Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 10-02-2018

Entrevista a Guillermo Almeyra, columnista internacional de La Jornada (Mxico)
Los campesinos europeos se niegan a aceptar el acuerdo Unin Europea-Mercosur

Mario Hernandez
Rebelin


M.H.: Hoy lea el diario oficialista Clarn y me encuentro con la noticia sobre un tema muy discutido aqu, el acuerdo Unin Europea-Mercosur, que el lunes pasearon por Bruselas una larga fila de tractores, la mayora belgas, ya que para la Federacin Belga de Granjeros aceptar las cuotas de carne que estn sobre la mesa, sera la muerte para el sistema europeo porque actualmente el coste de produccin es demasiado alto en comparacin con el precio de venta. Importar cantidades adicionales de carne solo reforzar este problema, fue el planteo que hicieron a sus autoridades.

G.A.: Los franceses estn en la misma posicin y tambin se movieron con tractores ocupando rutas.

M.H.: Es un tema importante porque aqu hay informacin cruzada sobre este tema, sobre todo a partir de la visita de Mauricio Macri a Macron, donde se ve en la revista Caras la foto de las esposas de ambos mandatarios muy bien vestidas, etc. Pero aparentemente no se ha avanzado demasiado en torno a este acuerdo que tiene obsesionado al gobierno de Mauricio Macri, que ya haba anunciado que se iba a firmar en diciembre en oportunidad de la reunin de la OMC en Buenos Aires, tampoco sucedi y no veo muy entusiasmada a Francia que es un pas clave en la UE por la firma de este acuerdo. Me gustara que nos ample un poco ms esta informacin y nos cuente cul es su visin al respecto.

G.A.: Por un lado estn los intereses de Francia, el Presidente Macron le dijo clarsimamente a Macri que ni el biodiesel que la Argentina pensaba exportar, ni la carne vacuna tendrn la va libre y, por lo tanto, que el tratado con el Mercosur no va a ser inmediato, al contrario, estn en una renegociacin porque la UE quiere impedir que llegue carne ms barata que la de la UE que est altamente subsidiada y tambin quiere impedir el ingreso de biodiesel. En pases que como Francia van a erradicar el diesel en un par de aos y que ya estn tomando medidas en su contra como cobrarlo carsimo, no va a ser fcil vender biodiesel.

Desde el punto de vista popular, los campesinos que ya estn con el agua al cuello por los precios congelados y el alza de los precios de los insumos, estn protestando y se niegan a aceptar el acuerdo. Todos los agricultores europeos sin excepcin se estn moviendo en ese sentido con tractorazos, ocupaciones de calles en Pars, ocupaciones de rutas, etc.

M.H.: Qu balance se podra hacer de esta gira europea del Presidente Macri que lo llev tambin a una reunin con el Presidente Putin y a la reunin empresaria de Davos?

G.A.: Alguna inversin rusa podr haber, porque se reuni sobre todo con los grandes empresarios del gas, del petrleo, de la energa atmica, con los grandes magnates rusos. Alguna inversin va a haber, nada del otro mundo. Por lo dems no creo que tenga ninguna importancia porque la Argentina a Putin no le preocupa demasiado ni incide en su poltica, la Argentina est en la antpoda en cuanto a la poltica de Putin en Medio Oriente, as que lo nico que pudieron conseguir es que en las ltimas votaciones sobre el traslado de la embajada de EE UU a Jerusaln la Argentina estuviera entre los pases que se abstuvieron. Es lo ms que pudo conseguir, que no hiciera como el perrito de la RCA.

M.H.: En el almuerzo que le organiz Rothschild en Pars con la presencia de importantes empresarios franceses como los dueos de Dassault, se puede vislumbrar un avance inversor favorable a nuestro pas?

G.A.: No, no creo que haya obtenido gran cosa. Los capitales franceses no privilegian a la Argentina, no lo ven como un pas estable segn se deduce de la prensa francesa que refleja las posiciones del gran capital, no hay ningn signo en ese sentido. Han hecho un viaje de oferta pero de ah a que se concrete en una demanda europea hay una gran distancia.

M.H.: Nos habamos comprometido al cumplirse un ao del gobierno Trump a intentar hacer un balance de sus lineamientos ms generales.

G.A.: Proteccionismo, es decir, impuestos a amigos, como los alemanes, los surcoreanos y a vasallos como Mxico. Impuestos del 30%. Intento de recuperacin de empresas radicadas en el exterior, abandono de toda la reglamentacin de defensa medioambiental, colaboracin por lo tanto desenfrenada con la contaminacin y el calentamiento global. Abandono de Puerto Rico, que todava est sin electricidad despus del huracn Irma. Poltica agresiva frente a los pases africanos, a los que calific de mierda, como a El Salvador y Hait y frente a los inmigrantes continuacin del muro; defensa del racismo y la desigualdad, misoginia total, enfrentamiento total con las mujeres, odio a la prensa porque como buen demente si ve sus rasgos de loco en el espejo lo rompe. No quiere tener espejos. Ni siquiera la prensa conservadora. Y una poltica violentamente agresiva en el plano internacional, por ejemplo, la amenaza del botn nuclear ms grande del mundo a Corea del Norte y en Siria tambin. Mientras EE UU pierde posiciones, las conferencias de paz sobre Siria ya no se harn en los lugares que plantea EE UU y con Rusia como protagonista importante. Ha conseguido unir contra l a todo el mundo, excepto a Netanyahu que est contentsimo.

M.H.: Y a nivel interno?

G.A.: A nivel interno el proteccionismo. Cuenta todava con un apoyo importante, un 35% duro de sectores blancos supremacistas atrasados, evangelistas, sobre todo. Ese es su apoyo firme, pero se est alienando y enajenando contra l a todo el resto de la poblacin que todava por supuesto no tiene un eje unificador pero que ha hecho enormes manifestaciones en estos das, que se van a repetir el 8 de marzo con la manifestacin de las mujeres de un modo impresionante.

No tienen un eje pero se estn radicalizando. El Partido Demcrata est queriendo presentar a uno de los Kennedy como prximo candidato, est avanzando bastante la idea misma de socialismo que era mala palabra en EE UU durante muchos aos con la Guerra Fra, pero ahora est conquistando sectores importantes juveniles, hay cientos de miles que se proclaman socialistas en EE UU en la actualidad.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter