Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: Turqua
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 24-02-2018

Afrin, el pantano de Erdogan

Leandro Albani
Kurdistn Amrica Latina


Una caravana de camionetas artilladas de las Fuerzas Populares, leales al presidente Bahsar Al Assad, arribaron el martes al cantn kurdo de Afrin, en el norte de Siria. El arribo de la larga fila de Toyotas se dio ante la mirada de los milicianos de las Unidades de las Proteccin del Pueblo (YPG/YPJ), que desde hace ms de un mes defienden la regin de los bombardeos lanzados por Turqua y de las incursiones de Al Qaeda y el Ejrcito Libre Sirio (ELS).

Ondeando banderas de la Repblica rabe Siria y con armamento pesado y fusiles Kalashnikov, los combatientes ingresaron por el cruce de Al-Ziyara, al norte de la ciudad de Nubl. El mismo da, la agencia de noticias estatal siria SANA inform que la arterilla de las fuerzas turcas bombardearon a las Fuerzas Populares. El ataque turco fue confirmado por las agencias kurdas ANF y Anha, que indicaron que el ataque se cobr la vida de dos miembros de las Fuerzas Populares y otros tres resultaron heridos.

Nouri Mahmoud, portavoz de las YPG, confirm la llegada de los refuerzos y dijo que el gobierno atendi el llamado de enviar tropas. Mahmodu tambin explic que las unidades militares se concentrarn en la frontera para defender la unidad territorial de Siria.

Quien se refiri al ataque contra las fuerzas sirias en Afrin fue el propio presidente turco, Recep Tayyip Erdogan. Se vieron alrededor de una docena de camionetas movindose hacia Afrin. Pero luego hubo bombardeos y tuvieron que regresar, declar el mandatario, que unos das antes haba asegurado que si las tropas sirias ingresaban al cantn kurdo el ejrcito turco no dudara en atacarlas.

Desde hace varios das, las noticias sobre un acuerdo entre las autoridades de la Federacin Democrtica del Norte de Siria (FDNS) y Damasco recorren los medios de todo el mundo. Medios estatales sirios haban anunciado el arribo inminente de un contingente a Afrin, luego de que las milicias kurdas y de otras nacionalidades que solicitaran al Ejecutivo el envo de tropa para contener los ataques de Turqua.

Con la llegada de las fuerzas leales a Damasco, el conflicto sirio -que est por cumplir siete aos- suma una nueva jugada en un tablero de ajedrez sostenido por finas capas de hielo que se van resquebrajando con el paso de los das.

Tres horas de tensin

Limar asperezas y rebajar las tensiones que vienen creciendo desde hace meses a paso acelerado. Esa fue la misin del titular del Departamento de Estado norteamericano, Rex Tillerson, durante su visita oficial a Turqua los das 15 y 16 de febrero. Durante tres horas, Tillerson se reuni con el presidente Recep Tayyip Erdogan, quien estuvo acompaado por el canciller turco, Mevlt avuşoğlu, nico testigo de una conversacin que, entre varios temas, tuvo como punto de preocupacin la situacin en Afrin. Y no es para menos. El gobierno turco acusa a Washington de respaldar a las YPG/YPJ, calificadas por Ankara como terroristas. Mientras tanto, la Casa Blanca sigue respaldando a este grupo, que es el principal componente dentro de las Fuerzas Democrticas de Siria (FDS), el grupo de autodefensa de la FDNS.

Aportando al segundo ejrcito ms poderoso dentro de la OTAN, Turqua sabe que su autoridad no es menor en el plano militar. Por eso, las duras declaraciones de Erdogan contra la administracin de Donald Trump llevaron a Tillerson a viajar a Ankara e intentar bajar los decibelios entre ambos pases.

En la actualidad, las tropas enviadas por Washington se encuentran apostadas en la ciudad de Manbij, liberada por las FDS en abril del ao pasado, luego de que la poblacin local solicitara su intervencin. Durante tres aos, el Estado Islmico (ISIS) gobern Manbij, de mayora rabe, con mano de hierro. La derrota de ISIS despus de 73 das de combate contra las FDS fue uno de los ltimos golpes de gracia recibidos por la organizacin del misterioso Abu Bakr Al Baghdadi.

Un da antes del arribo de Tillerson a Turqua, el gobierno de Erdogan propuso a Estados Unidos una accin militar conjunta para liberar esa localidad de los terroristas. En el lenguaje de Erdogan, esta iniciativa es barrer, a sangre y fuego, con la propuesta de autogobierno que los kurdos sostienen en el norte de Siria.

En un mapa de alianzas voltiles, y marchas y contramarchas continuas, los kurdos consideran que Estados Unidos necesita estabilizar su relacin con Turqua, para de esa forma tener un punto de apoyo en un futuro ataque contra Irn. Pero al mismo tiempo, Washington desconfa de Ankara y sus reflotados acuerdos militares y comerciales con Rusia, el gran jugador dentro de Siria. Lo que los kurdos saben con certeza es que si Afrin cae ante el ejrcito turco, Estados Unidos no vacilar en entregar Manbij a Erdogan, una posibilidad que no estara mal vista por Rusia. Desde hace bastante tiempo, las fuerzas turcas, en alianza con remanentes de ISIS, mantienen el control de la fronteriza Jarablus y de la ciudad de Al Bab, cercanas a Manbij y a Alepo. Si Afrin y Manbij son conquistadas por Turqua, la FDNS recibira un fuerte golpe a sus aspiraciones polticas y sociales basadas en la democracia, el respeto a todas las etnias y religiones, y con una participacin activa de las mujeres- que, pese a la guerra, viene desarrollando desde su creacin hace dos aos. Adems, se alejara todava ms la posibilidad de unir los tres cantones kurdos.

Si bien el viceprimer ministro y portavoz del gobierno turco, Bekir Bozdag, descart una operacin contra Manbij, nadie puede asegurar que esto se cumpla. Hay que recordar que, hasta el da de hoy, Erdogan afirma que su lucha es contra ISIS, aunque sus fronteras siempre estuvieron abiertas para el trfico ilegal de petrleo que el Califato robaba en Siria.

A las calles

Miles de personas movilizadas. Las imgenes conmueven. Son hombres, mujeres, nios y ancianos de Afrin, que desde sus aldeas marchan casi todos los das para repudiar los ataques de Turqua. Pero no son slo ellos. Otros miles de pobladores de Alepo, la segunda ciudad en importancia en Siria, comenzaron el lunes una larga marcha hacia el cantn kurdo, para demostrar su respaldo a los habitantes de la regin.

Creacin fructfera o bendicin, ese es el significado de Afrin en kurdo. No es para menos. Sus valles y ros permiten que en esa tierra se puedan sembrar frutas y verduras. Los olivares, que Turqua se empea en bombardear, son la principal produccin del cantn, habitado por un milln y medio de personas, y conformado por ms de 300 aldeas. En Afrin, vivir en comunidad, un anhelo que los kurdos llevan marcado en la piel, no es tan extrao como en otras zonas de Medio Oriente.

Cuando Siria llegaba a su implosin en 2011, con las revueltas que ponan en vilo al pas y su posterior correlato de crisis permanente, en el norte sirio (Rojava, en kurdo) ya se gestaba un cambio sistmico que los kurdos planeaban haca aos. Y cuando el ejrcito sirio se retir de Rojava y se abrieron paso los grupos terroristas primero Al Qaeda y despus ISIS-, los kurdos no dudaron en liberar la regin -que comparte una frontera de 900 kilmetros con el Kurdistn turco (Bakur)- e iniciar la construccin de sus propias instituciones gubernamentales y sus milicias de autodefensa.

Afrin es una regin de suma importancia. Por un lado, pali las necesidades alimenticias de los cantones de Kobane y Jazira cuando eran asediados por los terroristas, pero tambin permiti el ingreso de 500 mil refugiados que huan de todas partes de Siria.

El 20 de enero pasado, el presidente Erdogan asegur que en tres das Afrin estara bajo su control. Pas ms de un mes y las tropas turcas, junto al ELS y Al Qaeda, apenas sobrepasaron cinco kilmetros de la frontera. El estancamiento del ejrcito no es un inconveniente para Erdogan, quien hace gala de su incursin en el arte de la mentira: hace unos das afirm que las tropas turcas controlaba 300 kilmetros cuadrados de Afrin.

Los informes peridicos de las Fuerzas Democrticas de Siria demuestran que las fuerzas de Ankara reciben golpes certeros sobre el terreno. Esta semana, al menos 70 soldados fueron abatidos y se calcula que 100 integrantes de grupos terroristas cayeron en los combates contra las FDS.

Hasta el cierre de esta edicin, el Centro de Salud de Afrin haba contabilizado 170 civiles muertos por los bombardeos y 470 heridos por las incursiones turcas.

La denuncia ms preocupante difundida por las autoridades de Afrin tiene que ver con ataques que se podran haber llevado a cabo con gases qumicos. El Consejo de Salud de Afrin alert de la existencia de huellas de ataques con gas cloro en la aldea de Erende, segn relat en conferencia de prensa el doctor Xelil Sabri, directivo del hospital Avrin. Como resultado de la inhalacin de gases qumicos txicos, los heridos fueron sofocados, adems de los sntomas de araazos e irritacin en la piel, explic Sabri.

Haremos de Afrin el segundo Vietnam para el segundo ejrcito ms grande de la OTAN, declar el 12 de febrero el comandante de las YPG, Man Egd. Y hacia ese final parece embarcado Erdogan.


Fuente original: http://kurdistanamericalatina.org/afrin-el-pantano-de-erdogan/

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter