Portada :: frica
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 17-02-2018

Las redes sociales juegan su papel en la violencia tnica de Etiopa

James Jeffrey
IPS


Desplazadas somales en un campamento a las afueras de la ciudad de Dire Dawa, en el este de Etiopa. Crdito: James Jeffrey/IPS.

ADS ABEBA, 14 feb 2018 (IPS) - En Etiopa las redes sociales son un arma de doble filo, capaces de llenar una necesidad acuciante de mayor informacin, pero tambin de incidir en un contexto delicado que podra derivar en un desastre mayor.

Sucede que miles de personas siguen desplazadas por la violencia tnica que estall en septiembre y que dej entre 200.000 y 400.000 personas sin hogar en las provincias vecinas de Oroma y Somal.

Tanto las personas desplazadas como las que las ayudan sostienen que se aviva el malestar entre comunidades con fines polticos.

Entre los responsables se encuentran desde personas influyentes del gobierno regional y federal hasta taxistas etopes en Washington, que tuitean insultos y agravios de carcter tnico desde sus telfonos celulares.

El federalismo no es el problema, la gente hace lo que le dicen en las redes sociales, opin Abdishakar Adam, viceadministrador somal de un campamento donde residen somales que escaparon de la provincia de Oroma.

Desde 1995, Etiopa aplica un modelo poltico particular de federalismo segn distribucin de los grupos tnicos para atender a una poblacin heterognea, unas 100 millones de personas que hablan ms de 80 dialectos.

El modelo sirvi para mantener la estabilidad y generar un enorme crecimiento econmico, pero con grandes costos.

Un gobierno autoritario y la falta de libertades civiles mantienen la estabilidad, mientras el crecimiento econmico apenas toc a millones de etopes pobres, y en cambio benefici a una muy pequea lite arreglada con el gobierno.

Ese contexto en la llamada Repblica Democrtica Federal de Etiopa, considerada una de las economas de mayor crecimiento del mundo, alimenta el resentimiento y las frustraciones.

La situacin lleg al punto en que desde que estallaron las protestas por mala gestin del gobernante Frente Democrtico Revolucionario del Pueblo Etope (EPRDF), a fines de 2015, entre el pueblo oromo, el mayor de este pas y que concentra a 35 por ciento de la poblacin, los disturbios no se detienen.

La comunidad amhara comenz tambin a protestar en 2016, que junto con los oromos representan 65 por ciento de la poblacin.

La duracin sin precedentes de las protestas y su alcance hizo que las divisiones tnicas caractersticas de este pas se volvieran ms frgiles y susceptibles.

El problema es que muchas de las cosas consideradas chusmero cuando se escuchan por ah, cuando se leen en las redes sociales, se dan por hecho, indic Lidetu Ayele, fundador del opositor Partido Democrtico de Etiopa.

Las sucesivas olas de emigrantes generadas por las dcadas de conflictos en este pas crearon una vasta dispora en el exterior de unas dos millones de personas. La mayor comunidad etope en el extranjero se encuentra en Estados Unidos, donde viven entre 250.000 y un milln de etopes.

Esas personas, como era de esperar, siguen los acontecimientos en su pas con suma atencin, y reniegan del actual gobierno autoritario, adoptan la televisin satelital y recurren a Internet para incidir en el acontecer poltico local.

Muchos etopes huyeron de su pas tras sufrir a manos del gobierno autoritario y tienen suficientes razones para que se vaya.

Las protestas se consideran una va para derribar al gobierno, por lo que crece el movimiento de la dispora como escritores, blogueros, periodistas y activistas que inciden en los acontecimientos que ocurren en su pas.

Con las restricciones a la libertad de prensa y el bloqueo frecuente de Internet, la dispora activa se convirti en una fuente de informacin gracias a sus contactos en el pas, que inunda Twitter y Facebook con vdeos y fotografas de las protestas en contra de la versin oficial de los hechos o de la de periodistas extranjeros confundidos por la falta de libre circulacin.

La dispora no crea las noticias, informa lo que le llega de manifestantes y de organizaciones que operan bajo condiciones duras en Etiopa, indic Hassan Hussein, escritor y acadmico del estado estadounidense de Minnesota.