Portada :: Cultura
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 24-02-2018

In memoriam
En la muerte del profesor, filsofo, traductor y germanista Jacobo Muoz Veiga (1942-2018)

Salvador Lpez Arnal
Rebelin


Muchas muertes, demasiadas. Las prdidas siguen ardiendo en este desolado mes de febrero.

Esta pasada noche, la del 23 de febrero, nos ha dejado el maestro y filsofo Jacobo Muoz Veiga (1942-2018), uno de los grandes amigos y compaeros de Manuel Sacristn, Francisco Fernndez Buey y Antoni Domnech. Muchas aventuras, muchos proyectos juntos; mucha lucha antifascista en comn. Y muchos riesgos.

La presencia de Jacobo Muoz en Barcelona, a principios de los aos setenta, represent un revolcn, una verdadera renovacin de la enseanza de la filosofa y del filosofar en aquella neotomista y ms que derechista (con excepciones que no se olvidan) Facultad de Filosofa de la Universidad de Barcelona. Nadie haba explicado Ludwig Wittgenstein como l lo explicaba. Pocos profesores hablaban con su diccin y sabidura.

Yo no pude escucharle entonces. Me lo explicaron dos amigos que fueron discpulos y amigos suyos: Toni Domnech y Enrique Ruiz Capillas.

Luego he sabido de su inmenso trabajo de traductor, en compaa de Manuel Sacristn, tambin para Grijalbo en muchos momentos.

Pocos germanistas como l. Muy pocos filsofos espaoles han conocido como l conoca filosofa alemana del siglo XX.

Supe tambin que se la jug en muchos momentos durante el fascismo. Cuando su amigo Manuel Sacristn, miembro del comit ejecutivo del PSUC en la segunda mitad de los sesenta, tena que huir y esconderse se refugiaba en su casa. Nos explic detalles, hermosos detalles de esos das en una conversacin posterior.

Vinieron luego la etapa de Materiales y su libro, que an conservamos y releemos: Lecturas de filosofa contempornea. Yo era entonces muy joven. No lo entend muy bien pero me impact. Me abri mundos filosficos.

Hubieron disputas despus. Se discutieron los miembros del consejo editor de la revista y de la editorial asociada. Un mal momento, dolorosos desencuentros. Paco Fernndez Buey me coment aos despus que las dimensiones que adquirieron aquellas discrepancias, aquella separacin no era justa ni ajustada.

Conserv una carta que le dirigi a Manuel Sacristn a principios de los ochenta. Su devocin y amistad por l no tena lmites.

Se encontr de nuevo con algunos de aquellos amigos, muchos aos despus, en el Crculo de Bellas Artes, en las jornadas que Carolina del Olmo y Csar Rendueles organizaron en el vigsimo aniversario del fallecimiento de Sacristn.

Poco antes le habamos entrevistado (lo hizo Xavier Juncosa) para "Integral Sacristn". Jacobo Muoz aparece poco en los documentales pero la entrevista (a la disposicin de quien lo desee) es magnfica. Muy buena, de verdad. No exagero. Cuando Muoz se pona estupendo como filsofo, se pona muy estupendo.

Conservo el recuerdo de su llamada cuando editamos Sobre dialctica de Manuel Sacristn en el Viejo Topo. Me felicit por la publicacin y por el prlogo. Le estuve muy agradecido; le estoy muy agradecido.

Le vi tambin en unas jornadas que organiz el profesor Jos Luis Moreno Pestaa en la facultad de filosofa de la Universidad de Cdiz. Con Francisco Vzquez Garca. Filsofo como siempre, tal vez en algn momento demasiado clsico como conferenciante (el mundo informtico le era extrao), era una conversador excepcional. Sin cansancio posible. Horas y horas, sobre cualquier tema. Nada humano le era ajeno, nada le era desconocido. Vala la pena escucharle. Se estuviera de acuerdo o no con posiciones polticas, que fueron cambiando con los aos, que no permanecieron inmutables en el tiempo, no haba en l una gota de dogmatismo ni de sectarismo. Escuchaba. A la gente ms joven tambin. A Moreno Pestaa por ejemplo.

Aos despus me pidi una colaboracin en un libro, del que fue coeditor junto a Francisco Jos Martn, sobre la obra de su amigo. Lo llam, el ttulo seguro que es suyo, Manuel Sacristn. Razn y emancipacin. Las generosas palabras de la presentacin que me dedic son suyas. Le llam, emocionado, muy emocionado, para agradecrselas.

Le he ledo algunos artculos y algunas antologas y aproximaciones a Marx. Con conocimiento de causa, como siempre.

Josefina Samper, Javier Navascus, Jaume Botey, Jacobo Muoz, Hace meses Toni Domnech, antes Antoni Beltrn y Jess Mostern, Paco Fernndez Buey en 2012. Muchos maestros, muchos referentes, muchos amigos que nos dejan.

Nos quedamos muy hurfanos, muy solos.

Si nos recomponemos, como dijo un da Manuel Sacristn, qu somos?, de qu estamos hechos? De ellos, de gentes como ellos. Todos ellos nos han hecho, de todos ellos hemos aprendido.

A Jacobo Muoz le gustaba mucho el "A los por nacer" de Brecht. Probablemente lo recitaran juntos alguna vez con Sacristn. En alemn por supuesto. La tercera parte del poema, en la traduccin de su amigo, dice as:

Vosotros, los que surgiris del pantano

en que nosotros hemos sucumbido

pensad,

cuando hablis de nuestras debilidades,

tambin en el tiempo de tinieblas

del que os habis librado.

 

Porque a menudo, cambiando de patria ms que de sandalias

fuimos desamparados a travs de la guerra de las clases,

cuando todo era injusticia y faltaba la clera.

 

Mas no por ello ignoramos

que tambin el odio contra la vileza

desencaja al rostro,

que tambin la clera contra la injusticia

enroquece la voz. S, nosotros,

que queramos preparar el terreno a la amistad

no pudimos ser amistosos.

Vosotros, cuando se llegue a tanto

que el hombre sea un apoyo para el hombre,

pensad en nosotros

con indulgencia.

El prepar, junto a otros, el terreno a la amistad en tiempos de injusticia y de clera. Y fue amistoso, muy amistoso.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter