Portada :: Amrica Latina y Caribe
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 16-02-2018

Cuba y Venezuela: tendencias y cambios (II)

Guillermo Almeyra
Rebelin


(Se puede leer la primera parte de este ensayo aqui)

En Cuba la situacin econmica mejor. El Producto Interno Bruto creci 1,6 por ciento, hubo un aumento del 49 por ciento en las muy bajas inversiones y otro del 26 por ciento en la sustitucin de importaciones. Pero las exportaciones disminuyeron 16,3 por ciento y hubo que importar petrleo por 100 millones de dlares para compensar en parte la reduccin de un 40 por ciento de la ayuda petrolera venezolana (que por cuarto ao consecutivo se atras). El gobierno tuvo que firmar acuerdos con otros pases petroleros, como Argelia, para tener una provisin adecuada de carburante y el aumento del precio del barril es malo para la isla y otros importadores, aunque bueno para Venezuela. Cuba tambin avanz en la creacin de instrumentos para la planificacin al interconectar tres importantes centros de datos y realiz igualmente algunos progresos significativos en el manejo de los suelos y de los huertos comunales.

Pero los problemas fundamentales siguen ah: la fuerte dependencia del turismo- que es voltil y socialmente muy costoso -, la carencia de autonoma alimentaria y de viviendas e infraestructuras adecuadas a la mayor fuerza de los huracanes, la necesidad de encontrar una fuente de divisas no tradicional y, sobre todo, la necesidad de resolver los graves problemas que crea un sistema monetario con dos divisas paralelas el CUC y el peso- y otras derivadas.

En 2013 se resolvi unificar las dos monedas en curso porque es imposible calcular el costo real de lo que se produce y por la gran desigualdad que introducen en la sociedad, con los consiguientes efectos polticos, adems del caos en el pago de impuestos, el sistema bancario, el rgimen de salarios. Pero las medidas que estudia una parte del establishment implicaran una devaluacin, o sea, una cada brusca del ingreso de los ms pobres y hasta ahora hay dos monedas.

Tambin pesa mucho sobre la economa y la sociedad la falta de motivacin y de esperanzas de buena parte de la juventud que fue fuertemente impactada por el consumismo que difunden tanto los turistas como Internet. Pero lo peor es la dependencia de un aliado Venezuela- que pasa por una terrible crisis econmica y contra el cual Washington prepara un golpe militar unido a sus siervos sudamericanos y especialmente al gobierno de Colombia, que tiene una frontera por donde se podra invadir a Venezuela.

En Venezuela, los tiempos polticos no coinciden con los tiempos econmico-sociales. El presidente Nicols Maduro logr dividir a la oposicin de la MUD con las elecciones regionales (que una parte de ella desert) y con el dilogo en la Repblica Dominicana en el que el ala negociadora de la oposicin particip para negarse despus, con total incongruencia hasta para os mediadores, a firmar el acta de lo acordado. Maduro va as a las elecciones presidenciales del 22 de abril con mayores posibilidades de triunfo frente a tres (por ahora) candidatos opositores.

Precisamente por eso Washington escal varios puntos ms su agresin atacando la exportacin petrolera venezolana, recurriendo al embargo y, sobre todo, pasando de la fase de los golpes blancos, con fachada democrtica o parlamentaria (como el que dio contra el presidente Manuel Zelaya de Honduras o el obispo Lugo en Paraguay o como el que defenestr a Dilma Rousseff en Brasil), a la preparacin abierta de una guerra civil y una dictadura militar.

Porque eso es lo que se desprende de la gira de Rex Tillerson, secretario de Estado, por Argentina, Brasil y Colombia, de las declaraciones del embajador estadounidense en Bogot sobre la necesidad de una solucin democrtica y rpida al caso venezolano y, sobre todo, del llamado del mismo Tillerson a una solucin militar en Venezuela. Estados Unidos sabe bien que incluso si encontrase apoyo para un golpe de Estado en una parte de las Fuerzas Armadas Bolivarianas que viven la situacin econmica dramtica del pas y en las que muchos de los oficiales pertenecen a las clases medias o a la burguesa y sufren su influencia- va a tener que vencer la larga resistencia de un sector de los oficiales y soldados en una guerra civil prolongada por una guerra de guerrillas en Venezuela y en Colombia que podra contagiarse a Brasil.

Ahora bien, la fase de la preparacin de la guerra contra China y Rusia exige a Estados Unidos para asegurar su patio trasero -el retorno a las dictaduras directas o a las dictablandas a la Macri con represin y leyes fascistoides de Seguridad Interior. Con una inflacin venezolana del 1000 por ciento anual que destroza los salarios y las pensiones y otros ingresos fijos y la carencia grave de alimentos y medicinas, el gobierno de Maduro pende hoy de un hilo que Washington quiere cortar brutalmente porque sabe que Venezuela no tendr el apoyo sino de algunos gobiernos sudamericanos dbiles y que China y Rusia se limitarn a protestar.

Ms que nunca, en Cuba y en Venezuela la carta de salvacin es la participacin plena de los trabajadores, su informacin directa sobre todos los problemas que se enfrentan, su capacidad de organizarse, razonar, decidir, su preparacin para lo que podra venir porque si cayese Venezuela bajo una dictadura proimperialista Cuba sera el blanco inmediato de un intento de invasin sostenido por Washington.

En Cuba no son los directores de las empresas los que deben tener mayor poder: son los trabajadores, reunidos en asambleas, eligiendo y formando consejos obreros y distritales para defender la independencia nacional. No se puede pensar en la devaluacin para salvar la macroeconoma a costa del nivel de vida ya bajo: hay que acabar con los privilegios, despilfarros, desvos de fondos y la frondosidad de la burocracia. En Venezuela la boliburguesa prepara el camino a los agentes del imperialismo: es necesario el famoso golpe de timn organizndolo desde abajo, sin esperar de Maduro, ni de Cabello.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter