Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 23-02-2018

Universitarios, ciudadanos y el fraude que viene

Eduardo Nava Hernndez
Cambio de Michoacn


Hace ya varias dcadas que los analistas acadmicos y periodsticos, mexicanos y extranjeros, vienen diagnosticando la situacin de la democracia mexicana, de antao tambin constituida como un rgimen de partido dominante o hegemnico (Sartori), partido de Estado, de partido de rgimen (Rodrguez Araujo) o como un aparato de gobierno hbrido, con elementos democrticos y autoritarios. Particularmente, el inters por realizar la calificacin del sistema poltico se acentu desde 1988, cuando se agudiz la lucha poltica electoral y la presidencia misma de la Repblica estuvo en disputa. En los aos siguientes, como se sabe, posiciones importantes, incluyendo los gobiernos estatales y del Distrito Federal, fueron cayendo en manos de las oposiciones electorales, hasta que la Presidencia misma fue conquistada en el 2000 por el Partido de Accin Nacional.

La entonces llamada transicin democrtica, o el cambio que prometi el panista Vicente Fox, no se cumplieron. El foxismo fue un gobierno tan corrupto como el de sus antecesores priistas, y el de su sucesor Felipe Caldern no tuvo nada que envidiarles en cuanto a autoritarismo. A la postre, en 2012 vendra la restauracin priista de la mano del ex gobernador del Estado de Mxico, Enrique Pea Nieto, ms como un producto de la mercadotecnia, la propaganda meditica y el fraude que como un estadista. Ni los dispositivos para la corrupcin haban sido desmantelados ni el presidencialismo se haba debilitado lo suficiente para impedir que esa recuperacin del poder poltico por el Revolucionario Institucional significara un autntico retorno a sus genes de abuso del poder, desarrollados en siete dcadas de uso incompartido del aparato estatal.

Los dictmenes sobre nuestro rgimen no se han modificado mucho y an hablan de una transicin incompleta o frustrada, una democracia de fachada (Meyer), dictadura perfecta (Vargas Llosa), una semidictadura o dictablanda, o denominaciones equivalentes que se refieren a nuestro dficit democrtico.

La coyuntura electoral de renovacin presidencial no puede menos que actualizar el debate y plantear si hay o no nuevos elementos en la contienda. Por eso es que la Coordinacin de Humanidades dela UNAM, a travs de su proyecto Dilogos por la Democracia, organiz los pasados 14 y 15 de febrero la conferencia internacional Democracia y autoritarismo en Mxico y el mundo de cara a las elecciones de 2018, realizada en la ciudad de Mxico bajo la coordinacin del prestigiado acadmico y colaborador periodstico John M. Ackerman. En diez mesas, casi cincuenta ponentes, acadmicos de la propia UNAM y otras universidades mexicanas, as como de instituciones de los Estados Unidos, Brasil, Inglaterra y otros pases, realizaron un ejercicio de actualizacin del rgimen mexicano entre la democracia, el autoritarismo, el liberalismo, el populismo, la corrupcin, el estado de derecho, la movilizacin social, el papel del imperio estadounidense, los efectos del sistema en el medio ambiente y, desde luego, los retos del pas ante las prximas elecciones.

Las visiones fueron diversas, como era de esperarse; pero en ellas un denominador comn fue la caracterizacin del rgimen y el sistema poltico mexicanos como insuficientemente democrticos, con fuertes tintes de autoritarismo, pero tambin la de una sociedad civil activa o en proceso de movilizacin y en la que subsiste de diversas maneras la inconformidad, a veces manifiesta y activa con expresiones de resistencia, a veces pasiva y soterrada.

Y en relacin con el proceso comicial en curso, un taller ulterior en el que particip una parte importante de los ponentes de la conferencia, permiti detectar irregularidades ya en curso que anuncian una posible alteracin de la voluntad popular y de las que son responsables las autoridades electorales, tanto el Instituto Nacional Electoral como el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federacin. Un ejemplo, la derogacin por este ltimo del artculo 143 del Reglamento de Fiscalizacin aprobado por el Consejo General del INE para prohibir el reparto de tarjetas de depsito o monederos electrnicos durante el proceso electoral. Como resultado, el gobernador del Estado de Mxico Alfredo del Mazo Maza ya ha iniciado el reparto a amas de casa de las famosas tarjetas de salario rosa, que haba empleado durante su campaa del ao pasado; y es de esperarse que esta forma poco disimulada de coaccin y compra del voto se generalice durante los prximos meses por todo el pas, sobre todo en las vsperas de la jornada electoral.

Otro caso es el de la conformacin de los consejos locales y municipales del propio INE y los organismos pblicos locales electorales (OPLEs), donde se ha colocado a personajes con clara militancia poltica en diversos partidos, pero muy particularmente en el PRI. Estas acciones han sido avaladas y sancionadas por el rgano de justicia electoral aplicando un criterio supuestamente garantista y pro personae para no afectar los derechos humanos y polticos de los ciudadanos, pero que claramente atenta contra la imparcialidad de los rganos electorales.

Subsiste tambin la suspicacia acerca de las frecuentes pero nunca suficientemente esclarecidas visitas del canciller Luis Videgaray a Washington, de las cuales no se anuncia con anticipacin la agenda, en las que no hay conferencias de prensa y de las que salen apenas escuetos boletines que poco o nada explican. No se trata de las negociaciones del TLCAN, ampliamente publicitadas, sino de entrevistas virtualmente semisecretas del secretario de Elaciones Exteriores con funcionarios del gobierno estadounidense, que hacen pensar en la bsqueda de un aval anticipado al fraude electoral en nuestro pas. No en balde nuestra cancillera se ha colocado en la vanguardia del frente diplomtico para condenar desechando por completo la doctrina de autodeterminacin y no intervencin al rgimen de Venezuela. Y tambin se apresur el aprendiz de jefe de la diplomacia mexicana a reconocer el gobierno del presidente Juan Orlando Hernndez en Honduras, producto de una ilegal reeleccin y del fraude electoral, adems de sospechoso de vinculacin con la narcodelincuencia. Como Mxico no es Venezuela, es de esperarse la anuencia y el silencio del imperio ante un posible fraude en las elecciones presidenciales mexicanas.

En el curso de la accin partidaria y poltica en general, la guerra sucia de difamaciones y de amedrentamiento, ampliamente ensayada en nuestro pas de tiempo atrs, va a todo motor, para incidir en la opinin pblica e incluso preparando el terreno para acciones ms drsticas de torsin de la voluntad de los ciudadanos.

Frente a tales signos y la necesidad de asumir actitudes ms activas de los ciudadanos mexicanos y la comunidad internacional, se constituir la Red Universitaria y Ciudadana por la Democracia, que buscar registrar observadores electorales mexicanos e internacionales y aprovechar los foros y medios de difusin al alcance de sus integrantes para promover la cultura poltica participativa, defender la legalidad poltico-electoral y, en su caso, denunciar dentro y fuera del pas, las acciones atentatorias a la incipiente democracia mexicana. Se conformar, desde la academia, el periodismo y diversas tribunas como un espacio ms, apartidario, para el involucramiento de los ciudadanos en la necesaria construccin de estructuras efectivamente representativas de gobierno y en el fortalecimiento de la cultura ciudadana.

Eduardo Nava Hernndez. Politlogo UMSNH

Fuente: http://www.cambiodemichoacan.com.mx/columna-nc38080

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter