Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 22-02-2018

El mercado laboral del siglo XXI

Mara Lorca Susino
IPS


MIAMI, 21 feb 2018 (IPS) - La economa, estpido ha pasado a la historia por ser una de las frases que el estratega poltico James Carville dise para la exitosa campaa electoral de Bill Clinton contra el presidente George H. W. Bush en 1992, en Estados Unidos. Esta frase es el reconocimiento de que la economa es el factor que ms efecto tiene en la visin de la sociedad con respecto a la evolucin del pas.

En junio del 2009 la estadounidense Oficina Nacional de Investigacin Econmica (NBER, en ingls) declar el comienzo de la fase expansiva del ciclo econmico y todos los pases, menos aquellos fallidos como Venezuela, experimentaron crecimiento econmico y la consiguiente reduccin de la tasa de desempleo.

Hoy, polticos tan dispares como el estadounidense Donald Trump, el francs Emmanuel Macron, la britnica Theresa May, el espaol Mariano Rajoy o la alemana Angela Merkel -al igual que en la fase expansiva del ciclo que comenz en noviembre del 2001 el francs Lionel Jospin con su lemploi cest moi (el empleo soy yo) o Jos Mara Aznar con su Espaa va bien-, presumen de que sus decisiones polticas han reducido las altas tasas de paro que se crearon durante la Gran Recesin que comenz en Estados Unidos en diciembre 2007.

Sin embargo, en la fase recesiva del ciclo, el desempleo es la gran pesadilla de los polticos por lo que la aleatoria posicin temporal de algunos de ellos en el ciclo econmico los convierte en ganadores o perdedores. En Estados Unidos, la tasa de desempleo se ha mantenido en 4,1 por ciento desde el ltimo trimestre del 2017.

Es una exitosa cifra laboral que ha roto a la baja el rango histrico para la tasa de desempleo natural de Milton Friedman, que los estudios de Regis Barnichon y Christian Matthes, del Banco de la Reserva Federal de San Francisco, explican que ha fluctuado en los ltimos 100 aos entre 5,5 por ciento y 4,5 por ciento.

Esta tendencia positiva est reforzada por el indicador adelantado del reclamo inicial del seguro de desempleo, que mide el nmero de trabajadores que solicitan beneficio de desempleo, y que est alcanzando en la actualidad bajos histricos no registrados desde 1971.

La tasa de desempleo de la Unin Europea (UE) hasta donde disponemos de datos fiables se mueve en sincrona con el desempleo de Estados Unidos. En los ltimos meses todos los gobiernos de la UE han experimentado una sensible reduccin de la tasa de paro y la proyeccin estadstica anuncia que continuar en los prximos meses y hasta que comience la nueva fase recesiva.

La gran inquietud est en la tasa de desempleo que alcanzarn los pases rezagados del sur de Europa en la prxima recesin cuando en los mejores momentos del ciclo mantienen tasas de paro de dos dgitos.

No hay lugar para la complacencia por los niveles de desempleo que se estn alcanzando cuando nos encontramos en curso de una radical revolucin tecnolgica que est afectando el mercado laboral del siglo XXI.

La automatizacin robtica de procesos y la inteligencia artificial estn transformando el mercado y las oportunidades laborales que demandan un nuevo tipo de capital humano. La estructura laboral de los commanding hights, sectores crticos de la actividad econmica controlados por el Estado en el siglo XX para impulsar la produccin, el consumo y crear puestos de trabajos seguros y estables, ha hecho crisis.

Hoy el empleo se crea con los avances tecnolgicos que estn forzando a las empresas a reestructurar las relaciones de produccin donde los trabajadores y la robtica y la inteligencia artificial se cruzan.

La tecnologa ayuda a las empresas a ahorrar costos, reducir errores, reunir y recopilar datos y tambin liberar a los trabajadores de tareas repetitivas para que inviertan en el capital humano demandado en el siglo XXI.

Sin embargo, la actual revolucin tecnologa puede terminar en el poder del monopsonio de Joan Robinson (La economa de la competencia imperfeta, 1933), donde la oferta laboral desplazada por la tecnologa es muy amplia mientras que la demanda laboral es limitada.

Esto produce una competencia laboral que acrecienta la incertidumbre profesional y reprime el aumento salarial dando lugar a puestos de trabajo vulnerables y precarios.

En este sentido, la Organizacin International del Trabajo en su ltimo informe sobre Perspectivas sociales y del empleo en el mundo: Tendencias 2018 ha advertido que el desempleo y el empleo vulnerable que afectaba en el 2017 a 1,4 mil millones de personas va a aumentar en 35 millones de personas en los dos prximos aos.

Nos enfrentamos a una reestructuracin del mercado laboral semejante a la ocurrida en la primera revolucin industrial con la introduccin de nueva maquinaria, como la Spinning Jenny, que se consideraba causante del aumento del desempleo dando lugar al ludismo de Ned Ludd.

Si en la primera fase, la tecnologa destruye empleo y aumenta el paro estructural, posteriormente se produce un aumento exponencial de oportunidades laborales, aunque en algunos casos tome una generacin.

Por consiguiente, como explica el Reporte de Capital Humano 2016, del Foro Econmico Mundial, el mercado laboral del siglo XXI necesita de la cooperacin entre gobiernos, lderes empresariales e instituciones educativas para fortalecer el talento y capital humano global necesario para mantener el crecimiento laboral en la cuarta revolucin industrial.

Mara Lorca Susino, profesora de Economa y directora del Programa Global Business Studies de la Escuela de Negocios de la Universidad de Miami, en Estados Unidos.

Fuente: http://www.ipsnoticias.net/2018/02/mercado-laboral-del-siglo-xxi/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter