Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 24-02-2018

El desarrollo de la contrainsurgencia y la guerra sucia en Mxico
Antecedentes del narco-paramilitarismo (VIII)

Ramn Csar Gonzlez Ortiz
Rebelin


El Plan de Trabajo de la Escuela Rural se hilvana al curso de la historia de Mxico y entreteje su accin, autnticamente educadora, a la vida de los pueblos en cuyo seno nace. Ral Meja Ziga.

Las escuelas normales en el centro de los problemas nacionales

Introduccin

Despus del proceso de independencia de Mxico, pese a la participacin de gran cantidad de indios, stos aun quedarn marginados en distintos aspectos tales como la educacin, as como los pobres, los leprosos y los mendigos de las ciudades. Motivos por los cuales, las masas rurales y los pobres de las urbes seguiran siendo analfabetos.

Y no obstante en las ciudades y algunas provincias, durante la poca de Iturbide se crean algunas escuelas bajos los auspicios de la Compaa Lancasteriana [1], con la intencin de conseguir ciudadanos amantes del orden, estas resultan ser muy deficientes.

Siendo as porque prevalecer la idea de que, si el pueblo quera tener maestros, ste los tendra que pagar con su propio patrimonio. En tanto que, las clases altas procuraron a sus hijos una mejor educacin a partir de clases particulares [2], las cuales seran proporcionadas en su mayora por extranjeros provenientes de Europa.

Hechos que tendran como resultado que, los maestros extranjeros gozaron de gran fama y mejores sueldos que los maestros nacionales, a pesar de que sus clases fueran poco provechosas segn denuncio Agustn Buenrostro en 1832. Adems de que, la profesin de maestro en general no disfrutara de ninguna prominencia social, aspecto al cual se le sumaria una deficiente preparacin acadmica por parte de los maestros que trato de remediarse mediante el establecimiento de escuelas normales [3].

Escuelas que cobraran impulso principalmente bajo las ideas de pensadores liberales como Jos Mara Luis Mora, quien en el Programa de los Principios Polticos del Partido del Progreso indico que: El elemento ms necesario para la prosperidad de un pueblo es el buen uso y ejercicio de su razn, que no se logra sino por la educacin de las masas, sin las cuales no puede haber gobierno popular. Si la educacin es el monopolio de ciertas clases y de un nmero ms o menos reducido de familias, no hay que esperar ni pensar en un sistema representativo, menos republicano, y todava menos popular [4].

Ms an, el 23 de octubre de 1833, por decreto del gobierno de Valentn Gmez Faras [5], se erigieron seis establecimientos de estudios superiores, para sustituir a la extinta Real y Pontificia Universidad de la Ciudad de Mxico, as como se ordena la inmediata creacin de una Escuela Normal, la cual tendra como objetivo primordial, dotar de profesores a los distintos centros educativos que se encontraban sin maestros, debido a la resistencia del clero a las Leyes de Reforma.

Resultando as que, la creacin de las escuelas normales desde sus orgenes tendr las simientes de la ruptura con el modelo educativo vigente, y manifiestan las contradicciones del mismo sistema.

De suerte que, tras la permanencia en el poder de los liberales de finales del siglo XIX, aumentan el nmero de escuelas de educacin bsica, as como las que formaran a los docentes, las normales. Sealando los juaristas que, si los catlicos tenan una escuela, los liberales deberan tener diez [6].

Pero, una vez que triunfa la revolucin liberal, se abandona la filosofa de combate dentro de la cual se encuentra la demanda de educacin, puesto que alentar a otros grupos sociales a solicitar o exigir los derechos que los mismos liberales exigan en su momento.

Motivos por los cuales se conforma una corriente liberal moderada en oposicin al grupo liberal tradicional, a los cuales acusar de radicales, enemigos del orden social, revolucionarios metafsicos y dems. Hechos que llevaran a los liberales de nuevo cuo a coincidir con el positivismo, sealado como el instrumento ideolgico de la burguesa del momento. No obstante entre los nuevos liberales y los positivistas tambin existan diferencias importantes [7].

Sin embargo, el profesor surgido de las normales toma un impulso propio que se potencializar, al vincularse a las demandas sociales y econmicas de padres de familia que se unen entorno al magisterio, en los pequeos poblados o aldeas donde llegan a trabajar los maestros. Hasta llegar a encabezar los maestros las luchas de las comunidades, as como sern participes de sus logros y fracasos, e igual enfrentarn la represin.

Politizacin de los profesores normalistas que no pudo dejar de expresarse durante el proceso revolucionario que sufre nuestro pas entre 1910-1919. Durante tales eventos, cientos de profesores se integraron a los distintos bandos en disputa.

Al respecto se pueden citar los casos de: Rosa y Guadalupe Narvez Bautista, as como Paulina Maraver quien era directora de la Normal de Puebla, y se unen a Madero; Luis Cabrera y Plutarco Elas Calles quienes se unen al carrancismo; Juana B. Gutirrez de Mendoza, Librado Rivera, David G. Berlanga y Praxedis Guerrero que se unen al magonismo; Esteban Baca Caldern y Antonio I. Villarreal, mismos que se unen primero al magonismo y despus al obregonismo; Mara Arias Bernal (Mara Pistolas) y Otilio Montao al zapatismo; as como Alberto Carrera Torres y Manuel Chao los cuales se unen al villismo.

Ms toda va, la Escuela Nacional de Maestros [8] fue reprimida por los regmenes dictatoriales de Porfirio Daz y Victoriano Huerta, lo cual dej una estela de muertos. De suerte que, antes del estallido armado de 1910, Enrique Bracamontes, Enrique Merino, Nestor Monroy y Cirilo Medina, fueron asesinados por su lucha revolucionaria.

As como durante 1911-1919, serian asesinados los normalistas Conrado Abundes, Claudio Brcenas, Juan Lucio Bautista, Raymundo Bez, Celedonio Beiza, David Berlanga, Horacio Castillo, J. Jess Castro, Rodrigo Hernndez Torres, Leopoldo Leyva, Gerardo Martnez, Leopoldo Martnez, Ruperto Meja, Arturo Noriega y Jos de la Luz Romero.

No obstante, una vez derrotados los ejrcitos campesinos, los profesores, en su gran mayora egresados de las escuelas normales de todo el pas, inician una larga lucha para construir organizaciones que les permitan obtener un salario digno, seguridad en su empleo y tener acceso a prestaciones de carcter colectivo.

As, se conforman dos concepciones sobre la organizacin de los trabajadores de la educacin, una encabezada por los estratos hegemnicos que jugaron un destacado papel en la derrota militar de las fuerzas campesinas de Villa y Zapata, mismos que daran pie al llamado nacionalismo revolucionario y que conforme el tiempo, se convertiran en la ideologa dominante del PNR, PRM y el PRI.

Mientras que por el otro lado estarn las corrientes influidas por el anarcosindicalismo y la escuela racionalista, a las cuales se les sumara posteriormente otra corriente influida por el triunfo de la Revolucin de Octubre en Rusia, de suerte que sus directrices tendrn un carcter internacional y se pretenden estar fundamentadas en el marxismo-leninismo [9].

Y dentro de tales luchas, finalmente llegara a predominar la corriente cercana al nacionalismo revolucionario, que en 1920 traza su poltica educativa indicando que las escuelas rurales, las primarias y las tcnicas se desarrollaran aun a costa de las escuelas universitarias y las escuelas profesionales.

Aspectos que estarn indicados dentro del proyecto de ley que el Poder Ejecutivo enva a la XXIX Legislatura del Congreso de la Unin, para la creacin de la Secretaria de Educacin Pblica Federal, en 1921, durante el gobierno de lvaro Obregn, ya que Venustiano Carranza concedi poca importancia a las normales rurales [10].

Acorde con tales medidas, estando a cargo de la SEP, Jos Vasconcelos, el 15 de abril de 1923, aprueba las bases para el funcionamiento de las casas del pueblo, que estaran destinadas a la educacin indgena, a cargo de maestros que se llamaron a s mismos maestros misioneros [11].

De manera que, las casas del pueblo, junto con los comits de educacin, sentarn las bases de la escuela normal rural, siendo que, los comits respecto a las parcelas escolares, el 4 de marzo de 1926, dentro del Reglamento del Patrimonio Ejidal establecer en su Artculo 31 que: De la superficie de cultivo se reservar una extensin no menor de cinco hectreas destinadas a escuelas granjas, o para el establecimiento de cooperativas agrcolas organizadas en las escuelas de nios del pueblo [12].

Ms an, la funcin de preparacin y perfeccionamiento de los maestros rurales que tenan a su cargo la misin cultural viajera, ser transferida desde 1926 a una institucin ms fija, la escuela normal rural. Escuela que tendr sus instalaciones en el campo y para lo cual sern utilizados las casas grandes y los anexos de las ex-haciendas, los cuartos de los templos, los claustros de conventos, entre otros edificios similares.

Aspectos que tendrn un sentido de continuidad aun cuando renuncia Vasconcelos a la SEP y toca el periodo presidencial al General, Plutarco Elas Calles, quien fuera maestro en Sonora. Dado que, con Calles se intentar organizar y echar a andar la economa del pas, mediante la produccin de alimentos, la creacin de industrias, la educacin y la organizacin de las finanzas.

De suerte que, durante la administracin de Plutarco Elas Calles se forman las centrales agrcolas, como un proyecto que, con moderna maquinaria y una organizacin cooperativista, deba mejorar la produccin del agro mexicano. Y estas, a principios de los aos treinta, se fusionan con las escuelas normales regionales, recibiendo el nombre de regionales campesinas [13], as como con las Misiones Culturales.

Dichas regionales tendran un plan de estudios de cuatro aos y estaran destinadas a formar tanto a maestros rurales como a tcnicos agrcolas, adems de que daran pe a la formacin de las normales rurales.

Acciones que se vern correspondidas desde la SEP, a cargo de Narciso Bassols, puesto que Bassols, lejos de adoptar una posicin conciliadora con la Iglesia Catlica, opt por aplicar y extender las prohibiciones a la educacin catlica, por lo que extendi el laicismo a gran nmero de escuelas Secundarias privadas que proliferaron a fines de 1920, as como reglamento el derecho de los sacerdotes a impartir enseanza en las escuelas primarias privadas.

En tanto que, respecto a la escuela rural, sta ocupara un lugar prioritario en 1928, de manera que recibir el 26% del presupuesto total de la SEP. Adems, se fundan diez escuelas normales regionales y se organiza la Escuela Nacional de Maestros bajo la direccin del maestro Lauro Aguirre, mismo que hara de dicha escuela, un importante centro de capacitacin para maestros rurales de primaria y escuelas tcnicas [14].

Bajo tal tesitura, despus de que en 1926, las regionales campesinas se transformaron, en normales rurales, seis aos despus ya habr 16 de ellas. Crendose la primera en Tacmbaro, Michoacn, en 1921, y al contar con el apoyo del general Francisco J. Mgica, ste dedic la mitad de su presupuesto a la educacin, logrando as duplicar el salario mnimo de los maestros cinco pesos diarios, que seran pagados puntualmente cada 15 das, hecho inslito hasta entonces.

Ocurriendo as, no obstante la oposicin manifiesta en los Cristeros, quienes auspiciados por hacendados y la Iglesia, se dedicaron a quemar escuelas, a asesinar y desorejar maestros, as como a violar maestras. Los curas las llamaban escuelas del diablo, y la Iglesia amenazaba con excomulgar a las familias de los inscritos, as como esparce rumores sobre prcticas inmorales en los internados.

Acciones que no obstante, una vez que el Estado logr derrotar a dicho movimiento religioso, los grandes terratenientes siguieron activos en la persecucin de profesores y el clero no ha desdeado oportunidad para hablar mal de ellos.

Enemigos, que desde entonces nunca darn cuartel a los normalistas rurales, y a los que se unen terratenientes, compaas mineras y empresas forestales, que aliadas con el clero han engaado y amenazado a los campesinos, hacindolos dudar de la labor del maestro [15].

Motivos por los cuales, ser maestro ha significado enfrentar no slo el aislamiento y las dificultades de habitar tierras lejanas, sino exponerse a la violencia de los que defienden el antiguo orden. Hasta configurarse la imagen del maestro que cargaba el libro en un brazo y un el rifle en el otro.

Mientras que por el lado del estudiantado, se contempl que estos fueran de origen campesino, esperndose con ello, que las normales rurales ofrecieran una oportunidad para escapar de la pobreza que ha caracterizado a la poblacin del campo, y que se ha atribuido a la supersticin y el alcoholismo.

Creyndose entonces que, los estudiantes al aprender, llevaran a sus comunidades nuevos hbitos de higiene e inculcaran nuevos modelos de organizacin domstica, hasta romper con el circulo de la pobreza. A la vez que se contribuiran al desarrollo rural, tras formar a maestros adiestrados en las ms modernas tcnicas agrcolas del momento.

Hechos a los cuales, para 1933 se le habr de sumar, con el ascenso el General Lzaro Crdenas a la presidencia (1934-1940), una visin socialista de la educacin, lo cual llegara a fortalecer el aspecto del maestro como un agente poltico, movilizador de los campesinos y los obreros.

No obstante la visin socialista, siempre vario entre un socialismo que tena la mstica creencia de que la escuela poda crear una nueva sociedad, a partir de entablar una lucha frrea contra el alcoholismo, la supersticin y el fanatismo religioso. Y por otra parte, una corriente que consideraba la orientacin socialista como una socializacin de los medios de produccin.

De modo que los maestros rurales, derivan en que, adems de ensear letras, posturas corporales, cocina e higiene, sern un importante agente de produccin al llevar consigo nuevas formas de cultivo, as como organiza las parcelas. Aspectos a los cuales tambin se les sumara el hecho de que sern un importante agente social, al intervenir en su comunidad como partero, confesor, asesor matrimonial y dems.

Avances en el normalismo rural y la educacin socialista que, conforme hemos visto en nuestras entregas anteriores, se agudizan las contradicciones del mismo sistema capitalista, los normalistas rurales sufrirn la misma suerte que padecer el campo.

Es decir, las normales rurales se vern en un franco retroceso, dado que, desde sus inicios stas fueron concebidas para complementar y fomentar el desarrollo agrcola. Pero, ante el temprano abandono de la reforma agraria (1940) y la supeditacin del desarrollo agrario para la industrializacin mixta del pas, tambin se vern condenados los normalistas a correr la misma suerte de abandono y represin que el campesinado.

De suerte que, le toca al propio Crdenas enfrentarse al fortalecimiento de la clase capitalista y sus fuertes presiones, para que rectificara las medidas populares y progresistas que aplica en educacin, el campo, energtico y el aparato poltico.

Manifestndose la presin del empresariado nacional, en contubernio con el norteamericano, cuando en 1937, propician una guerra civil, para intentar hacer a un lado al gobierno de Crdenas y derrotar las luchas de los trabajadores, mediante la figura de Saturnino Cedillo.

Movimiento que, no obstante contar con el respaldo de compaas petroleras, la burguesa mexicana, los agricultores ricos y hasta la embajada de Hitler, el levantamiento cedillistas sera derrotado, gracias a que los trabajadores brindaron su apoyo al gobierno [16].

Sin embargo, Crdenas se ver obligado a modificar sus polticas progresistas, en prcticamente todos los rdenes de su gobierno, conforme se suscita un cambio definitivo en la correlacin de fuerzas polticas y econmicas en el pas, que tendr como consecuencia el arribo del bloque derechista al poder en la figura de Manuel vila Camacho.

De manera que, pese a mantener su actitud combativa la clase trabajadora, sta perder influencia en la toma de decisiones del gobierno, dado que adems de perder el apoyo que tena en l, ser cada vez ms reprimida, hasta que se consolida la contrainsurgencia en su contra.

As, en 1944, Jaime Torres Bodet, como Secretario de Educacin, afn a la ideologa de Manuel vila Camacho [17] respecto a la unidad nacional, declara que Mxico era un todo, y que no poda admitir fragmentaciones que pudieran servir a los intereses de un grupo o de un partido. Por lo cual elimina de la constitucin el trmino de Educacin Socialista [18] .

Acciones que tendrn continuidad hasta 1958, puesto que durante el mandato de Adolfo Ruz Cortines, Bodet vuelve a ocupar el mismo cargo, y acorde con la postura del gobierno, ste se allano el camino para reformar el Artculo 3o constitucional, as como cambia los programas de las escuelas normales e invita a la iniciativa privada a participar en el esfuerzo educativo.

Todo lo cual se darn de la mano con la suspensin del reparto agrario en 1942, a partir de la emisin en el Cdigo Agrario de varias trabas para continuar con el reparto de tierras. Y a las cuales se le sumaran las emprendidas en 1946 por Miguel Alemn, quin al tomar posesin de la Presidencia de la Repblica, reforma el Artculo 27 Constitucional, en sus fracciones X, XIV y XV.

De suerte que, la fraccin XIV otorgara a los dueos y poseedores de predios agrcolas o ganaderos, en explotacin, la posibilidad de recibir un certificado de inafectabilidad, as como la facilidad de promover juicios de amparo contra la privacin o afectacin agraria ilegales de sus tierras o aguas [19].  

Hechos que coincidirn con el agravamiento de la situacin de los normalistas, hasta llegar a los aos 60 cuando las agresiones gubernamentales ya sern cotidianas. Motivos por los cuales, las normales rurales se sumaran al movimiento estudiantil de 1968, donde tendrn una participacin activa y destacada.

Y Gustavo Daz Ordaz en contra parte golpeara a los normalistas despus de la represin en Tlatelolco, al cerrar 15 de las 29 escuelas que haba, para ser convertidas en secundarias tcnicas bajo la consigna de que eran semilleros de guerrilleros y grupos armados.

Ms an, durante la dcada de los 70, Luis Echeverra, utilizar como referencia violenta y enemigos del Estado a personajes como Arturo Gmiz, Genaro Vzquez y Lucio Cabaas, lderes comunitarios y profesores normalistas que participaron en la organizacin de movimientos guerrilleros. Para difundir la idea de que las normales rurales eran formadoras de movimientos armados y no cumplan con el papel de escuelas.

Adems, muchos de los medios de comunicacin que han cubierto las luchas de los normalistas rurales ms recientes, no se han cansado de sealar a los estudiantes como revoltosos, jvenes holgazanes, y las escuelas como instituciones que pertenecen al mundo de ayer.

Y as, al gobierno se le ha facilitado desde entonces mantener una poltica de abandono, agresin y hostilidad, hasta obligar en los setentas a la Federacin de Estudiantes Campesinos Socialistas de Mxico (FECSM), a pasar a la clandestinidad. A lo cual se le aadir el hecho de que en 1982, cuando la mayora de las normales rurales se declara en huelga para exigir al gobierno lo mismo que en aos anteriores. ste responder igual que anteriormente, a partir de ataques por parte del Ejrcito y la polica contra los normalistas.

Situacin que deriva para 1922 en que slo se funden 43 normales rurales, tres centros normalistas regionales, tres normales urbanas, tres urbanas federalizadas y una normal indgena. Lo cual sumara un total de 53 escuelas, que nunca funcionaron al mismo tiempo, adems de que algunas fueron reubicadas o convertidas en secundarias tcnicas o universidades politcnicas.

Adems de que, utilizando distintos artilugios el gobierno federal en 93 aos ha logrado cerrar 35 normales. Por lo que hasta el 2016 slo funcionaban slo 16 normales rurales, un centro normal regional y la Normal Indgena de Chern, en Michoacn, instituciones que desde 2013 atienden a una poblacin que ronda los 6 mil 590 alumnos.

Hechos que contrastarn con el incremento exponencial de las normales privadas. De acuerdo con cifras oficiales, para 2007 haba 468 escuelas normales en todo el pas: 287 pblicas y 181 privadas que atendan a una poblacin de 160 mil estudiantes; cinco aos ms tarde haba 489 escuelas normales: 271 pblicas y 218 privadas, con una matrcula de 134 mil alumnos. Resultando ser entonces que, 16 normales pblicas dejaron de funcionar, y en contraparte se crearon 17 privadas [20].

Las normales rurales frente a la contrainsurgencia.

Los primeros ataques gubernamentales contra las normales rurales se darn despus de la expropiacin petrolera, realizada por el presidente Lzaro Crdenas, despus de ello, el gobierno les redujo el presupuesto drsticamente. Por lo que los estudiantes se vern viviendo en condiciones miserables y organizan una huelga general, una vez que haban pasado las elecciones presidenciales.

No obstante, la huelga ser levantada bajo la promesa de que destinaran recursos a las escuelas, promesa que no se cumplir con el gobierno del presidente Manuel vila Camacho (1940-1946), sino que por el contrario, se opt por una transformacin total de dichas escuelas, desapareciendo las regionales campesinas para formar por separado escuelas prcticas agrcolas y escuelas normales rurales, proceso que sera difcil para todas las escuelas, pero particularmente para la de Ayotzinapa.

De tal forma, a principios del ao escolar de 1941 los estudiantes de Ayotzinapa se estaban organizando para realizar una huelga con el objeto de exigir que la SEP otorgara a la escuela los recursos que haba prometido desde el ao anterior. Descontento al cual se le sumaria la noticia de que su escuela ya no sera regional campesina sino normal rural, as como se despide a su director por ser agrnomo y no profesor [21].

Para ser reemplazado por el nuevo director, el profesor Prez Guerrero, miembro del Frente Revolucionario de Maestros de Mxico (FRMM), y siendo el Frente una organizacin anticomunista recientemente creada, que adems contaba con el apoyo de algunos miembros del PRM.

De manera que, Prez Guerrero se dedicara a dividir a los estudiantes al formar el Bloque de Estudiantes Revolucionarios, ligado al FRMM. As como se ala con los comerciantes de Tixtla, lo cuales nunca haban favorecido la escuela porque reclamaban sus tierras como propias.

Ms an, dentro de tal entramado, Prez Guerrero denuncia que, durante los festejos de la muerte de Zapata los estudiantes haban quemado y ultrajado la bandera nacional para izar en su lugar una bandera rojinegra. Delito especialmente grave en tiempos de guerra mundial y de necesidad de la unin de todos los mexicanos.

Aadiendo adems que, la afrenta, haba sido organizada por los comunistas, ante lo cual, el gobierno estatal, el municipal, la SEP y el STERM inician investigaciones, al igual que el mismo Presidente de la Repblica.

De tal suerte, el 2 de mayo, el gobernador se presentar en la escuela con soldados y policas, sitindola para llevarse presos a seis estudiantes y tres profesores. Tomndose como pruebas recortes del peridico mural de la escuela, que tena propaganda de la Juventud Comunista, as como crticas a la poltica pro yanqui de Ezequiel Padilla (entonces Secretario de Relaciones Exteriores).

Levantndose cargos a los acusados por ultrajes a la insignia nacional, delitos contra la autoridad y asociacin delictuosa, ya que en la escuela, se deca, operaba una clula comunista. Sin demostrarse que la bandera fuese quemada, si se encontr que haba sido ultrajada [22].

Ante lo cual, los estudiantes se declararon en huelga, aunque en realidad muchas de las actividades de la escuela, particularmente las clases, estaban paradas porque no haban maestros: la planta docente estaba incompleta desde principios del ao escolar, varios maestros haban sido cesados pero no reemplazados por otros y para entonces otros tres estaban presos, as es que quedaban muy pocos, slo los aliados al director.

Para el 2 de julio, el Presidente vila Camacho, de gira por la entidad, visit la escuela de Ayotzinapa, y nueve das despus, gir una orden a la SEP, firmada por l mismo, la orden de cambiar de adscripcin al director y a todo el personal de la escuela, en su mayora del FRMM, adems de no permitir que regresaran los maestros ms radicales que haban sido cesados.

Hechos ocurridos en Ayotzinapa que seran conocidos como la gran calumnia, tambin se intentaran replicar en distintas escuelas del pas, a partir circularon quejas de acuerdo a la documentacin burocrtica de la SEP, de que se izaban banderas rojinegras y se entonaba La Internacional en lugar del Himno Nacional.

Particularmente, durante los mismos das que ocurri la gran calumnia en Ayotzinapa, en las escuelas de Tenera, Estado de Mxico, y la Normal Rural de Comitancillo, Oaxaca. Tambin se acus a los comunistas de ultrajar y menospreciar la bandera. Sin embargo, bast con un reporte diciendo que se quera realizar la misma mentira que en Ayotzinapa para que la SEP ya no mandara investigar de qu se trataba [23].

Situacin que se agudizara y tendr sus momentos ms lgidos aos ms adelante, durante el gobierno de Gustavo Daz Ordaz, gobierno que al igual que sus antecesores acusaran a las normales rurales de estar infiltradas por comunistas o dirigidas por los mismos.

No obstante, tambin sern agredidas en el ao 2000 durante el gobierno de Vicente Fox Quesada (El Mexe, Hidalgo) [24], Felipe Caldern Hinojosa (Ayotzinapa), hasta llegar a la desaparicin de los 43 normalistas de Ayotzinapa, perpetrada por narco-paramilitares, durante el actual mandato de Enrique Pea Nieto.

Ocurriendo as, pese a que, en los pliegos petitorios de los estudiantes, ms all de su formacin marxista, las demandas principales siempre han sido acadmicas y materiales: construccin de bibliotecas, compra de material didctico, reparacin de las aulas y de las secciones de dormitorio y comedor; incremento de la beca alimenticia; adquisicin de fotocopiadoras, aumento de la matrcula estudiantil y dems.

Pero ha sido durante el gobierno de Gustavo Daz Ordaz, al inicio de su administracin (1964), cuando han sido ms atacadas las normales rurales, de manera que, de las 37 escuelas que se encontraban organizadas en torno a la Federacin de Estudiantes Campesinos Socialistas de Mxico (FECSM): 29 normales rurales, dos centros normales regionales, tres normales urbanas federales y tres normales urbanas federalizadas. Al final de su mandato (1970) slo sobrevivirn 15.

De suerte que, durante el mandato de Daz Ordaz, la resistencia de estudiantes y campesinos se encontrara con las armas del Ejrcito, as como con los grupos de provocadores que ocuparon los planteles y persiguieron a los estudiantes.

Cerrando Daz Ordaz por la va de la represin 16 escuelas, adems de que meses antes, logra desligar a las normales urbanas de la FECSM. Lo cual derivara en que, para mediados de 1969, la FECSM debi pasar a la clandestinidad total y regresa en 1972 como organizacin semiclandestina, caractersticas que mantiene hasta la fecha.

Adems, como parte de las acciones para disminuir la capacidad de movilizacin de la FECSM, en agosto de 1966 se crea la Federacin Nacional de Normales Urbanas (FNNU). Y un ao despus, el gobierno organiz una Asamblea Nacional de Educacin Normal Rural que pretendi construir un modelo de normalismo para desaparecer los internados de las escuelas y terminar con huelgas y paros, reduciendo posibilidades de movilizaciones por alimento y hospedaje, controlar las becas e inscripciones y desaparecer la carga poltica-ideolgica.

Simultneamente, la Confederacin de Jvenes Mexicanos (CJM), ex aliada de la FECSM, se uni al gobierno diazordacista y pide la desaparicin de las normales, mediante un desplegado publicado en El Universal el 14 de marzo de 1968.

As, para noviembre, cuando los alumnos regresaban de vacaciones, las normales seran cerradas y su mobiliario extrado. En tanto que en Ayotzinapa, Guerrero y Caada Honda, en Aguascalientes las escuelas sitiadas por el Ejrcito, as como en otras se presentarn elementos de la 13 Zona Militar.

Acciones que desatan una huelga en 14 escuelas, logrndose as abrir las 15 que el gobierno haba cerrado. Pero an as, un ao ms tarde 13 escuelas seran convertidas en Secundarias Tcnicas Agropecuarias. Y al intentar recuperarlas, los estudiantes se enfrentaran a contingentes de por lo menos 200 campesinos priistas, mismos que adems estaran respaldados por el Ejrcito, el cual tomo las instalaciones junto con las policas locales, la DFS, el Servicio Secreto y la CNC.

Peor an, en 1968 la FECSM recibira el golpe ms duro, dado que se cerraran la mitad de sus escuelas, y slo sobrevivieron aquellas en las cuales sus vecinos, la mayora campesinos padres de los estudiantes, se solidarizaron para defenderlas. Desde entonces, el hostigamiento a las normales rurales no se ha detenido, sino que se mantiene el objetivo de cerrar la totalidad de ellas [25].

Sin olvidar que, la embestida contra las normales se inscribe dentro del ataque que tambin se gest contra el movimiento estudiantil de 1968 [26], de manera que junto a las otras instituciones de educacin en la Ciudad de Mxico, se ajustan cuentas con los combativos alumnos de las normales rurales de los estados de la Repblica.

Pero principalmente como una manifestacin de la nueva divisin del trabajo suscitada por esos aos, bajo los reajustes del mismo sistema capitalista. Hechos que podemos presumir ocurren hoy en da, pero exacerbados.

Toda vez que desde entonces la intencin gubernamental ha sido cerrar todas las escuelas, de las cuales ha logrado cerrar ms de la mitad, mientras que por otra parte le da prioridad a la apertura y promocin de escuelas como La Arkansas State University , en Quertaro.

Escuela que ser la primera universidad estadounidense con sede en el pas y se estima alberge a unos 1,500 alumnos, que comenzar a recibir en agosto de ste ao [27].

Resultando entonces que, histricamente el campo mexicano y las normales rurales, han corrido la misma suerte, ambos condenados a la subordinacin y desaparicin por el gobierno federal, ante las demandas del capital internacional, particularmente el estadounidense.

As, destaca el hecho de que hoy en da, en los campos agrcolas de Sonora, Baja California, Sinaloa, Jalisco y Chihuahua los de mayor produccin en Mxico prevalece un modelo de explotacin y desigualdad que se ha fortalecido durante aos. A partir de que, un puado de empresarios se ha valido de sus conexiones polticas para incrementar su dominio, obteniendo subsidios gubernamentales para mejorar la produccin [28], mientras que mantienen a sus jornaleros en condiciones indignas, inseguras y de explotacin laboral.

Los trabajadores tienen contacto con plaguicidas, careciendo de ropa adecuada para protegerse del dao de los qumicos. Adems de que, los empresarios contratan a los jornaleros a travs de enganchadores, con la intencin de evadir cualquier responsabilidad en caso de accidentes o inconformidades laborales.

Ms toda va, los empleados de la tercera edad no cuentan con una pensin porque nunca han estado inscritos al seguro social, resultando estar as condenados a una vejez en la miseria. Y el sueldo es tan bajo ente 6 y 10 dlares- que no les alcanza ni para adquirir una canasta bsica, adems de que en el caso de las mujeres, stas sufren acoso sexual.

Y para aumentar an ms sus ganancias, los grandes empresarios han acaparado los subsidios del principal programa de apoyo al campo, Proagro, antes conocido como Procampo. Subsidio gubernamental que surgi como un apoyo compensatorio para los pequeos productores ante la apertura mercantil del Tratado de Libre Comercio de Amrica del Norte en 1993.

Pero, dicho subsidio no obstante haber repartido a nivel nacional 58.702 millones de pesos (3.261 millones de dlares) en los ltimos cinco aos, no ha cumplido con el propsito de incrementar la productividad agrcola porque ha beneficiado a quienes ms tienen y ha dejado fuera a los que realmente lo necesitan.

Tan slo en Sonora, el exsecretario de Agricultura, Hctor Ortiz Ciscomani, benefici a sus empresas con unos 30 millones de pesos (1,6 millones de dlares) derivados de diversos subsidios gubernamentales.

Sumado a tal situacin de desigualdad, se encuentra la concentracin del agua en pocas manos, igualmente en Sonora, pequeos productores han tenido que vender sus tierras al quedarse sin concesiones de agua para sus cultivos. Mientras que en Chihuahua, los rarmuris han tenido que abandonar la sierra tarahumara y sus cultivos de autoconsumo ante la violencia que azota la regin, para desplazarse a otras localidades y emplearse como jornaleros [29].

Todo lo cual se enmarca dentro de la divisin del trabajo y el abandono del campo, impuesto por los grandes capitales. Orientacin en la que se suscribe Elba Esther Gordillo y en su momento lanza la propuesta de convertir a las normales en instituciones para la formacin de tcnicos en turismo [30] , as como la proliferacin del estudio de Chef.

 

Bibliografa.

Aguirre Beltrn Gonzalo. Teora y prctica de la educacin indgena. Sep Setenteas, 1973.

Solana Fernando, Cardiel Reyes Ral y Bolaos Martnez Ral (coordinadores). Historia de la educacin pblica en Mxico Tomo I y II. SEP/80, Fondo de Cultura Econmica, 1982.

De la Vega R. Hctor (editor). Educacin, rebelda y resistencia. Ediciones Unos, 2014.

Lechuga Graciela (compiladora). Ideologa educativa de la Revolucin mexicana. UAM-Xochimilco. 1984.

Zoraida Vzquez Josefina, Tanck de Estrada Dorothy, Staples Anne, Arce Gurza Francisco. Ensayos sobre historia de la educacin en Mxico. El Colegio de Mxico, 1981.

Martnez Della Rocca Salvador (coordinador). Educacin y desarrollo. La ideologa del Estado mexicano. Editorial Lnea, UAG, UAZ, 1983. 

Santiago Sierra Augusto. Las misiones culturales. Sep Setentas, 1973.

 

Hemerografa.

Revista Estudios Latinoamericanos, Aos VI y VII, nm. 12-13, julio-diciembre 1999/enero-junio 2000.

Revista Estrategia, nmero 18, ao III, Vol. 3. Noviembre-diciembre 1977.

No. 463 3ra Semana Agosto 2016 Ao: XI Cuarta ... - WordPress.com

https://nuestrotiempotoluca2.files.wordpress.com/2015/11/463.pdf

Normalistas, reprimidos desde hace seis dcadas en Mxico ...  

https://www.publimetro.com.mx/.../normalistas-reprimidos-seis-decadas-mexico.html

 

Notas

[1] En referencia a los refinamientos hechos por Joseph Lancaster en Inglaterra a principios del siglo XIX.

[2] Una de las escuelas particulares que ms tiempo duro fue la del mexicano Luis Octavio Chousal, preceptor y miembro de la Compaa Lancasteriana. Desde 1809 se dedic a la enseanza de sordomudos, en 1818 organizo un escuela, y en 1842 abri otra para nios de cuatro a doce aos de edad, donde aprendan a leer, escribir, contar, historia sagrada, doctrina cristiana, moral, buenas costumbres, civilizacin y urbanidad, gramtica castellana, caligrafa, lgica, retrica y dibujo. Informacin extrada de: Zoraida Vzquez Josefina, Tanck de Estrada Dorothy, Staples Anne, Arce Gurza Francisco. Ensayos sobre historia de la educacin en Mxico. El Colegio de Mxico, 1981. Pg. 138.

[3] Zoraida Vzquez Josefina, Tanck de Estrada Dorothy, Staples Anne, Arce Gurza Francisco. Ensayos sobre historia de la educacin en Mxico. El Colegio de Mxico, 1981. Pp. 119-143.

[4] Martnez Della Rocca Salvador (coordinador). Educacin y desarrollo. La ideologa del Estado mexicano. Editorial Lnea, UAG, UAZ, 1983. Pg. 43.

[5] Durante el gobierno de Gmez Faras adems se decret: el 12 de octubre de 1833 la extincin del Colegio de Santa Mara de Todos los Santos (cuyos bienes se invertiran en la educacin pblica); 19 de octubre del mismo ao, se suprime la Universidad de Mxico y se establece la Direccin General de Instruccin Pblica para el Distrito y Territorios de la Federacin; el 23 de octubre se establece la libertad de enseanza y se autoriza al gobierno a arreglar la Enseanza Pblica en todos los ramos, en el distrito y territorios, el 24 se decreta la organizacin de la Biblioteca Nacional; el 19 de diciembre de 1883 se destina la escuela de primeras letras, el establecimiento de estudios ideolgicos y la enseanza de artesanos; el 10 de febrero de 1834, se establece en el Colegio de San Ildefonso una escuela nocturna para la enseanza de artesanos adultos y el 2 de junio del mismo ao se establece el Reglamento general para sistematizar la instruccin pblica en el Distrito Federal. Informacin extrada de: Martnez Della Rocca Salvador (coordinador). Educacin y desarrollo. La ideologa del Estado mexicano. Editorial Lnea, UAG, UAZ, 1983. Pp. 44-45.

[6] La primera Normal en el sentido estricto de su planeacin formativa se estableci en 1885, en Jalapa, Veracruz, y de la cual sera su director Enrique C. Rebsamen, mismo que puso especial nfasis en dotar a los programas de contenidos pedaggicos, as como impulsa la combinacin entre teora y prctica. Informacin extrada de: De la Vega R. Hctor (editor). Educacin, rebelda y resistencia. Ediciones Unos, 2014. Pg. 54.

[7] Martnez Della Rocca Salvador (coordinador). Educacin y desarrollo. La ideologa del Estado mexicano. Editorial Lnea, UAG, UAZ, 1983. Pp. 48-49.

[8] Los entonces alumnos de la Escuela Nacional de Maestros, ante la toma del poder en febrero de 1913, por Victoriano Huerta, que deja una secuela de arbitrariedades cometidas por el Secretario de Instruccin Pblica, Nemesio Garca Naranjo, contra los docentes y alumnos. Deciden organizarse de forma clandestina y redactan un documento poltico que se llam: Acta Constitutiva de la Junta Revolucionaria de Santa Julia.

[9] De la Vega R. Hctor (editor). Educacin, rebelda y resistencia. Ediciones Unos, 2014. Pp. 56-58.

[10] Solana Fernando, Cardiel Reyes Ral y Bolaos Martnez Ral (coordinadores). Historia de la educacin pblica en Mxico Tomo I. SEP/80, Fondo de Cultura Econmica, 1982. Pp. 200-207.

[11] Durante el porfiriato existi la Secretara de Instruccin Pblica, que se ocupaba nicamente de la educacin de las clases que detentaban la riqueza y el poder poltico, circunscribindose su funcin en mayor medida al Distrito Federal. Mientras que la educacin rural en el resto del pas, estaba a cargo de la Iglesia Catlica y de los exiguos erarios de los Estados. Dichas escuelas eran conocidas como rudimentarias o peor es nada, dirigidas a imponer la castellanizacin directa y una matemtica elemental. Durante el rgimen de Venustiano Carranza se suprime dicha Secretaria, el 30 de abril de 1917.

Y ya durante el mandato de lvaro Obregn, en 1921 se crea la SEP, que incluir el Departamento de Educacin y Cultura Para la Raza Indgena, y estara a cargo de Jos Vasconcelos. Pero dado que prevalece un analfabetismo de cerca de un 72% en el pas, a causa de la marginacin de la gente del campo, la creacin de las primeras escuelas para su educacin, se ver como una misin religiosa, apostlica, que se lanza a todos los rincones de la Repblica.

As, dentro del primer presupuesto de la SEP aparecen las plazas de 31 delegados instaladores de escuelas que fueron ubicadas en los estados y territorios; 3 consejeros tcnicos de enseanza primaria y normal; 3 inspectores generales; 6 maestros instaladores de escuelas rudimentarias y 50 maestros misiones ambulantes. Para abril de 1922, habr ya 77 misioneros y 100 maestros rurales residentes. Su labor consisti en localizar los centros indgenas de mayor poblacin, seleccionar a los maestros, recomendar la clase de conocimiento que deba impartirse y dar cuenta a las autoridades de la Secretaria de Agricultura, del estado en que se encontraban las tierras, los cultivos y las industrias nativas. Informacin extrada de: Santiago Sierra Augusto. Las misiones culturales. Sep Setentas, 1973. Pp. 9-12.

Rafael Ramrez, encargado de las Misiones Culturales entre 1927-1935, ser uno de los principales tericos de la escuela rural.

[12] Aguirre Beltrn Gonzalo. Teora y prctica de la educacin indgena. Sep Setenteas, 1973. Pp. 94-106.

[13] Redalyc.Las normales rurales: historia y proyecto de nacin - ITESO

https://www.iteso.mx/.../0/Normales+en.../dedf04e5-d25f-4fa5-9b00-ea6694728456

[14] Zoraida Vzquez Josefina, Tanck de Estrada Dorothy, Staples Anne, Arce Gurza Francisco. Ensayos sobre historia de la educacin en Mxico. El Colegio de Mxico, 1981. Pp. 173-191.

[15] No. 463 3ra Semana Agosto 2016 Ao: XI Cuarta ... - WordPress.com

https://nuestrotiempotoluca2.files.wordpress.com/2015/11/463.pdf

[16] Martnez Della Rocca Salvador (coordinador). Educacin y desarrollo. La ideologa del Estado mexicano. Editorial Lnea, UAG, UAZ, 1983. Pp. 114-116.

[17] El avilacamachismo considerar un dolor de cabeza a la Federacin de Estudiantes Campesinos Socialistas de Mxico (FECSM), surgida de la Central Campesina de El Roque, en Guanajuato (1935) y formada por alumnos de todas las escuelas normales rurales. No. 463 3ra Semana Agosto 2016 Ao: XI Cuarta ... - WordPress.com

https://nuestrotiempotoluca2.files.wordpress.com/2015/11/463.pdf

[18] Lechuga Graciela (compiladora). Ideologa educativa de la Revolucin mexicana. UAM-Xochimilco. 1984. Pg. 109.

[19] Paz Snchez Fernando. El campo y el desarrollo econmico de Mxico. Editorial Nuestro tiempo, 1995. Pp. 61-62.

[20] No. 463 3ra Semana Agosto 2016 Ao: XI Cuarta ... - WordPress.com

https://nuestrotiempotoluca2.files.wordpress.com/2015/11/463.pdf

[21] Honores y ultrajes a la bandera: la escuela entre la ... - UFJF

www.ufjf.br/revistaedufoco/files/2011/05/Artigo-021.pdf

[22] Honores y ultrajes a la bandera: la escuela entre la ... - UFJF

www.ufjf.br/revistaedufoco/files/2011/05/Artigo-021.pdf

[23] Honores y ultrajes a la bandera: la escuela entre la ... - UFJF

www.ufjf.br/revistaedufoco/files/2011/05/Artigo-021.pdf

La Jornada: Larga historia de agresiones a normales rurales

www.jornada.unam.mx/2011/12/18/opinion/004a1pol

[24] La normal rural Luis Villareal El Mexe, cuando, en enero del 2000, los estudiantes exigan una expansin de becas y el gobierno de Hidalgo respondi cortando el agua, el gas y la comida al internado. Poco despus se trat de cerrar la normal. El gobierno mand granaderos para apoderarse de El Mexe.

En julio de 2008, el gobierno logr cerrar El Mexe. Pocas semanas despus se enfrent a las movilizaciones de maestros que en diversas partes de la Repblica organizaron huelgas, plantones, bloqueos de carretera y manifestaciones en contra de la Alianza por la Calidad Educativa () propuesta por Elba Esther Gordillo, presidenta del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educacin (SNTE).

[25] No. 463 3ra Semana Agosto 2016 Ao: XI Cuarta ... - WordPress.com

https://nuestrotiempotoluca2.files.wordpress.com/2015/11/463.pdf

En 1969 vendra el golpe definitivo: 13 escuelas seran separadas del ciclo lectivo para transformarse en secundarias tcnicas agropecuarias. De nueva cuenta las autoridades esperaron un periodo vacacional para decretar el cierre. Tomaron en cuenta el informe previo sobre las comunidades agrarias circunvecinas a cada normal. Las que estaban rodeadas de ejidos o comunidades pristas fueron las ms vulnerables.

Un listado, sin fecha y sin folio legible, enlista las normales sentenciadas a desaparecer (formalmente para convertirse en secundarias): La Huerta, Michoacn; Galeana, Nuevo Len; Champusco, Puebla; Palmira, Morelos; Santa Teresa, Coahuila; Huchiapan, Hidalgo; Reyes Mantecn, Oaxaca; Salaices, Chihuahua; San Diego Tekax, Yucatn; Tamatn, Tamaulipas; Xocoyucan, Tlaxcala; Zaragoza, Puebla; Jalisco, Nayarit, y Perote, Veracruz.

Informacin extrada de: Golpe de mano contra el normalismo rural Contralnea

www.contralinea.com.mx Home A-Interna D

[26] Desde febrero de 1968, las escuelas normales rurales se encontraban movilizadas. El movimiento estudiantil que cimbrara al pas haba iniciado ya, aunque no en la Ciudad de Mxico, donde an no se vislumbraran manifestaciones. La agitacin estudiantil haba comenzado en los estados de la Repblica: las normales rurales estaban en lucha por mejorar sus condiciones materiales y slo encontraban represin. Demandaban el cumplimiento del pliego petitorio presentado a la Secretara de Educacin Pblica (SEP) desde 1962.

A pesar de que las autoridades educativas federales se haban comprometido por escrito a resolver cada una de las demandas, cada ao les decan a los estudiantes que no se contaba an con el presupuesto para solventar los requerimientos materiales.

Informacin extrada de: Golpe de mano contra el normalismo rural Contralnea

www.contralinea.com.mx Home A-Interna D

[27] Con colegiaturas de menos de 100,000 pesos, competir con otras universidades privadas que imparten licenciaturas similares. Sus titulaciones sern vlidas Estados Unidos y Mxico. Los estudiantes estn registrados como parte del alumnado de la Arkansas State University en Estados Unidos y utilizarn el mismo programa, instruido en su idioma original, explica Edmundo Ortiz, director de la universidad en Mxico.

La universidad impartir ocho carreras y dos maestras: Ingeniera Elctrica, Ciencias Biolgicas, Administracin de Empresas, Ingeniera Mecnica, Biotecnologa, Negocios Internacionales, Qumica, Comunicacin Estratgica y, como posgrados, Ingeniera Administrativa, adems de un MBA.

Informacin extrada de: Quertaro tendr la primera universidad de EU en Mxico | Expansin

https://expansion.mx/.../la-universidad-estatal-de-arkansas-arrancara-en-mexico-en-20...

[28] Los fondos del Programa Especial Concurrente para el Desarrollo Rural Sustentable (PEC), que es el principal ramo de recursos en los programas de la Secretara de Agricultura, Ganadera, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentacin (Sagarpa), benefician en su mayora a las grandes empresas del sector agropecuario, mientras los pequeos campesinos reciben la menor parte de los recursos.

Respecto al destino de los programas enfocados slo al fomento productivo, los pequeos productores slo reciben 1.1 por ciento de los recursos, ante 96 por ciento destinado a los grandes productores y 2.6 a campesinos en transicin. La jornada mircoles 21 de febrero de 2018.

[29] El Pas. CAMPO MEXICANO. Un retrato de desigualdad, explotacin e impunidad. Por: Zorayda Gallegos.

[30] Redalyc.Las normales rurales: historia y proyecto de nacin - ITESO

https://www.iteso.mx/.../0/Normales+en.../dedf04e5-d25f-4fa5-9b00-ea6694728456

Ramn Csar Gonzlez Ortiz es Socilogo y Maestro en Estudios Polticos y Sociales por la Facultad de Ciencias Polticas y Sociales de la UNAM.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter