Portada :: Brasil
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-03-2018

Entrevista a Ricardo Antunes, socilogo del trabajo y profesor universitario brasileo
El gobierno de Temer constituye la peor tragedia desde la dictadura militar de 1964

Mario Hernandez
La Maza (Argentina)


Mario Hernandez.- La presencia del ejrcito en Ro de Janeiro, algo que no sucede desde el ao 1988 cuando se dio la aprobacin de la Constitucin. Qu anlisis te merece esta situacin?

Ricardo Antunes.- Es necesario reflexionar en dos planos, primero que hay una situacin de crisis social profunda en Brasil con un desempleo de ms de 12 millones de personas, con otros tantos millones con trabajos precarios que muestra la tragedia social brasilea donde naturalmente se expande la situacin del narcotrfico, especialmente en Ro de Janeiro donde hay una poltica econmica del narcotrfico que emplea personas para hacer el trabajo de compra, venta y flujo de la droga.

La nica cosa que sabemos es que la intervencin militar no sirve para solucionar esto. Los militares estn preparados para la guerra entre naciones y no para una lucha contra un sistema de guerrilla urbana desarrollada por los grupos de la criminalidad. Por otro lado, el gobierno de Temer est llevando adelante un gobierno que constituye la peor tragedia desde la dictadura militar de 1964.

Temer y Collor son dos momentos brutalmente crticos de la republica civil brasilea, los peores momentos desde la dictadura militar y Temer usa a las Fuerzas Armadas como opcin poltica de fortalecer su gobierno al mismo tiempo que asoma esta tendencia de extrema derecha global que tiene una clara manifestacin en los EE UU con Trump, Macron en Francia, con Theresa May en Inglaterra, con Macri en Argentina; con este movimiento latinoamericano de expansin de la derecha, donde la intervencin militar es ms una etapa de lo que yo en un artculo publicado en Herramienta el ao pasado llam Estado de derecho de excepcin.

Nosotros estamos viviendo un Estado de derecho de excepcin, o sea, es formalmente un Estado de derecho pero es un Estado de excepcin. Tanto en el sector judicial como en el Parlamento y ahora con los militares y lo ms trgico es que el Presidente de la Repblica, el golpista Temer, hizo la convocatoria, no fue una intervencin impuesta por las Fuerzas Armadas.

Se podra comparar con la dictadura militar argentina, cuando en algn momento de su trgica historia, intent la accin en las Malvinas. Intentaron un gesto poltico fuerte para recuperar el prestigio de la dictadura, y fue el punto culminante de la tragedia argentina.

Temer hace una jugada de alto riesgo, porque hay dos posibilidades, o el Ejrcito como en una guerra mata personas de modo absolutamente generalizado y ah no sern solo los criminales los muertos sino la poblacin pobre de las periferias, de las villas miserias, de las favelas brasileas; o el ejrcito ser destrozado porque no est preparado para una guerra urbana con la poblacin de su propio pas. Un ejrcito en general esta preparado para luchar contra la escuadra armada de otro pas, una guerra abierta en donde solo la violencia puede traer la victoria.

Por lo tanto, es una tragedia y un paso de lo que yo llam contra revolucin preventiva que est tomando lugar en muchos lugares del mundo, como en los EE UU de Trump, varios otros Estados y pases del Este europeo que viven un movimiento de extrema derecha, como en Argentina, Chile, Brasil y tantas otras partes.

La militarizacin no va a resolver la crisis social profunda, porque es necesario ms empleo, dignidad para las favelas, trabajo, educacin, salud para la juventud, todo aquello que la poltica neoliberal destructiva de Temer no hace. No ser con la fuerza de las bayonetas que esta gestin va a resolver la situacin.

El ltimo punto, muchos grupos de criminalidad y de narcotrfico que son muy fuertes en Ro de Janeiro, van a ser cercados y se van a ir a Sao Paulo, Minas Gerais, Espirito Santo, para el Nordeste brasileo, para el Sudeste, para el centro, el norte y el sur; o sea, van a ampliarse an ms, habr un proceso de nacionalizacin del PCC (Primeiro Comando da Capital), del CV (Comando Vermelho) y decenas de grupos criminales que hoy tienen su principal accin en Ro de Janeiro y que se van a desparramar hacia todo el pas. O sea, estamos viviendo un nuevo momento de la tragedia brasilea.

Mario Hernandez.- El pasado 19 de febrero decenas de ciudades brasileas registraron protestas contra la reforma del sistema de pensiones que propone el gobierno de Michel Temer. Cules han sido los resultados de esas manifestaciones?

Ricardo Antunes.- La manifestacin fue muy positiva en muchas ciudades, Sao Paulo sobre todo en cuanto al transporte pblico, donde hubo paralizacin total as como de otros sectores, hubo paralizacin de sectores pblicos, hubo manifestaciones de los movimientos populares. Pero fue una accin de protesta demostrativa, porque cuando el gobierno de Temer decret la intervencin militar en Ro de Janeiro, a partir del momento de la intervencin que fue el viernes pasado, no es posible ninguna medida de alteracin de la Constitucin, no es ms posible que el Parlamento vote ninguna enmienda constitucional.

El gobierno saba que no iba a conseguir aprobar la reforma previsional porque ms del 70% de la poblacin brasilea no la acepta. Por todo esto la paralizacin de ayer fue en demostracin del descontento, porque ya no es posible votar en el Parlamento la reforma previsional en cuanto la intervencin militar estuviera ocurriendo en Ro de Janeiro. La Constitucin nacional de 1988 dice que cuando hay una intervencin militar en un Estado el Parlamento, la Cmara y el Senado no pueden votar ninguna enmienda constitucional.

Entonces, fue importante para demostrar que una parte activa de la poblacin expres su descontento en relacin a la posibilidad de que la reforma previsional retorne en algn momento. Yo particularmente pienso que es prcticamente imposible que la reforma previsional sea votada este ao antes de las elecciones, porque es muy anti popular, los parlamentarios tienen miedo de votar a favor de la reforma y perder despus su releccin para la Cmara y el Senado.

Por ltimo, es importante decir que muchas de las centrales sindicales que ayer pararon, en otros momentos fueron muy tmidos y vacilantes, hay entonces una duda tambin de la poblacin en relacin a esas centrales sindicales que ahora movilizan, porque no tienen el respeto que tenan en el pasado.

La candidatura de Lula

Mario Hernandez.- La situacin de Lula, cuanto ms lo acusan parecera que ms suben los sondeos favorables como candidato en una prxima eleccin presidencial.

Ricardo Antunes.- Yo fui muy crtico del gobierno de Lula, he dicho muchas veces que tanto el gobierno de Lula como el de Dilma han sido gobiernos dbiles, sin ninguna accin profunda de cambio estructural para combatir la miseria y la tragedia brasileas. Pero el gobierno de Dilma equivale a la devastacin completa, hay una diferencia entre un gobierno de conciliacin de clases como el de Lula, rasgo que conocen muy bien los argentinos porque es una caracterstica del peronismo, la conciliacin brasilea fue siempre an ms pro burguesa; pero con Temer empez la devastacin total. La escola que gan el segundo lugar del carnaval de Ro de Janeiro es una escola chica, que en su presentacin en el Sambdromo represent la destruccin del trabajo en Brasil, la destruccin de la legislacin, la precarizacin y la esclavitud, que es lo que estamos viviendo en Brasil en nuestros das.

En esta situacin de devastacin social, en medio de un tsunami social que busca destruir la legislacin protectora del trabajo, el recuerdo de Lula en comparacin a Temer lo hace crecer en las encuestas.

Yo como analista poltico dira que no es seguro el triunfo de Lula, una cosa es el sentimiento contra Temer, otra cosa ser cuando el proceso electoral est abierto y Lula sea un candidato fuerte, pero que no tiene la victoria garantizada.

En segundo lugar, todo indica que la legislacin va a prohibir la inscripcin de Lula y, por lo tanto, su candidatura, lo que nos hace creer que Lula no ser candidato. Hoy por la situacin poltica y judicial brasilea es casi imposible que Lula se pueda candidatear para la presidencia de la Repblica. Su condena es a travs de una Ley que fue aprobada durante su propio gobierno, la ley Ficha limpa que implica que solo pueden ser candidatos aqullos que no tengan una condena en segunda instancia por un juicio, y Lula ya ha sido condenado en segunda instancia y es muy difcil pensar que eso sea revertido.

Yo pienso que salvo que haya un cambio poltico y jurdico que hoy no se presenta en el universo de las posibilidades, Lula no ser candidato y el PT se encontrar en una situacin muy difcil, porque no tiene un candidato para sustituirlo con la misma fuerza que todava tiene Lula. Este es el cuadro actual de la situacin de Lula.

Mario Hernndez.- A partir de este anlisis cul es el escenario poltico que se abre?

Ricardo Antunes.- Imprevisible. Porque hay muchos candidatos de centro, algunos un poquito ms de izquierda como Ciro Gmez, izquierda moderada como Marina Silva, centro derecha como Alckmin, senador de Sao Paulo, centro derecha como Rodrigo Maia de los Demcratas; hay una candidatura de extrema derecha, Bolsonaro, un militar retirado, un proto fascista que pierde fuerza en la medida que el espectro de la izquierda desaparece.

Por la izquierda es posible la candidatura por el PSOL, pero no es segura, de Guilherme Boulos, un importante lder social del Movimiento de los Trabajadores Sin Techo. Pero el PSOL es un partido pequeo, puede que la candidatura de Boulos consiga el apoyo del Partido Comunista Brasileo y de algunos sectores de izquierda.

El PT va a intentar una candidatura propia, que podra ser el gobernador actual de Baha, Jaques Wagner o el ex alcalde de Sao Paulo que es lulista tambin. Y est la posibilidad de Joaquim Barbosa, un importante juez del Tribunal supremo federal del Brasil que ya est retirado, pero sera una candidatura fuera del marco de los partidos. Y hace unos das atrs estaba la posibilidad de la candidatura grotesca de Luciano Huck, apoyado por Fernando Enrique Cardozo. El grotesco del grotesco. Pero como es un artista de la Globo y la emisora le dijo que si se presentaba tena que salir del canal, decidi no ser candidato. O sea, est completamente abierta la eleccin, porque ninguno de los nombres que mencion a excepcin de Lula, por sectores de la izquierda moderada y a excepcin de Bolsonaro de la extrema derecha proto fascista, ninguno de los otros nombres muestra un potencial mnimo. Lula tiene cerca de un 30% y Bolsonaro cerca de 23% y los dems menos de 7%. Esto constituye un gran riesgo, refleja una situacin de profunda inestabilidad poltica, econmica, institucional, judicial y ahora militar. Un caldero con el fuego muy alto. Ahora es impredecible decir qu va a suceder, tal vez en mayo-junio sea ms claro porque ah sabremos si Lula podr o no ser candidato. Antes de eso el escenario es muy confuso.

Mario Hernandez.- Tengo una informacin del da de ayer que dice que los cinco principales partidos de la izquierda de Brasil se unieron para la construccin de una agenda comn contra el retroceso poltico y econmico que vive el pas. Tens alguna informacin al respecto?

Ricardo Antunes.-No. Son pequeas iniciativas, son ms tentativas que realidades. Por ejemplo, el PT se presenta como el dueo de la izquierda brasilea y no lo es ms. Muchos partidos de izquierda como el PSOL, el Partido Comunista Brasileo, el PSTU, no aceptan ms que el PT sea el representante de la izquierda. Por lo tanto, un frente que incluya al PT, al PSOL, al PCB, al PSTU, es imposible.

El PT no hizo ni la ms mnima de las autocrticas de su tragedia. No hicieron ninguna nota para decir algo sobre la cantidad de errores que cometieron. Por lo tanto, una gran parte del resto de los partidos de izquierda no estarn con el PT. El PCB estar con el PT, aqul que en el pasado era de inspiracin maosta. El resto de los partidos no son de izquierda, son de centro izquierda reformistas moderados.

Est muy claro desde lderes del PSOL que no aceptarn un acuerdo para ser subordinados del PT para llegar a una candidatura del PT y repetir la tragedia de Lula y Dilma. Sabemos que en la historia existe la tragedia, la farsa y esto sera la comedia; porque repetir lo mismo por tercera vez sera una comedia trgica.

Es un momento de la historia brasilea donde no existe la posibilidad de la unin de las izquierdas brasileas, estn muy divididas. Por otro lado, en el primer turno (porque las elecciones son en dos turnos) hasta el PCB que en los ltimos 15 aos ha sido un aliado fiel del PT, tiene hoy una candidata a la presidencia, lo que muestra que solo en el segundo turno electoral sera posible imaginar que un candidato de izquierda pudiera conseguir una parte del apoyo de otros sectores.

Esto llevara a una situacin trgica como, por ejemplo, tener a Bolsonaro u otro candidato de derecha en contra; ah sera posible un voto til contra la extrema derecha fascista, sexista, homofbica y muchas cosas ms. Es un momento de mucha desarticulacin.

Por suerte es tambin un momento de escisin y desarticulacin de la derecha. Entonces, tenemos un primer turno con muchos candidatos y en el segundo decidiremos qu queremos hacer y veremos cules son los candidatos y ah tal vez sea posible un voto til.

No veo posibilidad hoy de que se forme un frente de izquierda, solo sera posible si una parte del PT liderada por figuras importantes como Olivio Dutra de Ro Grande do Sul o Tarso Genro tambin de all, rompieran con la direccin del PT y aceptaran un frente de izquierda sin que el PT fuera el comandante. Pero esta posibilidad no creo que pueda existir hoy.

Mario Hernandez.- El pasado domingo 4 la Folha de Sao Paulo edit un duro editorial sobre Mauricio Macri comparando la situacin que se gener con su ministro de Trabajo, Jorge Triaca, y la postulacin de Cristian Brasil a la cartera de Trabajo por parte de Michel Temer, quien fuera condenada a pagar una multa de 60.000 reales por tener empleados en negro.

Ricardo Antunes.- Yo no le el editorial de este diario tan conservador. Lo que pas es que el ministerio del gobierno de Temer, con honrosas excepciones, es como la nata de los corruptos de Brasil. Es una seleccin muy especial de los peores polticos con mucha experiencia en corrupcin, con rarsimas excepciones.

Para el cargo de ministro de Trabajo, Temer acept la indicacin del Partido Laborista Brasileo (PTB), que es un foco de corrupcin absoluto, por votar la reforma previsional, y el mantenimiento de Temer contra los impeachment. El antiguo ministro del Trabajo era del PTB y permanece en las manos del PTB, que nomin a la hija de Roberto Jefferson: Cristian Brasil.

Vale recordar que Roberto Jefferson es un parlamentario completamente involucrado en la corrupcin brasilea hace aos y est profundamente vinculado con Jos Dirceu cuando fue la crisis del Mensalao en 2004/05 que casi llev al fin del gobierno de Lula. El resultado, Cristian Brasil es una figura que adems de estar condenada, est siendo juzgada por no cumplir la legislacin del trabajo; adems tiene muchas denuncias de la Procuradura nacional de tener negociaciones con grupos del narcotrfico.

Qu calidad de representacin es sta. Es el pantano. Entonces claro que esta situacin hizo que muchos sectores pidieran que el Poder judicial impidiera que Cristian Brasil asumiera. Ahora prcticamente desisti porque sabe que no es la indicada. Esto muestra que el gobierno de Temer es un gobierno del pantano, sale uno entra otro.*

Uno puede preguntarse por qu se mantiene? Porque hace el juego sucio que las clases burguesas exigen, que es destruir la legislacin social protectora del trabajo del Brasil, destruir la providencia pblica, la privatizacin de lo poco que queda, inclusive sectores del monopolio de Petrobras y de la energa elctrica que todava estn bajo control pblico y que las burguesas quieren la privatizacin total. Estamos viviendo una contra revolucin ultra neoliberal y Temer es la expresin brasilea de este escenario.

Mario Hernandez.- Quers agregar algo ms? Por suerte esta vez la telefona nos permiti hacer una entrevista ms larga.

Ricardo Antunes.- Recuerda que todo lo que es privatizado es ms caro y es peor, hoy se dio una excepcin. La telefona celular brasilea es precaria y no creo que la argentina sea mejor. Hoy podemos proyectar una nueva comunicacin dentro de dos semanas para ver cmo continua esta situacin.


Nota del editor.- el viernes 23 de febrero Temer anul la designacin de la diputada Cristian Brasil como Ministra de Trabajo condenada por infringir normas laborales.

Fuente: http://lamazarevista.blogspot.com.es/


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter