Portada :: Espaa :: Inmigracin
(defendiendo el libre mercado)
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 16-02-2018

Identificaciones ilegales en Ciudad Real
Las personas no son ilegales, pedirles los papeles por criterios de raza o etnia si lo es

Beatriz Elosegui
Rebelin


Hemos tenido noticia de que en varios pueblos de Ciudad Real la polica est identificando y deteniendo a personas tomando como criterio el de la pertenencia a un grupo racial. Como integrantes del Partido Humanista denunciamos que este tipo de accin es discriminatoria, irresponsable y atenta contra los Derechos Humanos. Pedimos con urgencia que terminen estas actuaciones y se restaure la convivencia, el respeto y la igualdad de trato para todas y todos.

La Declaracin Universal de los Derechos Humanos, suscrita por la mayora de los pases, incluida Espaa, proclama que no se puede discriminar a una persona por su raza o su etnia.

Este principio ha sido replicado en numerosos tratados internacionales, de la Unin Europea, e incluso en la Constitucin espaola de 1978. Hasta la Ley de Seguridad Ciudadana, manifiesta que en la prctica de la identificacin se respetar el principio de no discriminacin. Sin embargo, en muchos pueblos y ciudades, la polica est identificando y deteniendo a cientos de personas sin ms motivo que parecer de aspecto magreb o africano. No importa que no est haciendo algo extrao, tal vez solo le han sorprendido haciendo la compra, o en la parada del autobs, o tomando el aire sentado en un parque. Una forma de vestir diferente o unos rasgos tnicos determinados han sido proclamados sospechosos.

Estamos todava muy lejos de que se cumpla el principio de no discriminacin, no solo porque los Estados no lo aplican, sino porque numerosos medios de comunicacin y tambin lderes polticos o de opinin se afanan en fomentar lo opuesto, es decir la discriminacin.

Pero no hay que olvidar lo sucedido en Europa o en cualquier parte del mundo, cuando se han exacerbado las divisiones en las poblaciones por criterios tnicos o raciales. La consecuencia inmediata del incremento de la discriminacin es el inexorable aumento de todas las formas de violencia (explotacin y abusos econmicos, violencia fsica y psicolgica, etc.) Acciones que potencian la discriminacin, por parte del Estado en general o de las fuerzas de seguridad en particular, nos parecen una grave irresponsabilidad.

Es una peligrosa injusticia criminalizar la comunidad de inmigrantes procedentes del Magreb, que siente cada da estar estigmatizada por el mero hecho de tener unos rasgos tnicos o raciales.

Estamos lejos de una comprensin de lo humano que capte que es la intencionalidad y la direccin a la que se aspira lo que nos define como seres humanos; y no todo lo que no hemos elegido, como el lugar de nacimiento.

Esta incomprensin permite que estas actuaciones sean consideradas socialmente algo normal. Porque la violencia y la discriminacin estn normalizadas, y ms cuando es el Ministerio del Interior quien las promueve y ejecuta.

Pero aunque los derechos humanos no se cumplan, y a muchos les parezca que son solo unas palabras escritas en un papel sin significado real, la poblacin sabe que se estn violando esos derechos. Y si sabemos que se violan es porque los derechos humanos ya estn actuando desde el futuro y marcan una direccin a seguir. Cuanto antes las poblaciones escuchen y amplifiquen esa seal, y presionen para que hagan efectivos antes resolveremos los graves conflictos que hoy nos amenazan a todas y todos.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de la autora mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter