Portada :: Otro mundo es posible
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 01-03-2018

En Memoria de Wanderlino Nogueira Neto
Debemos construir un mundo ms fraterno basado en los derechos humanos

Cristiano Morsolin
Rebelin


Wanderlino Nogueira, 72 aos, fue miembro del Comit de los Derechos del Nio de las Naciones Unidas de Ginebra desde 2013 hasta 2017; acaba de fallecer el pasado lunes 26 de febrero en Salvador de Bahia.

Entre otros puestos de distincin, ha sido Abogado General del Estado de Baha (Brasil) y Director General del Tribunal de Justicia del Estado de Baha. Anteriormente fue Profesor en Derecho Internacional Pblico en la Universidad Federal de Baha y Coordinador del Grupo de Supervisin de la aplicacin de la Convencin sobre los Derechos del Nio, en la seccin brasilea Defensa de los Nios Internacional (DNI), as como Miembro del Centro para la Defensa de los Nios y Adolescentes en Ro de Janeiro (RJ-CEDECA). Galardonado con el Premio Neide Castanha de Derechos Humanos y el Premio Derechos Humanos 2011, categora XVII, de la Presidencia de la Repblica de Brasil. Su influyente produccin intelectual en el mbito de los Derechos Humanos viene avalada por su extensa lista de libros y artculos centrados, de forma mayoritaria, en los derechos de los nios, nias y adolescentes.

Yo conoc Wanderlino Nogueira, por la primera vez en junio de 2013 durante mi visita a la sede de Naciones Unidas de Ginebra, Palais Wilson, para presentar la carta abierta a ONU de 74 expertos de todo el mundo que subrayan: Existe una variedad de enfoques para intervenir en las vidas de nios/as y adolescentes que viven y/o trabajan en la calle. No hay barreras tericas o conceptuales para la construccin de un marco flexible, capaz de incluir los diferentes enfoques en la investigacin y la intervencin. (..)La construccin de un marco adecuado es probable que requiera de una red de expertos (acadmicos, ONG y profesionales de la ONU) que trabajen juntos. En el pasado, este tipo de dilogo ha sido objeto del International Working Group for Child Labour IWGCL (bajo la coordinacin de Nandana Reddy- India y Mara Cristina Salazar Colombia). Creemos que es vital que todos los enfoques y metodologas se reflejen en este proceso (1).

Esta carta abierta a logrado importantes reconocimientos internacionales.

Por ejemplo, el Senador Cristovam Buarque (2), ex Ministro de Educacin del primer Gobierno del Presidente Lula (Brasil), ha difundido el documento en su pgina institucional y varios artculos de mi autora; en Brasil se destaca el liderazgo de Vernica Muller, profesora de la Universidad de Maringa y miembro del Movimiento Nacional Meninos e Meninas de Rua MNMMR y de la red mundial de educadores de calle Dynamo International.

Wanderlino Nogueira Neto ha reconocido pblicamente este proceso de movilizacin mundial y por eso ha elaborado junto al Comit de Naciones Unidas, la Observacin general nmero 21 sobre los nios de la calle, presentada en Ginebra en junio de 2017 (3). Yo he ledo un mensaje enviado directamente por el Dr. Nogueira Neto, en el seminario internacional Sconfini delleducazione realizado en Npoles (Italia) por la asociacin Maestri di Strada en octubre de 2017 (4).

Yo he entrevistado al Dr. Nogueria Neto durante su visita a Bogot en abril de 2015; esa entrevista se encuentra en mi libro, Emancipaciones de calle. Entrevistas a Wanderlino Nogueira Neto, Adolfo Prez Esquivel, Juan Carlos Monedero, Lola Snchez Caldentey y otros expertos sobre el derecho a la ciudad y la segregacin en Latinoamrica. Ed. Mediafactory, Italy, 2015.

Este libro propone algunas alternativas para enfrentar la problemtica de los nios, nias y adolescentes que viven y trabajan en la calle en Latinoamrica. Se trata de un proceso relacionado a la carta abierta de 74 expertos que han escrito a Naciones Unidas con relacin a la elaboracin de un informe mundial y a recomendaciones. Se encuentran algunas entrevistas exclusivas a representantes de los movimientos sociales, acadmicos y expertos de Naciones Unidas y del Parlamento Europeo para construir nuevas polticas pblicas innovadoras e incluyentes. Este libro visibiliza las voces de sujetos histricamente excluidos en Latinoamrica tambin en la perspectiva del derecho a la ciudad (Juan Carlos Monedero) y de la epistemologa del Sur (Boaventura de Sousa Santos), denunciando la segregacin urbana en Colombia y en Brasil.

Una estrategia global

La lucha por los derechos de nias, nios y adolescentes debe integrarse a la lucha mayor por los derechos humanos de todos los ciudadanos, fue la sntesis del mensaje de este maestre Wanderlino Nogueira Neto que en Bogot, ha explicado esta estrategia global en abril de 2015.

Es preciso desarrollar estrategias, establecer alianzas con quienes luchan por el cumplimiento del ejercicio de derechos de las y los ciudadanos en general, tales como: mujeres, afrodescendientes, indgenas, lesbianas, gays, bisexuales, transexuales; los sin tierra y sin techo, gitanos, personas con alguna discapacidad, quienes que viven con SIDA. Estas estrategias debern transitar de lo general a lo particular y de lo particular a lo general, sin reduccionismo, sin corporativismos, sin personalismos o falsas imparcialidades.

Hay una fuerte necesidad de unir nuestro movimiento por los derechos humanos de nias, nios y adolescentes a las luchas por un nuevo modelo de desarrollo que abarca las luchas por la tierra, por la vivienda, por el medioambiente, por el consumidor, por la diversidad cultural regional y local, por el derecho a la migracin, por el derecho al cuerpo y la diversidad de orientacin sexual, identidad y expresin de gnero; luchar contra las formas de sumisin adulto-cntrica, todas las formas de proteccin tutelar, autoritaria, represivo-asistencialista como un retroceso repudiable de algunos actores sociales y sus agentes pblicos a los paradigmas y principios de la doctrina tutelar, llamada doctrina de la situacin irregular.

Nosotros tenemos que sealar diferentes banderas emergentes y urgentes con el apoyo valioso de las instancias y las personas ms progresistas del gobierno, de la sociedad organizada y del medio acadmico, en detrimento a los procesos polticos, jurdicos y organizativos de emancipacin infanto-adolescente, como el empoderamiento identitario de este segmento generacional; as como, la construccin de capacidades y competencias que los apoyen en el proceso de su desarrollo integral.

Los cuidados y responsabilidades del Estado, la sociedad y de la familia ampliada deben armonizarse con la lucha por la dignidad, la igualdad, la libertad, la diversidad y la participacin protagnica de nias, nios y adolescentes.

Slo con un proceso de radicalizacin en la construccin de una democracia verdadera en nuestra regin latinoamericana; con libre y efectiva participacin popular en la vida pblica; sin elitismo de clase, adems del perfeccionamiento representativo entre nosotros, se puede lograr la verdadera defensa de nias, nios y adolescentes, concluy este experto brasilero reconocido a nivel mundial.

Reconocimientos a nivel mundial

Carlos Villagrasa Alcaide, profesor de la Universidad de Barcelona, comenta: Muy triste al conocer el fallecimiento de nuestro querido Wanderlino Nogueira Neto, un aliado por los derechos de la infancia y la adolescencia. Particip activamente en pre-congresos mundiales, como el de Santa Coloma, hace cuatro aos, o el de San Luis, hace tres. Y estuvo presente en el VI congreso mundial por los derechos de la infancia y la adolescencia, en Mxico, 2014, haciendo un "Balance sobre los 25 aos de la Convencin sobre los Derechos del Nio". Fue miembro del Comit de los Derechos del Nio de las Naciones Unidas desde 2013 hasta 2017, y un amigo que derrochaba calidad humana. Dejas un gran legado.

Veronica Muller, profesora de la Universidad Estadual de Maring (Brasil) y representante del Movimiento Nacional Meninos/as de Rua y de la Red mundial red mundial de educadores de calle Dynamo International declara: Cristiano, te apoyamos en el reconocimiento de este grande hombre que ha luchado en favor de las infancias.

Marta Santos Pais, Representante Especial del Secretario General de Naciones Unidas sobre la violencia contra los nios, agrega desde New York: Hoy es um dia muy triste com esta notcia! Para nosotros ser siempre una referncia decisiva!.

Virginia Murillo Herrera (Costa Rica) destaca que Desde Defensa de Nias y Nios - Internacional, DNI Costa Rica enviamos nuestras ms sentidas condolencias y respetos a un valiente e inspirador defensor de los derechos de los nios, nias y adolescentes.

Juan Martin Prez desde Ciudad de Mxico subraya que desde REDLAMYC nos unimos a la pena de familiares y amigos por la prdida de nuestro querido Wanderlino Nogueira Neto. Sin duda deja un gran legado y motivacin para continuar luchando por la defensa de los derechos de la infancia.

Agenda del Movimiento Mundial por la Infancia de Latinoamrica y el Caribe MMI-LAC & Comit de las Naciones Unidas para los derechos del Nio


El Movimiento Mundial por la Infancia de Latinoamrica y el Caribe (MMI-LAC) pidi a los Gobiernos un aumento de la inversin para garantizar los mecanismos eficaces de proteccin de la infancia.

Durante el Foro Mundial de Derechos Humanos celebrado en Brasilia el da 12 de diciembre de 2013, el movimiento, que rene a las principales organizaciones y redes que trabajan por la proteccin de los derechos de los menores en la regin, subray la importancia de la cooperacin internacional para reducir la violencia contra nios y adolescentes.

La inversin en la infancia se ha visto afectada por la crisis econmica mundial e independientemente del contexto y los retos actuales, los Gobiernos deben examinar toda va posible para movilizar recursos con el fin de cumplir su obligacin de asegurar que los derechos de los nios sean una realidad, afirm una de las representantes de MMI-LAC, Ruth Santisteban.

En Amrica Latina, ms de 113 millones de nios y adolescentes viven en la pobreza o en la pobreza extrema lo que afecta su bienestar y vulnera sus derechos fundamentales, segn apunta un comunicado enviado por el movimiento.

Uno de los miembros del Comit de Naciones Unidas sobre Derechos del Nio, Wanderlino Nogueira Neto, destac el papel de la sociedad civil para la proteccin de los menores.

En un contexto global donde la aparicin de nuevos actores ha cambiado el entorno poltico y las normas internacionales frente a los derechos humanos, la cooperacin no puede ser usada como una herramienta de marketing o imposicin de poder, asever Wanderlino (5).

Para hacer memoria de este gran maestre y luchador de los derechos humanos, agrego este artculo de Wanderlino Nogueira Neto de 2014, para recordar su pensamiento todava muy vivo.

Derechos humanos generales y especiales

La lucha por los derechos de nios, nias y adolescentes debe integrarse indisolublemente a la lucha mayor por los derechos humanos de todos los ciudadanos, como un enfrentamiento especfico en el combate general por lo reconocimiento y por la garanta de eses derechos humanos especiales de generacin. Hay que afirmamos eso preliminarmente - considerndose que la Convencin por los Derechos de Nios ten sido reconocida oficialmente por la ONU como un instrumento normativo del Derecho Internacional de los Derechos Humanos y tiene como su mayor novedad lo reconocimiento de que los nios, nias y adolescentes son sujeto de derechos que construyen la Historia.

Eses derechos deben tener a su favor un macro-sistema de promocin y de proteccin integral de eses derechos o sea, nios, nias y adolescentes deben exigir una involucracin de todo el Estado en un sentido amplio en ese compromiso y en esa actuacin jus-humanista de manera articulada y integrada: gobierno, parlamento, justicia, academia, media y sociedad civil organizada (en sentido gramsciano amplio), haciendo ms eficientes (resultados) y eficaces (impactos) los mecanismos de implementacin de la Convencin CDC, muy especialmente sus mecanismos de coordinacin y de defensa/control. As siendo, desarrollemos en conjunto esfuerzos de revisarse nuestros contenidos conceptuales acerca de temas como participacin, proteccin integral o especial, desarrollo, supervivencia; y de principios como lo predominio del mejor inters y de no discriminacin especialmente.

Dos dcadas despus de la adopcin de Convencin) revisar cuestiones puntuales y de emergencia, como (a) violencia contra nios y adolescentes de manera general, (b) diversidad sexual e identidad o de expresin de gnero; (c) formas ms daosas de trabajo infantil; (d) justicia juvenil y responsabilidad jurdica penal (o no penal) de adolescentes en conflicto con la ley; (e) libertad de opinin, de expresin y de organizacin con proteccin integral de nio; (f) comunicaciones a rganos de defensa de derechos; (g) inversiones y presupuestos pblicos etc.

Desarrollemos tambin, conjuntamente (Comit ONU y MMI-LAC) nuestras estrategias ms ampliamente; profundizando alianzas con los que combaten por la plena realizacin de los derechos humanos, de todos los ciudadanos y ciudadanas en general, con especial atencin para los que luchan por los derechos humanos especficos de las clases populares y de los vulnerablizados en la realizacin de sus derechos, tales como las mujeres, los afro-descendientes, los pueblos indgenas, las lesbianas, gay, bisexuales, transexuales, los sien-tierra y sin-techo, los gitanos, las personas con deficiencia, los que viven con Sida, los que sufren mentalmente (incluso los adictos a las drogas lcitas y ilcitas), los encarcelados etc. O sea, siempre transitando del general al especial y del especial al general sin reduccionismos, corporativismos, personalismos, falsas imparcialidades.

Amplitud de los derechos humanos y relaciones con el derecho internacional de los derechos humanos

Cuando se habla en derechos humanos, no se debe hablar de ellos slo en su restringida dimensin jurdica, como Derecho de los Derechos Humanos (Derecho Internacional o Derecho Constitucional nacional), pero tambin en su dimensin tica, histrica, social y poltica. Esto es: tanto buscando la validad y eficacia jurdica de los principios jurdicos de los derechos infanto-adolescentes, a travs de los mecanismos de acceso a la Justicia; cuanto buscando la efectividad poltico-institucional de ellos, a travs de los servicios, programas y acciones de las diversas polticas pblicas institucionales, sociales, econmicas e infrastructurantes (educacin, salud, relaciones exteriores, turismo, planeamiento, defensa social etc.).

Cuando se busca esa eficiencia/eficacia y efectividad de los derechos humanos, especialmente del ciudadano-nio/nia y del ciudadano-adolescente, imprescindiblemente que se lo haga a travs de las instancias pblicas (gubernamentales y no gubernamentales) de incidencia poltica amplia y de control pblico estricto institucional, social y misto. O sea, a travs de los mecanismos estratgicos de seguimiento, monitoreo, evaluacin y correccin de las acciones pblicas.

Hay que se profundizar la actuacin, ms y ms, de esas instancias y de eses mecanismos de incidencia poltica y de control pblico, garantizndose su valorizacin poltica y jurdica, con respecto mayor a sus deliberaciones y con su fortalecimiento institucional administrativo-financiero, tanto en nivel nacional por sus consejos de polticas pblicas con participacin popular, cuanto en nivel internacional, como el Comit de las Naciones Unidas para los Derechos de Nios. Las luchas por lo predominio de los derechos humanos (generales y especiales generacionales), en las relaciones internas e internacionales de nuestros pases en la Amrica Latina y en El Caribe, mucho dependen de que esa nuestra lucha se haga aliada de otra lucha gemela, como aquella por lo reconocimiento de que el mero desarrollo econmico es muy restringido y insatisfactorio, cuando se trata de la busca por un mundo mejor, ms libre y fraterno; se haciendo necesario entonces que el desarrollo humano sea buscado de forma ms amplia, radical y auto-sustentable. No hay espacio para los derechos humanos se realizaren en un modelo econmico-social de dominacin, exclusin, explotacin y subordinacin de grandes parcelas de la poblacin.

Hay una fuerte necesidad de juntarnos nuestro Movimiento Mundial pela Infancia (especialmente nuestro Capitulo Amrica Latina y El Caribe) a las luchas por un nuevo modelo de desarrollo, que abarca las luchas por la tierra y por la morada, por el medio ambiente, por los derechos del consumidor, por la diversidad cultural regional y local, por el derecho a la libre re-territorializacin (o sea, la migracin), por el derecho al cuerpo y a la diversidad de orientacin sexual y de identidad o expresin de gnero, libremente buscada.

La garanta, la promocin y la proteccin o defensa de los derechos humanos de los nios, nias y de los adolescentes tanto a travs del acceso a la Justicia con calidad, cuanto del desarrollo de polticas pblicas y tambin del control de las acciones del Estado y de la Sociedad solo tendr sentido si fueren todas nuestras reflexiones y acciones, balizadas como verdadera praxis democrtica, badanas en los paradigmas tico-polticos de los Derechos Humanos y por los principios generales jurdicos del Derecho Constitucional de todos nuestros pases y del Derecho Internacional de los Derechos Humanos (tratados y otras normativas internacionales, acogidos por nuestros Estados).

As siendo, nuestra normativa jurdica y nuestro ordenamiento poltico-institucional sern obligados a respetar estrictamente los paradigmas y los principios de la universalidad, de la integridad, de la no discriminacin, de lo predominio del superior interese de nios y nias (y de la prioridad absoluta a su atencin directa por el Estado), de la participacin pro-activa y propositiva de los nios, nias y de los adolescentes (derechos de ser odo y considerado, de libre asociacin y religin, de libre expresin etc.), de la responsabilizacin de la familia, de la sociedad y del Estado en garantizar la provisin de las necesidades y deseos de nios, nias y adolescentes con la asuncin de responsabilidades y cuidados por su supervivencia y por su progresivo desarrollo humano, promovido y protegido integralmente. Todos eses paradigmas y principios generales integrantes de una democracia verdadera, sin reduccionismos muchas veces comunes en regmenes auto-anunciados como progresistas.

Tornarse transcendental luchar contra todas las formas de dominacin adultocntrica, todas las formas de proteccin tutelar autoritaria, higienista, represivo-asistencialista, en un retorno repudiable de algunos actores sociales y sus agentes pblicos a los paradigmas y principios de las viejas doctrinas tutelares, tutelares, tan a gusto de algunos intelectuales y organizaciones latinoamericanas.

Banderas movilizadoras comunes e insumos para la incidencia poltica

En funcin de eso, hay que se levantar determinadas banderas emergenciales y urgentes, con ciertas dificultades, ms con el apoyo valioso de las instancias y personas ms progresistas del gobierno y de la sociedad organizada. Esas banderas deben reflejar nuestro comprometimiento en la lucha contra las banderas rabiosas de hacer prevalecer acciones y pensamientos protectores tutelares de naturaleza represiva y asistencialista, en detrimento y contrariedad a todos los procesos polticos, jurdicos y gestionrios, de emancipacin infanto-adolescente, con el empoderamiento identitrio de ese segmento generacional y con la construccin de capacidades & competencias que los apoyen en el proceso de su desarrollo progresivo e integral.

Los cuidados y responsabilidades del Estado, de la sociedad y de la familia (ampliada y en nuevos arreglos) deben armonizasen con la lucha por la dignidad, igualdad, libertad, diversidad y participacin protagnica de nios, nias y adolescentes. No existen contradicciones entre los dos polos:

cuidado/responsabilizacin y empoderamiento / participacin, cuando equilibrados como proteccin integral y emancipacin en proceso.

En eses aos de 2014/2015 el Comit propone a todas las fuerzas que integran las diversas Regiones del mundo (Europa, Asia, frica, Amricas, Oceana e sus subdivisiones) la discusin de algunos temas conforme las hechas o las exigencias de la actualidad: 1) Medias & Infancia - Interactividad y interconectividad - Nuevas tecnologas; 2) Inversiones Pblicas; 3) Conmemoraciones por los 25 Aos de la CDN; 4) Adolescencia; 5) Protocolo 03 CDN - Procedimientos de Comunicaciones Directas; 6) Directrices para enfrentamiento emergencial y urgente pelo Comit de graves violaciones de derechos en todo el mundo (ejemplo, Siria, Nigeria, Mali, Palestina Ocupada, Ucrania, Honduras, etc.).

A travs de Nota Conceptual, formalmente, el MMI-LAC debera participar urgentemente de los actuales procedimientos de lo Comit para definir sus posiciones frente a eses temas citados, mnimamente, encaminando insumos al Comit para que actuemos con ms legitimidad y competencia tcnica o cientfica. La sociedad - como un todo es el productor del Derecho en su sentido amplio y las instancias pblicas internacionales y nacionales son los formuladores de las normas jurdicas que hacen vigentes institucionalmente ese Derecho bebido en las calles y plazas (in Roberto Lyra Filho). As, tiene toda legitimidad social y poltica el MMI-LAC (y sus organizaciones integrantes) para pre-ordinar los derechos de los nios, pre-formulando con sus indicaciones, a ser finalmente elaborado y a final formulado pelo Comit a travs de sus actos, sus decisiones, recomendaciones, declaraciones, comentarios generales etc. O movimiento social y sus expresiones organizativas deben ser llamados y fortalecidos para que acten en ese sentido cada vez ms. Un verdadero Estad Democrtico de Derecho as acta.

Por ltimo, solo con un proceso de radicalizacin en la construccin de una democracia verdadera en nuestra Regin, con libre y efectiva participacin popular en la vida pblica y el perfeccionamiento del sistema representativo entre nosotros; solo en ese contexto es posible se radicalizar tambin la lucha por la garanta de los derechos humanos de nios, nias y adolescentes, en los termos puestos, concluye Wanderlino Nogueira Neto.

Notas

(1) Morsolin Cristiano. Open Letter to UN: there is need for a more complete review of the situation of young boys and girls who work and live on the streets. London: CRIN. 2012 http://www.bettercarenetwork.org/resources/infoDetail.asp?ID=28068&flag=news

(2) Especialistas alertam que urbanizao exclui milhes de crianas, 07 MARO 2012 http://cristovam.org.br/portal3/index.php?option=com_content&view=article&id=4704:especialistas-alertam-que-urbanizacao-exclui-milhoes-de-criancas&catid=160:infanciaejuventude&Itemid=100124

(3) http://www.acnur.org/fileadmin/scripts/doc.php?file=fileadmin/Documentos/BDL/2017/11402

(4) http://www.vita.it/it/article/2017/10/10/bimbi-di-strada-un-appello-alle-nazioni-unite/144756/

(5) http://www.laprensa.com.ni/2013/12/13/internacionales/174352-movimiento-mundial-pide-aumento-de-inversion-para-proteccion-de-la-infancia

Cristiano Morsolin, investigador y trabajador social italiano radicado en Latinoamrica desde 2001 con experiencias en Ecuador, Per, Colombia, Bolivia, Brasil. Fundador del Observatorio sobre Latinoamrica SELVAS (Miln), autor de varios libros en 5 idiomas. A nivel acadmico ha colaborado con la Universidad del Externado de Colombia y la Universidad Politcnica Salesiana del Ecuador.
INFO: http://diversidadenmovimiento.wordpress.com/


FOTO: Cristiano Morsolin y Wanderlino Nogueira Neto em Bogot

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter