Portada :: Feminismos
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 08-03-2018

Feministas s, capitalistas no!

Vanessa Dourado
Virginia Bolten


No s si soy feminista. S s que soy anticapitalista y antipatriarcal.

Myriam Gorban


Pensar el feminismo en el siglo XXI implica pensar tambin en modelos alternativos a los vigentes. La lucha reivindicatoria y por derechos, si no se encuentra acompaada de una fuerte crtica a las formas de organizacin social de manera amplia, corre el riesgo de transformase en una forma ms de legitimizacin del sistema que es la raz de la mayora de las muchas opresiones que sufren las mujeres todas ellas.

En medio a tantos feminismos y llevando en cuenta la potencia del movimiento en la construccin de muchas subjetividades, cabe poner en discusin o por lo menos pensardos puntos: el feminismo ser posible bajo un modelo neoliberal? Y, habr feminismo en tierra arrasada?

Pensando el feminismo como forma radical de defensa de la vida, estos dos ejes son cruciales para la construccin de un mundo verdaderamente feminista. Un mundo donde habitemos todes sin reproducir la explotacin ni de los seres humanos hacia los seres humanos, ni de los seres humanos hacia la naturaleza de la cual somos parte, el ecocdio, el genocidio, el fascismo y la mercantilizacin de la vida.

El avance del neoliberalismo y de la barbarie ambiental afecta primeramente, y ms fuertemente, a los sectores vulnerables. Y si pensamos desde un lugar de feministas latinoamericanas el cuerpo como territorio, estos dos factores parecen obvios. Todava an hay una grieta que lleva los feminismos a sectorizar las luchas y termina por dejar para tras las estrategias de construccin del mundo que queremos.

Aunque avance el movimiento organizado de mujeres, pensar interseccionalidad es una tarea urgente. Sin este elemento, es posible que la ardua construccin de las luchas termine sirviendo a la creacin de formas ms sofisticadas de opresin. Las opresiones del siglo XXI guardan un fuerte componente fascista que tiende a profundizar el racismo, el caos ambiental, el colonialismo, la xenofobia, el punitivismo y el individualismo propio del modelo slvense quienes puedan.

No basta ser mujer, hay que luchar por otra forma de existir en el mundo y por un mundo libre de opresiones. La construccin de la mujer empoderada acompaada de una narrativa de igualdad de derechos sin una crtica anticapitalista, valida lugares de construccin de un feminismo liberal, incluso con el protagonismo de mujeres en espacios de poder institucionalizado.

Son muchas las iniciativas desde las grandes corporaciones a la insercin de mujeres como protagonistas en lo que es el avance del espritu emprendedor, una apuesta que utiliza el reclamo por la igualdad de oportunidades en una forma impulsar a la liberalizacin de la economa. Una ntida estrategia de direccionar la importante lucha de las mujeres para la validacin del modelo depredador que est llevando el mundo a una crisis civilizatoria. Un ejemplo concreto desde hecho es la creacin del W20, una red compuesta por mujeres que tiene por objetivo influir en la agenda de los grupos de toma de decisin del G20. La organizacin del G20 orgullosamente difunde que sus trabajos tienen una perspectiva de gnero.

Seguramente, las mujeres que estn luchando en las calles de todo el mundo no quieren depredacin con perspectiva de gnero, tampoco bancan una feminizacin de los modos de dominacin contemporneos.

Fuente: http://virginiabolten.com.ar/mujeres-genero/feministas-capitalistas-no/

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de la autora mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter