Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 02-03-2018

El corralito de dinero o cmo lo malo se vuelve bueno cuando es el poder quien lo desea

Fernando G. Jan
Rebelin


Hoy es noticia en diversos medios de comunicacin (siendo Expansin mi fuente principal) un debate en el Parlamento europeo a propuesta de la Comisin europea, con la aquiescencia del Banco Central Europeo, para que se apruebe a nivel europeo una herramienta legal que permita a las autoridades supervisoras y de resolucin aplicar corralitos temporales a los depsitos (que incluira a los depsitos garantizados y otros pasivos) de las entidades financieras que tengan problemas para atender sus compromisos. La conveniencia se ejemplifica con la premura que hubo de actuarse en la crisis del Banco Popular (entregado al Banco de Santander), ante la imposibilidad de atender sus obligaciones, y se aade, como suele hacerse en los asuntos relacionados con la UE, la conveniencia de armonizar, puesto que Alemania dispone de ese mecanismo (del que no recuerdo yo que hiciera uso al inicio de la crisis de las subprimes, cuando sus bancos tuvieron serios problemas), lo que ms que armonizar sera adaptarnos todos a Alemania una vez ms (que es como ir imponiendo a todos, usando de la UE como instrumento, los modos y maneras institucionales alemanas, plato que confieso no es de mi gusto).

No me duelen prendas en estar de acuerdo con la banca en su apreciacin de los peligros que supondra poner en manos de los supervisores de un instrumento como es "crear" un "corralito" segn aprecien estos su conveniencia. Soplarn vientos de pnico al primer rumor y la gente correr a sacar el dinero, tanto si hay razones justificadas como si es un bulo. Es malo para los ciudadanos, que moriremos de "stress", es malo para los bancos, que pueden ser atacados por bulos, y slo ganan los burcratas de Bruselas, con un paso ms para aduearse de la organizacin econmica y social de los pases miembros.

Algunos quieren que afecte incluso a los depsitos garantizados, con lo cual consiguen que la devolucin de los saldos pueda aplazarse; lo que es una forma de ponerse tangencialmente a la garanta otorgada por los Fondos de Garanta de Depsitos. Bajo apariencia de ser conveniente para solventar problemas bancarios, los ciudadanos quedaran sin poder utilizar sus ahorros el tiempo que se fije en el "corralito". Y obliga a los ciudadanos a conocer una norma ms, en lugar de que los Bancos Centrales asuman la responsabilidad consecuente al poder de supervisin que se les ha otorgado.

Ya es grave que hayamos atravesado una crisis financiera en la que, dado el marco de responsabilidades que tiene cada institucin en una economa como la de los pases enriquecidos (USA, Japn, UE, etc.), los Bancos centrales han incumplido sus deberes de supervisin y no se les ha exigido nada a sus directivos, para que ahora puedan acabar por establecer aquello que antes se consideraba como muy malo y con ello se nos asustaba: el "corralito", y ahora se pretenda su virtud, fruto de una norma que lo acote. Si todo el entramado de supervisin que ha creado la UE a lo largo de la crisis, revisado incluso despus, no es suficiente, tal vez debamos pensar que los reguladores carecen de la calidad necesaria para esa tarea, pues a la banca le ha generado un montn de costes y burocracia, que a los ciudadanos no les protege de otra crisis, mxime si se van trasladando las masas de deuda que originaron la crisis, de unos a otros; as inicialmente en el sector privado, ahora en el sector pblico de los pases como deuda pblica, con el agravante de que sean los bancos quienes la hayan adquirido.

tem ms: El riesgo de fuga de los depsitos bancarios, no entre bancos, sino a otros pases no sometidos a lo que sera la nueva norma europea; o, ms atrevido, pero que empieza a estar de moda, el decantarse en favor de alguna de las "criptomonedas" que van apareciendo por circuitos al margen del control de los Bancos centrales, o acaso es eso lo que se desea mediante la amenaza de crear "corralitos", el que los ciudadanos utilicen "monedas" de circuitos privados que alejen la responsabilidad de los poderes pblicos y all se las compongan los ciudadanos si se producen crisis financieras con ellas? Dur poco la tranquilidad. Vuelvo a temer por mis ahorros depositados en los bancos.

Fernando G. Jan. Doctor en Economa. Profesor Titular del Departamento de Economa y Empresa de la UVIC-UCC.

 

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter