Portada :: Ecologa social
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 19-02-2018

"O guardio do rio Tejo"

Daniel Toledo
CTXT

La desigual lucha de Arlindo Marques, funcionario portugus, por salvar al Tajo de la contaminacin de las papeleras


Arlindo Marqus, apodado el guardan del Tajo, en la orilla del ro.

Funcionario de prisiones, natural de la aldea de Ortiga (590 habitantes), en Mao, apasionado por el ro Tajo, secretario del Consejo Deliberativo de la asociacin proTEJO y youtuber, Arlindo Marques se ha convertido, a sus 52 aos, en el peor enemigo de una de las 20 empresas ms grandes de Portugal. El funcionario de prisiones lleva desde 2015 denunciando los altos niveles de contaminacin en el ro, y culpa a las papeleras situadas a la vera del Tajo, entre la frontera con Espaa y Santarm, unos 130 kilmetros ro abajo. Y en su punto de mira se sita, sobre todo, la responsable del 90% de los vertidos contaminantes al ro: Celtejo- Empresa de Celulose do Tejo, SA.

Marques, al que ya han apodado o guardio do rio Tejo (el guardin del Tajo), se ha convertido en el abanderado de las protestas de pescadores y ayuntamientos contra los presuntos vertidos ilegales que Celtejo arroja al ro. La suya es una lucha constante y diaria, a veces obsesiva, que dinamita una y otra vez los enormes esfuerzos de la industria de la celulosa por maquillar su maltrecha imagen pblica. Ahora Celtejo ha lanzado su contrataque y ha interpuesto una demanda contra Marques por atentar contra su buen nombre, exigiendo una indemnizacin de 250.000 euros.

Celtejo, situada en el municipio portugus de Vila Velha de Rodo, casi haciendo frontera con Espaa, es slo una de las tres fbricas de celulosa que la sociedad de participaciones Altri tiene en el pas. La otra fbrica de papel de Altri en el Tajo es Caima, un poco ms al sur, a la altura de Constncia, adems de otra en el ro Mondego, la Celbi, bajo las barbas de Figueira da Foz. En total Altri vende cada ao ms de un milln de toneladas de pasta de papel a Europa y China. El presidente de todas ellas, tanto de las empresas filiales como de la matriz, as como de la sociedad gestora que las aglutina, Cofihold, es Paulo Fernandes, empresario polifactico y todopoderoso cuyo mayor logro, la gestora Altri SGPS (Sociedade Gestora de Participaes Sociais), S.A., ha conseguido colarse en el PSI-20, el Ibex del pas luso.

Marques no slo tiene enfrente a uno de los 20 empresarios ms importantes del pas. El guardin del Tajo pelea contra una engrasada mquina de hacer dinero, de crear puestos de trabajo y de generar sinergias al ms alto nivel poltico. Cinco meses antes de los fuegos que este verano causaron la muerte de 100 personas desastre nacional que grupos ecologistas como Quercus achacaron, entre otras razones, a la plantacin masiva o exclusiva de eucalipto, el primer ministro portugus, Antnio Costa, prometa una inversin de 18 millones de euros para mejorar la productividad en la plantacin de eucalipto.

En aquel acto participaron el primer ministro, los ministros de Economa, Agricultura, Florestas e Desenvolvimento (Desarrollo) y otras personalidades. Tambin Paulo Fernandes, que calific el monte portugus de petrleo verde, y firm una inversin de 125 millones para Celbi y Celtejo, aunque avis: Si continuamos tratando mal () nuestros montes, y su biodiversidad, cada vez ser ms difcil encontrar el sentido a estas inversiones.

La industria del papel en la Pennsula Ibrica se ha disparado desde principios de siglo, y Celtejo es uno de los pilares que sostiene a Portugal como lder mundial en la produccin de pasta de papel derivada de la madera. La gran innovacin de Altri, a partir de 2008, fue la de coger todo ese eucalipto que crece en los suelos menos frtiles del pas, sobre todo en el Valle del Tajo, y convertirlo en el oro verde del que hablaba Paulo Fernandes. El pino que se usaba hasta ese momento para la fabricacin de celulosa qued claramente por detrs del eucalipto en trminos de productividad y eficiencia.

El negocio es an ms redondo porque Altri no es slo una empresa de produccin de pasta de eucalipto. Tambin es una empresa de gestin forestal, es decir, de monte de eucalipto. En total, se encarga de 84.000 hectreas de terreno, de las cuales el 80% est ocupado por monocultivo de eucalipto. Y esto es slo Altri. La otra gran productora, The Navigation Company, gestiona 120.000 hectreas, el 73% de las cules es tambin monocultivo de eucalipto.

La frmula se repite en algunas regiones de Espaa, sobre todo en Galicia. Segn un estudio de Greenpeace de 2011, la superficie de eucalipto, slo o en compaa de otros rboles, se extiende por 396.344 hectreas, el 28% de la superficie arbolada gallega. Es la comunidad autnoma espaola con ms superficie eucaliptal, a pesar de que, paradjicamente, en los ltimos aos se ha producido un ligero retroceso debido a los incendios que cada ao castigan estas grandes superficies de monocultivos arbreos.

En Espaa, el eucalipto tampoco es una mera cuestin medioambiental. Segn cuenta a CTXT Miguel ngel Soto, responsable de la campaa de bosques de Greenpeace, el grupo Ence, que tiene toda la sierra de Huelva y una parte de Sevilla llena de eucalipto, hasta encima del ro Mio, la fbrica de Ence en Pontevedra, o Navia en Asturias, tambin del grupo Ence, y en Cantabria y hasta el Pas Vasco, prcticamente todos los fabricantes de pasta de papel de la Pennsula Ibrica tienen eucalipto en propiedad para garantizar el suministro. Cuando no pueden cubrir su demanda, compran a pequeos propietarios, contagiando sus necesidades de madera para celulosa al resto de titulares de los bosques.

Por otro lado, los terrenos que gestionan estas empresas estn exentos de muchos de los descuidos y defectos que hacen de los montes portugueses y espaoles un paraso para el fuego. Altri y The Navigation cuidan y limpian sus bosques para dejarlos libres de matorral o arbusto; son su gallina de los huevos de oro y la base de su sector, e incluso cuentan con una unidad propia para la prevencin y el combate a los incendios, Afocelca. En ocasiones puede verse a efectivos de Afocelca trabajando codo a codo con Proteccin Civil para extinguir incendios en las postrimeras de los terrenos privados de las empresas, lo que evita su propagacin.

Luchar contra gigantes

Arlindo Marques no va a tener una pelea fcil con Celtejo. Paulo Fernandes y su segundo al mando, Domingos Jos Vieira de Matos, son los principales accionistas y co-CEOs de las fbricas de celulosa Celtejo, Coima y Celbi, as como de su matriz, Altri, SGPS, S.A. Tambin son los mayores accionistas de la empresa de medios Cofina, (englobada a su vez, como las anteriores, en Cofihold, SGPS, S.A.), que posee un poderoso grupo de medios de comunicacin del pas, como Correio da Manh, el canal de televisin de ste, CMTV, el Jornal de Negcios, el diario de distribucin gratuito Destak y las revistas Sbado y Mxima. En total, 5 peridicos, 4 revistas y un canal de televisin.

La repoblacin con monocultivo de eucalipto no slo abarata costes en la produccin de celulosa: tambin representa un negocio que sostiene a otro negocio, que sostiene a otro negocio, que sostiene a otro negocio, etctera. Adems, al menos en el caso de Altri, la produccin propia de eucalipto slo cubre un 25% de las necesidades de fabricacin de celulosa. Por eso es previsible que el ciclo actual de expansin del eucalipto en Portugal y Espaa, lejos de quebrarse, se mantenga o aumente: eso contribuira a que el negocio del eucalipto, de la celulosa y sus derivados redujeran sus costes de forma exponencial.

Ahora, este crculo empresarial est en peligro, y Arlindo Marques y proTEJO han tenido mucho que ver. Gracias a sus constantes denuncias, el gobierno de Antnio Costa ha tenido que dejar de hacer odos sordos y dedicar esfuerzos y dinero para averiguar qu est pasando en los ros portugueses. El resultado ha sido que la Agncia Portuguesa do Ambiente (APA) confirm, en un informe publicado el 31 de enero, que las empresas de papel ubicadas en el ro Tajo son las responsables de la contaminacin descontrolada detectada en sus aguas. El informe de la APA confirm que la concentracin de fibras de celulosa que transporta el ro a la altura de Abrantes, a menos de un centenar de kilmetros al sur de Vila Velha de Rodo, es 5.000 veces superior a lo normal.

En su litigio judicial contra Arlindo Marques, Celtejo no es la nica que se juega su buen nombre. Hace tiempo que las empresas de celulosa estn en la diana de ecologistas, pescadores locales, amantes de la naturaleza e incluso de algunos ayuntamientos situados a lo largo de los ros en que se ubican estas empresas, y la situacin se ha agravado en los ltimos meses. En declaraciones a CTXT, Arlindo Marques seala que a partir del da 24 del mes pasado (enero), hemos sufrido los peores momentos. Hubo una carga de contaminacin extrema, no haba esos registros desde 2015. Por ejemplo, en Abrantes la espuma blanca, que yo llamo espuma de muerte, era muy espesa, y las aguas estaban completamente negras. El trmino espuma de muerte no es en absoluto exagerado. En algunos municipios, la temporada de pesca de algunas especies ha tenido que ser suspendida por la inexistencia absoluta de peces, o por la contaminacin tan elevada de los pocos ejemplares que quedaban vivos.

Segn Marques, el ministro de Ambiente no tiene el coraje poltico de sealar directamente a Celtejo. Hay ms empresas en el ro, pero el problema est en Celtejo, porque ella manda la pasta ya en tubos a las otras dos empresas, que transforman la pasta en servilletas, rollos de papel higinico, etc. Es en el proceso de la fabricacin de pasta cuando se contamina.

ProTEJO tambin llevaba tiempo denunciando que, en 2016, el Gobierno luso subi el lmite de CBO5/tSA (Carencia Bioqumica de Oxgeno) de 09kg a 25kg, precisamente para adaptarlo a las necesidades de Celtejo (hasta ese ao el lmite estaba en 09kg, pero como la asociacin proTEJO comenz a monitorizar el agua del ro y a informar de los constantes incumplimientos por parte de la papelera, el Gobierno lo subi justo al nivel de la media anual de la empresa, que en aquel momento era de 25kg). Sin embargo, a pesar de esta ayuda por parte del Estado, Celtejo sigue incumpliendo su propia marca y algunos trimestres alcanza el 28kg de CBO5/tSA. Segn revela Miguel ngel Soto a CTXT, el CBO mide la demanda de oxgeno, la capacidad de los ros de albergar vida. Si toda la materia orgnica se llena de bacterias para descomponerse, se agota el oxgeno y todo lo que tenga que ver con la vida dependiente de oxgeno, tambin las plantas, se ven afectadas.

En la escala que se utiliza a nivel mundial para medir la existencia de peces en los ros, el valor ideal es 10, el 8 es tolerable y el propio ministro de Ambiente, Joo Pedro Matos Fernandes, reconoci que el Tajo estaba en el nivel 1. En algunos pases considerados tercermundistas, como Bangladesh, algunos ros estn en un nivel de 0,4. Lo que quiere decir que hubo una altura en que tuvimos un ro muerto, explica Arlindo Marques.

A pesar de las evidencias, Celtejo sigue volcado en defender su imagen, tanto de fabricante de pasta de papel como de gestora forestal. Y en esta campaa se encuadra su desmedido proceso contra Arlindo Marques, en la que no ha escatimado en gastos. El funcionario de prisiones tiene enfrente al prestigioso bufete de abogados Cuatrecasas. Beneficiario de varios contratos, algunos sin licitacin, con el Banco de Portugal por ms de 2,5 millones de euros, y con otras entidades pblicas del pas por valor de unos 5 millones, Cuatrecasas, Gonalves Pereira S.L.P. ha puesto al frente del caso a abogados como Joo Regadas, que ya ha participado en operaciones multimillonarias con empresas privadas como Sonae o Alantra, y con instituciones pblicas como la Cmara Municipal de Oporto, y Jos de Freitas, vice-presidente del Consejo de las rdenes de Abogados Europeas (CCBE).

Caones contra pajaritos. Arlindo Marques asegura que proTEJO me est dando todo el apoyo, y todos los ayuntamientos (a la vera del Tajo), Mao, Gavio, Nisa, Vila Franca de Xira, Abrantes, todos han emitido votos de solidaridad conmigo. Ahora, soy yo el que tiene que poner el dinero para el abogado. Ahora estamos haciendo un crowfunding para ayudarme a costear el proceso. Cuando los abogados de Celtejo me pusieron la denuncia, yo tena un plazo para contestar de un mes, y slo esa contestacin legal, sin la cual hubiera tenido que pagar 250.000 euros, me cost 1.500 euros.

Ahora el caso ha tomado un giro inesperado, al haber aceptado el Tribunal Europeo la denuncia presentada por la asociacin Movimento dos Pescadores contra Celtejo y el Estado portugus, a los que exigen 100 millones de euros en indemnizaciones por la contaminacin en el Tajo. Segn la asociacin de pescadores, en 2012 haba 1091 pescadores en el ro Tajo, y hoy slo quedan 46. Y la situacin podra complicarse ms, ya que las quejas de Arlindo Marques van an ms lejos: Incluso he hablado con ganaderos cuyas ovejas ya no beben en el ro, porque sienten que el agua no es buena. Un amigo mo encontr un da a sus 40 ovejas intentando beber del recipiente para el agua de su perro. Esta es una cuestin de salud pblica. Aunque Celtejo desistiera en su proceso contra Arlindo Marques, el Guardin del Tajo le espera un futuro judicial nada envidiable.

Fuente: http://ctxt.es/es/20180214/Politica/17790/Portugal-Tajo-contaminacion-lucha-papeleras.htm



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter