Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 01-03-2018

Transformaciones en el agro cubano esperan por mayor productividad

Armando Nova Gonzlez
IPS

Con una alta dependencia externa, la economa cubana necesita modificar el sector agropecuario de produccin y comercializacin de alimentos


Desde 2008 hasta la fecha, en el sector agropecuario cubano se han implementado ms de 22 transformaciones; de ellas, la ms significativa es la entrega de tierras ociosas en condiciones de usufructo.

De inicio fueron inventariadas cerca de 2,5 millones de hectreas (ha) de tierra agrcola ociosa, alrededor de 40 por ciento del total del rea agrcola del pas (6,2 millones de ha). Hasta finales del tercer cuatrimestre de 2017 sehaban entregado, por la va de Los Decretos Leyes 259 y 300, alrededor de 1,8 millones de hectreas a personas naturales, lo que benefici a 234.000 usufructuarios y personas jurdicas (cooperativas agropecuarias y de crditos y servicios, fundamentalmente) y unas 213.000 hectreas a 3.200 entidades (personas jurdicas) productivas.

La entrega de tierras constituye, hasta el presente, la transformacin estructural ms importante de las aplicadas para ese estratgico sector productivo.

Sin embargo, no se aprecia un aumento considerable en la produccin agrcola-ganadera, deficiencia que se acompaa, generalmente, del incremento de los precios en el mercado minorista (excepto de aquellos productos a los cuales se les han situado precios mximos, para los mercados estatales y cooperativos no agropecuarios)[1].

De inmediato surgen algunas interrogantes: las medidas se corresponden o no con los resultados productivos obtenidos hasta el presente?, cules son las dificultades que limitan un crecimiento sostenido de la produccin agrcola y ganadera?, se concibe bajo un enfoque sistmico de las medidas implementadas o por implementar en el sector agropecuario?

La economa cubana an refleja una alta dependencia alimentaria externa. De acuerdo al informe presentado en diciembre de 2017 ante la Asamblea Nacional (parlamento), por el Ministro de Economa y Planificacin, Ricardo Cabrisas, para 2018 se proyecta importar 1.738 millones de dlares en alimentos, 66 millones ms que el ao anterior.

Estas compras representan alrededor de 17 por ciento de las importaciones totales de la economa cubana. Las importaciones de productos alimenticios representan entre 65 y 69por ciento de la total disponibilidad de alimentos[2], lo que evidencia una elevada dependencia alimentaria externa y, a la vez, una alta vulnerabilidad. Sin duda, esa dependencia pudiera reducirse, sustancialmente, a partir de la produccin nacional.

En el transcurso y desarrollo de investigaciones realizadas por diversos autores, desde los aos noventa hasta la fecha, se han abordado algunas de estas interrogantes y se ha tratado de encontrar explicaciones, sugerencias, posibles soluciones. Sin embargo, varias causas concurrentes no han favorecido el incremento de la produccin de alimentos[3] y la oferta.

Son de suma importancia tanto las causas que se ubican al inicio del ciclo productivo (cadena) y lo condicionan desde el comienzo, como las que se manifiestan a lo largo de la cadena, en sus diferentes eslabones.

Entre las causas fundamentales se pueden citar:

En total, han transcurrido 10 aos entre el primer decreto y el anunciado para el ao en curso, en la bsqueda soluciones, muchas de las cuales podan haberse concebido desde el inicio.

No constituye un objetivo del presente anlisis detallar y relacionar las inconsistencias registradas en los Decretos Leyes 259 y 300, pero sin duda habra que estudiar si estas perduran en el nuevo cuerpo legislativo que, al trmino de este anlisis, an no se daba a conocer.

A lo anterior hay que aadir procedimientos burocrticos extendidos en la tramitacin de la solicitud de las tierras ociosas, lo cual dilata el periodo efectivo para ponerlas a producir con efectividad.

Para lograr efectos extensivos, dicha forma de intercooperacin proyecta:

Sin duda, el actual proceso de transformaciones por el que transita la economa cubana requiere de una constante observacin y, con el objetivo de detectar inconsistencias y fenmenos no previstos para, de forma dinmica, realizar los ajustes necesarios e implementar medidas, algunas previstas, pero no instrumentadas y otras nuevas, pero no concebidas al inicio.

En realidad, durante el proceso de implementacin surgen nuevos aspectos, no todo es previsible desde el inicio y se necesita tener presente la prctica como criterio de la verdad.

Ante las manifestaciones de aspectos desfavorables, sera aconsejable realizar los ajustes necesarios inmediatos, pero aquellos que no impliquen inmovilidad y retrocesos, por cuanto los retrocesos traen consigo un grado de incertidumbre que puede conllevar inestabilidad y falta de credibilidad en las transformaciones. Vale reiterar el enfoque sistmico en la aplicacin de las medidas, el anlisis del derrame que estas traen durante su instrumentacin y aplicacin. Los imprevistos pueden reducirse al mnimo inevitable, por medio del anlisis sistmico previo, durante y constante, en la aplicacin de las transformaciones.

La academia puede y debe jugar un papel valioso, activo, durante el proceso: previo (conceptualizacin) y la implementacin (observador-alertando), con sugerenciasdirigidas al ordenamiento y ajuste del proceso actual de transformaciones econmicas. Sera aconsejable evitar o reducir al mnimo los altos en el proceso de transformaciones, por las implicaciones ya mencionadas que ello podra acarrear.

Notas:

[1] Las restantes formas de mercados minoristas (oferta y demanda, puntos de ventas y carretilleros) se rigen por precios libres, determinados por la oferta y demanda.

[2] Disponibilidad (produccin nacional+importaciones-exportaciones), determinada a partir de una canasta de productos seleccionado durante un periodo de ocho aos.

[3] Una produccin agrcola-ganadera limitada por la oferta.

[4] Tener presente que la mercanca encierra un doble carcter: valor de uso y valor de cambio.

[5] El ciclo est conformado por: produccin-distribucin-cambio-consumo. Constituye una unidad dialctica; para producir se necesita consumir y para consumir se necesita producir.

 

 

Armando Nova Gonzlez, economista e investigador cubano

Fuente: http://www.ipscuba.net/economia/transformaciones-en-el-agro-cubano-esperan-por-mayor-productividad/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter