Portada :: Espaa :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 07-03-2018

Las Espaas ensimismadas

Julio Anguita
El Economista


El ensimismamiento es un desentendimiento del mundo exterior y de lo que en l acontece. En este sentido, las Espaas que coexisten, se ignoran o simplemente se descalifican con blica actitud, estn ensimismadas y totalmente despreocupadas del futuro de la Espaa resultante de todas ellas.

El Gobierno y con l el discurso oficial, sin proyecto para el porvenir ms cercano, se limitan a ir tirando, parcheando mal aqu y all con la pobre esperanza de que cuando se toque fondo sean otros los que afronten la tragedia. Cercados por su propia e inacabable corrupcin y carentes de iniciativa, se limitan a elevar a categora de talla poltica el dontancredismo de Mariano Rajoy.

Pero la variopinta oposicin no sale tampoco de su total ensimismamiento. Para ella, el horizonte casi nico es el electoral ms inmediato. Pactos, frentes, plataformas y posibles ententes solamente parecen cobrar visos de corporeidad cuando el insinuado y difuso objetivo es desalojar al inquilino que habita en el Palacio de la Moncloa. Para qu? Con qu objeto? Al servicio de qu programa electoral, siquiera mnimo?

Independentistas catalanes y nacionalistas espaoles se ensimisman en la autoafirmacin permanente. Para unos, el palo y adems sin zanahoria, es el nico camino; para otros, una de las dos mitades de Catalua es la que nicamente cuenta. La otra, no interesa.

Magistrados, periodistas e intelectuales orgnicos del estatus se limitan, en su absoluto ensimismamiento, a recitar y enumerar, cual cuentas de un rosario, los mantras, lugares comunes, frases y palabras, hoy totalmente vacas de contenido prctico y til para la mayora de la sociedad espaola: Constitucin, Estado de Derecho, Democracia, Derechos Humanos, Monarqua, etc.

El espaol medio, instalado en el desencanto con respecto a los encantadores que l mismo aup con sus votos, prefiere generalizar, refugiarse en el chiste fcil o en las ocurrencias ingeniosas que, a modo de metadona, el Twitter, el Facebook o la Red nos obsequian profusamente durante todos los das. Sin olvidar tampoco y desde la comprensin, el desentendimiento de ese elevado porcentaje de la poblacin de este pas para quien cada nueva jornada es una titnica tarea de supervivencia y, obviamente pasa de todo lo dems.

Solamente un proyecto de futuro, concreto, sin la anestesia del lenguaje edulcorado y sobre bases ticas y sociales indubitables puede galvanizar a este enfermo ensimismado.

Fuente: http://www.eleconomista.es/firmas/noticias/8976078/03/18/Las-Espanas-ensimismadas.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter