Portada :: Iraq
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 22-02-2018

Los iraques todava recuerdan a los ms de 400 civiles asesinados por un solo bombardeo del ejrcito estadounidense en Bagdad en 1991
En recuerdo del bombardeo del refugio de Al-Amiriyya

Sinan Antoon
Al Jazeera

Traducido del ingls para Rebelin por Beatriz Morales Bastos.


La memoria colectiva iraqu est repleta de significantes de dolor y prdida. Los ltimos aos no han hecho ms que aadirse a las montaas de cuerpos y de escombros, y a sus significantes en un pas devastado por dcadas de dictadura brutal, sanciones genocidas y guerras.

La invasin anglo-estadounidense de 2003 (tambin conocida con su orwelliano nombre de Operacin Libertad Iraqu) desmantel los restos del Estado iraqu agotado por guerras y sanciones. Tambin provoc y normaliz la poltica del caos, la corrupcin y las guerras civiles sectarias. El Estado Islmico de Iraq y de Levante (ISIL) no fue sino la consecuencia ms reciente y visceral de aquella invasin. Aunque el repertorio simblico y discursivo del ISIL indaga profundamente en el pasado lejano, su cordn umbilical se form y nutri en torno a 2003.

Los iraques no se han recuperado todava de la violencia y el horror desatados por la aparicin del ISIL, su ocupacin de Mosul y otras ciudades en 2014 y la destruccin y masacres que dej tras de s. Ahora Mosul y otras ciudades y pueblos han sido liberados, pero cientos de miles de iraques continan desplazados en campos lejos de sus ahora destruidos hogares. Las promesas de reconstruccin y rehabilitacin hechas por uno de los regmenes ms corruptos del mundo todava se tienen que traducir en resultados concretos.

Pero hoy [13 de febrero de 2018], como cada ao, muchos iraques conmemorarn y llorarn la masacre que tuvo lugar hace 27 aos. Al-Amiriyya sigue siendo un captulo fundamental en el libro iraqu del dolor.

A las 4:30 am del 13 de febrero de 1991 dos F-117 estadounidenses que sobrevolaban Bagdad lanzaron dos bombas inteligentes guiadas por lser de 2000 libras (900kg) de peso cada una. Su objetivo era un gran refugio para civiles (el nmero 25) en al-Amiriyya, un barrio residencial al oeste de Bagdad.

Unos mil civiles dorman aquella noche en el refugio. La primera bomba atraves el muro de hormign fortificado a travs del canal de ventilacin. La segunda cay a continuacin por el mismo sitio y explot en las profundidades del edificio. Las bombas mataron a 408 civiles, incluidas 261 mujeres y 52 nios. La vctima ms joven tena una semana de vida. El calor de la explosin inciner a la mayora de las vctimas. Los cuerpos que se sacaron despus estaban carbonizados e irreconocibles. El olor a carne quemada impregn el barrio durante das.

El Pentgono insisti en que el refugio de al-Amiriyya era un bnker utilizado como centro de mando militar. Afirm que la vigilancia estadounidense haba detectado seales que indicaban que era una instalacin militar los das previos al bombardeo.

El entonces director de operaciones del Pentgono afirm que ambas bombas haban cado donde estaban programadas. Pero los periodistas extranjeros que visitaron el lugar inmediatamente despus del bombardeo no encontraron indicacin alguna de que el lugar no fuera sino un refugio civil. El portavoz del presidente estadounidense George HW Bush, Marlin Fitzwater, afirm: No sabemos porqu haba civiles en aquel lugar, pero sabemos que Sadam Husein no comparte nuestra idea de que la vida humana es sagrada. Asesina a civiles intencionadamente y con un fin.

Dick Cheney, el entonces secretario de Defensa, culp a Iraq y sugiri que se estaba colocando intencionadamente a civiles en emplazamientos militares.

Desde el 7 de enero de aquel ao se haban producido bombardeos a diario por todo Iraq. El objetivo declarado era expulsar de Kuwait al ejrcito iraqu ocupante, que haba invadido ese pas en agosto de 1990. Pero los bombardeos arrasaron la infraestructura de Iraq al destruir 134 puentes, 18 de 20 de las centrales elctricas de Iraq, complejos industriales, refineras de petrleos, estaciones de bombeo de aguas residuales e instalaciones de telecomunicaciones. Despus de la guerra la electricidad qued reducido a un 4 % del nivel anterior a la guerra.

Tal como haba advertido el secretario de Estado James Baker, Iraq fue bombardeado hasta hacerlo retroceder a la era preindustrial. Las prdidas econmicas de la campaa de bombardeos de 43 das se calculan en 232.000 millones de dlares.

Unos meses despus, el 8 de junio, se organiz en Washington DC un desfile de la victoria para celebrar el fin de la Operacin Tormenta del Desierto. El general Norman Schwarzkopf, que dirigi la operacin, acompa a Bush Sr en la tribuna. Pero en Iraq segua otra guerra aunque de manera diferente e iba a continuar hasta 2003. Las sanciones econmicas impuestas a Iraq para obligarle a irse de Kuwait se mantuvieron a pesar de su crueldad y de sus efectos devastadores que afectaron a todas las facetas de la vida.

En 1995 la ONU inform de que ms de medio milln de nios iraques haban muerto a consecuencia de esas sanciones letales y de que lejos de daar al rgimen, estaban matando civiles y destruyendo el tejido social de Iraq. An as, la entonces embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Madeleine Albright, declar en una tristemente clebre entrevista que mereca la pena pagar ese precio poltico. Menos mal que consideran que la vida es sagrada.

Cada gobierno estadounidense despus de Bush Sr ha bombardeado Iraq por una razn u otra. Algunos de los mismos personajes que supervisaron la primera Guerra del Golfo en 1991 volvieron a aparecer a principios de este siglo para vender y llevar a cabo la invasin de Iraq de 2003.

El rgimen iraqu utiliz la tragedia y el lugar para su propaganda. El destrozado refugio de al-Amiriyya se convirti en un monumento conmemorativo. En las paredes de sus oscuras habitaciones estaban colgadas las fotos en blanco y negro de las 408 vctimas. En las paredes y el suelo quedaban las marcas de algunos de los cuerpos quemados y eviscerados.

Los supervivientes y las familias visitaban el lugar para llorar y recordar. Una madre que haba perdido a ocho de sus hijos se convirti en la gua del lugar.

Hoy, sin embargo, el lugar est abandonado y cerrado al pblico. Hay un unidad del ejrcito iraqu estacionado ah. No habr ninguna mencin ni conmemoracin oficial de la masacre de al-Amiriyya. El gobierno iraqu y toda la clase poltica son los beneficiarios de Estados Unidos y sus guerras. Reconocen y conmemoran los crmenes de Sadam Husein y el rgimen Baath, y ahora del ISIL, y los explotan para sus mezquinos y sectarios fines polticos.

Pero los iraques nunca olvidarn al-Amiriyya.


Sinan Antoon es un novelista y poeta iraqu. Su ltima novela es The Baghdad Eucharist.

Fuente: http://www.aljazeera.com/indepth/opinion/al-amiriyya-bombing-iraq-180213101835151.html

Esta traduccin se puede reproducir libremente a condicin de respetar su integridad y mencionar al autor, a la traductora y Rebelin como fuente de la traduccin.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter