Portada :: EE.UU.
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 19-02-2018

Trump rumbo a Per
"Djame que te cuente, limea"

Iroel Snchez
Al Mayadeen


Inicialmente pens que pocas veces haba escuchado unas palabras aplaudidas con ms fervor que el despertado por el primer discurso sobre el Estado de la Unin que pronunciara el Presidente Donald Trump ante el Congreso de su pas. Despus record el de George W. Bush con posterioridad a los atentados del 11 de septiembre de 2001, o el de Barack Obama en enero de 2015, donde argument su nueva poltica hacia Cuba.

Una lite -muy bien representada en el Congreso de EE.UU., y compuesta por millonarios o por aspirantes a serlo- est muy satisfecha con las polticas trumpistas. Aun conociendo que esas intervenciones son puestas en escena en las que la demagogia suele tener un peso muy importante y estn diseadas milimtricamente para mostrar a un lder seguro y respaldado por una amplia mayora, es difcil despus de haberlo visto no cuestionarse la idea de que Trump es un loco aislado e impopular en la que insisten muchos medios de comunicacin.

Al menos, una lite -muy bien representada en el Congreso de EE.UU., y compuesta por millonarios o por aspirantes a serlo- est muy satisfecha con las polticas trumpistas. No se trata de locos o ignorantes, sino de que mientras las boutades de Trump ocupan los titulares personas muy bien formadas y que saben absolutamente lo que estn haciendo imponen una agenda que beneficia an ms a su clase y otra parte de la misma clase, que tambin piensa a partir del volumen de sus cuentas bancarias, trata de adaptarse al cambio de clima en el gobierno y lucha su tajada del pastel.

Ha habido cambios, quin puede negarlo. Si antes el gobierno norteamericano hablaba de eliminar el bloqueo a Cuba y estableca rcords de multas por violarlo mientras le haca la guerra al principal aliado econmico cubano (Venezuela) para hacer ms dependiente a la Isla de su seduccin, prometa favorecer a los migrantes e impona rcords de deportaciones, anunciaba un nuevo comienzo con una Amria Latina a la que retornaron de su mano los golpes de estado -abiertos o disfrazados- declaraba al gobierno de Caracas amenaza inusual y extraordinaria, defina Internet como el reino de la libertad y persegua hasta el suicidio a Aaron Swartz por crerselo, ahora dice sin tapujos que perseguir todos los fines de aquellas acciones de la manera ms directa posible, sin dar rodeos por la carretera que tiene ms o menos curvas segn quien vaya al volante pero conduce hacia una misma meta, la hegemona imperial, aunque actualmente con un pie en el acelerador que acerca a la humanidad al despeadero mucho antes de lo previsto por las mentes ms lcidas.

Uno no puede evitar preguntarse a dnde fueron a dar -en el momento en que ms se les necesita- aquellos editoriales y encuestas de la gran prensa norteamericana respaldando el fin del bloqueo, qu fue de los costosos anuncios en el metro de Washington pidiendo un cambio de poltica hacia Cuba, por qu ya no viajan a La Habana las estrellas de la msica y el cine que inundaron la capital cubana antes de que llegara Donald Trump, eran independientes de ese gobierno entonces, lo son ahora?

Pero entre los adaptados al ritmo del nuevo gran timonel hay no solo estadounidenses, tambin estn personas como el Secretario General de la Organizacin de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, que slo ahora se anim a calificar a Cuba como dictadura, casualmente apenas un par de semanas despus que lo hiciera Donald Trump en su discurso ante el Congreso, o el canciller espaol Alfonso Dastis, quien de pronto perdi de su memoria el entusiasmo que poco antes haba manifestado por una visita de sus monarcas -no los de los latinoamericanos- a la Isla para volver ahora al viejo rol de canciller de ese imperio de sptima categora que le queda tan triste a la antigua metrpoli colonial.

Y ms all del tema cubano: Qu decir del gobierno peruano, quien justo despus de recibir la visita del Secretario de Estado norteamericano Rex Tillerson decidi desinvitar al Presidente venezolano Nicols Maduro a la Cumbre de las Amricas que tendr lugar en Lima a mediados de Abril? Y de la oposicin venezolana, levantada de la mesa negociadora en Santo Domingo con el gobierno de Caracas cuando ya exista un acuerdo listo para firmar por una llamada del mismo Tillerson?

Sin mayora en la OEA y sin consenso para poder aislar all a Venezuela, Estados Unidos ha utilizado un microministerio de colonias para que hable a su nombre y declare no grato a Maduro en la Cumbre de Per: El grupo de Lima, compuesto por Argentina, Brasil, Canad, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Guyana, Honduras, Mxico, Panam, Paraguay, Per y Santa Luca, pero el nombre correcto debera ser Grupo de Washington, que es de donde vienen las instrucciones. Sin embargo, Maduro ha anunciado que llueva, truene o relampaguee se har presente en la capital peruana.

Alfombra de nuevo el puente y engalana la alameda, que el ro acompasar tu paso por la vereda, cantaba la gran peruana Chabuca Granda en una descripcin que parece ms cercana al discurso de Trump en en el Congreso de Washington que al escenario que encontrar en Lima, cuando independientemente de la presencia asegurada por Maduro tenga que escuchar, a la mayora de pases del continente que no se han plegado a sus presiones, condenar esas y otras acciones como sus polticas migratorias, sus discursos proteccionistas y su retroceso en la relacin con Cuba; probablemente regrese de all tarareando otra parte de la misma inolvidable cancin: Djame que te cuente, limea.

Fuente: http://espanol.almayadeen.net/articles/main/16294/trump-rumbo-a-per%C3%BA--d%C3%A9jame-que-te-cuente--lime%C3%B1a


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter