Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 12-02-2018

El IBEX 35 en guerra contra la vida

Ecofeminismo
Ecologistas en accin


- Ecologistas en Accin, OMAL-Paz con Dignidad y Calala Fondo de Mujeres, han publicado el informe El IBEX 35 en guerra contra la vida. Transnacionales espaolas y conflictos socioecolgicos en Amrica Latina. Un anlisis ecofeminista.

- El informe describe tres conflictos originados por la accin de varias empresas espaolas: Repsol, ACS, Iberdrola, Gas Natural Fenosa, Acciona y Renovalia. En todos los casos analizados se han detectado patrones comunes en los impactos socioecolgicos provocados y en la violacin de derechos humanos cometidos.

- El documento muestra cmo la irrupcin de las transnacionales en comunidades indgenas y campesinas ha supuesto una reconfiguracin de las relaciones de gnero.

Durante el ao 2017 ms de 300 personas defensoras de los derechos humanos fueron asesinadas por realizar esta labor. Casi el 70 % de ellas defendan la tierra, el territorio y el medio ambiente, tal y como seala el ltimo informe de Front Line Defenders. Pero los asesinatos son solo la punta del iceberg de un patrn sistemtico para acallar a quienes se enfrentan a los intereses corporativos, que incluyen amenazas, hostigamiento y detenciones, entre otras agresiones fsicas, legales y sociales.

La accin de las transnacionales espaolas en el exterior no est desvinculada de este contexto. El informe visibiliza y denuncia los impactos socioecolgicos y la vulneracin de derechos humanos cometidos por la accin de empresas espaolas en Amrica Latina.

Se pretende as mostrar la otra cara de la marca Espaa, a travs de la descripcin de tres conflictos:

1. La extraccin de gas del proyecto Camisea en la Amazona peruana por parte de Repsol.

2. La construccin del complejo hidroelctrico Renace por parte del Grupo ACS en Guatemala.

3. El Corredor Elico del Istmo de Tehuantepec en Mxico que involucra a Iberdrola, Gas Natural Fenosa, Acciona y Renovalia.

Lejos de constituir casos aislados de malas prcticas, los ejemplos descritos en este informe dan cuenta de un problema sistmico. Por eso, todos ellos presentan patrones comunes en la actuacin de las transnacionales.

En primer lugar, los megaproyectos de las empresas analizadas se ubican en territorios indgenas y campesinos, provocando graves impactos socioecolgicos en las zonas donde se asientan. Contaminacin y acaparamiento de tierras y de agua, deforestacin y fragmentacin de ecosistemas, y prdida de biodiversidad son algunos de los impactos ecolgicos provocados por las empresas de forma sistemtica en todos los casos analizados.

Para las poblaciones locales la llegada de las corporaciones ha supuesto una prdida de su soberana alimentaria y su autonoma, y una ruptura de sus formas de reproducir la vida tanto en trminos materiales como socio-culturales.

Asimismo se han detectado patrones sistemticos de vulneracin de derechos humanos cuando las empresas espaolas tratan de implantar sus megaproyectos en los territorios. La ausencia de un ejercicio de consulta previa, libre e informada tal y como exige el Convenio 169 de la OIT y la Declaracin de los Derechos de los Pueblos Indgenas de Naciones Unidas es un rasgo comn en todos los casos analizados, pero no el nico.

Desinformacin, engaos, firma de contratos abusivos, incumplimiento de acuerdos, sobornos, generacin de redes clientelares, cooptacin de dirigencias locales, extorsin, injerencias e infiltracin en organizaciones locales son algunas de las tcticas identificadas que utilizan las compaas.

En este contexto, las defensoras y defensores del medio ambiente que se oponen a los intereses corporativos son objeto de procesos de criminalizacin, acoso, persecucin, estigmatizacin, judicializacin, amenazas, agresiones y asesinatos cometidos en el marco de los conflictos.

Estas agresiones no siempre son cometidas directamente por los actores corporativos, pero todas ellas tienen lugar en el marco de los conflictos originados por sus actividades, y estn dirigidas a asegurar los intereses econmicos de sus inversiones.

Mirada ecofeminista

A partir de un anlisis ecofeminista, el informe muestra cmo la irrupcin de las transnacionales en comunidades indgenas y campesinas ha supuesto una reconfiguracin de las relaciones de gnero. La implementacin de los megaproyectos se asienta sobre la existencia de desigualdades entre mujeres y hombres, y las profundiza.

Los impactos de gnero que el informe relata son mltiples y variados, por ejemplo: exclusin de las mujeres de los procesos de toma de decisiones (al impulsar negociaciones bilaterales y no colectivas), precarizacin econmica de las mujeres (al fomentar la dependencia del trabajo asalariado, un sector muy masculinizado en las zonas descritas), o el aumento de la inseguridad en la vida de las mujeres, de su control social y de las violencias de gnero (provocados, entre otras causas, por la militarizacin de las zonas y el gran aumento de presencia de hombres forneos, relacionado con los trabajos de infraestructuras).

Ante este escenario, no es de extraar que las mujeres estn asumiendo, cada vez ms, un rol protagnico en la defensa del territorio y la naturaleza. El informe reconoce el papel fundamental de las mujeres activistas frente a los intereses corporativos. Con su trabajo diario, las defensoras recuperan el espacio poltico en el cual no han sido reconocidas y se constituyen como referentes para poder construir paradigmas de vida alternativos frente a un escenario global de crisis ecolgica y civilizatoria.

Frente a esta situacin, el informe seala la necesidad urgente de poner en marcha varias medidas polticas, entre ellas:

- Impulsar y establecer marcos normativos nacionales e internacionales jurdicamente vinculantes sobre empresas transnacionales y Derechos Humanos, que establezcan regulaciones de obligado cumplimiento e impongan sanciones frente a las violaciones cometidas.

- Suspender y abandonar las negociaciones sobre tratados de comercio e inversin (como el TTIP, CETA, TISA y otros que la Unin Europea pretende implementar con Mxico, Mercosur, Japn, etc.), ya que refuerzan la arquitectura jurdica de la impunidad a favor de las transnacionales y ponen la generacin de beneficios econmicos por encima de cualquier proceso de reproduccin de la vida.

- Incentivar el desarrollo de formas de economa social, feminista y ecolgica, centradas en el bien comn y no en la acumulacin de plusvala monetaria, que pongan en el centro los procesos la sostenibilidad de la vida y garanticen la equidad social.

Informe completo

Fuente: https://ecologistasenaccion.org/article35721.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter