Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 22-02-2018

India
Qu estrategia debe seguir la izquierda?

Dipankar Bhattacharya
cpiml.org


Las noticias publicadas sobre la reunin del Comit Central del Partido Comunista de la India (Marxista), celebrada en Calcuta (19-21 de enero de 2018) indican que el partido est dividido profundamente sobre la situacin poltica actual y la tctica a adoptar. Segn estos informes, el proyecto de resolucin presentado por Sitaram Yechury fue derrotado 55 contra 31 votos en el Comit Central, y el prximo congreso del PCI (M) en Hyderabad ahora es probable que discuta y apruebe el proyecto atribuido al ex secretario general Prakash Karat. Dentro del PCI (M) la divisin est siendo ampliamente interpretada como un enfrentamiento de la 'lnea de Bengala' contra la 'lnea de Kerala'. Fuera del PCI (M), en amplios crculos liberales progresistas este enfrentamiento es visto como un choque entre una lnea de masas pragmtica y una posicin aislacionista dogmtica, un conflicto entre quienes entienden los matices de la poltica electoral popular y quienes se guan por los catecismos del dogma marxista.

Estos son, obviamente, unas lneas muy superficiales y engaosas de polarizacin. El PCI (M) en Kerala es tan hbil practicante de la poltica electoral como antes lo era el PCI (M) en Bengala Occidental. Kerala es donde los comunistas llegaron primero al poder en 1957 y, a pesar de derrotas peridicas, todava estn en el poder despus de sesenta aos. Puede que no sea tan espectacular como los 34 aos ininterrumpidos del largo reinado del PCI (M) en Bengala Occidental; pero fueron seguidos por una cada y retroceso en Bengala Occidental del PCI (M) no menos espectacular. En comparacin, la estable y prolongada saga de Kerala no es menos importante que la historia del PCI (M) en Bengala Occidental. Intentemos analizar, ms all de estos estereotipos superficiales, los problemas reales y polticos ms profundos.

El debate aparentemente gira alrededor de dos cuestiones clave. Cmo debe el PCI (M) evaluar el actual rgimen de Narendra Modi y la fase actual de la agresin del bloque Sangh-BJP (Bharatiya Janata Party)? Y cual deberan ser las tcticas electorales/poltica en esta etapa del PCI (M)? Sitaram Yechury argumenta, segn las noticias, que el fascismo nos est mirando a la cara y la izquierda debe forjar una amplia alianza progresista para luchar contra el fascismo. Prakash Karat, por el contrario, ha defendido que a lo que nos enfrentamos no es al fascismo, sino a un autoritarismo comunitario y la alianza con el Congreso no puede ser la respuesta a este desafo. Vamos a echar un vistazo ms de cerca a los argumentos y como responden a la situacin actual y los verdaderos problemas a los que se enfrentan el PCI (M) y la izquierda.

En efecto, existe un amplio consenso entre los crculos progresistas de izquierda que lo que estamos viviendo en la India hoy es lo ms parecido al fascismo. No hay que esperar un desbordamiento completo de la democracia burguesa y la espantosa realidad de los campos de concentracin, las cmaras de gas y el horror del holocausto para comprender que el fascismo est causando estragos en la India. Las turbas de linchamiento comunales, los numerosos escuadrones de vigilantes, la reforzada opresin brahminica-patriarcal, los asesinatos selectivos y las misteriosas 'muertes' y 'desapariciones' de voces disidentes y ciudadanos comunes son suficientes seales de aviso que no podemos ignorar sin peligro. Es cierto que la India es una antigua colonia que ahora suea con convertirse en una potencia mundial bajo la tutela imperialista, mientras que Alemania bajo Hitler era una potencia colonial arrinconada y en decadencia que trataba de lograr la supremaca global y la 'pureza' racial y el 'orgullo' mediante un fascismo interno que se desbord y provoc una guerra mundial. Pero estas distinciones de ninguna manera niegan la esencia fascista del proyecto de supremaca Sangh-BJP hind que busca convertir a la India laica en un Rashtra (estado) hind.

Si el gobierno Modi se limitase a ser una variante del capitalismo de amiguetes tipo Adani-Ambani y a aplicar agresivamente las polticas de privatizacin y globalizacin junto con medidas arbitrarias como la desmonetizacin, el IVA y el Aadhaar, quizs podramos limitarnos a considerarlo slo otro rgimen neoliberal autoritario. Sin embargo, la creciente hegemona de la Rashtriya Swayamsevak Sangh (RSS) en todo su programa y gestin hace que el rgimen actual deba ser considerado, sin lugar a dudas, fascista. La RSS ha sido siempre una organizacin fascista, con un proyecto fascista, pero ahora ha adquirido un control tal sobre el poder del Estado, que est en condiciones de dar rienda suelta a toda su agenda a una velocidad de vrtigo. Por tanto, es esencial sacar del gobierno al bloque Sangh-BJP y lo que suceda en las elecciones ser sin duda crucial.

Pero el BJP no ha surgido de pronto; ha tenido un crecimiento constante y espectacular en las ltimas tres dcadas. Esto ha sido posible gracias al vaco poltico creado por el descrdito de los gobiernos de turno y la complicidad y la capitulacin de toda una serie de partidos de las clases dominantes en sus relaciones con el BJP. El hecho es que hay ms partidos hoy dispuesto a hacer alianzas y compartir el poder con el BJP que dispuestos a luchar contra el. Ciertamente, necesitamos una alternativa creble con un contenido y credibilidad democrticos ms fuertes para derrotar efectivamente, denunciar y aislar al bloque en el poder de Sangh-BJP. Una izquierda dinmico y movilizada sin duda puede desempear un papel importante en la construccin e impulso de dicha alternativa.

La frmula simple de una amplia alianza laica con partidos que fcilmente pasan de un campo a otro, de lo 'comunal' a lo 'laico' y viceversa (como el Janata Dal (Unidad) de Kumar Janata en Bihar, quizs el ejemplo ms evidente, pero no el nico) slo ha servido para desacreditar el laicismo y no ha proporcionado ninguna alternativa estable al BJP en ninguna provincia de la India. Una cosa es disear una estrategia electoral para asegurar la derrota del BJP a la mayor escala posible o tratar de alcanzar una posible alianza postelectoral para mantener al BJP fuera del poder, pero la reduccin de las tcticas de la izquierda a la idea ilusoria de una gran alianza laica es una propuesta diferente y un ejercicio intil, si se tiene en cuenta la experiencia de los ltimos tres decenios.

El debate sobre el Partido del Congreso es en realidad un debate escapista en el PCI(M). Desde compartir indirectamente el poder con el Congreso durante el perodo de la Alianza Progresista Unida (UPA-I), hasta acordar repartos de escaos con el Congreso en las ltimas elecciones a la Asamblea de Bengala Occidental, el PCI(M) ha tenido diversas formas y grados de colaboracin con el Partido del Congreso sin llegar a integrarse en una alianza liderada por el Congreso. Eso no ha impedido el crecimiento del BJP (no slo a nivel nacional sino tambin especficamente en Bengala Occidental) o la erosin del PCI(M) en Bengala Occidental (y por ende tampoco el declive de su fuerza e influencia). Es interesante sealar que mientras que el PCI (M) debate sus relaciones con el Congreso, este ltimo est ms interesado en cortejar al Congreso de Trinamool (TMC) como aliado potencial.

Fue el presunto acercamiento del PCI(M) al Congreso lo que provoc la aparicin del TMC en Bengala Occidental y el BJP lo respaldo plenamente, directamente cuando el TMC fue parte de la Alianza Nacional Democrtica (AND) durante los primeros aos de Vajpayee en el centro, e indirectamente incluso despus de que el TMC dejara la AND, para permitir desalojar al PCI(M) del gobierno de Bengala Occidental. Por supuesto, incluso despus de que el PCI(M) hubiese logrado obtener una mayora del 80% en 2006 y su profunda cada tiene poco que ver con sus alianzas con el Congreso. El colapso fue provocado por el descarrilamiento interno del gobierno del Frente de Izquierdas, cuyo ejemplo ms crudo fueron los sucesos de Singur-Nandigram-Lalgarh, adems de la completa identificacin del PCI(M) con y su confianza en el gobierno y la arrogancia burocrtico y la alienacin de la direccin del PCI(M) a diferentes niveles del partido y el gobierno del pueblo. El PCI(M) se niega a reconocer y abordar este problema bsico, culpando arrogantemente a la gente de que el TMC haya llegado al poder en el estado.

Hoy, tanto para el PCI(M) como para el Congreso, Kerala es un estado de crucial importancia. Es bien conocido que el RSS tiene una red bastante fuerte y extensa en Kerala a pesar de que el xito electoral del BJP es todava muy limitado. La alianza Congreso-PCI(M) en Kerala slo puede facilitar el crecimiento del BJP en Kerala como la principal fuerza de oposicin. En Tripura, el Congreso ha sido superado por el BJP como la principal fuerza de oposicin en el estado. Y en Bengala Occidental, aunque el PCI(M) considera al TMC como su principal enemigo y prcticamente lo equipara al BJP, en un momento en el que el TMC y el BJP estn enfrentados y el TMC sigue siendo la fuerza anti-BJP ms importante del estado en la percepcin pblica. De hecho, si el PCI(M) considera que una amplia alianza laica es la respuesta al BJP, debera reinventarse y rehabilitarse como un socio menor del TMC y con toda seguridad prestara as un gran servicio al BJP.

Necesitamos una izquierda fuerte y dinmica. El balance de la situacin poltica post 2014 nos dice que, aunque la mayora de los partidos de la oposicin, el Congreso incluido, han estado a menudo desorientados y desmoralizados, y carentes de cualquier iniciativa importante de oposicin o de agitacin, no han faltado movilizaciones populares que desafan al BJP y hacen emerger nuevas caras y nuevas fuerzas en el proceso. La historia de las recientes elecciones en Gujarat son una impresionante corroboracin de este hecho, as como de los intentos tardos de revivir el Congreso bajo el liderazgo de Rahul Gandhi. Y con el inici de su campaa electoral (as como la revisin de los resultados de las elecciones) desde el templo de Somnath, el Congreso ha puesto de manifiesto una vez ms su proclividad a competir con el BJP en su propio territorio de la Hindutva, un intento suicida que ha permitido al BJP imponer una agenda cada vez ms agresiva, que obliga a un Congreso despistados a limitarse a dar respuestas defensivas tardas.

En lugar de perseguir el espejismo de una gran alianza laica, la izquierda debe tomar la iniciativa de lanzar poderosas luchas de base y proponer audaces campaas e iniciativas socio-culturales y poltico-ideolgicas. Para derrotar al BJP son claves la rpida Intervencin en todos los temas y esfuerzos concertados para construir y promover luchas en defensa de la democracia en el prximo ciclo de elecciones hasta el enfrentamiento decisivo en 2019. El enfoque y la tctica de la izquierda debe tener como objetivo aumentar y rentabilizar la fuerza de la izquierda y maximizar su iniciativa e impacto. El debate Yechury-Karat enmarca las tareas y la direccin de la izquierda en una contraposicin binaria falsa: la afirmacin poderosa e independiente de la izquierda es tanto ms urgente dado el creciente peligro fascista y es perfectamente coherente, y debe combinarse, con la disposicin a explorar tcticas electorales adecuadas de acuerdo con las condiciones polticas objetivas en diferentes partes del pas y con el objetivo prioritario de derrotar al BJP y fortalecer a la izquierda. 

Dipankar Bhattacharya es secretario general del Partido Comunista de la India (Marxista Leninista) Liberacin.

Fuente: http://cpiml.org/first-page-category/on-recent-trends-and-events/yechury-karat-debate-a-false-binary/

Traduccin: Enrique Garca para Sin Permiso

http://www.sinpermiso.info/textos/india-que-estrategia-debe-seguir-la-izquierda
 


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter