Portada :: Otro mundo es posible
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 03-02-2018

A las puertas del Foro Social Mundial 2018 de Salvador de Baha
Una adolescencia cuestionadora

Sergio Ferrari
Rebelin


Diecisiete aos despus de su 1era edicin del 2001, el Foro Social Mundial (FSM) regresa a su pas de nacimiento: la prxima edicin se realizar entre el 13 y el 17 de marzo del 2018 en Salvador de Baha, al noreste de Brasil.

Una corta vida en la cual la dinmica de desarrollo y crecimiento no fue ni lineal ni aritmtica. El Foro, como principal espacio internacional de encuentro y reflexin de actores sociales, confronta hoy el desafo de su propia redefinicin, reinvencin y reconceptualizacin. Y su adolescencia altermundialista se muestra an ms compleja en el marco del intrincado contexto latinoamericano y mundial.

En la cuna del 1er FSM en 2001 en el Porto Alegre del presupuesto participativo, no hubo receta alguna. Todo fue intuicin, convocatoria amplia en la diversidad y un momento internacional favorable de contestacin y protestas globales. De ese primer encuentro surgi la Carta de Principios que constituye su marco de referencia conceptual y funcional. Las dos ediciones siguientes (2002 y 2003) en la misma ciudad del sur de Brasil, la capacidad de convocatoria del FSM desbord todas las expectativas.

Un rpido trnsito a Mumbai, India, en 2004, para lo que constituy el Foro de los dalits (sin casta) y que se convirti en uno de los ms logrados, con cerca de 100 mil participantes. Y, luego, el retorno nuevamente a Porto Alegre en el 2005. Ediciones todas, hasta entonces, que experimentaron un crecimiento rpido que desbord las expectativas ms optimistas, incluso la de sus propios organizadores.

En 2006, la frmula inventiva de un FSM descentralizado en tres continentes, realizado en Caracas (Venezuela), Karachi (Pakistn) y Bamako (Mal) lanz seales de alerta. No era ya posible para los movimientos sociales y sus redes internacionales estar presentes cada ao en estas convocatorias internacionales: argumentaban que deban tener en cuenta sus propias prioridades de organizacin y movilizacin local y nacional. El FSM corra as el riesgo de una presencia protagnica de ONG y redes internacionales, con ms recursos financieros y menos presiones de combates frontales cotidianos.

La necesidad de ratificar su perfil mundial, lo llev en 2007 a Nairobi, Kenia, poniendo no solo las temticas africanas en primera lnea sino tambin tensiones organizativas de diverso tipo que alertaron sobre un debilitamiento progresivo de este espacio.

Dos aos ms tarde, la vuelta a Brasil, en este caso a la amaznica Belem do Par, asegur una nueva bocanada de oxgeno a este proceso en marcha integrando como hilo rojo la problemtica de los pueblos indgenas y su lucha por la tierra y territorio. La nueva edicin africana de 2011 en Dakar, Senegal, fue menos multitudinaria que la precedente, aunque con contenidos civilizatorios esenciales, como racismo, colonialismo, esclavismo y migraciones.

La primavera rabe y la nueva experiencia de movilizacin ciudadana supra-sahariana revitalizaron al FSM y alimentaron con contenidos regionales sus ediciones del 2013 y 2015 en la capital de Tnez. Las mismas, sin embargo, no dieron respuestas organizativas de futuro a los interrogantes de fondo que se planteaba el Foro. El Consejo Internacional, en tanto principal instancia facilitadora, se mostr superado por la propia dinmica de la convocatoria. Algunos movimientos sociales lanzaron nuevos gritos de advertencia, en forma de ultimtum, sobre la naturaleza y la forma de funcionar del FSM.

La fuerza juvenil protagnica de Quebec legitim su derecho a convocar en agosto del 2016 el primer FSM que se realiz en un pas del Norte. Los organizadores haban madurado al calor de la lucha de la *primavera estudiantil* de Quebec (2012), de las huelgas contra los recortes de 2015, as como de la intensa y extendida movilizacin del movimiento occupy y otras dinmicas anti-globalizacin. El FSM de Montreal si bien aport aire fresco conceptual y metodolgico a este proceso en marcha, no pudo resolver ciertos dilemas como la participacin de representantes de pases del Sur, sancionados por exclusiones migratorias y la denegacin de visas. La crisis del Consejo Internacional alcanz niveles preocupantes y pblicos durante y luego del encuentro de Montreal.

Y fue en ese marco de preguntas existenciales y de fondo sobre el sentido mismo del FSM y su capacidad de auto-convocarse, que un Colectivo brasilero y bahiano lanz ya a inicios del 2017 la propuesta de Salvador de Baha para marzo 2018. Resistir es crear, resistir es transformar constituye la consigna de esta convocatoria que ser de vital importancia para el Foro en plena y desafiante adolescencia. En una coyuntura internacional de crisis, de riesgos crecientes para la paz y la sobrevivencia misma del planeta. Y de una brutal ofensiva conservadora-neoliberal en diversas regiones sensitivas del planeta contra los movimientos sociales y todo lo que suene a democracia de base, participacin ciudadana y gobiernos progresistas.

Sergio Ferrari, en colaboracin con E-CHANGER, y la FEDEVACO, plataforma de organizaciones de cooperacin del Cantn de Vaud, Suiza.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter