Portada :: Mundo :: China
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-02-2018

China
Otro Estados Unidos para Amrica Latina?

Sergio Rodrguez Gelfenstein
Barmetro Internacional


Con mucha sorpresa he ledo unos documentos que me hicieron llegar desde Chile algunos amigos que tuvieron acceso directo a ellos, los mismos estn referidos a la propuesta que la Repblica Popular China hizo a los pases de la regin durante el recin finalizada II Foro ministerial China-Celac realizado en Santiago de Chile en enero pasado. El asombro viene dado porque dicho ofrecimiento no ha sido dado a conocer a la luz pblica y no aparece en la Declaracin de Santiago firmada por los participantes al finalizar dicho evento. De este documento vale resaltar el enciso 2.5 que en una de sus partes dice Reconocemos que los Estados tiene derecho a su propio sistema poltico, social y cultural, como base indispensable para fomentar la paz y la armona mundial, respetados los compromisos asumidos en los instrumentos regionales pertinentes. Parece contraproducente, que menos de 24 horas despus de firmada esta declaracin, el Grupo de Lima autodenominado perritos simpticos en la alfombra de la Casa Blanca se reuniera para decidir todo lo contrario, es decir acordar una declaracin para no reconocer el derecho de los venezolanos a tomar sus propias decisiones polticas.

Pero, volviendo a la propuesta de China, en ella se inclua:

1. Construir la gran interconectividad tanto terrestre como martima. China participar de manera activa en la construccin de los campos de transporte, infraestructuras, energas, apoyar proyectos como el tren biocenico y tneles biocenicos, as como la apertura de ms lneas martimas y aerolneas directas entre China y Amrica Latina. As mismo, China manifest su disposicin a firmar ms convenios en el marco de la Franja y la Ruta de la Seda en la regin, para obtener resultados prcticos cuanto antes.

2. Cultivar un gran mercado de beneficio mutuo. China se dedicar a la facilitacin comercial y de inversin con la regin cultivando un Gran Mercado de 2.000 millones de habitantes entre China y Amrica Latina. China le da la bienvenida a todos los pases latinoamericanos a participar en su Primera Exposicin de Importacin, que se celebrar en noviembre de este ao, para que Amrica Latina y el Caribe (AL y C.) exporten ms artculos de alta calidad a China.

3. Crear una gran industria independiente y avanzada. China tiene la capacidad de ofrecer equipos, tecnologas, fondos y capacitaciones relacionadas con los pases latinoamericanos. Ambas partes pudieran acelerar la cooperacin en cuanto a la capacidad productiva, construir los tres canales de logstica, electricidad e informacin, poniendo en pleno juego los papeles de empresas, la sociedad y los gobiernos y ampliando los canales de financiamiento a travs de fondos, crditos y seguros. Se propuso discutir la posibilidad de crear una mancomunidad de rganos financieros de explotacin, construir ms parques industriales y zonas econmicas especiales.

4.Aprovechar la gran oportunidad de innovacin. La parte china est dispuesta a realizar el acoplamiento del Plan de Innovacin Cientfica la Franja y La Ruta con Amrica Latina para fundar una Ruta de la Seda de internet y la Ruta de la Seda digital entre ambas partes. Se puede fortalecer la cooperacin en terreno aeroespacial, energas renovables, inteligencia artificial, grandes datos, internet y medicina biolgica.

5. Desarrollar un gran intercambio de igualdad y confianza mutua. China est dispuesta a fortalecer los intercambios de experiencias de gobernabilidad entre Estados, ampliar los intercambios entre partidos polticos, autoridades locales, medios de comunicacin, think tanks, personas y juventud con AL y C. Ambas partes pueden establecer mutuamente ms centros de cultura y ms Institutos Confucio. China invitar a ms de 600 lderes de partidos polticos de AL y C. a visitar el pas en los prximos tres aos, adems de ofrecer 6.000 becas gubernamentales.

Lamentablemente, la declaracin final y la declaracin especial sobre la Franja y la Ruta de la Seda, no recogen estas precisiones que exponen la real magnitud de la cooperacin china, ms all de rimbombantes declaraciones generales que los pueblos no entienden. Llama la atencin que no hay ninguna manifestacin de injerencia en los asuntos internos de ningn pas, ni mencin alguna a instalacin de bases militares chinas en la regin, tampoco insinuaciones acerca de la necesidad de crear bloques militares agresivos, no se observan condicionantes polticas o de otro tipo, as como imposiciones, a cambio de firmar esta declaracin.

Tras el Foro y la presencia del Canciller Wang Yi, en la regin, la respuesta estadounidense no se hizo esperar. Ante la preocupacin manifiesta porque a pesar del trabajo de sus adlteres, cada vez ms sumisos, Estados Unidos est perdiendo posiciones en la regin, de inmediato la contraparte de Wang, el ex director de Exxon Mobil y ahora, transitoriamente Secretario de Estado, Rex Tillerson, emprendi un viaje por la regin. El objetivo de esta gira fue expuesta con claridad por el propio Tillerson en una conferencia impartida en la Universidad de Texas, en Austin el da antes de viajar a Mxico, primera escala de su gira. Usando la tpica retrica de su pas en el siglo XIX, pero adaptada a los nuevos tiempos, el ministro imperial de relaciones exteriores comenz por dar precisas instrucciones a las cancilleras latinoamericanas para contrarrestar la propuesta de Wang: Amrica Latina no necesita de nuevos poderes imperiales que solo miran por su inters. Estados Unidos es distinto: no buscamos acuerdos a corto plazo con ganancias asimtricas, nosotros buscamos socios".

Asimilando el golpe recibido en Santiago, donde el dueto Bachelet-Heraldo, dos de sus ms cercanos vasallos, estaban ms preocupados de su TPP11 y de asociar a Amrica Latina y el Caribe contra Venezuela para pavimentar el camino al conflicto y la guerra, que de impedir el xito de China en voz de su canciller y del propio presidente Xi Jinping quien saludo el evento, Tillerson respondi diciendo que por Amrica, se extiende la amenazante sombra de China y Rusia, dos pases que han expandido su influencia econmica en la regin pero que son ajenos a sus aspiraciones democrticas. Dira mi padre que est predicando moral con los genitales, aunque no precisamente usando esas mismas palabras. Tillerson quiso ser ms preciso al referirse a China y Rusia, a fin de que no quedaran dudas de la llamada de atencin, se refiri a las otras potencias afirmando que son fracasadas: la primera por exportar un modelo de explotacin basado en los bajos salarios y el desprecio a los derechos humanos; y la segunda por vender armas a regmenes no democrticos. Debe ser que Arabia Saudita, Emiratos rabes Unidos y Turqua, los tres mayores compradores de armas de Estados Unidos, deslumbran por sus avanzados modelos de democracia.

Sin embargo, hay que reconocerle a Tillerson que con mucho dolor se vio obligado a decir algunas verdades: No nos gusta reconocerlo, pero nosotros somos el principal mercado de drogas, sobre el mismo tema, refirindose a Colombia, asever que: Es un fiel aliado, pero quedan retos por superar. Sigue siendo el mayor productor mundial de cocana y el principal proveedor de Estados Unidos. No se sabe si su visita a ese pas ser para intentar detener ese flujo o para mejorar la imagen de su fiel aliado habida las gigantescas ganancias que le produce tal negocio al sistema financiero de Estados Unidos, sin que el gobierno haya movido un dedo para suponer que realmente se desea contener ese comercio ilegal, fcilmente detectable si se quisiera, revisar las cuentas de los bancos, la proveniencia de las transacciones y los receptores de las mismas. Cuando lo desean hacer, lo ejecutan y con mucha eficiencia. Al parecer, los fieles aliados y los perritos simpticos, que parecieran ser lo mismo, se entienden muy bien con su amo.

Finalmente, el tema siempre presente de la guerra contra Venezuela ser prioritario durante toda la gira y en cada punto de la agenda. Adems del inters poltico de su pas por derrocar al gobierno constitucional, en Tillerson concurre su motivacin personal como directivo de la industria petrolera por hacerse de las formidables reservas energticas del pas. Como si del siglo pasado se tratara, y suponiendo revivir a Pinochet, Videla y otros personajes similares, presentes hoy en los gobiernos de Macri y en el prximo de Piera, Tillerson apel a las fuerzas armadas venezolanas para que den un golpe de Estado contra el gobierno. La respuesta vino del propio Ministro de Defensa, general Vladimir Padrino Lpez quien expres sin objeciones que a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) no le viene a dar instrucciones un seor imperialista

Fuente: https://barometrolatinoamericano.blogspot.com.es/2018/02/china-otro-estados-unidos-para-america.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter