Portada :: Cultura
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 28-02-2018

Entrevista a Martn Rodrigo y Alharilla sobre Negreros y esclavos. Barcelona y la esclavitud atlntica (siglos XVI-XIX) (y II)
Una parte importante de las lites europeas actuales hunde las races de su historia familiar en la trata esclavista en Amrica

Salvador Lpez Arnal
El Viejo Topo


Martn Rodrigo y Alharilla es profesor titular de Historia Contempornea de la Universidad Pompeu Fabra y acadmico correspondiente extranjero de la Academia de la Historia de Cuba. Entre sus numerosas publicaciones, cabe destacar: Los Goytisolo, una prspera familia de indianos, Madrid, Marcial Pons, 2016. 

***

Nos habamos quedado aqu. Abres tu presentacin con una explicacin sobre los antecedentes negreros del que fuera presidente de la Generalitat de Catalunya, Artur Mas i Gavarr, uno de los lderes del actual secesionismo cataln. Te cito: "Aquel timn [el que llev Mas a su despacho presidencial] podra haber sido, por ejemplo, en del falucho Pepito, un velero mercante de construccin catalana que tras zarpar de Barcelona bajo el mando de Joan Mas [Roig, de segundo apellido, el tatarabuelo de Mas] y en apenas cinco meses (entre julio y diciembre de 1844) haba conseguido llevar a 825 esclavos desde las costas de frica hasta las de Brasil". No fue el nico de los antepasados de Mas con ese "glorioso hacer". Citas por ejemplo, a Gaspar Roig Llenas y Pere Mas Roig. No es un poco fuerte, si tu conjetura es correcta, que uno se lleve a su despacho presidencial un objeto con una simbologa tan potente y tan inhumana? Cmo puede leerse esa accin? 

Me temo que "conjetura" no es la palabra adecuada: es un hecho cierto que varios antepasados (marinos) de Artur Mas se dedicaron a la trata negrera. No obstante, la rueda de timn que adorn el despacho del President de la Generalitat no correspondi al de un buque negrero sino al de un velero comandado por otro antepasado, Artur Mas Reig, integrante de una generacin posterior que naveg cuando ya la trata haba desaparecido completamente. A m, particularmente, me parece irrelevante ese hecho al que ciertamente aludimos Lizbeth y yo en la introduccin de nuestro libro Negreros y esclavos.

Lo que me parece ms significativo es que dicho ejemplo revela que una parte importante de las lites europeas actuales (lo que quiere decir tambin las lites catalanas y espaolas) hunde las races de su historia familiar en el mundo de la trata esclavista y de la esclavitud en Amrica. Y el caso de Artur Mas no es nico: podramos hablar, como hacemos, en el libro, de las hermanas Ana y Loyola de Palacio, de su primo Herman Tertsch, de la mujer de Valry Giscard dEstaing, del propio David Cameron 

S, repar tambin en esos nombres y familias insignes.

Es una nmina que puede ir creciendo conforme mejoremos nuestro conocimiento del fenmeno: sin ir ms lejos, sabemos ahora que el abuelo paterno del escritor Ramiro de Maeztu (defensor acrrimo de la idea de "hispanidad") no slo fue propietario de una plantacin de caa en Cuba (el ingenio Don Pelayo) sino que l mismo financi la trata negrera hacia la gran Antilla.

Ms all de los nombres concretos de los descendientes de aquellos negreros, lo que me parece ms significativo es sealar que el mundo de la trata y de la explotacin de mano de obra esclava actu como un mecanismo de ascensor social y que algunas familias que se beneficiaron entonces, siguen conformando las lites actuales, a principios del siglo XIX. 

El primer captulo, de Eloy Martn Corrales, est dedicado a Barcelona.. Hasta cundo y desde cundo hubo esclavos en Barcelona? Quines eran esos esclavos?

Eloy Martn Corrales es un colega profesor del Departamento de Humanidades en la Universitat Pompeu Fabra y su aportacin al libro gira en torno a la esclavitud en la propia ciudad de Barcelona en los siglos XVI, XVII y XVIII. En su captulo, el doctor Martn Corrales pone de relieve que, aunque la esclavitud en la ciudad se convirti en un fenmeno residual durante el siglo XVIII no hay duda de que sigui habiendo esclavos y que los hubo hasta los primeros lustros del siglo XIX. Rescata, por ejemplo, algunos anuncios publicados en el Diario de Barcelona en fechas tan tardas como diciembre de 1819, cuando "Manuela Michn, negra, natural de Montevideo, de edad 24 aos cumplidos" anunciaba que "deseaba desea encontrar casa para servir. Esta negra acaba de lograr su total libertad, por un rasgo de humanidad de algunos corazones caritativos de esta ciudad", deca. La virtud de este captulo es sistematizar todo lo que se sabe al respecto, hasta el momento (incluyendo sus propias investigaciones), a la vez que invita a seguir avanzando en el conocimiento de una realidad que an conocemos de forma insuficiente. 

Cmo un historiador trabaja en estos temas? A qu archivos acude? Qu documentos analiza? 

Quienes nos ocupamos, como es mi caso, con la trata ilegal de esclavos en el mundo atlntico (a partir de 1820) nos encontramos con un problema de fuentes. No obstante, tenemos la suerte de contar con la documentacin generada por los britnicos quienes levantaron un verdadero complejo de persecucin de la trata en el Atlntico (tanto en frica como en Amrica). Los informes elaborados en el siglo XIX por los funcionarios britnicos se conservan y ofrecen al investigador una fuente de informacin riqusima para nuestro trabajo. Contamos tambin la documentacin cruzada entre los diplomticos espaoles y britnicos, en torno a dicha cuestin (una documentacin que se encuentran en Madrid) as como con la documentacin conservada en el Archivo General de Indias (que resulta especialmente rica para los ltimos aos de la trata legal).

Para quienes estudiamos Cuba resultan fundamentales los archivos cubanos, empezando por su Archivo Nacional (en La Habana) y siguiendo por los archivos provinciales. Cruzar la informacin de unos y otros archivos nos permite conocer, incluso con bastante detalle, como funcionaba la trata atlntica de esclavos y como se incardinaba la participacin catalana y espaola en dicha actividad. Otro tipo de fuentes (notariales, fiscales, ) nos ayudan a conocer las facetas ms pblicas de quienes estuvieron implicados en dicha actividad. 

Te ocupas en tu trabajo de cuatro capitanes negreros. Por qu has elegido esos cuatro (Jos Carb, Gaspar Roig, Esteban Gatell, Pedro Manegat)? Qu tienen de especial? Qu actividades realizaban en concreto?

En mi aportacin quise centrarme en la figura de los capitanes negreros. Al hacerlo, me inspir en un magnfico libro de Marcus Rediker titulado El Barco de Esclavos. Una historia humana. En dicha monografa, Rediker narra con detalle cmo era la vida a bordo de los buques negreros britnicos del siglo XVIII y se fija particularmente en la figura del capitn negrero. Pens que podra intentar hacer algo parecido, para el caso cataln y a pequea escala.

La nmina de capitanes de buques negreros es mucho ms amplia que esos cuatro individuos de los que me ocupo, de manera que si los seleccion fue porque ofrecen cuatro trayectorias vitales diferentes marcadas (excepto el caso de Manegat) por el xito econmico: los otros tres (Carb, Roig y Gatell) dejaron de ser capitanes negreros para convertirse en hombres de negocio capaces de invertir sus capitales en actividades diferentes, tambin en Barcelona. Gatell fue, por ejemplo, fundador del Banco de Barcelona mientras que Carb dedic sus caudales a la compra de fincas en la Rambla y a la construccin de edificios en el Ensanche. Gaspar Roig, por su parte, impuls una empresa de vapores domiciliada en la capital catalana. El retrato coral de dichos personajes ilustra en qu medida la dedicacin a la trata actu como un trampoln de ascenso social y cmo algunos capitales vinculados a dicha actividad ilegal sirvieron para financiar la actividad econmica en Barcelona. La vida de Manegat ofrece el contrapunto del capitn negrero que dej de dedicarse a la trata para trabajar como factor, en la costa africana (no en Europa) y que falleci antes de conseguir regresar a casa. 

Xavier Juncosa, historiador y director de cine, habla en aportacin del "esclavista oculto". Por qu oculto? Tena vergenza? Mala conciencia tal vez?

Oculto en el sentido de que los bigrafos de Jaume Torrents Serramalera (y han sido varios) no haban reparado hasta ahora en su dedicacin a la trata esclavista. Uno de los elementos ms valiosos de la aportacin de Xavier Juncosa radica, precisamente, en revelar y explicar como un gran naviero de la Barcelona de mediados del siglo XIX (propietario entonces del palacio que aloja en la actualidad el Ateneu Barcelons) se dedic tambin a la trata africana. 

Ests estudiando e investigando ms en estas temticas? Qu objetivos tienes?

Este libro es uno de los resultados de un proyecto colectivo de investigacin del que formamos parte Lizbeth Chaviano y yo mismo, y as tambin otros autores. Proyecto en el que trabajamos sobre la participacin espaola en el trfico de esclavos, por un lado, y en torno a los legados de la esclavitud, en Espaa, del otro. 

Tenemos tambin el objetivo de editar un libro similar sobre Cdiz, en este caso con la participacin de Carmen Cozar Navarro, profesora de historia econmica en la Universidad de Cdiz (quien est realizando una interesante y documentada biografa de un gran negrero gaditano llamado Pedro Martnez). 

 A ttulo particular me gustara poder escribir un libro sobre el tema, que fuese el resultado final de dicho proyecto, del cual vamos avanzando trabajos en congresos y conferencias. Cruzo los dedos para poderlo conseguir "ms temprano que tarde", siguiendo la formulacin de Salvador Allende. 

Quieres aadir algo ms?

Invitar simplemente a la lectura de nuestro libro Negreros y esclavos. Barcelona y la esclavitud atlntica (ss. XVI-XIX), editado por Icaria Editorial. Un trabajo que se ha escrito para hacer llegar a un pblico amplio las investigaciones de ocho historiadores diferentes, quienes han trabajado sobre el fenmeno de la trata negrera de una u otra manera. Un trabajo basado en la suma de ocho captulos que, ledos de forma coral, permiten hacerse una idea certera de la relacin de Barcelona con el mundo de la esclavitud y de la trata atlntica de esclavos. 

Puedo confirmar como lector la veracidad de lo que sealas.

(*) Nota de edicin: 

Primera parte de esta entrevista: Entrevista a Martn Rodrigo y Alharilla sobre Negreros y esclavos. Barcelona y la esclavitud atlntica (siglos XVI-XIX) (I) "El capitalismo global que se construy a partir del siglo XIX no se habra producido sin la existencia de trabajo esclavo" http://www.rebelion.org/noticia.php?id=238145

Fuente: El Viejo Topo, enero de 2018.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter