Portada :: Colombia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 22-02-2018

Masacre de Chengue fue un crimen de lesa humanidad

Colectivo de Abogados Jos Alvear Restrepo
Agencia Prensa Rural

Segn la Fiscala, fue un hecho de conocimiento de las autoridades, sistemtico y generalizado, es decir cometido como parte de un plan por un aparato organizado de poder contra la poblacin civil de esta regin, acusada de ser auxiliadora de la guerrilla.


La Fiscala 43 Especializada de la Unidad de Derechos Humanos llam a juicio al oficial de la Armada Camilo Martnez Moreno, prfugo de la Justicia, por homicidio de 29 personas [1], concierto para delinquir, incendio de viviendas y desplazamiento forzado en hechos ocurridos en el corregimiento de Chengue, municipio de Ovejas, Sucre, regin de Montes de Mara, el 17 de enero de 2001.

En la misma decisin, la Fiscala reconoci el crimen como de lesa humanidad, al cumplir los requisitos de tratarse de un hechos de conocimiento de las autoridades, sistemtico y generalizado, es decir cometido como parte de un plan por un aparato organizado de poder contra la poblacin civil de esta regin, acusada de ser auxiliadora de la guerrilla.

Cabe recordar que esta masacre ocurri en el contexto de otros hechos similares en Montes de Mara, regin conformada por 15 municipios, como las masacres de Macayepo, El Salado, y otras 53, entre 1997 y 2003 -segn cifras de verdadabierta.com- que hicieron parte de la estrategia paramilitar de disputa territorial con las guerrillas, en este territorio donde confluyen intereses econmicos ganaderos y agroindustriales.

El 17 de enero de 2001, a las 4:30 am, un comando de 60 paramilitares pertenecientes al autodenominado bloque Hroes de Montes de Mara, al mando del paramilitar Rodrigo Mercado Pelufo alias Cadena, incursion en el corregimiento de Chengue, pasando sin ser detenidos por puestos de control militar y policial, como est probado en el proceso.

Una vez en el casero, separaron a los hombres de las mujeres, nias y nios. En la plaza asesinaron a 29 hombres delante de sus familias, acusados de auxiliar a la guerrilla, utilizando un martillo grande de hierro para aplastar sus cabezas, as como armas de corto alcance. Posteriormente prendieron fuego a las viviendas y causaron el desplazamiento forzado de buena parte de la poblacin convirtiendo a Chengue en un pueblo fantasma. Cuando los paramilitares emprendieron la retirada, un helicptero de la Brigada de la zona dispar rfagas desde el aire en direccin distinta la del comando paramilitar.

Al abandonar el corregimiento, los paramilitares se dirigieron a la finca El Cerrito, en un sitio llamado el cerro Bogot, cercano a Chengue, donde estuvieron el menos durante dos das sin que la Fuerza Pblica actuara al respecto. Incluso, la fiscal del caso Yolanda Paternina quien despus fue asesinada por sus investigaciones en este caso- solicit el acompaamiento del oficial Camilo Martnez a una inspeccin a la finca El Cerrito, y recibi como respuesta una negativa.

Por todo lo anterior, la Fiscala 43 en su decisin consider probado que el oficial Martnez es responsable de concierto para delinquir por haber promovido el grupo paramilitar Hroes de Montes de Mara, as como de comisin por omisin, es decir: de haber decidido de manera deliberada no combatir, perseguir ni capturar a la estructura paramilitar, lo que fue determinante para la concrecin de la masacre, el incendio de las viviendas y el desplazamiento forzado.

Despus de 17 aos de ocurridos estos crmenes atroces, los avances en la Justicia son prcticamente nulos a pesar de que varios paramilitares que participaron en los hechos como Elkin Valdivis y Uber Bnquez alias Juancho Dique rindieron versin libre ante los tribunales de Justicia y Paz, sealando los estrechos vnculos de la Fuerza Pblica con el paramilitarismo en la regin. Dos suboficiales de inteligencia vinculados con los hechos, Euclides Rafael Bossa Mendoza y Rubn Daro Rojas Bolvar, fueron absueltos, a pesar de todo el acervo probatorio en su contra.

Tambin el superior de Camilo Martnez Moreno, Rodrigo Quinez, quien era el comandante de la Primera Brigada de Infantera de Marina, fue vinculado con estos hechos pero la Fiscala General de la Nacin, bajo la direccin de Luis Camilo Osorio en 2004, consider que no haba mrito para llamarlo a juicio.

Este 17 de febrero, 17 aos y un mes despus de la masacre, familiares y organizaciones acompaantes conmemoran los hechos exigiendo verdad, justicia y reparacin integral en este caso que sigue en la impunidad. La Fiscala tiene la obligacin de investigar y castigar a todos los autores materiales y determinadores de estos graves crmenes.

La masacre de Chengue ejemplifica la existencia de crmenes de Estado, que en tiempos de construccin de paz deberan develarse en toda su dimensin, estructura, impactos y mximos responsables para garantizar que hechos como estos no se repitan.


Nota

[1] Vctimas: Videncio Segundo Quintana Barreto, Pedro Manuel Barreto Arias, Nstor Montes Merio, Pedro Adn Ramrez, Luis scar Hernndez Prez, Arqumedes Lpez Oviedo, Rafael Cristbal Merio Prez, Rusbel Manuel Oviedo Barreto, Giovanni Barreto Tapias, Luis Enrique Buelvas Olivera, Cesar Segundo Merio Mercado, Videncio Quintana Meza, Mario Manuel Quintana Barreto, Dairo Rafael Lpez Merio, Francisco Santander Lpez Oviedo, Jaime Rafael Merio Ruiz, Luis Miguel Romero Berro, Ramn Andrs Merio Mercado, Manuel Guillermo Rodrguez Torres, Juan Carlos Martnez Oviedo, Rafael Romero Montes, Elkin David Martnez Oviedo, Alejandro Rafael Monterrosa Merio, Nstor Merio Caro, Assael Lpez Oviedo, Dairo Rafael Morales Daz, Miguel Lora Canole, Julio Cesar Lora Canole y Edisson Berro Salas.


Fuente original: http://prensarural.org/spip/spip.php?article22731



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter