Portada :: Colombia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 07-02-2018

Las soluciones van ms all del Gobierno y la guerrilla

Editorial Revista Insurreccin
Insurreccin


Saludamos el inters y el compromiso de diferentes sectores de la sociedad y de la comunidad internacional, frente al logro de la paz y el proceso de conversaciones que actualmente adelantamos en Quito, entre el Gobierno y el Ejrcito de Liberacin Nacional. A todas estas declaraciones las unifica su preocupacin por los problemas del pas, la lucha por la paz y por los cambios.

Ante las dificultades que enfrenta la Mesa de conversaciones de Quito, luego de finalizar el 9 de enero el acuerdo de cese al fuego y reanudarse las acciones blicas, y al persistir en el pas una crtica situacin humanitaria, adems de estar paralizadas por el Gobierno las conversaciones, al negarse a iniciar el Quinto ciclo; distintos sectores y organizaciones, se han propuesto actuar como sociedad para contribuir a la solucin de esta crisis. Para tal efecto, han solicitado realizar encuentros directos con las dos partes.

Estas iniciativas son positivas y alentadoras, porque ayudarn a sortear los obstculos, a fortalecer el proceso y a darle ms fuerza social y arraigo en las mayoras nacionales. De nuestra parte, reiteramos nuestra disposicin a recibirlos y a interlocutar con todos ellos, con otros sectores y con la comunidad internacional, sobre el curso del proceso y los caminos para superar las dificultades del momento. Conocemos que el Gobierno, ha manifestado que esta semana tambin recibir a varias de estas organizaciones. Ello nos parece positivo, porque ayudar a encontrar salidas y contribuir a un mayor acompaamiento social de las conversaciones.

Igualmente, ayudar al proceso las gestiones de los muchos amigos, como la ONU, la Conferencia Episcopal de Colombia, los pases Garantes y de los pases Acompaantes. Todas estas participaciones son bienvenidas, porque ayudaran a resolver los problemas.

La bsqueda y la construccin de caminos de paz, van ms all del Gobierno y la guerrilla, e incorpora otros muchos sectores y fuerzas. Para la construccin de una salida de paz con proyeccin de nuevas realidades, consistente y duradera, no bastan slo las negociaciones y los acuerdos entre el Gobierno y la guerrilla. Ha de tener presencia y participacin activa la sociedad y en especial las mayoras nacionales. En esta direccin est el primer punto de la Agenda de conversaciones, acordada ente el Gobierno y el ELN el 30 de marzo de 2016.

La participacin de la sociedad en el proceso de paz, incorpora como aspecto central, lo que, en las Audiencias de Tocancip, se empez a llamar como la Gran Participacin, en torno a la democratizacin y a las transformaciones para la paz; cuyo diseo y primeros pasos de ejecucin estaban previstos dentro del temario del Quinto ciclo.

Los actuales pronunciamientos e iniciativas hechos desde distintos sectores y voces, van en la direccin de la participacin, contribuyen al empoderamiento de la sociedad y en especial del movimiento social y popular, en las cuestiones de la paz.

Todas son expresiones de la participacin de la sociedad en el proceso de paz; como las realizadas en septiembre pasado, por varias iniciativas de Derechos humanos, al conformar una Veedura Social al cese al fuego bilateral, pactado entre el 1 de octubre y el 9 de enero pasados. Habr que trabajar para que, al pactar un nuevo cese, esta Veedura se extienda a los territorios y que las mismas comunidades se apersonen de ella. Tambin seran hechos de participacin, el que la Mesa de Quito propiciara y facilitar dilogos humanitarios, con la presencia de los distintos sectores, en aquellas regiones donde la situacin es ms crtica, como en el Choc.

El apersonamiento de diversos sectores del pas y en especial del campo popular, de los sectores alternativos y en general de todos aquellos que estamos por la paz y las transformaciones, apuntala y jalona un esfuerzo de nacin por el desarrollo de un movimiento de opinin y de mayoras por la paz y las transformaciones, en el que habremos de confluir desde diversidad de posiciones, bajo la bandera comn de los cambios y la paz. Este esfuerzo por ganar unas mayoras por la paz, es diverso y deber desarrollarse en distintos espacios y escenarios; ser vital para enfrentar a los sectores ms reacios, regresivos y ultraderechistas de las clases dominantes, a aquellos que se le atraviesan a las salidas de paz y de cambios en el pas.


INSURRECCIN 619

Revista Semanal del Comando Central

Ejrcito de Liberacin Nacional



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter