo de las premisas que ambas partes en conflicto manifiestan el inters en permanecer en las conversaciones y en pactar un nuevo cese al fuego bilateral, que obviamente correspondera en superacin a los defectos conocidos en el planteamiento del presente anlisis; es dado resaltar el panorama presentado ad portas del fin del cese temporal al fuego. El da 17 de diciembre el general Meja, como nuevo comandante de las Fuerzas Armadas de Colombia, estreno su rango manifestando que si se levanta el cese al fuego bilateral la prioridad sera perseguir al ELN... Tal manifestacin- eminentemente poltica- de un aforado a quien constitucionalmente no le est dado intervenir, reflejaba una invocacin de causa de esencia militarista y contraria a la voluntad poltica de conversar y prolongar el cese al fuego. Pese a que tres das antes de la terminacin del plazo del cese al fuego el presidente Santos manifest en Cartagena inters en prolongarlo y que el vicepresidente Naranjo manifestara inters en conversar, saltan a la arena poltica las expresiones del Ministro de Defensa en el sentido que concluido el cese al fuego bilateral las fuerzas armadas intervendran con toda su capacidad en atacar al ELN. De por s el ELN haba enviado, una Comunicacin a la Misin de Verificacin de las Naciones Unidas, por intermedio del Representante Especial Jean Arnault, en el que indicaba que debido a los factores militares y polticos implicados en esa decisin de prrroga necesitaban realizar consultas internas exhaustivas que estaban en curso en su organizacin. Pues esto gener toda una alerta en las filas insurgentes y por medio televisivos Pablo Beltrn expres que ante tales expresiones de ofensiva militar ellos haban dado rdenes a sus unidades de permanecer en defensiva y responder con ofensiva. El mismo da de terminacin del plazo del cese al fuego desplazaron dos mil efectivos del ejrcito nacional a Tumaco.

Pese a tal dubitacin expresada en cuanto a incongruencias gubernamentales acerca de una simulada indecisin entre lo dicho y por hacerse, en modo alguno es dable concluir que ello se limite a explicar o justificar el golpe adelantado de ofensiva militar dado por el ELN al concluir el plazo del cese al fuego bilateral. En la naturaleza de un conflicto armado tan complejo y prolongado como el colombiano el aspecto de gobernabilidad es de primordial importancia y factor determinante para que los elementos esenciales como la buena fe y la confianza recproca entre los interlocutores, como sujetos activos en las relaciones de conversaciones o dilogos, prosperen en la bsqueda de la solucin alternativa.

De manera que pese a la decisin de una s u s p e n s i n de las conversaciones en forma unilateral, en este caso por la estatal colombiana, en modo alguno significa que se han roto en forma definitiva. El peso especifico de lo andado y en especial por la participacin de los pases Garantes y el grupo de pases de apoyo, Brasil, Chile, Cuba, Ecuador, Noruega; as como la Veedura Social, La Conferencia Episcopal, la Misin del Consejo de Seguridad de la ONU, augura otra salida; desplazando a quienes presagian males o desdichas y la situacin concreta es totalmente diferente a la presentada con la interrupcin de Tlaxcala, Mxico, en 1972. Y como para no olvidar mi prctica docente. La irrupcin o entrada brusca e inoportuna del general Meja y el ministro Villegas interrumpi la continuacin normal del cese al fuego bilateral. La suspensin del presidente Santos deja en el aire la continuidad de la finalidad. Por ende, difieren entre s.

Nuevas oportunidades

En mi condicin de ciudadano, careciendo de ostentacin, atendiendo al clamor de bsqueda de la solucin poltica a la terminacin del conflicto armado interno con el ELN y en consonancia con el mandato constitucional de bsqueda de la paz, sea el momento propicio para que se recomponga la Mesa de Conversaciones. Dado el estado de cosas inconstitucional (eci) en Colombia por el desconocimiento de las ramas del poder Legislativo y Judicial a la implementacin de los Acuerdos de La Habana y que he ventilado en otros escritos publicados en Rebelion.org, valga la oportunidad para que la Alta Parte Contratante estatal tenga representantes plenipotenciarios por parte del Legislativo y lo Judicial en la Mesa de Quito. Que las Conferencias Exploratorias de la Sociedad en el marco de las conversaciones con el ELN permitan avanzar eficazmente en los dilogos y en tal sentido se ampli el espectro de su participacin con la reglamentacin de aportes con debates de las organizaciones sociales, incluida la de las organizaciones de profesionales en todas las disciplinas. De igual manera se implemente la participacin de la ciudadana en municipios y ciudades intermedias inferiores a doscientos mil habitantes con Cabildo Abierto Populares que en ejercicio democrtico debatan y aporten sobre temas de manejos de recursos naturales y defensa del medio ambiente, en sus jurisdicciones. Y para impedir la burla por desconocimiento a lo Acordado, la parte insurgente presente como eje de conversacin el tema del manejo energtico y el de la salud, bajo la premisa que todo lo Acordado, sea inmediatamente implementado.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter