Portada :: Cultura :: Cine
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-02-2018

To Boonmee recuerda sus vidas pasadas (2010)
El desgarrador extravo en la ciudad

Luis Carlos Muoz Sarmiento
Rebelin


To Boonmee recuerda sus vidas pasadas es el enfrentamiento de un hombre con su vida anterior en las montaas, los seres que aparecen ante l y sus fantasmas, con la enfermedad como karma. Boonmee certifica que el hombre aprende ms con los daos, que con los aos. El filme del tailands Apichatpong Weerasethakul, Palma de Oro, Cannes 2010, es una honda reflexin sobre la vida, el antejardn sin flores de la muerte, es decir, la enfermedad; pero, tambin sobre los ancestros, los muertos, los que fueron vctimas de errores ajenos; sobre el arte de la fotografa; un homenaje a la lentitud, representada en los morosos movimientos de los personajes, idea a travs de la cual se contraponen dos mundos, en constante lucha: el campo y la ciudad; la Naturaleza y el progreso; el contacto directo con la tierra y la aoranza de ella en la urbe; un intento del arte por rectificar el pasado, as se sepa de antemano que es imposible desandar lo andado. Un filme no hablado sino susurrado, que se mueve entre la luz y la oscuridad, entre la luz y las sombras, como lo refrenda la visita a la cueva, en esa suerte de road movie existencial: como quien visita la de Altamira o La cueva de los sueos olvidados (que descubri Herzog) para descifrar el pasado A la vez, un recorrido por la historia de la modernidad, con base en diversos elementos: radio, TV, cmara fotogrfica, computador, celular y por el mundo de las imgenes con base en el contraste entre las puras (del campo) y las intervenidas, si no contaminadas (de la ciudad).

Plano-secuencia: bfalo amarrado a un rbol y pequea hoguera con humo. Tres personas. Alguien llama al bfalo, smbolo milenario de fuerza y de nexo con la tierra. Se menciona a Jaai, el que manda a los trabajadores y a quien Boonmee conoci en Laos, durante la guerra de Vietnam, cruzando el fronterizo ro Mekong. Inmigrantes ilegales, no les temes?, pregunta Jen. Boonmee responde: Los de Laos son ms trabajadores que los tailandeses, lo que de paso muestra un conflicto contemporneo: el maltrato al inmigrante y el desprecio hacia el trabajador ilegal. Igual sucede con los afganos que trabajan en Irn, como en Baran (2001), de Majidi. Aparecen personajes como Dang y Buapan. Del primero, quien estaba paraltico y por tomar t chino, dice Boonmee: Ahora camina bien y orina tan claro como el agua. Y lo dice porque a l le hacen dilisis por su rin perdido. Todo sucede hasta ahora entre la bruma y la oscuridad. En una charla familiar, aparece Huay, el primer espectro, ante Boonmee, Jen y el hijo de aqul, Tong. Ms tarde, Boonsong, tambin hijo de Boonmee, entra en escena con sus ojos rojos y su apariencia de hombre-lobo. Algo profundamente ligado al mundo de las imgenes, a su historia, al arte; tambin, al mundo del budismo.

Cabe recordar, en 1586, pleno Renacimiento, uno de los perodos ms fecundos del arte, Giovanni Batista Della Porta, en su Tratado de fisiologa humana, afirma que todo juicio que se hace a una persona cuando alguien la mira a la cara se sustenta en ideas universales o arquetpicas: El rostro representa todas las caractersticas de la persona, as como sus actividades, pasiones y costumbres. Por consiguiente, es posible juzgarlo en todo momento, pero slo despus de que las emociones y pasiones propias de esa alma se hayan serenado. Para Della Porta, quien hace una til comparacin entre hombres y animales, un rostro de facciones caninas, por ejemplo, denota siempre cualidades negativas del alma humana, cualidades prestadas de la co-relacin con el reino animal: molesto como un perro, prfido como una hiena, taimado como un zorro, daino como un lobo. Unos 50 aos despus el pintor francs Charles Le Brun dibuj rostros humanos y animales en contraste, entre ellos el de un hombre de rasgos lobunos que le daban un aire ladino y alevoso. A comienzos del siglo XIV, ya Dante haba condenado al octavo crculo de su infierno a los culpables de los pecados del lobo: seductores, hipcritas, nigromantes, ladrones, mentirosos. El miedo del hombre por los lobos y por sus peludos congneres es arcaico y ambiguo. En 1577, Lavinia Fontana pint su cuadro Retrato de Tognina, Antonietta Gonsalvus, que muestra a una nia algo belfa, cuyo vestido suntuoso contrasta fuertemente con la capa de pelo que cubre su piel cual animal salvaje. Su padre, Petrus, de Tenerife, padeca la dolencia cutnea llamada hypertricosis universalis congenita, que haca que le brotara pelo en todo el cuerpo, incluidas las manos. Antes de cumplir 20 aos se cas con una holandesa con quien tuvo cuatro hijos, todos los cuales heredaron el mal. La familia se mud a Parma en 1583, tiempo en el que Lavinia pint el citado cuadro.

En 1914, Freud describi el caso del llamado Hombre de los lobos, un joven perturbado que de nio so con un rbol lleno de lobos blancos que lo miraban por la ventana. Aunque los lobos no se vean amenazadores sino ms bien atractivos, ms parecidos a perros pastores, la criatura se despert gritando presa del terror, evidentemente, de que lo devorasen. Freud aventur que el pavor animal haba sustituido al miedo por el padre, a quien el nio deseaba sexualmente a la vez que tema que lo fuera a matar. Slo a regaadientes Freud admiti que esta emocin equvoca se expresa con la ayuda de un cuento de hadas, que provee la antiqusima iconografa de muerte y deseo manifiesto en el sueo. Los lobos nocturnos del Antiguo Testamento; los lobos rapaces del Nuevo; los lobos del demonio que en el Cuento de los Parsons, del ingls Geoffrey Chaucer, estrangulan a las ovejas de Ies Christo; Charon, barquero del Averno, vestido con una piel de lobo, hablan del miedo mortal humano reflejado, no pocas veces, en la actividad onrica (Manguel, Alberto. Leyendo imgenes Una historia privada del arte. Norma, 2002: 109 a 120).

Y si se atiende a Wim Wenders, quien dice que toda pelcula viene precedida por un sueo, la de Weerasethakul viene precedida por uno no slo relacionado con lobos, miedo y muerte sino por la historia del arte, de los cuentos de hadas, de la fotografa. No hay que olvidar lo que dice el hombre-lobo Boonsong, quien trabajaba con su cmara Nikkon Pentax El arte de la fotografa y no haba mostrado a nadie su descubrimiento ni, de hecho, revelado su pelcula: Estaba obsesionado con esa nueva criatura, el fantasma-mono del que oamos hablar cuando nios, es decir, el hombre-lobo de la historia, la Tognina de la del arte, la historia de la fotografa, la de las imgenes, la de las ciudades, la del cine. Todo el filme Uncle Boonmee no es hablado sino susurrado, como la cadencia del samba, con el ritmo lento de quien se detiene con amor a mirar el campo, en clara oposicin al vrtigo de la ciudad. Weerasethakul no se agita, porque sabe que pierde peso, como su personaje enfermo. Con su filme recuerda la doble ecuacin matemtico-filosfica de Milan Kundera en La lentitud, precisamente: El grado de velocidad es directamente proporcional a la intensidad del olvido; el grado de lentitud es directamente proporcional a la intensidad de la memoria. Lo que muestra con la moto que rebasa al coche de caballos Weerasethakul lo ejemplifica a partir de los lentsimos, nunca exasperantes, movimientos de los personajes, con lo que de paso reafirma la tesis de Schiller: Hay que detenerse en las cosas con amor.

El ambiente es cmplice de la atmsfera del filme: trabajadores, cultivos de tamarindo, panales de abejas, frondosa y verde vegetacin, animales, la armona de todo eso posibilita que el espectador se detenga en la Naturaleza, sin extraar el espacio de la ciudad. Para el que prepara el desarrollo del filme, una especie de enfermedad, como la de Boonmee: insuficiencia renal. Mi enfermedad es producto de mi karma, dice quien mat a muchos comunistas, aunque Jen piense que lo hizo con buenas intenciones: nadie mata con buenas intenciones; nadie debe morir por malas intenciones; deca Rojas Herazo: Ninguna gran idea merece un cadver. Pero, adems, ha matado a muchos bichos en la granja, lo que dentro del budismo e hinduismo es imperdonable. Jen, por su parte, extraa a su padre a quien el ejrcito envi a la selva para cazar gente, pero en su lugar cazaba animales: Se qued all hasta que pudo hablar con ellos. En consonancia con esta idea de armona, el filme entra a lo profundo de la selva para mostrar la historia de una princesa y su amante, la que remite al reflejo en el agua, al espejo, a las impredecibles proyecciones en asuntos erticos: El reflejo en el espejo es una ilusin, oye decir la princesa y sta, sobre la persona que el joven de la cascada venera: Eso tambin es una ilusin. La princesa: No me mirabas. Imaginabas que besabas a la mujer del reflejo, verdad?, con lo cual se evidencia que el joven ama a la mujer del recuerdo y que su historia remite a Freud: En todo acto sexual intervienen cuatro personas; despus hablamos por qu. Memorable escena: la princesa ingresa al agua para ser poseda por el pez-bagre, algo de una descomunal fuerza ertica, en un hecho tambin relacionado con el arte: Danae, de Klimt muestra la lluvia de semen ureo que cae entre las piernas de la protagonista, de forma anloga a como en el filme se detalla el movimiento de las burbujas cuando la princesa agradece al dios del agua

El filme vuelve sobre Boonmee, quien cuenta que cuando era estudiante y daba charlas se pona tan nervioso que olvidaba y dejaba la comida sin terminar. La idea de la lentitud regresa: Cuando ests agitado no puedes funcionar al 100%; en mi caso, me he reducido al 20%, agrega, a causa de su mal. Ests agitado o tienes miedo?, pregunta Huay, la mujer/fantasma. Te sentas igual cuando estabas muriendo?, replica Boonmee. ste experimenta la culpa del error, al confesarle a Huay la vergenza que sinti cuando apareci en casa, se atreve a vaticinar que desconoce cmo podr hallarla luego de morir y pregunta si debe buscarla en el cielo: El Cielo est sobreestimado. No hay nada all, afirma Huay y agrega que los fantasmas no se apegan a lugares sino a personas, a la vida: as que, con todo lo terrible que esta sea, vale la pena vivirla. Ms adelante, Boonmee expresa su malestar porque tiene los ojos abiertos pero no puede ver nada o, ser que los tiene cerrados? Tal vez tus ojos necesiten algo de tiempo para que se acostumbren a la oscuridad, dice Huay. Aqul piensa que la cueva es como un vientre y aqu, de nuevo, la asociacin con Freud no es gratuita: quin no anhela volver al vientre materno, al notar, lo fea que es la cosa por fuera? Y empieza una profunda reflexin al soar la noche anterior con el futuro, al que lleg en una suerte de mquina del tiempo. En sntesis, la ciudad del futuro estaba regida por una autoridad capaz de hacer desaparecer a cualquiera como en toda ciudad del presente: Tena mucho miedo de ser capturado por las autoridades, porque tena muchos amigos en el futuro, recuerda hablando del futuro, que es ahora. Y, entonces, huy, pero adonde iba lo encontraban, como quien habla en familia del Big Brother, el ms sin-sangre de todos.

Uncle Boonmee es la parte final del proyecto multiplataforma Primitive, que nos acerca al nordeste de Tailandia, a Nabua, en la provincia de Nakhon Phanom, frontera con Laos. Antes, el cineasta haba desarrollado una video-instalacin (siete partes y dos cortos) en relacin con este filme: Una carta para el to Boonmee y Fantasmas de Nabua, estrenados en 2009. El proyecto trata temas vinculados a la memoria, como la transformacin, la extincin y la idea budista de la reencarnacin, as como los choques entre simpatizantes comunistas de Nabua y el ejrcito tailands en 1965, que tuvo sangrientos resultados. Aun as, Weerasethakul seala: Pero no estoy haciendo un filme poltico, es ms un diario personal. Aunque sea cierto lo del diario del director, cabe recordar a George Orwell: La opinin acerca de que el arte no tiene nada que ver con la poltica, ya es en s misma una actitud poltica. Como en el filme se puede constatar al final, cuando se presencia el enfrentamiento, no brutal por fortuna, entre el mundo rural y el mundo urbano, con la prdida de identidad y la alienacin de fondo.

Segn Weerasethakul, su filme es primero que todo sobre objetos y personas que se transforman o cruzan. Tema central es la transformacin y posible extincin del cine mismo. La obra contiene seis rollos de pelcula, cada uno con un estilo de grabacin diferente, lo que habla de su versatilidad. Segn l, entre los estilos puede encontrarse cine antiguo con actuaciones rgidas acompaado por una puesta en escena clsica, estilo documental, disfraces y drama y mi estilo de filme cuando ves largas tomas con animales y gente conduciendo. En entrevista con el Bangkok Post explic: Cuando haces una pelcula sobre recuerdos y muerte, te das cuenta de que el cine est tambin enfrentndose a la muerte. El To Boonmee es una de las ltimas pelculas grabadas analgicamente estos das todo el mundo graba digitalmente. Es mi pequeo lamento. Sin embargo, aunque el cineasta hable de la inminente muerte del cine este se resiste, mxime ahora que, en plena Era Exponencial, Kodak anuncia la reaparicin de las pelculas Kodakchrome y Ektachrome; ya ha vuelto a filmarse en 16 mm, por razones de economa, para luego inflar a 35 mm; su pequeo lamento es en realidad una celebracin del mejor cine: el que recurre a modelos histricos, articula pasado y presente, transpira atmsfera, intimidad e intensidad, a lo largo del filme: hecho que se ratifica en el eplogo, a travs del cual el espectador puede extraer sus conclusiones.

Muere Boonmee. Con l se entierra la continuidad de sus allegados en el campo. En el templo budista, todos comen arroz cocido. Un plano doloroso/pattico muestra el trnsito al progreso: Jen y Roong, sobre una cama hacen cuentas y ven TV. No s si Boonmee tena tanto dinero en el banco. Si tena tanto, debera hacer uno, no?, dice Jen. La gente del campo no necesita ese lujo, dice Roong. No lo conoca bien, qu escribira sobre l?, pregunta Jen. Inventa algo, dice una interesada Roong. Tong entra ataviado de monje budista: No deberas estar cerca de nosotros, sealan Jen y Roong: Eres un monje, no un hombre. Y viene el recuento del que, por contraste, es ms hombre que monje: su cuarto no tiene radio y est en silencio (algunos monjes tienen pc, revisan sus cuentas de correo, chatean en HI-5): es claro, los jvenes (no slo) budistas no soportan el silencio ni la soledad. S paciente, saldrs en unos das, dice Jen. Roong, vayamos al 7-Eleven, dice el budista Tong: Comamos (bien) antes de regresar al templo. Jen, Roong y Tong, idiotizados frente a la TV. En el restaurante aparece el rock: la tecnologa domina la escena. Vuelven al cuarto y a la TV. Plano largo. Estn atrapados, jodidos, se han vuelto esclavos de sus fras imgenes. La ciudad les responde por su traicin al campo. En subjetiva Jen y Tong miran TV. Contraplano: la cmara los ve mirar TV (lo que lleva a asociaciones libres con Tiempo de abrazar, de Onetti, Al Azar, Baltazar, de Bresson, o La tierra y la sombra, de Csar Acevedo). Un cuadro pequeo, arriba de ellos, con un ro en medio es testigo mudo de su prdida de las imgenes buclicas, de su desgarrador e inexorable extravo en la ciudad.

Nota:

http://www.elmundo.com/noticia/-El-reinado-del-cine-como-un-arte-intelectual-colapsara-/45891 

Ttulo original: Lung Boonmee raluek chat (Uncle Boonmee Who Can Recall His Past Lives ). En espaol: To Boonmee recuerda sus vidas pasadas. Pas: Tailandia/Alemania/Francia/Reino Unido/Espaa. Ao: 2010; color; 113 min. Guion & Dir.: Apichatpong Weerasethakul. Ms: Varios. Fot: Yukontorn Mingmongkon, Charin Pengpanich, Sayombhu Mukdeeprom. Int: Thanapat Saisaymar (To Boonmee); Jenjira Pongpas (Jen); Sakda Kaewbuadee (Tong); Natthakarn Aphaiwonk (Huay, esposa de Boonmee); Geerasak Kulhong (Boonsong, hijo de Boonmee); Kanokporn Thongaram (Roong, amiga de Jen); Samud Kugasang (Jaai, jefe trabajadores); Wallapa Mongkolprasert (princesa); Sumit Suebsee (soldado); Vien Pimdee (campesino). Prod: Coprod: Tai/Esp/Ale/RU/Fr; Anna Sanders Films/Eddie Saeta S.A./Illuminations Films/Kick the Machine. Premios: 2010: Festival de Cannes: Palma de Oro. 2010: Festival de Sitges: Premio de los crticos. 2010: Oscar: Preseleccionada por Tailandia para Mejor pelcula de habla no inglesa. 2010: Independent Spirit Awards: Nominada a la Mejor pelcula extranjera. Gnero: Fantstico. Drama. Sobrenatural. Surrealismo.

Luis Carlos Muoz Sarmiento (Bogot, Colombia, 1957) Padre de Santiago & Valentina. Escritor, periodista, crtico literario, de cine y de jazz, catedrtico, conferencista, corrector de estilo, traductor y, por encima de todo, lector. Estudios de Zootecnia, U. N. Periodista, INPAHU, especializado en Prensa Escrita, T. P. 8225. Profesor Fac. de Derecho U. N. (2000-2002). Realizador y locutor de Una mirada al jazz y La Fbrica de Sueos: Radiodifusora Nacional, Javeriana Estreo y U. N. Radio (1990-2014). Fundador y Dir. Cine-Club Andrs Caicedo. Colaborador de El Magazn de EE. Ex Director del Cine-Club U. Los Libertadores y ex docente Transversalidad Hum-Bie (2012-2015). XXIV FILBO: Invitado por MinCultura a presentar el ensayo Arnoldo Palacios: Matar, un acto excluido de nuestras vidas (MinCultura, 2011), en Pabelln Colsubsidio (13/may/11). Invitado al V Congreso Int. de REIAL, Nahuatzn, Michoacn, Mxico, con Roberto Arlt: La palabra como recurso ante la impotencia (22-25/oct/12). Invitado por El Teatrito, de Mrida, Yucatn, para hablar de Burgess-Kubrick y Una naranja mecnica (27/oct/12). Invitado por Le Monde Diplomatique y Desde Abajo a entrevistar a Ignacio Ramonet (Dir. LMD, Espaa), Retrospectivas: Un recorrido por el Cine Latinoamericano http://www.youtube.com/user/periodicodesdeabajo?feature=results_main (5.XI.12). Invitado al II Congreso Int. de REIAL, Cap. Colombia, Izquierdas, Movimientos Sociales y Cultura Poltica en Colombia, con el ensayo AP: Matar, un acto excluido de nuestras vidas, U. N., Bogot, 6-8/nov/2013. Invitado por UFES, Vitria, Brasil, al I Congreso Int. Modernismo y marxismo en poca de Pos-autonoma Literaria, ponente y miembro del Comit Cientfico (27-28/nov/2014). Invitado a la XXXIV Semana Int. de la Cultura Bolivariana con la charla-audicin El Jazz y su influencia en la literatura: arte que no entiende de mezquindades, CI G. L. Valencia, Duitama (28/may-1/jun/2015). Invitado al III Festival Int. LIT con el Taller Cine & Literatura: el matrimonio de la posible convivencia, Duitama (15-22/may/2016). Invitado al XIV Parlamento Int. de Escritores de Cartagena con Jack London: tres historias distintas y un solo relato verdadero (24-27/ago/2016). Invitado a la 36 Semana Int. de la Cultura Bolivariana con Los Blues. Msica y memoria del pueblo y para el pueblo y Leonard Cohen: Como un pjaro en un cable, Duitama (21/jul/2017). Invitado al Encuentro de Escritores en Lorica, Crdoba, con La casa grande: estamos derrotados? (10-12/ago/2017). Invitado al II Encuentro Int. de Escritores Aguachica tiene la palabra (25/28/oct/2017) Invitado por el peridico Desde Abajo a entrevistar a Yuri Buenaventura, Bogot (11/nov/2017) https://www.youtube.com/watch?v=I8ev47G9qxw Escribe en: www.agulha.com.br www.argenpress.com www.fronterad.com www.auroraboreal.net www.milinviernos.com Corresponsal www.materika.com Costa Rica. Co-autor de los libros Camilo Torres: Cruz de luz (FiCa, 2006), La muerte del endriago y otros cuentos (U. Central, 2007), Izquierdas: definiciones, movimientos y proyectos en Colombia y Amrica Latina, U. Central, Bogot (2014), Literatura, Marxismo y Modernismo en poca de Pos autonoma literaria, UFES, Vitria, ES, Brasil (2015) y Guerra y literatura en la obra de J. E. Pardo (U. del Valle, 2016). Autor ensayos publicados en Cuadernos del Cine-Club, U. Central, sobre Fassbinder, Wenders, Scorsese. Autor del libro Cine & Literatura: El matrimonio de la posible convivencia (2014), U. Los Libertadores. Autor contracartula de Los bigotes del silencio y otros cuentos (2008), de M. Valenzuela (Xpress Estudio Grfico y Digital, 2008) y de la novela Trashumantes de la guerra perdida (Pijao, 2016), de J. E. Pardo. Espera la publicacin de sus libros El crimen consumado a plena luz (Ensayos sobre Literatura), La Fbrica de Sueos (Ensayos sobre Cine), Msicos del Brasil, La larga primavera de la anarqua Vida y muerte de Valentina (Novela), Grandes del Jazz, La sociedad del control soberano y la biotanatopoltica del imperialismo estadounidense, en coautora con Lus E. Soares. Su libro Ocho minutos y otros cuentos fue lanzado en la XXX FILBO (7/may/2017), Coleccin 50 Libros de Cuento Colombiano Contemporneo (Pijao Editores). Hoy, autor, traductor y, con LES, coautor de ensayos para Rebelin.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter