Portada :: Ecologa social
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 02-03-2018

Segn Greenpeace, siete aos despus, la radiacin es excesiva en zonas de Fukushima

EFE Verde


Siete aos despus del accidente nuclear de Fukushima, Greenpeace denuncia que existen dosis excesivas de radiactividad en reas prximas a la central que han sido reabiertas a sus habitantes.

El informe, basado en mediciones realizadas por la organizacin ecologista sobre el terreno, seala que muchas de estas reas se encuentran en situacin de emergencia radiolgica a pesar de que el Gobierno japons ha levantado las restricciones de acceso a las mismas tras aos de limpieza y descontaminacin radiactiva.

El inquietante panorama que presenta Greenpeace, apoyada por Human Rights Now y otras ONG niponas, contrasta con la versin de las autoridades de Japn, que hablan de una progresiva vuelta a la normalidad en estas reas castigadas por la catstrofe nuclear desencadenada por el terremoto y el tsunami del 11 de marzo de 2011.

Muy por encima de estndares internacionales

Un habitante de Shimo-Tsushima observa las mediciones de radiacin en su jardn. EFE/ Christian Aslund/greenpeace

En las localidades de Namie e Iitate, situadas a entre 10 y 40 kilmetros de la central de Fukushima Daiichi y donde se levantaron parcialmente las rdenes de evacuacin en marzo del ao pasado, la radiacin contina en niveles muy por encima de los estndares internacionales, segn Greenpeace.

La ONG seala asimismo la escasa efectividad de las labores de descontaminacin en las zonas afectadas, y critica que Tokio haya ido demasiado rpido a la hora de reabrir estas reas pese al alto riesgo que ello conlleva para sus habitantes, segn dijo a Efe el experto en energa nuclear de Greenpeace Jan Vande Putte.

El Ejecutivo nipn, por su parte, mantiene que la radiactividad en las reas reabiertas no supone riesgos para la salud humana, y cuenta con datos corroborados por expertos mdicos de Japn y organismos como el Comit Cientfico de la ONU sobre los Efectos de la Radiacin (UNSCEAR).

Pero esto no ha sido suficiente para convencer a las decenas de miles de personas que fueron evacuadas a la fuerza tras el accidente atmico o que abandonaron voluntariamente sus hogares por miedo a la radiacin, y que han regresado a sus casas con cuentagotas.